¡Res­ca­te ya!- Xabier Silveira

Me late que los cata­la­nes la van a liar y las hos­tias, cómo no, van a caer por aquí. Lo pre­sien­to, o lo recuer­do, no lo sé.

Lo dice el refra­ne­ro, lo que empie­za en fran­cés por dine­ro raro es que no aca­be en grie­go. Y quien quie­ra vase­li­na que la trai­ga de casa. Esto últi­mo lo dicen los ban­que­ros, no con­fun­dir, que son los jefes de los polí­ti­cos y los due­ños de los esta­dos, que son a su vez pro­pie­ta­rios de los pue­blos y por con­si­guien­te de la volun­tad de sus gen­tes. Podrá, la gen­te, tener deseos, anhe­los, inclu­so mala hos­tia si quie­re, pero volun­tad, no. Ver­dad o feli­ci­dad, no ambas.

Será por ello que fue­ra de las fron­te­ras his­pa­nas la ver­dad sobre lo que nos ocu­rre a los por­ta­do­res del DNI es bien dife­ren­te a la que nos cuen­tan por aquí los vasa­llos de los seño­ri­tos vía papel de perió­di­co, bola radio­fó­ni­ca o men­ti­ra tele­vi­si­va. Nada nue­vo. Que los perio­dis­tas hagan de txa­ku­rra y la Poli­cía lo que le ven­ga en gana. Así es en Espa­ña, esto es la mar­ca España.

Eso y millo­nes de per­so­nas que olvi­dan su mise­ria cega­dos e indig­na­dos con la para ellos impo­si­ble tris­te­za de un retra­sa­do men­tal como es Cris­tiano Ronal­do. Eso y pro­duc­tos a la ven­ta en los que casi la mitad del pvp son impues­tos, como en la fac­tu­ra de la luz, la del gas… ni qué decir del com­bus­ti­ble, del taba­co… ¡Y se lo han fun­di­do todo! Mar­ca Espa­ña será eso, digo yo, eso y rule­tas de casino giran­do de madru­ga­da en direc­to y simul­tá­nea­men­te por varios cana­les de tele­vi­sión; con­tra la cri­sis, coma­mos caca. Eso y la con­vic­ción de que con­su­mir cul­tu­ra en inter­net es gra­tis, como si la línea de ADSL ema­na­ra del par­qué. Y digo par­qué por no decir par­que, lugar adon­de vas con tus hijos, se pier­den y aca­ban apa­re­cien­do asa­dos en tu pro­pia fin­ca. Si en tu currí­cu­lum se inclu­ye un epi­so­dio como mili­tar en Coso­vo, igual has­ta libras. This is Spain. Eso y corrup­ción en todo lo que sea públi­co, da igual ges­tio­nar un asi­lo que una ONG, a dine­ro rega­la­do no le fal­tan clien­tes. Y robos, sí, robos, bien ves­ti­dos y a ple­na luz del día, ase­gu­ra­do­ras, usu­re­ros que se publi­ci­tan en tele­vi­sión, dis­tri­bui­do­ras de pro­duc­tos ali­men­ti­cios, labo­ra­to­rios far­ma­céu­ti­cos… ¡Joder, con la mar­ca España!

Dice Mas que ellos se dan el piro, que se lar­gan, y Cos­pe­dal repli­ca, paci­fis­ta ella de los pies a la cabe­za, que tie­nen los tan­ques deseo­sos de dis­pa­rar. Eso que son inani­ma­dos, no quie­ro ima­gi­nar­me a los legio­na­rios pidien­do de rodi­llas que los envíen ya. Aun­que me late que los cata­la­nes la van a liar y las hos­tias, cómo no, van a caer por aquí. Lo pre­sien­to, o lo recuer­do, no lo sé.

Lo que está más que cla­ro es que Espa­ña sobra en nues­tras vidas, es más, vía Espa­ña lle­ga todo lo malo que el capi­ta­lis­mo ofre­ce. Diga­mos que es la sucur­sal que el mal tie­ne en nues­tro dis­tri­to. Y nece­si­ta­mos ser res­ca­ta­dos mejor hoy que maña­na. Ape­lo, pues, a quien corres­pon­da la com­pe­ten­cia del asun­to; por favor, res­cá­te­nos. Sea usted quien sea, un terre­mo­to, una vir­gen de Fáti­ma o un deli­rio eterno que nos man­ten­ga ausen­tes de este infierno, pero hága­lo ya, res­cá­te­nos. No nece­si­ta­mos los 50.000.000.000 euros, ni plan de aus­te­ri­dad ni de otro tipo. Nos bas­ta con des­per­tar maña­na y no ser España.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *