[Fotos] Gre­cia arde con los recor­tes del Gobierno

Cuba­de­ba­te

Una huel­ga gene­ral que ha para­li­za­do el país y ha deja­do un cen­te­nar lar­go de dete­ni­dos y varios heri­dos. Nue­vos recor­tes que ame­na­zan con ahon­dar la rece­sión que dura ya cin­co años. Disen­sio­nes entre los que han pres­ta­do dine­ro al Esta­do… Cun­de la sen­sa­ción de que Gre­cia afron­ta una de sus últi­mas opor­tu­ni­da­des si quie­re esca­par de los augu­rios más negros, que le sitúan fue­ra del euro y en una situa­ción muchí­si­mo peor de la que ya vive. “Si la eco­no­mía no mejo­ra cor­to pla­zo, el apo­yo al Gobierno se eva­po­ra­rá rápi­do y el país pue­de caer en el caos polí­ti­co. En este caso, veo muy difí­cil que los acree­do­res euro­peos estén dis­pues­tos a seguir con el pro­gra­ma de ayu­das”, resu­me Zsolt Dar­vas, ana­lis­ta del cen­tro de estu­dios bel­ga Brue­gel.

“Fue­ra la Unión Euro­pea y el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal”, gri­ta­ban este miér­co­les las dece­nas de miles de per­so­nas que se mani­fes­ta­ban en Ate­nas, en la pri­me­ra huel­ga con­tra el Gobierno del con­ser­va­dor Ando­nis Sama­rás, que lle­gó al poder hace tan solo tres meses. En una pro­tes­ta con­vo­ca­da por los mayo­res sin­di­ca­tos del país, la poli­cía usó gases lacri­mó­ge­nos con­tra unos mani­fes­tan­tes que lan­za­ban pie­dras y arte­fac­tos incen­dia­rios en el cen­tro de la capi­tal mien­tras lla­ma­ban a los agen­tes “trai­do­res” o “cer­dos de Mer­kel”. Pero los pro­ble­mas del pri­mer minis­tro no aca­ban en las calles. Tam­bién abun­dan en los enmo­que­ta­dos pasi­llos de los cen­tros de poder.

Sama­rás y su minis­tro de Finan­zas, Yan­nis Stur­na­ras, cerra­ron el enési­mo plan de aho­rro con el que tra­ta­rán de satis­fa­cer las exi­gen­cias de Euro­pa y del Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI). “Alcan­za­ron un acuer­do por la noche”, seña­ló una fuen­te guber­na­men­tal a la agen­cia Efe, que expli­có que el pac­to aún no es ofi­cial. El plan con­sis­te, según esta fuen­te anó­ni­ma, en recor­tes pre­su­pues­ta­rios por valor de 11.500 millo­nes de euros y en aumen­tos de impues­tos con los que pre­ten­den recau­dar 2.000 millo­nes más.

Pero está por ver que este acuer­do vea la luz. Por una par­te, Sama­rás ten­drá que con­ven­cer a sus com­pa­ñe­ros de coa­li­ción, los socia­lis­tas del Pasok y el par­ti­do de izquier­da mode­ra­da Dimar. Aun en el caso de que el pri­mer minis­tro ven­za este obs­tácu­lo, le que­da­rá aún arran­car el vis­to bueno a la troi­ka. La Comi­sión Euro­pea, el FMI y el Ban­co Cen­tral Euro­peo espe­ra­ban unos recor­tes supe­rio­res (de 15.000 millo­nes) para des­blo­quear el pago de los 40.7000 millo­nes que el país nece­si­ta urgen­te­men­te si no quie­re caer en ban­ca­rro­ta.

Sama­rás, que ganó las elec­cio­nes con la pro­me­sa de rela­jar las con­di­cio­nes impues­tas por los pres­ta­mis­tas euro­peos, ha sufri­do un rápi­do des­gas­te tras su lle­ga­da al poder. Las suce­si­vas olea­das de recor­tes, que aho­ra ame­na­zan con ir a más, no han cum­pli­do su obje­ti­vo de sanear las cuen­tas públi­cas ni de ende­re­zar la eco­no­mía de un país que ya tie­ne a un 55% de sus jóve­nes en paro. “Los espa­ño­les salie­ron ayer a la calle. Hoy lo hace­mos noso­tros; maña­na serán los ita­lia­nos y al día siguien­te, todos los ciu­da­da­nos de Euro­pa”, aren­ga­ba a los mani­fes­tan­tes un sin­di­ca­lis­ta des­de las calles de Ate­nas.

Una encues­ta en Gre­cia halló que 90% cree que los últi­mos recor­tes fue­ron “injus­tos”. Eso sugie­re que la imple­men­ta­ción de cual­quier pro­gra­ma acor­da­do será tan difí­cil como antes. Eso pon­drá los líde­res euro­peos en la posi­ción de deci­dir si va a res­pal­dar una estra­te­gia que, es casi segu­ro, fra­ca­sa­rá.

Una obser­va­ción final: Gre­cia se ha vis­to su eco­no­mía con­traer­se en 20% en cin­co años. En 2013 esa cifra habrá aumen­ta­do a 25%. Esas son cifras, como ha dicho el pri­mer minis­tro grie­go, aso­cia­das con la Gran Depre­sión.

 Un manifestante se enfrenta a un policía antidisturbios frente al Parlamento. ARIS MESSINIS (AFP) Un mani­fes­tan­te se enfren­ta a un poli­cía anti­dis­tur­bios fren­te al Par­la­men­to. ARIS MESSINIS (AFP)
 Aspecto de la manifestación frente al Parlamento en una jornada de huelga general de 24 horas. (AFP) Aspec­to de la mani­fes­ta­ción fren­te al Par­la­men­to en una jor­na­da de huel­ga gene­ral de 24 horas. (AFP)
 Las botellas incendiarias estallan tras la policía. La marcha que fue pacífica, se vio alterada al final del recorrido por la violencia de jóvenes encapuchados. ARIS MESSINIS (AFP) Las bote­llas incen­dia­rias esta­llan tras la poli­cía. La mar­cha que fue pací­fi­ca, se vio alte­ra­da al final del reco­rri­do por la vio­len­cia de jóve­nes enca­pu­cha­dos. ARIS MESSINIS (AFP)
 Jóvenes se enfrentan a la policía con piedras, palos y cócteles molotov. LOUISA GOULIAMAKI (AFP) Jóve­nes se enfren­tan a la poli­cía con pie­dras, palos y cóc­te­les molo­tov. LOUISA GOULIAMAKI (AFP)
 Un jubilado participa en la manifestación que ha tenido lugar en Atenas y en la que se han coreado eslóganes contra las nuevas medidas de austeridad del Gobierno, y también contra los recortes presupuestarios que exigen la Comisión Europea, el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional. Petros Giannakouris (AP) Un jubi­la­do par­ti­ci­pa en la mani­fes­ta­ción que ha teni­do lugar en Ate­nas y en la que se han corea­do esló­ga­nes con­tra las nue­vas medi­das de aus­te­ri­dad del Gobierno, y tam­bién con­tra los recor­tes pre­su­pues­ta­rios que exi­gen la Comi­sión Euro­pea, el Ban­co Cen­tral y el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal. Petros Gian­na­kou­ris (AP)

candela-en-atenas

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *