Por una ver­da­de­ra arti­cu­la­ción gale­ga sobe­ra­na y de izquier­da- Mau­ri­cio Cas­tro

A veces, las con­di­cio­nes de debi­li­dad polí­ti­ca lle­van a algu­nas fuer­zas a inten­tar hacer de la nece­si­dad una vir­tud. Es eso, en nues­tra opi­nión, lo que expli­ca el pre­ci­pi­ta­do acuer­do entre varias fuer­zas gale­gas de izquier­da refor­mis­ta con una idén­ti­ca natu­ra­le­za pero dife­ren­te nacio­na­li­dad, con­cre­ta y sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te espa­ño­la.

Nos refe­ri­mos, cla­ro, al recien­te pac­to entre Ano­va (EI, FPG e MpB) e izquier­da Uni­da, para entre todas inten­tar acce­der al Par­la­men­to autó­no­mo en las elec­cio­nes del 21 de octu­bre.

Asis­ti­mos en las últi­mas sema­nas a diver­sas argu­men­ta­cio­nes con las que defen­die­ron la nece­si­dad del pac­to, con­fun­dien­do, como es habi­tual en muchas fuer­zas polí­ti­cas, las nece­si­da­des del País con las nece­si­da­des de dichas fuer­zas.

Así, vimos como ape­la­ban a las “cir­cuns­tan­cias extra­or­di­na­rias en que esta con­vo­ca­to­ria se desa­rro­lla”, a la “urgen­cia de derro­tar al Par­ti­do Popu­lar” o inclu­so el obje­ti­vo de “reven­tar el sis­te­ma gale­go de par­ti­dos” (sic). Los argu­men­tos más ela­bo­ra­dos se remon­tan inclu­so al Fren­te Popu­lar de 1936, a la ferri­nia­na Posi­ción Soto de 1992 o, como no, al actual polo sobe­ra­nis­ta vas­co, que pare­ce ser inclu­ye un gru­po escin­di­do de IU.

En sín­te­sis, la sus­pen­sión del prin­ci­pio bási­co de la auto-orga­ni­za­ción gale­ga res­pon­de­ría a la ansia­da uni­dad de la izquier­da, prio­ri­zan­do esa idea sobre lo que la pro­pia IU defi­nió como “el secun­da­rio deba­te iden­ti­ta­rio”. En reali­dad, algu­nos con­clui­mos que la “con­tra­dic­ción prin­ci­pal” ha sido la esta­ble­ci­da entre la cohe­ren­cia y el opor­tu­nis­mo, sien­do resuel­ta median­te la bús­que­da, a cual­quier pre­cio, de un lugar en el Par­la­men­to. Unos para recu­pe­rar el pro­ta­go­nis­mo per­di­do y otros para extraer pro­ve­cho del esce­na­rio de cri­sis y recom­po­si­ción del nacio­na­lis­mo gale­go.

Yen­do direc­to al asun­to, y antes de que me acu­sen de esen­cia­lis­ta y etni­cis­ta por defen­der la inevi­ta­ble y per­ma­nen­te nece­si­dad de for­ta­le­cer una efec­ti­va auto-orga­ni­za­ción en todos los órde­nes de la vida social en el caso de una nación opri­mi­da como Gali­za, diré que, coin­ci­dien­do en eso con IU, tan­to yo como la orga­ni­za­ción polí­ti­ca en que mili­to, NÓS-Uni­da­de Popu­lar, evi­ta­mos per­der el tiem­po en deba­tes iden­ti­ta­rios. Nues­tra nacio­na­li­dad gale­ga resul­ta de una volun­tad cons­cien­te e irre­vo­ca­ble.

Por eso, y aún sien­do cons­cien­tes de la extre­ma debi­li­dad y dis­per­sión de nues­tra izquier­da nacio­nal, en nin­gún caso recu­rri­ría­mos al ata­jo de un acuer­do subor­di­na­do a las fuer­zas del régi­men que nie­ga nues­tra nación. El PCE fue en su día, no lo olvi­de­mos, uno de los agen­tes polí­ti­cos que hicie­ron via­ble el actual régi­men monár­qui­co, uni­ta­rio y capi­ta­lis­ta espa­ñol. Con­ti­núa for­man­do par­te de su arqui­tec­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal y aspi­ra, como tal, a recu­pe­rar el pro­ta­go­nis­mo per­di­do en el seno de la izquier­da social gale­ga.

Las elec­cio­nes auto­nó­mi­cas pasan y los pro­ble­mas de fon­do per­ma­ne­cen, ade­más de la suer­te de este apre­su­ra­do expe­ri­men­to de arti­cu­la­ción gale­go-espa­ño­la, uno más de tan­tos a los que hemos asis­ti­do.

Sin embar­go, como no somos aje­nos a los desa­fíos a los que el pue­blo tra­ba­ja­dor se enfren­ta en ple­na cri­sis capi­ta­lis­ta, ni pen­sa­mos que las solu­cio­nes a esos retos pasen por una renun­cia a la auto­cons­truc­ción como comu­ni­dad nacio­nal, debe­re­mos extraer las corres­pon­dien­tes lec­cio­nes a este epi­so­dio para avan­zar en una ver­da­de­ra arti­cu­la­ción gale­ga, sobe­ra­na y de izquier­da.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *