«Hay que reac­cio­nar ante estas refor­mas labo­ra­les tan escan­da­lo­sas»

p022_f03.jpg
Alfre­do Cas­tro
Para­do

A sus 45 años, lle­va 13 meses en paro. Es de Bara­kal­do. Des­pués de casi 14 años tra­ba­jan­do en Arri­go­rria­ga en una empre­sa de mon­ta­je de par­ques infan­ti­les, se que­dó en la calle. Des­car­ta que haya un impul­so real a la for­ma­ción. «Es puro már­ke­ting».

¿Qué hace un para­do ante esta situa­ción?

Lo que estoy inten­tan­do hacer es for­mar­me. Hacer algún cur­si­llo y cui­dar a mis dos hijas, de tres y seis años. Toda­vía no se me ha encen­di­do la alar­ma roja, por­que ten­go pres­ta­ción. Pero, por mucho que digan eso de la nece­si­dad de la for­ma­ción, es muy difí­cil. Toda­vía no he logra­do entrar en nin­guno de esos cur­sos, a pesar de que lo inten­to.

¿A qué se debe?

Hay mucha deman­da y poca ofer­ta. En un cur­so se ago­ta rápi­do el pla­zo de ins­crip­ción. En tres o cua­tro días pue­de haber 150 per­so­nas apun­ta­das y cie­rran el cur­so. No hay un plan real con­tra el paro y a favor de la for­ma­ción que esté acor­de con la cri­sis actual. Si tan com­pro­me­ti­dos como dicen que están, debie­ran haber hecho un mayor esfuer­zo en for­ma­ción y en un plan de empleo. Los cur­sos, en el año que lle­vo, son pocos y de difí­cil acce­so a los mis­mos.

¿Es un enga­ño?

Es una mane­ra de ven­der humo. Por­que cada vez que iba a las ofi­ci­nas del des­em­pleo –Lan­bi­de– a pre­gun­tar, siem­pre me decían que el mes que vie­ne serían los mejo­res cur­sos. Pero no he con­se­gui­do, toda­vía, nin­guno. No hay un plan real de for­ma­ción, y la mitad no te sir­ven para entrar en una empre­sa. No ha habi­do un plan de cho­que a la altu­ra de la cri­sis actual. Siem­pre nos dicen que los para­dos tie­nen que for­mar­se, pero la reali­dad es que no hay pla­zas. Antes, cuan­do había menos des­em­pleo, esa ofer­ta esta­ría bien; pero en este momen­to, no es sufi­cien­te.

¿El Depar­ta­men­to de Empleo del Gobierno de Gas­teiz ha fra­ca­sa­do una vez que aco­gió las com­pe­ten­cias de las polí­ti­cas acti­vas de empleo a tra­vés de Lan­bi­de ?

Ha falla­do estre­pi­tó­sa­men­te, por­que por un lado te dicen que te debes for­mar, pero, a la vez, recor­tan los recur­sos dedi­ca­dos a ese pro­gra­ma de apo­yo a los para­dos. Es la pes­ca­di­lla que se muer­de la cola. Nun­ca van a poder ofer­tar un plan ade­cua­do de crea­ción de empleo si apli­can los recor­tes, como lo han hecho. Ven­den, ven­den y ven­den, pero no hay nada real. Me que­jo de los de aquí, pero si ves lo que ocu­rre en el ámbi­to del Gobierno espa­ñol, es peor. Son unos inep­tos. Dice que quie­nes cobre­mos pres­ta­cio­nes vamos a tener que ir al mon­te a apa­gar incen­dios. Es una ver­güen­za, por­que no han dicho qué rela­ción labo­ral vamos a tener. No hay nin­gu­na expli­ca­ción. En vez de inten­tar aca­bar cohe­ren­te­men­te con el gra­ve pro­ble­ma del paro, lo que están hacien­do es tomar accio­nes dis­pa­ra­ta­das.

¿Ha sufri­do las ante­rio­res cri­sis?

Sí, he teni­do épo­cas. En la recon­ver­sión, tam­bién andu­ve con des­pi­dos y con­tra­tos.

Y ésta, ¿es peor?

Esta es dis­tin­ta. Antes la gen­te esta­ba más con­cien­cia­da con el tema de la movi­li­za­ción y había otro con­cep­to a la hora de pedir ayu­das. Aho­ra se ven­den noti­cias enfo­can­do todos los temas a cri­mi­na­li­zar y seña­lar a las per­so­nas que esta­mos en el paro, sin poder hacer nada. A noso­tros no nos dan nada gra­tis, yo he paga­do mi paro duran­te los últi­mos 14 años, antes tam­bién. La gen­te tie­ne menos fe en mover­se y movi­li­zar­se. Tene­mos más enemi­gos. Se han cre­ci­do.

¿La refor­ma labo­ral les da más armas para el des­pi­do?

Sí. Des­pués de esta cri­sis, tras las refor­mas labo­ra­les apro­ba­das, se van a asen­tar unas rela­cio­nes en el cen­tro de tra­ba­jo mucho peo­res. En cada refor­ma labo­ral se ha pro­du­ci­do un paso atrás. Cuan­do la eco­no­mía entró en una sen­da posi­ti­va de cre­ci­mien­to, no mejo­ra­ron las con­di­cio­nes de tra­ba­jo. Retro­ce­de­mos. Es así. Lo lógi­co sería que a la vuel­ta de la cri­sis, se repar­tie­ra la «taja­da». Pero no será así. Vamos a con­di­cio­nes labo­ra­les peo­res. La cri­sis vale para eso: van sen­tan­do las bases para que per­da­mos más den­tro de quin­ce o vein­te años.

Si todo va a peor, ¿cómo se le da la vuel­ta a esta situa­ción preo­cu­pan­te?

Está muy difí­cil. Ten­dría­mos que pen­sar en lle­gar más a la gen­te. Algu­nos, en este momen­to, creo que más de los que pen­sa­mos, están deses­pe­ra­dos y te expli­can con sus argu­men­tos para qué van a luchar, si no sir­ve para nada. No sé muy bien como sería la for­ma, pero hay que reac­cio­nar ante la refor­ma labo­ral tan escan­da­lo­sa. No veo una res­pues­ta como en otros paí­ses, pero si no actua­mos, lo per­de­re­mos todo. El poder eco­nó­mi­co y empre­sa­rial sabe mane­jar los tiem­pos. Para este sis­te­ma es impres­cin­di­ble tener un núme­ro de para­dos. Siem­pre ha exis­ti­do eso, has­ta con cre­ci­mien­to. Una bol­sa de para­dos hace pre­sión a la baja al res­to

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *