Cen­te­na­rio del naci­mien­to de Erick Honec­ker

eric-honecker

“Yo entre­gué mi vida a la RDA. Y ten­go, al tér­mino de mi vida, la cer­te­za de que la RDA no fue fun­da­da en vano”

Erick Honec­ker

Ser­gio A. Pam­plie­ga

En días recien­tes se han cum­pli­do cien años des­de que el 25 de agos­to de 1912 nacie­ra en Neun­kir­chen (Sarre), en el seno de una fami­lia obre­ra y de tra­di­ción comu­nis­ta, Erich Honec­ker.

Vin­cu­la­do des­de muy joven a la Juven­tud Comu­nis­ta de Ale­ma­nia, obten­dría for­ma­ción en la Escue­la Inter­na­cio­nal Lenin y vol­ve­ría a Ale­ma­nia con la lle­ga­da del nazis­mo en 1931 para ini­ciar la lucha anti­fas­cis­ta como Secre­ta­rio Gene­ral de la Juven­tud Comu­nis­ta de Ale­ma­nia. Dete­ni­do en 1935, pasa­rá diez años en pri­sión has­ta ser libe­ra­do por el Ejér­ci­to Rojo, será su pri­me­ra expe­rien­cia como pre­so del régi­men de la bur­gue­sía ale­ma­na, aun­que no la últi­ma.

La con­for­ma­ción del esta­do socia­lis­ta de obre­ros y cam­pe­si­nos de la RDA se sen­tó sobre la base de una uni­dad popu­lar demo­crá­ti­ca y anti­fas­cis­ta, lo que se tra­du­jo en la orga­ni­za­ción de la cla­se obre­ra y el cam­pe­si­na­do en torno a dis­tin­tos orga­nis­mos popu­la­res. Con este obje­ti­vo, tras el fin de la gue­rra, Honec­ker se vuel­ca en el pro­ce­so de con­for­ma­ción de la Juven­tud Libre Ale­ma­na (Freie Deu­ts­che Jugend, FDJ), cuyo ger­men es la Juven­tud Comu­nis­ta, que diri­gi­rá duran­te 10 años. Duran­te esta épo­ca, la Juven­tud Libre Ale­ma­na juga­rá un papel muy impor­tan­te en la recons­truc­ción de la Ale­ma­nia de pos­gue­rra, cen­trán­do­se prin­ci­pal­men­te en las cam­pa­ñas a favor de la paz y la des­mi­li­ta­ri­za­ción. En la RFA, la FDJ com­ba­ti­rá el rear­me y la mili­ta­ri­za­ción del ejér­ci­to fede­ral, que final­men­te aca­ba­ría inte­grán­do­se en la OTAN en 1955, con­vir­tién­do­se en cabe­za de puen­te del impe­ria­lis­mo. En este con­tex­to y por el auge de la polí­ti­ca anti­co­mu­nis­ta en la RFA, la Juven­tud Libre Ale­ma­na será ile­ga­li­za­da en 1951 (el Par­ti­do Comu­nis­ta de Ale­ma­nia lo será en 1956). Muchos jóve­nes comu­nis­tas y anti­fas­cis­tas fue­ron arres­ta­dos, repri­mi­das sus mani­fes­ta­cio­nes, ase­si­na­dos algu­nos de ellos, como Phi­llip Müller. A la par, en la RFA se com­ple­ta­ba la inte­gra­ción total de los diri­gen­tes nazis en todo lo amplio del apa­ra­to super­es­truc­tu­ral del sis­te­ma. Caso para­dig­má­ti­co de esto es el nom­bra­mien­to de Hans Mar­tin Schel­yer como pre­si­den­te de la patro­nal ale­ma­na, res­pon­sa­bi­li­dad a la que acce­de des­de su con­di­ción de direc­ti­vo de Mer­ce­des Benz y con el “méri­to” de haber sido el últi­mo coman­dan­te de las SS en Pra­ga. Cabe des­ta­car que, pese a este con­tex­to, la FDJ ni se rin­dió, ni des­apa­re­ció de mane­ra efec­ti­va, sino que con­ti­nuó su lucha en la clan­des­ti­ni­dad.

En cam­bio, en la RDA, la Juven­tud Libre Ale­ma­na con­ta­ría con gran apo­yo ins­ti­tu­cio­nal y popu­lar, y en el pro­ce­so de cons­truc­ción del socia­lis­mo se con­ver­ti­ría en una orga­ni­za­ción de masas que agru­pa­ría a gran par­te de los jóve­nes ale­ma­nes, con­vir­tién­do­se en orga­ni­za­ción miem­bro del Fren­te Nacio­nal y en 1948 en miem­bro de la Fede­ra­ción Mun­dial de la Juven­tud Demo­crá­ti­ca. Entre sus acti­vi­da­des encon­tra­mos la crea­ción y direc­ción de cen­tros cul­tu­ra­les, clubs juve­ni­les o dis­co­te­ca; así como la orga­ni­za­ción de via­jes y excur­sio­nes para la juven­tud a tra­vés de la agen­cia “Jugend­tou­rist” y la acti­vi­dad polí­ti­ca den­tro del Fren­te Nacio­nal. Ade­más de pres­tar ayu­da en dife­ren­tes cam­pa­ñas de cons­truc­ción y de segu­ri­dad.

La Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca Ale­ma­na se cons­ti­tui­ría en 1949 como un Esta­do socia­lis­ta y anti­fas­cis­ta “de obre­ros y cam­pe­si­nos” tal como reco­ge su cons­ti­tu­ción. Con el obje­ti­vo pri­mor­dial de la recons­truc­ción del país median­te la alian­za demo­crá­ti­ca de cin­co par­ti­dos polí­ti­cos (Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­fi­ca­do de Ale­ma­nia, Par­ti­do Cam­pe­sino Demó­cra­ta de Ale­ma­nia, Unión Cris­tiano-Demó­cra­ta de Ale­ma­nia, Par­ti­do Libe­ral Demó­cra­ta de Ale­ma­nia y Par­ti­do Nacio­nal Demó­cra­ta de Ale­ma­nia) cin­co orga­ni­za­cio­nes de masas (Con­fe­de­ra­ción de Sin­di­ca­tos Libres Ale­ma­nes, Unión Demo­crá­ti­ca de Muje­res de Ale­ma­nia, Juven­tud Libre Ale­ma­na, Unión Cul­tu­ral de la RDA y Unión de Ayu­da Mutua Cam­pe­si­na) se con­for­ma el Fren­te Nacio­nal de la Ale­ma­nia Demo­crá­ti­ca. El Fren­te Nacio­nal se con­vier­te en ins­tru­men­to enca­mi­na­do a incre­men­tar e incen­ti­var la acti­vi­dad polí­ti­ca de todos los ciu­da­da­nos de la RDA con la guía del par­ti­do obre­ro, de van­guar­dia y con más mili­tan­tes en el país: el PSUA (SED), unión del Par­ti­do Comu­nis­ta Ale­mán y del Par­ti­do Social­de­mó­cra­ta de Ale­ma­nia. Honec­ker sería nom­bra­do en 1958 Secre­ta­rio del Comi­té Cen­tral del PSUA (SED), car­go que man­tu­vo al ser nom­bra­do en 1960 Secre­ta­rio del Con­se­jo de la Defen­sa Nacio­nal, des­de ese car­go aco­me­tió la cons­truc­ción del Muro de pro­tec­ción antim­pe­ria­lis­ta en 1961, cons­trui­do a raíz de las cre­cien­tes ten­sio­nes ente la RDA y la RFA. El con­tex­to que lle­va a la cons­truc­ción del muro de la defen­sa es una cre­cien­te mili­ta­ri­za­ción de la RFA, su entra­da en la OTAN en 1955, su finan­cia­ción de acti­vi­da­des con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias (con más de 90 gru­pos de espio­na­je y acción) la RFA pro­cla­ma repe­ti­da­men­te su fina­li­dad ofi­cial de ane­xión de la RDA. Cuán alta y cuán fuer­te­men­te for­ti­fi­ca­da deba ser una fron­te­ra, depen­de, como es sabi­do, del tipo de rela­cio­nes que exis­tan entre los esta­dos de ambos lados de ésta; en Ber­lín se vivía, en ambos lados de la mis­ma calle, la con­tra­dic­ción anta­gó­ni­ca entre el blo­que capi­ta­lis­ta-impe­ria­lis­ta y el socia­lis­mo y la pro­pia rei­vin­di­ca­ción de sobe­ra­nía de la RDA.

Con unas infra­es­truc­tu­ras prác­ti­ca­men­te arra­sa­das por la gue­rra y en mayor gra­do que las de la RFA, la RDA vivió un perio­do de expro­pia­ción y colec­ti­vi­za­ción de tie­rras de lati­fun­dis­tas y cri­mi­na­les de gue­rra nazis ini­cia­do tras la libe­ra­ción y que con­ti­nua­ría tras la fun­da­ción del Esta­do. Duran­te el secre­ta­ria­do gene­ral en el PSUA (SED) de Wilheim Pieck (1946 – 1950) pri­me­ro, y Wal­ter Ulbricht (1950 – 1971) des­pués, la RDA vivió un perio­do de recons­truc­ción e indus­tria­li­za­ción, cen­tra­do en el desa­rro­llo en la extrac­ción de car­bón, la gene­ra­ción de ener­gía y la indus­tria quí­mi­ca; la crea­ción de coope­ra­ti­vas agrí­co­las; crea­ción y repa­ra­ción de barrios des­trui­dos por la gue­rra, como es el caso del bule­var Sta­li­na­lle; la reno­va­ción cul­tu­ral de la mano de pro­fe­so­res y artis­tas como Ber­tolt Brecht, Willi Bre­del, Anna Seghers… En defi­ni­ti­va, medi­das cen­tra­das en la crea­ción de un Esta­do socia­lis­ta avan­za­do; en este con­tex­to, Honec­ker es ele­gi­do Secre­ta­rio Gene­ral del PSUA en 1971 y pos­te­rior­men­te Pre­si­den­te del Con­se­jo de Esta­do en 1976. Su polí­ti­ca, cen­tra­da en la uni­dad de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y la polí­ti­ca social reper­cu­ten en un mejo­ra­mien­to del nivel de vida (aumen­to de sala­rios y pen­sio­nes) de los habi­tan­tes de la RDA. Entre los logros socia­les que se alcan­zan en la RDA des­ta­can: la ausen­cia de paro, la uti­li­za­ción de los ser­vi­cios médi­cos y adqui­si­ción de medi­ca­men­tos gra­tui­ta­men­te, el acce­so a una vivien­da, las cam­pa­ñas de moder­ni­za­ción y recons­truc­ción de vivien­das sin cos­te para los inqui­li­nos, el avan­ce en la socia­li­za­ción de las tareas domés­ti­cas como pilar fun­da­men­tal de avan­ce en los dere­chos de las muje­res, la edu­ca­ción gra­tui­ta y de cali­dad, una segu­ri­dad social que ase­gu­ra una pen­sión dig­na, los pro­gra­mas como el “Volks­so­li­da­ri­tát” (Soli­da­ri­dad del Pue­blo), la esta­bi­li­dad de los pre­cios sobre pro­duc­tos de pri­me­ra nece­si­dad y alqui­le­res, los dere­chos del colec­ti­vo LGBT (la homo­se­xua­li­dad se des­pe­na­li­za en 1968, en la RFA habrá que espe­rar has­ta 1994…) Jun­to a un mejo­ra­mien­to de los equi­pa­mien­tos indus­tria­les lle­va­dos a cabo a par­tir de 1971, crea­ción de una indus­tria pun­te­ra, como es el caso de la indus­tria petro­quí­mi­ca; así como el mejo­ra­mien­to de ciu­da­des y barrios: cons­truc­ción de pis­ci­nas públi­cas, par­ques… Todos estos logros lle­van a la RDA a ser uno de los Esta­dos socia­lis­tas más desa­rro­lla­dos, jun­to a Che­cos­lo­va­quia, y ser reco­no­ci­do como uno de los Esta­dos mejor situa­dos eco­nó­mi­ca­men­te a nivel inter­na­cio­nal.

honecker fdj

Las empre­sas y coope­ra­ti­vas agrí­co­las se con­fi­gu­ran como base del poder obre­ro y cam­pe­sino en la RDA, desa­rro­llán­do­se la ges­tión de las mis­mas por par­te de los tra­ba­ja­do­res, median­te las estruc­tu­ras sin­di­ca­les y sus dele­ga­dos. Des­ti­na­ban par­te de sus bene­fi­cios a la cons­truc­ción de cen­tros de vaca­cio­nes para los tra­ba­ja­do­res, la rea­li­za­ción de cur­sos de for­ma­ción gra­tui­tos para estos, la rea­li­za­ción de con­tra­tos de apren­di­za­je duran­te 6 meses para los estu­dian­tes con remu­ne­ra­ción men­sual, sin olvi­dar la rein­ver­sión de los bene­fi­cios para mejo­rar la cali­dad de las ins­ta­la­cio­nes.

En cuan­to a la edu­ca­ción se implan­tó un sis­te­ma de gra­dos con el obje­ti­vo de moder­ni­zar la edu­ca­ción, la gra­tui­dad de la ense­ñan­za, se crea­ron cen­tros de estu­dios para la crea­ción de cua­dros espe­cia­li­za­dos jun­to a la crea­ción de becas y suel­dos men­sua­les para deter­mi­na­dos estu­dian­tes, sin depen­der en nin­gún momen­to del nivel adqui­si­ti­vo de sus padres, ade­más se faci­li­tó la inte­gra­ción en el mun­do labo­ral con la crea­ción de con­tra­tos de apren­di­za­je. Tam­bién se prio­ri­zó la edu­ca­ción depor­ti­va con la cons­truc­ción de cen­tros depor­ti­vos, pis­tas de atle­tis­mo, pis­ci­nas… Todo ello se enmar­ca en la revo­lu­ción cul­tu­ral que vivió la RDA, los mura­les, las obras arqui­tec­tó­ni­cas, la crea­ción del ins­ti­tu­to cine­ma­to­grá­fi­co DEFA…

Los dere­chos de las muje­res tam­bién se incre­men­ta­ron en la RDA, el nivel de ocu­pa­ción de las muje­res en edad de tra­ba­jar alcan­zo el 90 por cien­to, los sala­rios eran equi­ta­ti­vos a los de los hom­bres, el dere­cho al abor­to libre duran­te los tres pri­me­ros meses de emba­ra­zo, el dere­cho a una paga en caso de tener uno o más hijos y ser viu­da, sol­te­ra o divor­cia­da, la posi­bi­li­dad de pedir 26 sema­nas de vaca­cio­nes pre y post­na­ta­les con suel­do com­ple­to, la posi­bi­li­dad de pedir un año de vaca­cio­nes a par­tir del segun­do hijo cobran­do un equi­va­len­te del 65 has­ta el 90 por cien­to del suel­do, la crea­ción de jar­di­nes de infan­cia total­men­te gra­tui­tos y toda una serie de pres­ta­cio­nes socia­les que garan­ti­za­ban el cui­da­do de los hijos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

Por otra par­te, la RDA reali­zo una gran labor de inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio, el apo­yo a los exi­lia­dos chi­le­nos de la dic­ta­du­ra de Pino­chet (que será corres­pon­di­do aco­gien­do a Honec­ker en su exi­lio), el movi­mien­to de soli­da­ri­dad con el pue­blo coreano, el apo­yo a Nica­ra­gua San­di­nis­ta, la aco­gi­da de espa­ño­les exi­lia­dos por el fran­quis­mo, su papel en el COMECON y en el Pac­to de Var­so­via.

La cons­truc­ción socia­lis­ta en la RDA se vería final­men­te inte­rrum­pi­da por el avan­ce del refor­mis­mo y la arti­cu­la­ción de la con­tra­rre­vo­lu­ción en blo­que sovié­ti­co. Los esfuer­zos de opo­si­ción fron­tal de Honec­ker a las polí­ti­cas de Gor­ba­chov no impi­die­ron su des­ti­tu­ción en 1989 y la entre­ga de la RDA a la RFA vio­lan­do el Acuer­do Bási­co en el que los dos Esta­dos ale­ma­nes reco­no­cían mutua­men­te su sobe­ra­nía. Honec­ker, tras pasar una tem­po­ra­da en la emba­ja­da chi­le­na en Mos­cú, será entre­ga­do a las auto­ri­da­des ale­ma­nas, que le juz­ga­rían retro­ac­ti­va­men­te, aca­ban­do en pri­sión por segun­da vez, pri­me­ro con el nazis­mo y aho­ra con la “demo­cra­cia bur­gue­sa”, bajo pare­ci­dos argu­men­tos; final­men­te, debi­do a su salud, sería libe­ra­do y exi­lia­do en Chi­le, don­de mori­ría en 1994.

Tras la ane­xión de la RDA, las auto­ri­da­des bur­gue­sas se apre­su­ra­ron a ven­der las indus­trias y a des­mon­tar todas las con­quis­tas obre­ras. La RFA que tar­do déca­das en des­mon­tar I.G. Far­ben (empre­sa quí­mi­ca res­pon­sa­ble de la fabri­ca­ción del gas letal usa­do en el exter­mi­nio nazi) y en juz­gar a los cri­mi­na­les de gue­rra nazis (dejan­do libres a muchos de ellos) se apre­su­ró en des­mon­tar las indus­trias de la RDA y en juz­gar a sus diri­gen­tes. Median­te la ayu­da de “Treuhand” (mano fiel), ins­ti­tu­ción encar­ga­da de pri­va­ti­zar las empre­sas públi­cas, se ven­die­ron a pre­cios irri­so­rios las indus­trias de la Ale­ma­nia demo­crá­ti­ca a la bur­gue­sía de la RFA y a la oli­gar­quía inter­na­cio­nal, lle­van­do al paro a cien­tos de miles de ciu­da­da­nos de la RDA, que se uni­rían a los millo­nes de para­dos de la RFA. La des­com­po­si­ción de la RDA abar­có todos los ámbi­tos, no solo alcan­zo a las indus­trias y a las polí­ti­cas socia­les, tam­bién en el ámbi­to cul­tu­ral, el des­man­te­la­mien­to de monu­men­tos y edi­fi­cios, entre los que des­ta­ca el de la esta­tua de Lenin, situa­da en Frie­drichshain (Ber­lín), del artis­ta Niko­lái Tomsky; o el del Pala­cio de la Repú­bli­ca de Ber­lín, pese a la resis­ten­cia acti­va de nume­ro­sos tra­ba­ja­do­res. En defi­ni­ti­va, todas las manio­bras de la oli­gar­quía de la RFA por des­pres­ti­giar la ima­gen de la RDA, pin­tán­do­lo como un esta­do gris, poli­cial y eco­nó­mi­ca­men­te incom­pe­ten­te (pese al nivel de expor­ta­cio­nes de la RDA), cho­ca con la reali­dad de la Ale­ma­nia Orien­tal hoy en día, una región con una gran tasa de paro, de emi­gra­ción y don­de la nos­tal­gia de la RDA cada vez es más paten­te.

Sir­va como con­clu­sión el siguien­te extrac­to del ale­ga­to que Honec­ker pro­nun­ció como defen­sa en el jui­cio anti­co­mu­nis­ta al que fue some­ti­do, y por el que fue con­de­na­do:

“Este obje­ti­vo del pro­ce­so, matar otra vez al socia­lis­mo ya dado por muer­to, reve­la que tan­to el señor Kohl, como el gobierno de la opo­si­ción de la RFA eva­lúan la situa­ción. El capi­ta­lis­mo ha teni­do en lo eco­nó­mi­co una vic­to­ria a lo Pirro, como una vez la tuvo Hitler en lo mili­tar. El capi­ta­lis­mo a nivel mun­dial ha lle­ga­do a una situa­ción sin sali­da. Sólo tie­ne la opción entre su oca­so en medio de un caos eco­ló­gi­co y social y la entre­ga de la pro­pie­dad pri­va­da sobre los medios de pro­duc­ción, es decir, el socia­lis­mo. Ambas sig­ni­fi­can su fin. Sólo el socia­lis­mo se les pre­sen­ta a los domi­nan­tes de la Repú­bli­ca Fede­ral Ale­ma­na evi­den­te­men­te como el peli­gro más agu­do. Por ello este pro­ce­so debe tomar medi­das pro­fi­lác­ti­cas igual como toda la ofen­si­va con­tra el recuer­do de la des­apa­re­ci­da RDA, así como su estig­ma­ti­za­ción como «Esta­do anti-jurí­di­co».

“Yo no soy quien ha de hacer el balan­ce de la his­to­ria de la RDA. No ha lle­ga­do aún el momen­to de hacer­lo. Este balan­ce lo harán otros y en otro momen­to. (…) Las ense­ñan­zas pro­ve­nien­tes de la expe­rien­cia de la RDA y de los demás paí­ses socia­lis­tas serán úti­les en su con­jun­to para los millo­nes de seres que viven en los paí­ses socia­lis­tas que aún exis­ten y para todo el mun­do de maña­na. El que entre­gó su esfuer­zo y su vida por la RDA no ha vivi­do en vano.”


Hoy, cien años des­pués del naci­mien­to de Honec­ker, vein­te años des­pués de que el capi­ta­lis­mo die­se por final­men­te juz­ga­do al socia­lis­mo, ha lle­ga­do la hora de hacer balan­ce. Ante una cri­sis estruc­tu­ral que sig­ni­fi­ca la ago­nía del sis­te­ma capi­ta­lis­ta, cuan­do éste reve­la más níti­dos que nun­ca sus lími­tes his­tó­ri­cos, la cla­se obre­ra y el pue­blo tra­ba­ja­dor en su con­jun­to debe­mos ser jue­ces de la His­to­ria, toman­do como ejem­plo la RDA y el res­to de expe­rien­cias socia­lis­tas, cons­tru­yen­do por fin nues­tro futu­ro. Por­que la alter­na­ti­va de futu­ro para la huma­ni­dad, es cier­to cama­ra­da Honec­ker, es el caos y la bar­ba­rie… o el socia­lis­mo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *