Tiro por la cula­ta en Ben­ga­si

foto perfil.com

“¿Papá, qué es un tiro por la cula­ta?

Es una fábu­la para con­tar a nues­tros hijos, jun­to a la chi­me­nea, en un futu­ro no tan dis­tan­te, post apo­ca­líp­ti­co, dis­tó­pi­co.

Era­se una vez, duran­te la “gue­rra con­tra el terror” de Geor­ge «Dub­ya» Bush, con las Fuer­zas del Mal cap­tu­ra­das –y debi­da­men­te tor­tu­ra­das – , un malé­vo­lo terro­ris­ta, Abu Yah­ya al-Libi.

Abu Yah­ya al-Libi era, por supues­to, libio. Pasó tres años en las entra­ñas de la pri­sión Bagram, cer­ca de Kabul, pero de algu­na mane­ra logró esca­par de esa for­ta­le­za supues­ta­men­te inex­pug­na­ble en julio de 2005.

Pero enton­ces, en 2011, las Fuer­zas del Bien, bajo un nue­vo gobierno, deci­die­ron que era hora de ente­rrar la tan olvi­da­da “gue­rra con­tra el terror” y dan­zar según una nue­va moda más popu­lar: la inter­ven­ción huma­ni­ta­ria, carac­te­ri­za­da tam­bién como “acción mili­tar ciné­ti­ca”.

De modo que al-Libi vol­vió de entre los muer­tos – com­ba­tien­do aho­ra lado a lado con las Fuer­zas del Bien para derro­car (y final­men­te aca­bar con) el “malé­vo­lo” coro­nel Gad­da­fi. Al-Libi se había con­ver­ti­do en un “com­ba­tien­te por la liber­tad” – a pesar de que lla­ma­ba abier­ta­men­te a que Libia se con­vir­tie­ra en un Emi­ra­to Islá­mi­co.

La luna de miel no duró mucho.

En sep­tiem­bre de 2012, por pri­me­ra vez en tres meses, el líder de al Qai­da Ayman al-Zawahi­ri, alias El Ciru­jano, publi­có un video de 42 minu­tos para “cele­brar” el 11 ani­ver­sa­rio del 11‑S, admi­tien­do por pri­me­ra vez la liqui­da­ción de su núme­ro dos.

Su núme­ro dos no era otro que Abu Yah­ya al-Libi – ata­ca­do por uno de los ado­ra­dos dro­nes del pre­si­den­te Barack Oba­ma de EE.UU., en Wazi­ris­tán [región mon­ta­ño­sa del noroes­te de Pakis­tán que lin­da con Afga­nis­tán] el 4 de junio.

Un efec­to inme­dia­to del video de al-Zawahi­ri fue que una furio­sa tur­ba arma­da, diri­gi­da por el gru­po isla­mis­ta Ansar al Sha­ria, incen­dió el con­su­la­do de EE.UU. en Ben­ga­si. El emba­ja­dor de EE.UU. en Libia, Chris­topher Ste­vens, fue muer­to. No impor­tó que Ste­vens haya sido un héroe de los “rebel­des de la OTAN” que habían “libe­ra­do” Libia – noto­ria­men­te sal­pi­ca­dos de sala­fis­tas-yiha­dis­tas del tipo al-Libi.

Ste­vens fue recom­pen­sa­do por Washing­ton con el pues­to de emba­ja­dor solo des­pués que el “malé­vo­lo” Gad­da­fi fue final­men­te sodo­mi­za­do, lin­cha­do y ase­si­na­do por, quién iba a ser, una tur­ba enfu­re­ci­da.

De modo que final­men­te la ser­pien­te pudo mor­der su pro­pia cola.

Lo que pasó en Ben­ga­si podría haber sido solo una pro­tes­ta fue­ra de con­trol con­tra una bur­da pelí­cu­la de afi­cio­na­dos hecha en Cali­for­nia, pro­du­ci­da y diri­gi­da por un agen­te de bie­nes raí­ces e isla­mó­fo­bo a toda prue­ba (aho­ra se dice que su iden­ti­dad era un dis­fraz), finan­cia­do con 5 millo­nes de dóla­res por donan­tes judíos no iden­ti­fi­ca­dos, pre­sen­tan­do al Islam “como un cán­cer” y al Pro­fe­ta Muham­mad como un muje­rie­go, un pedó­fi­lo y, sobre todo, un frau­de. La cin­ta fue debi­da­men­te publi­ci­ta­da por el insano pas­tor de Flo­ri­da y faná­ti­co de la que­ma de Cora­nes, Terry Jones.

Sin embar­go el ase­si­na­to del emba­ja­dor de EE.UU. en Libia es solo un entre­més para lo que podría pasar en Siria – don­de nume­ro­sos “com­ba­tien­tes por la liber­tad” apo­ya­dos por la CIA, los tur­cos y la Casa de Saud están vin­cu­la­dos a al Qai­da, sea a tra­vés del supues­ta­men­te refor­mis­ta Gru­po de Com­ba­te Islá­mi­co Libia (LIFG) o por ban­das de sub­con­tra­tis­tas como ser Al Qai­da en la Penín­su­la Ará­bi­ga (AQAP) o Al Qai­da en el Magreb (AQIM).

¿Cómo enton­ces “lle­va­rá [Washing­ton] a los per­pe­tra­do­res ante la jus­ti­cia” en Libia? Des­pués de todo es la mis­ma ban­da que fue vito­rea­da como “héroes” cuan­do sodo­mi­za­ron, lin­cha­ron y eli­mi­na­ron al “malé­vo­lo” Gad­da­fi.

Asia Times Onli­ne ha esta­do advir­tien­do duran­te más de un año sobre un tiro por la cula­ta en Libia – y poten­cial­men­te en Siria, don­de medie­va­les jeques sau­díes emi­ten fre­né­ti­ca­men­te fatuas legi­ti­man­do una matan­za gene­ra­li­za­da de “infie­les” alauíes. Todo esto es una reedi­ción de la mis­ma pelí­cu­la de la yihad afga­na de los años ochen­ta; pri­me­ro son lla­ma­mos “com­ba­tien­tes por la liber­tad”, pero cuan­do nos ata­can vuel­ven a ser “terro­ris­tas”.

Aho­ra tene­mos a sala­fis­tas-yiha­dis­tas arma­dos por la OTAN en Libia, y sala­fis­tas-yiha­dis­tas finan­cia­dos por la Casa de Saud y basa­dos en Tur­quía – que usan méto­dos “terro­ris­tas” como ser ata­can­tes sui­ci­das para derri­bar el gobierno de Asad – todos pre­pa­ra­dos y lis­tos a actuar. Cier­ta­men­te agre­ga un nue­vo sig­ni­fi­ca­do a la “acción ciné­ti­ca” de Oba­ma.

Un tiro por la cula­ta –como en Afga­nis­tán– podría haber tar­da­do años. Esta vez levan­ta su atroz cabe­za en solo unos pocos meses. Y es solo el comien­zo.

¿Qué pasa­rá aho­ra? ¿A quién vais a bom­bar­dear? ¿A quién vais a matar a fuer­za de dro­nes? ¿Qué os pare­ce bom­bar­dear Ben­ga­si un año des­pués de con­de­nar a muer­te a Gad­da­fi por­que podría haber ame­na­za­do con… bom­bar­dear Ben­ga­si?

Pre­gun­tad a la secre­ta­ria de Esta­do de EE.UU. Hillary Clin­ton, quien pre­ten­de hablar por el bien del “pue­blo libio”. Tal vez pre­sen­ta­rá una polí­ti­ca de ali­nea­mien­to retro­ac­ti­vo de EE.UU. con Gad­da­fi.

Y ya que esta­mos en un año elec­to­ral ¿por qué no pre­gun­tar al invi­si­ble ex pre­si­den­te Bush en per­so­na? Des­pués de todo, él pro­cla­mó en sep­tiem­bre de 2001 que “o estáis con noso­tros, o estáis con los terro­ris­tas”.

Bueno, se podría decir: cui­da­do con lo que obte­néis cuan­do os metéis en la cama con terro­ris­tas.

Pepe Esco­bar

Asia Times Onli­ne. Tra­du­ci­do del inglés para Rebe­lión por Ger­mán Leyens. Extrac­ta­do por La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *