No me toques las pelo­tas- Borro­ka Garaia

Hace esca­sos días el colec­ti­vo Pilo­ta­riak lan­zó 613 pelo­tas de goma-espu­ma al Tri­bu­nal Euro­peo de TEDH de Estras­bur­go. Tan­tas pelo­tas como pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas per­ma­ne­cen secues­tra­das en las cár­ce­les de los esta­dos. Una acción direc­ta total­men­te ino­fen­si­va, en ambien­te dis­ten­di­do y con buen humor. Tan­to, que has­ta la poli­cía no se vio en la nece­si­dad de inter­ve­nir ni siquie­ra para recla­mar iden­ti­fi­ca­cio­nes.

Sin embar­go, el dia­rio Gara a tra­vés de una edi­to­rial si ha sen­ti­do la nece­si­dad de inter­ve­nir. En este caso para acha­car fal­ta de inte­li­gen­cia a los acti­vis­tas y mos­trar como un sin­sen­ti­do la acción rea­li­za­da. En opi­nión del tex­to de Gara, de cara a impe­dir las diná­mi­cas crue­les y repre­si­vas de las polí­ti­cas peni­ten­cia­rias espa­ño­las y fran­ce­sas: “no hay otra herra­mien­ta que el com­pro­mi­so, pero tam­bién la inte­li­gen­cia. En este con­tex­to la acción sim­bó­li­ca de ayer con­tra el Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos de Estras­bur­go es un sin­sen­ti­do. En la cues­tión de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos la pelo­ta está en el teja­do del Gobierno espa­ñol, tal y como sen­ten­ció el pro­pio TEDH en el caso de la «doc­tri­na Parot» y como ha defen­di­do la mayo­ría de la socie­dad vas­ca.”.

Se podría entrar en un deba­te sobre la res­pon­sa­bi­li­dad de los orga­nis­mos euro­peos, no solo ya en la dra­má­ti­ca situa­cíón de los pri­sio­ne­ros y pri­sio­ne­ras vas­cas (mis­ma­men­te el TEDH ha ava­la­do estra­te­gias de gue­rra espa­ño­las como las ile­ga­li­za­cio­nes), sino inclu­so se podría ir más lejos y afir­mar sin mie­do a equi­vo­car­se que las ins­ti­tu­cio­nes euro­peas son cons­cien­tes y per­mi­ten la opre­sión nacio­nal y social de Eus­kal Herria en toda su dimen­sión. Es obvio que el TEDH tie­ne mucho a lo que res­pon­der y que la pelo­ta está tam­bién en su teja­do , al igual que en el del res­to de ins­ti­tu­cio­nes euro­peas y del esta­do espa­ñol y fran­cés y de todos los agen­tes que inci­den de una u otra mane­ra en la lacra de la repre­sión car­ce­la­ria. Sin embar­go, es posi­ble que sea absur­do entrar en esas valo­ra­cio­nes cuan­do el deba­te de fon­do poco tie­ne que ver con lo idó­neo o no de esa acción, sino en dos ejes de aná­li­sis. Por una par­te, la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y por otra, la dico­to­mía entre lucha ins­ti­tu­cio­nal Vs lucha popu­lar.

No se debe­ría dejar des­pro­te­gi­da a la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca de armas ideo­ló­gi­cas que le ayu­den a com­pren­der los intere­ses del impe­ria­lis­mo inter­na­cio­nal. Inclui­do el euro­peo. No exis­te el cuen­to de hadas de una comu­ni­dad inter­na­cio­nal ofi­cial y de sus éli­tes polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas que vayan a situar el con­flic­to polí­ti­co en vias reso­lu­to­rias. Eus­kal Herria como pro­yec­to nacio­nal inde­pen­dien­te debi­do a la exis­ten­cia de un pro­yec­to rup­tu­ris­ta de izquier­da de un poten­cial y fuer­za iné­di­to en Euro­pa ade­más de una socie­dad con­tra­ria a la OTAN no reci­be el apo­yo direc­to de nin­gu­na fuer­za de peso occi­den­tal. Un esta­do vas­co cons­trui­do por la izquier­da entre otras cosas podría ser un ele­men­to de “con­ta­gio” no desea­do. Por lo tan­to la inter­pe­la­ción a las estruc­tu­ras euro­peas tan­to como la pre­sión son nece­sa­rias.

Por otro lado, exis­te un impul­so que no entien­de o des­aprue­ba la impor­tan­cia de la lucha popu­lar y del ten­sio­na­mien­to en sus diver­sas expre­sio­nes al haber enten­di­do pro­ce­so de nor­ma­li­za­ción por des­ten­sio­na­mien­to y dele­ga­cio­nis­mo ins­ti­tu­cio­nal. Tenien­do en cuen­ta que la cons­tan­te lucha de opues­tos que des­pués es la que gene­ra cam­bios debe y pue­de traer des­es­ta­bi­li­za­ción (ej: des­obe­dien­cia) sien­do tam­bién un fac­tor no nor­ma­li­za­dor, el con­flic­to de intere­ses está dado y expli­ca en gran par­te las tre­men­das difi­cul­ta­des exis­ten­tes actual­men­te para poner en mar­cha diver­sas diná­mi­cas de lucha e inclu­so la opo­si­cíon a ellas.

Y pre­ci­sa­men­te por esas difi­cul­ta­des exis­ten­tes es de gran valor la acción rea­li­za­da por Pilo­ta­riak en Estras­bur­go. Una acción que mere­ce el aplau­so y el apo­yo pero no solo eso, sino la impli­ca­ción social para que accio­nes de ese tipo se mul­ti­pli­quen y se lle­ven a cabo con inten­si­dad, por todos los rin­co­nes y de mane­ra sis­te­má­ti­ca en un lucha popu­lar que ten­drá que ir en ascen­so. En manos de todos y todas está.

Recien­te­men­te leía­mos en un comu­ni­ca­do de EPPK que los esta­dos inci­den en tác­ti­cas divi­sio­nis­tas. Es por ello que el con­trol mediá­ti­co de las ini­cia­ti­vas popu­la­res, la seña­li­za­ción, el inten­tar tener­lo todo bajo un mis­mo para­guas sin posi­bi­li­dad de suje­tar­lo por todos, daña la con­fian­za, divi­de y sepa­ra. El dia­rio Gara tie­ne una res­pon­sa­bi­li­dad evi­den­te en todo esto y solo un refuer­zo de la plu­ra­li­dad, hoy en día algo esca­sa, sobre todo en casa, se hace nece­sa­rio, pues esa caren­cia no es el méto­do más inte­li­gen­te que se pue­de poner enci­ma de la mesa si ver­da­de­ra­men­te se bus­ca ser el refle­jo de la varia­da y plu­ral masa aber­tza­le y de izquier­da de este país.

Un fuer­te abra­zo y agra­de­ci­mien­to a los y las acti­vis­tas que lle­va­ron a cabo el acto sím­bó­li­co fren­te al TDEH. Oso ondo … zorio­nak pilo­ta­riak … borro­ka garaia da!. Pre­soak kale­ra!.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *