LAB: “La res­pues­ta a las últi­mas impo­si­cio­nes y ata­ques anti­so­cia­les se mate­ria­li­za­rá en una nue­va huel­ga general”

Según los datos difun­di­dos por el Ser­vi­cio Públi­co de Empleo el paro regis­tra­do en Hego Eus­kal Herria aumen­tó el mes de agos­to en 1.879 per­so­nas, des­pués de cua­tro meses de des­cen­sos consecutivos.

Cier­ta­men­te, esta evo­lu­ción es habi­tual y se pro­du­ce todos los años como con­se­cuen­cia del cie­rre de la tem­po­ra­da de verano y la extin­ción de los con­tra­tos liga­dos al auge tran­si­to­rio que expe­ri­men­ta el sec­tor ser­vi­cios duran­te la cam­pa­ña esti­val; pero no por ello deja de ser una mala noti­cia. Al con­tra­rio, el hecho de que el paro reto­me su ten­den­cia alcis­ta nos devuel­ve a la cru­da reali­dad y ale­ja el espe­jis­mo vis­lum­bra­do estos últi­mos meses en pleno desier­to recesivo.

Con este repun­te ya se ele­va a 208.477 el núme­ro de per­so­nas para­das regis­tra­das en las ofi­ci­nas que los ser­vi­cios públi­cos de empleo tie­nen repar­ti­das por los cua­tro terri­to­rios. Esta cifra repre­sen­ta un 14,5% más que hace un año, es decir, que hay 26.341 per­so­nas más en paro con res­pec­to a fina­les de agos­to de 2011.
Por otro lado, tam­bién cabe des­ta­car que, según los datos de la encues­ta EPA del segun­do tri­mes­tre, duran­te los seis pri­me­ros del año se han des­trui­do alre­de­dor de 44.600 pues­tos de tra­ba­jo en Hego Eus­kal Herria.

En defi­ni­ti­va, todos estos datos con­fir­man que el alar­ga­mien­to de la cri­sis y la cro­ni­fi­ca­ción de las situa­cio­nes de des­em­pleo son el resul­ta­do lógi­co del pro­ce­so de deva­lua­ción inter­na impul­sa­do por el Gobierno de Madrid, aho­ra en manos del PP y antes en las del PSOE.

Los suce­si­vos Gobier­nos espa­ño­les están implan­tan­do este duro pro­ce­so a gol­pe de decre­to y con refor­mas que tie­nen como obje­ti­vo rees­truc­tu­rar el capi­ta­lis­mo para aumen­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad de las empre­sas a cos­ta del empo­bre­ci­mien­to de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y de los dere­chos labo­ra­les y socia­les. Por eso las refor­mas labo­ra­les van diri­gi­das a faci­li­tar la des­truc­ción de empleo, para que el “ejer­ci­to de reser­va” pre­sio­ne sobre los sala­rios a la baja. Y en esta mis­ma diná­mi­ca enca­jan los con­ti­nuos recor­tes de ser­vi­cios públi­cos y pres­ta­cio­nes socia­les, que en últi­ma ins­tan­cia son con­si­de­ra­dos como un las­tre com­pe­ti­ti­vo y un obs­tácu­lo para la ini­cia­ti­va pri­va­da y la acu­mu­la­ción de capital.

Pero ante esta situa­ción, y las som­brías pers­pec­ti­vas que a cor­to pla­zo se cier­nen sobre la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca, no pode­mos caer en el des­áni­mo. Fren­te a las acti­tu­des de tibie­za y pasi­vi­dad cóm­pli­ce es pre­ci­so reac­ti­var la lucha por un cam­bio de mode­lo polí­ti­co, eco­nó­mi­co y social. Y para impul­sar ese esce­na­rio no que­da otra alter­na­ti­va que res­pon­der de for­ma con­tun­den­te a las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les impues­tas por los cen­tros de poder polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y financieros.

Por eso, en el ini­cio de cur­so que aho­ra estre­na­mos, la res­pues­ta a las últi­mas impo­si­cio­nes y ata­ques anti­so­cia­les se mate­ria­li­za­rá en una nue­va huel­ga gene­ral el pró­xi­mo 26 de sep­tiem­bre, en cuya orga­ni­za­ción hemos vol­ca­do todos nues­tros esfuerzos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *