Recuer­do a Iña­ki Kije­ra en Donos­tia 33 años des­pués de su muer­te- Sare Anti­fa­xis­ta

Dece­nas de per­so­nas par­ti­ci­pa­ron el sába­do en el barrio donos­tia­rra de Anti­gua en un acto de recuer­do de Iña­ki Kije­ra, falle­ci­do hace 33 años como con­se­cuen­cia de la repre­sión poli­cial. Fue un acto sen­ci­llo en el que se colo­có una iku­rri­ña con cres­pón negro en su honor.
La muer­te de Kije­ra se pro­du­jo en las mani­fes­ta­cio­nes que Ges­to­ras Pro-Amnis­tía con­vo­ca­ron en defen­sa de los refu­gia­dos polí­ti­cos vas­cos. Un día antes, más de 40 elec­tos se habían ence­rra­do en la Dipu­tación de Gipuz­koa con el mis­mo obje­ti­vo.
Kije­ra acu­dió a la mani­fes­ta­ción de Donos­tia jun­to a un gru­po de ami­gos. Cuan­do agen­tes de la Poli­cía espa­ño­la dis­per­sa­ron la movi­li­za­ción, se refu­gió en Alde Zaha­rra. Los poli­cías siguie­ron a los mani­fes­tan­tes por estas calles.

Dis­pa­ro a diez metros
En esos momen­tos, cuan­do inten­ta­ba jun­to a una joven alcan­zar los jar­di­nes de Alder­di Eder, un poli­cía dis­pa­ró a Kije­ra con un fusil des­de una dis­tan­cia infe­rior a diez metros. La bala le entró por el lado dere­cho y salió por la espal­da.
Kije­ra cayó al sue­lo, san­gran­do por el pecho. Que­dó ten­di­do en la par­te tra­se­ra del Ayun­ta­mien­to. Per­ma­ne­ció así quin­ce minu­tos. Los poli­cías impi­die­ron acer­car­se a las per­so­nas que tra­ta­ban de auxi­liar al vecino de Anti­gua, emplean­do gol­pes y pelo­tas de goma.

Cuan­do lle­ga­ron al lugar un médi­co y dos enfer­me­ros de la Cruz Roja, fue­ron reci­bi­dos a gol­pes por los poli­cías, a pesar de que se iden­ti­fi­ca­ron cla­ra­men­te como per­so­nal sani­ta­rio. Tras una inten­sa dis­cu­sión con los agen­tes, final­men­te pudie­ron aten­der a Kije­ra, que se encon­tra­ba ya en una situa­ción extre­ma­da­men­te gra­ve.
Final­men­te, ami­gos del joven de Anti­gua pudie­ron intro­du­cir a Kije­ra en un coche par­ti­cu­lar a pesar de los pelo­ta­zos que seguía lan­zan­do la Poli­cía y pudie­ron tras­la­dar­le has­ta una ambu­lan­cia, pero falle­ció en el hos­pi­tal. Solo tenía 18 años.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *