Enfer­mo de racis­mo- Pedro Albi­te

El 1 de sep­tiem­bre entró en vigor en el Esta­do espa­ñol la ley que pre­ten­de excluir del dere­cho a la asis­ten­cia sani­ta­ria a aque­llas per­so­nas que se encuen­tren en situa­ción admi­nis­tra­ti­va irre­gu­lar. Por mucho que se quie­ra maqui­llar, dis­cri­mi­nar y con­cul­car ele­men­ta­les dere­chos de las per­so­nas como el acce­so a la sani­dad gra­tui­ta inte­gral en fun­ción de la pro­ce­den­cia sólo tie­ne un nom­bre: Xeno­fo­bia. ¿Se ima­gi­nan por un solo ins­tan­te lo que ocu­rri­ría si fué­ra­mos las for­ma­cio­nes inde­pen­den­tis­tas de este país las que esgri­mié­ra­mos el ver­gon­zo­so argu­men­to de «pri­me­ro los de casa»?

Para empe­zar, debe­mos tener cla­ro que esta medi­da es sólo un suma y sigue en el des­man­te­la­mien­to total de los ser­vi­cios públi­cos que, de una mane­ra u otra, vamos a pade­cer el con­jun­to de la ciu­da­da­nía, aun­que se esté empe­zan­do por los sec­to­res más vul­ne­ra­bles como pue­dan ser par­te de las per­so­nas migran­tes.

Los argu­men­tos dados para negar a miles de per­so­nas el dere­cho a la salud no son más que patra­ñas que solo pre­ten­den acre­cen­tar más el mie­do y el esta­do de shock gene­ra­li­za­do de la pobla­ción, para que acep­te­mos sin nin­gún cues­tio­na­mien­to todos los recor­tes que nos quie­ren impo­ner. ¿Cómo se pue­de hablar de turis­mo sani­ta­rio para jus­ti­fi­car estas ver­gon­zo­sas medi­das? Estos argu­men­tos solo bus­can des­viar la aten­ción sobre los ver­da­de­ros cul­pa­bles de la situa­ción que vivi­mos, fomen­tar el enfren­ta­mien­to entre tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras y crear chi­vos expia­to­rios. Tal como ya han expre­sa­do las y los pro­fe­sio­na­les del sec­tor, reti­rar la tar­je­ta sani­ta­ria a estas per­so­nas y res­trin­gir su aten­ción a las urgen­cias, apar­te de la con­cul­ca­ción de dere­chos evi­den­te, no va a supo­ner nin­gún aho­rro en sani­dad y esta medi­da solo trae­rá un más que pre­vi­si­ble colap­so de las urgen­cias, lo que irá en detri­men­to de la cali­dad del ser­vi­cio sani­ta­rio tam­bién para el res­to de la ciu­da­da­nía.

Pero, ¿cómo afec­ta­rá esta nor­ma­ti­va a aque­llos de nues­tros veci­nos y veci­nas en Hego Eus­kal Herria que por impo­si­ción de los cri­te­rios del Gobierno espa­ñol no son con­si­de­ra­dos ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas de nues­tro pue­blo?

Pues en Nafa­rroa Garaia la seño­ra Bar­ci­na ha sido, y es, alum­na aven­ta­ja­da a la hora de hacer segui­dis­mo de las polí­ti­cas más reac­cio­na­rias y retró­gra­das del Gobierno del PP.

UPN no ha podi­do espe­rar siquie­ra has­ta sep­tiem­bre y ya des­de la pasa­da sema­na ha deja­do fue­ra de la sani­dad públi­ca a las per­so­nas que no ten­gan pape­les. A par­tir de aho­ra, las per­so­nas que se encuen­tren en esta situa­ción irre­gu­lar, para poder ser aten­di­das en Osa­sun­bi­de, debe­rán abo­nar una tasa anual que en Nafa­rroa es más alta que en el Esta­do. Así, las per­so­nas migran­tes sin regu­la­ri­zar meno­res de 65 años debe­rán abo­nar 764,46 euros (fren­te a los 710,40 del res­to del Esta­do) y las mayo­res de 65 la frio­le­ra de 2.675,62 (fren­te a 1.864,8).

Pero como de sobra cono­ci­do es el espí­ri­tu cris­tiano de las gen­tes de UPN (por­que Dios aprie­ta pero no aho­ga), para paliar esta situa­ción el Depar­ta­men­to de Polí­ti­cas socia­les del Gobierno Bar­ci­na anun­cia una ayu­da para sufra­gar el total de dichas tasas. Eso sí, como ya dijo Nacha Gue­va­ra, «para ser dama de bene­fi­cen­cia hay que ser bue­na, pero con pru­den­cia. Es por esto que, para reci­bir estas ayu­das, según expli­có Peje­na­tu­te, ade­más de acre­di­tar median­te padrón la resi­den­cia duran­te más de un año (exis­ten otras mane­ras de acre­di­tar la resi­den­cia que no sea el cada vez más com­pli­ca­do y res­tric­ti­vo acce­so al empa­dro­na­mien­to) y unos ingre­sos meno­res de 532 euros men­sua­les, las per­so­nas soli­ci­tan­tes debe­rán de care­cer de ante­ce­den­tes pena­les o de cau­sas pen­dien­tes con la jus­ti­cia. De este modo, se insis­te en la idea de cri­mi­na­li­zar de mane­ra sis­te­má­ti­ca a deter­mi­na­dos sec­to­res de la pobla­ción, en la izquier­da aber­tza­le sabe­mos de sobra en qué con­sis­te esta estra­te­gia, aso­cián­do­les con delin­cuen­cia. Por otro lado, se obvia tan­to la pre­sun­ción de ino­cen­cia, al no ser nece­sa­ria la exis­ten­cia de una con­de­na fir­me para no con­ce­der o sus­pen­der la ayu­da, así como el dere­cho de las per­so­nas con­de­na­das de rein­ser­tar­se en la socie­dad y a no ser doble­men­te cas­ti­ga­das por un hecho por el que ya han cum­pli­do una pena. Así mis­mo, se debe des­ta­car que en la mayo­ría de los casos las cau­sas pen­dien­tes y los pro­ble­mas con las jus­ti­cia de las per­so­nas de estos colec­ti­vos nada tie­nen que ver con la delin­cuen­cia y sí con las san­cio­nes deri­va­das de su situa­ción admi­nis­tra­ti­va irre­gu­lar.

Des­co­no­ce­mos el impor­te total des­ti­na­do a esta ayu­da y si se man­ten­drá en el pró­xi­mo pre­su­pues­to del 2013, pero para que nos haga­mos una idea de qué can­ti­da­des esta­mos hablan­do, en el más que poco pro­ba­ble supues­to de que se le con­ce­die­ra esta ayu­da a cada una de las 2.150 per­so­nas que el Gobierno nava­rro esti­ma se encuen­tran en situa­ción irre­gu­lar en la Comu­ni­dad Foral, esta­ría­mos hablan­do de un máxi­mo de 1.643.589 euros, can­ti­dad muy ale­ja­da de los, que se sepan, casi 10 millo­nes de euros que el Gobierno de la seño­ra Bar­ci­na des­ti­na a sub­ven­cio­nes para los dos cole­gios de éli­te que el Opus tie­ne en Nafa­rroa y que se dedi­can a segre­gar su alum­na­do en fun­ción del sexo, y que se man­tie­nen pese al cla­ro dic­ta­men del Tri­bu­nal Supre­mo en con­tra de las mis­mas. Dic­ta­men que, por supues­to, tan­to PP como UPN se han apre­su­ra­do a decla­rar que no pien­san cum­plir.

Pero si decía­mos que Bar­ci­na era alum­na aven­ta­ja­da a la hora de hacer segui­dis­mo de las polí­ti­cas de recor­tes y la apli­ca­ción de medi­das des­ti­na­das a dis­cri­mi­nar a deter­mi­na­dos colec­ti­vos de migran­tes, al señor López y su Gobierno ile­gí­ti­mo hay que reco­no­cer­les el méri­to de haber sido pio­ne­ros en el mis­mo arte den­tro de la CAV.

Pese a que aho­ra, en un ejer­ci­cio de hipo­cre­sía polí­ti­ca difí­cil­men­te igua­la­ble, el PSE lle­va unos meses hacien­do cam­pa­ña des­de Aju­ria Enea, a cuen­ta del era­rio públi­co, pre­sen­tán­do­se como el ada­lid tan­to del Esta­do del bien­es­tar como de la defen­sa de los dere­chos de las per­so­nas migran­tes, al señor López habrá que recor­dar­le que su Gobierno fue el pri­me­ro en apli­car bru­ta­les recor­tes en sec­to­res como la sani­dad y la ense­ñan­za, pre­fi­rien­do inver­tir más dine­ro en cam­biar el uni­for­me de la Ertzain­tza que en cubrir sus­ti­tu­cio­nes.

En lo que a los colec­ti­vos de per­so­nas migran­tes se refie­re, pare­ce se le haya olvi­da­do que fue pre­ci­sa­men­te su Gobierno el que cam­bió la ley para limi­tar el acce­so al cobro de la Ren­ta de Garan­tía de Ingre­sos (RGI) a aque­llas per­so­nas que lle­va­sen empa­dro­na­das en la CAV más de tres años y no seis meses como has­ta la fecha, acu­san­do de for­ma indis­cri­mi­na­da a las per­so­nas recep­to­ras de estas pres­ta­cio­nes de frau­de.

Por cam­biar, has­ta ha cam­bia­do las nor­mas para evi­tar el acce­so a algo tan fun­da­men­tal como el cono­ci­mien­to de la len­gua, impi­dien­do la matrí­cu­la en las escue­las de idio­mas de la CAV a aque­llas per­so­nas que no pre­sen­ten la tar­je­ta de resi­den­cia, requi­si­to que has­ta aho­ra jamás había sido exi­gi­do.

Pero aún más hipó­cri­ta resul­ta decla­rar a bom­bo y pla­ti­llo que en Osa­ki­detza se va a seguir aten­dien­do a todas las per­so­nas, y que no se va a apli­car la nor­ma del eje­cu­ti­vo Rajoy, ocul­tan­do el dato de que ya des­de sep­tiem­bre de 2011, el con­se­je­ro Ben­goa había tras­la­da­do una cir­cu­lar a todas la uni­da­des de aten­ción pri­ma­ria de Osa­ki­detza ins­tan­do a que no se tra­mi­ta­ran más tar­je­tas de salud (TIS), ni siquie­ra las pro­vi­sio­na­les, a aque­llas per­so­nas que, pese a estar empa­dro­na­das, no pre­sen­ta­ran la tar­je­ta de resi­den­cia. Duran­te las últi­mas fechas tam­bién está hacien­do lle­gar a los cen­tros las lis­tas de pre­cios esti­pu­la­dos a pagar en fun­ción de la aten­ción dis­pen­sa­da.

Ante estos hechos, la izquier­da aber­tza­le quie­re reafir­mar su posi­ción en defen­sa del acce­so al dere­cho de la asis­ten­cia sani­ta­ria gra­tui­ta para todas las per­so­nas que vivi­mos en Eus­kal Herria. Ade­más, insis­ti­mos en el recha­zo a cual­quier nor­ma o prác­ti­ca que supon­ga la dis­cri­mi­na­ción de cual­quier ciu­da­dano o ciu­da­da­na de nues­tro pue­blo en fun­ción de su ori­gen o pro­ce­den­cia y, asi­mis­mo, no nos can­sa­re­mos de denun­ciar las racis­tas y xenó­fo­bas leyes de extran­je­ría y nacio­na­li­dad que los esta­dos espa­ñol y fran­cés nos impo­nen a toda la ciu­da­da­nía vas­ca, legis­la­ción que es máxi­mo expo­nen­te de dicha dis­cri­mi­na­ción y de la con­cul­ca­ción de dere­chos fun­da­men­ta­les de las per­so­nas.

Tam­bién reite­ra­mos nues­tro com­pro­mi­so en seguir tra­ba­jan­do para crear un nue­vo mar­co que nos garan­ti­ce, a tra­vés del reco­no­ci­mien­to de la ciu­da­da­nía vas­ca, el acce­so a todos los dere­chos, tan­to de resi­den­cia, de ciu­da­da­nía como de nacio­na­li­dad, y en este caso al de la asis­ten­cia sani­ta­ria gra­tui­ta y de cali­dad, a todas las per­so­nas que vivi­mos y tra­ba­ja­mos en Eus­kal Herria, cual­quie­ra que sea nues­tro ori­gen.

Inde­pen­dien­te­men­te de nues­tro ori­gen, es fun­da­men­tal que todas las per­so­nas que vivi­mos en Eus­kal Herria deje­mos cla­ro que no vamos a tole­rar estas polí­ti­cas de recor­tes de dere­chos socia­les fun­da­men­ta­les. La pró­xi­ma huel­ga gene­ral del día 26 es una mag­ní­fi­ca opor­tu­ni­dad para hacer­lo.

El Esta­do espa­ñol lle­va en la gené­ti­ca de su ima­gi­na­rio e iden­ti­dad colec­ti­va una seria enfer­me­dad que nin­gún sis­te­ma sani­ta­rio podrá tra­tar nun­ca: el de su racis­mo y xeno­fo­bia cró­ni­cos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *