El ver­da­de­ro John Car­ter- Mumia Abu Jamal

Hace unos meses, salió una pelí­cu­la de cien­cia fic­ción en la que figu­ra un per­so­na­je sobre­hu­mano que pelea con malé­vo­los extra­te­rres­tres en un pla­ne­ta hos­til en algún lugar en el cosmos.

Como afi­cio­na­do de la cien­cia fic­ción, con­fie­so que me lla­ma­ba la aten­ción, pero nun­ca había escu­cha­do nada del héroe John Car­ter, el per­so­na­je prin­ci­pal de la pelí­cu­la del mis­mo nombre.

(Des­pués supe que la his­to­ria vie­ne de las obras meno­res de Edgar Rice Burroughs, famo­so por sus libros sobre las aven­tu­ras de Tarzán).

Lo cier­to es que mien­tras la pelí­cu­la bus­ca­ba un públi­co, otro John Car­ter lucha­ba para res­pi­rar mien­tras un escua­drón letal de guar­dias car­ce­la­rios, equi­pa­dos con armas de devas­ta­ción, inun­da­ron su cel­da con gas pimienta.

Este John Car­ter había pasa­do más de la mitad de su vida en las cel­das de las pri­sio­nes de Pen­sil­va­nia des­pués de haber sido cer­ti­fi­ca­do como adul­to en las cor­tes a pesar de ser menor de edad, y con­de­na­do a cade­na per­pe­tua por robo y asesinato.

Abun­dan las iro­nías, por­que pare­ce que este John Car­ter pre­di­jo su pro­pia muer­te en una car­ta suya a los dipu­tados y sena­do­res del Con­gre­so de Esta­dos Uni­dos, en la cual pidió su apro­ba­ción de una ini­cia­ti­va que prohi­bía sen­ten­cias de cade­na per­pe­tua para jóve­nes. En su car­ta de junio, 2009, John Car­ter escri­bió las siguien­tes palabras:

«El tiem­po pasa, y lucho para evo­lu­cio­nar y madu­rar en una cel­da que aho­ra con­si­de­ro mi ataúd. Hay días cuan­do no ten­go esperanza…hay días cuan­do me sien­to cen­tra­do. Pero cada día me doy cuen­ta que des­pués de 14 años ya no me estoy desarrollando…Me estoy dete­rio­ran­do emo­cio­nal­men­te, físi­ca­men­te, psi­co­ló­gi­ca­men­te e espi­ri­tual­men­te. En lugar de vivir, sim­ple­men­te estoy exis­tien­do has­ta que mi cora­zón deje de latir, mis pul­mo­nes dejen de res­pi­rar y mi alma esté lla­ma­da al más allá. A veces me pre­gun­to: ¿Éste es el infierno que otros seres huma­nos le desean a la juven­tud con pro­ble­mas? ¿Vivi­mos en una socie­dad que cree en un Dios mise­ri­cor­dio­so, pero que se mues­tra des­pia­da­da fren­te a la trans­gre­sión de un niño?»*

Los tes­ti­gos des­de el “hoyo” de la pri­sión Rock­view dicen que John Car­ter se atrin­che­ró en su cel­da y que los guar­dias blin­da­dos ata­ca­ron la cel­da, vacian­do por lo menos tres botes de gas pimien­ta al espa­cio cerra­do, sin ven­ta­nas, lo cual no sólo pro­vo­có dolor por que­ma­du­ras y ardor en los ojos, boca y nariz de John, sino que le qui­tó todo el oxí­geno disponible.

Al tum­bar la puer­ta, los guar­dias entra­ron en tro­pel, usan­do escu­dos elec­tri­fi­ca­dos tipo taser para some­ter­lo, repetidamente.

Los tes­ti­gos dije­ron que el hom­bre de 35 años fue saca­do de su cel­da por guar­dias que arras­tra­ron su cabe­za y rodi­llas por el piso.

Sus ami­gos le decían “J‑Rock.”

Pero su nom­bre era John Car­ter en el regis­tro esta­tal de su muer­te el 26 de abril de 2012.

El ver­da­de­ro John Car­ter fue un pre­so con­de­na­do a la edad de 16 a pasar toda su vida en pri­sión bajo una ley recien­te­men­te decla­ra­da incons­ti­tu­cio­nal por la Supre­ma Cor­te de Esta­dos Uni­dos en el caso Ala­ba­ma v. Miller.

Iro­nía de iro­nías. ‘J‑Rock’ no vivió para verlo.

[Fuen­te: * «En memo­ria de John Car­ter,» The Move­ment (bole­tín ofi­cial de la Coa­li­ción de Dere­chos Huma­nos, Fila­del­fia ) { Verano. 2012: #151, p.47}

Des­de la nación encar­ce­la­da soy Mumia Abu-Jamal
–© ’12 maj
17 de agos­to de 2012
Audio gra­ba­do por Noe­lle Han­rahan: www​.pri​son​ra​dio​.org
Tex­to cir­cu­la­do por Fati­rah [email protected]​aol.​com
Tra­duc­ción [email protected] de Mumia, México

Y para más deta­lles sobre el tra­ba­jo de J‑Rock como abo­ga­do no ofi­cial en pri­sión quien ayu­da­ba a otros pre­sos con sus casos, el odio que los guar­dias de la supre­ma­cía blan­ca le traía, su “extrac­ción de cel­da” –– un pro­ce­so de terror prac­ti­ca­do en todas las pri­sio­nes y módu­los de ais­la­mien­to en Esta­dos Uni­dos – – , su espí­ri­tu de lucha y la soli­da­ri­dad de otros pre­sos con él, vean el artícu­lo de la Human Rights Coali­tion publi­ca­do en el San Fran­cis­co Bay­view el 25 de julio de 2012, titu­la­do, “John Car­ter, 32, ase­si­na­do por los guar­dias; pro­ba­ble­men­te sabía que lle­ga­ron para matar­lo”. http://​sfbay​view​.com/​2​0​1​2​/​j​o​h​n​-​c​a​r​t​e​r​-​3​2​-​m​u​r​d​e​r​e​d​-​b​y​-​g​u​a​r​d​s​-​h​e​-​p​r​o​b​a​b​l​y​-​k​n​e​w​-​t​h​e​y​-​w​e​r​e​-​c​o​m​i​n​g​-​t​o​-​k​i​l​l​-​h​im/

http://​ami​gos​de​mu​miamx​.word​press​.com/​2​0​1​2​/​0​8​/​2​8​/​e​l​-​v​e​r​d​a​d​e​r​o​-​j​o​h​n​-​c​a​r​t​er/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.