Comu­nis­ta sí, espa­ño­la no- JM Alvarez

No que­re­mos ban­de­ras de lo que lla­man “Espa­ña”, ésas que sólo se ven cuan­do hay com­pe­ti­cio­nes de fút­bol o mani­fes­ta­cio­nes de exal­ta­ción nacio­nal al esti­lo de las movi­li­za­cio­nes hitle­ria­nas de masas de los años 30 del siglo pasado.

No las que­re­mos por­que repre­sen­tan a una monar­quía y los oli­gar­cas que la sus­ten­tan; por­que sus colo­res son los que impu­so Fran­co tras una cri­mi­nal Gue­rra Civil; por­que sus colo­res son los del Bor­bón que lo here­dó; por­que sus colo­res come­tie­ron (y come­ten) geno­ci­dios fue­ra y den­tro de las fron­te­ras del Esta­do; por­que sus colo­res tor­tu­ran; repri­men; mal­tra­tan; humi­llan y come­ten todo tipo de abu­sos con­tra obre­ros y campesinos.

Res­pe­ta­mos las ban­de­ras repu­bli­ca­nas, cata­la­nas, galle­gas, vas­cas, anda­lu­zas o cana­rias si tras ellas está pre­sen­te, exclu­si­va­men­te, la cla­se obre­ra rei­vin­di­can­do sobe­ra­nía, socia­lis­mo y revolución.

No que­re­mos ban­de­ras fal­sas. Somos inter­na­cio­na­lis­tas, for­ma­mos par­te de una úni­ca nación pro­le­ta­ria. Nues­tra ban­de­ra es roja, nues­tra ban­de­ra es marxista.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.