El arte de la gue­rra: El reality show del Pen­tá­gono

Los coman­dos se tiran al mar des­de un heli­cóp­te­ro y, lle­ga­dos a la ori­lla en una canoa neu­má­ti­ca, eli­mi­nan los enemi­gos con sus fusi­les de asal­to, ponen una mina en un depó­si­to y la hacen explo­tar al repar­tir en el heli­cóp­te­ro. Los que rea­li­zan esta acción no son mari­nes ni miem­bros de la Mari­na, sino acto­res, can­tan­tes, cam­peo­nes depor­ti­vos u hom­bres de nego­cios cono­ci­dos. Reclu­ta­dos por la cade­na esta­dou­ni­den­se NBC para el reality show «Stars Earn Stri­pes»[1], entre­na­dos y acom­pa­ña­dos en la acción por ver­da­de­ros coman­dos, como las Boi­nas Ver­des.

El obje­ti­vo del reality, expli­ca la NBC, es el de ren­dir home­na­je a «nues­tros héroes» que vuel­ven de las gue­rras, mos­tran­do «las increí­bles misio­nes que rea­li­zan en la reali­dad». Cada com­pe­ti­dor con­cur­sa por una cier­ta can­ti­dad de dine­ro, que dona­rá a una aso­cia­ción en favor de los mili­ta­res, esti­mu­lan­do a los tele-espec­ta­do­res a rea­li­zar con­tri­bu­cio­nes en metá­li­co. Pero lo que hace úni­co el reality es la per­so­na que lo diri­ge: el gene­ral Wes­ley Clark, ex coman­dan­te supre­mo alia­do en Euro­pa de 1997 – 2000. Es él el que pla­ni­fi­ca las misio­nes de los con­cur­san­tes, que los guía y los juz­ga. La expe­rien­cia no le fal­ta: fue él quien pla­ni­fi­có y diri­gió la gue­rra con­tra Yugos­la­via.

Des­pués de la gue­rra, Clark ha escri­to libros y dado lec­cio­nes sobre como «diri­gir y ganar la gue­rra moder­na», en base a su expe­rien­cia de 1999. Fue la pri­me­ra gue­rra rea­li­za­da por la OTAN en los cin­cuen­ta años de su his­to­ria, expli­ca Clark, para «poner fin a la depu­ra­ción étni­ca de Milo­se­vic con­tra los alba­ne­ses de Koso­vo». Una gue­rra en la que «Amé­ri­ca [Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca, nota de la tra­duc­ción] expre­só su lide­raz­go y esco­gió los obje­ti­vos a ata­car». Pero el Pen­tá­gono la con­vir­tió en «una gue­rra de la OTAN», impli­can­do a los alia­dos que efec­tua­ron el 60% de los ata­ques aéreos. De esta mane­ra, Wes­ley Clark des­cri­be el palim­pses­to de otro reality show, mucho más impor­tan­te que el de la NBC, que el Pen­tá­gono difun­de sobre las ondas en mun­do­vi­sión para hacer apa­re­cer como real lo que no lo es, ocul­tan­do las cau­sas y los obje­ti­vos de la gue­rra. Para ello tie­ne dos reglas: foca­li­zar la aten­ción de la opi­nión públi­ca sobre el enemi­go núme­ro uno del momen­to (Milo­se­vic, Ben Laden, Sad­dam Hus­sein, Kada­fi, Assad, Ahma­di­ne­jad) mos­tran­do lo peli­gro­so que es, y por lo tan­to lo jus­to y urgen­te que es la inter­ven­ción mili­tar; impli­car a los alia­dos, pero de tal mane­ra que quien lle­ve la direc­ción sea siem­pre Esta­dos Uni­dos.

En el reality show de la gue­rra está per­mi­ti­do fabri­car «prue­bas» con­tra los enemi­gos: como las pre­sen­ta­das ante las Nacio­nes Uni­das por el Secre­ta­rio de Esta­do Colin Powell, el 5 de febre­ro de 2003, para demos­trar que Irak poseía armas bio­ló­gi­cas de des­truc­ción masi­va. «Prue­bas» que más tar­de el mis­mo Powell admi­tió su fal­se­dad, pidien­do a la CIA y al Pen­tá­gono que se expli­ca­ran de por qué se le habían pro­por­cio­na­do «infor­ma­cio­nes inexac­tas». Pero ade­más el reality show de la gue­rra ha pasa­do a nue­vos epi­so­dios: aho­ra se acu­sa a Irán de que­rer fabri­car armas nuclea­res (hacien­do ver que igno­ra que Israel las posee des­de hace déca­das, y que las tie­ne diri­gi­das con­tra Irán y otros paí­ses). Pro­gra­mas popu­la­res como «Stars Earn Stri­pes» con­tri­bu­yen tam­bién a ali­men­tar la idea de enemi­go y de la nece­si­dad de defen­der­se. Wes­ley Clark podría pasar ese pro­gra­ma en Ita­lia, con­tra­tan­do a un figu­ran­te de excep­ción: Mas­si­mo d’A­le­ma, que en 1999, cuan­do era pre­si­den­te del Con­se­jo, puso las bases y las fuer­zas arma­das ita­lia­nas a las órde­nes del futu­ro rea­li­za­dor del reality show «Stars Earn Stri­pes».

Man­lio Dinuc­ci

21 de agos­to de 2012

il mani­fes­to

[Tra­du­ci­do del fran­cés por Boltxe kolek­ti­boa.]


[1]Las estre­llas ganan su galo­nes. [Nota de la tra­duc­ción.]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *