Una­sur apo­ya a Ecua­dor y exhor­ta al diá­lo­go con Assan­ge

Alí Rodríguez Araque, Secretario General de UnasurAlí Rodrí­guez Ara­que, Secre­ta­rio Gene­ral de Una­sur

La Una­sur exhor­tó este domin­go al diá­lo­go para lograr una solu­ción en la cri­sis entre Ecua­dor y Rei­no Uni­do y apo­yó a Qui­to ante la even­tua­li­dad de que se entre por la fuer­za a su emba­ja­da en Lon­dres para dete­ner al asi­la­do fun­da­dor de Wiki­leaks, Julian Assan­ge.

Los can­ci­lle­res de la Unión de Nacio­nes Sud­ame­ri­ca­nas, reu­ni­dos en Gua­ya­quil, mani­fes­ta­ron “su soli­da­ri­dad” a Ecua­dor y exhor­ta­ron a “las par­tes a con­ti­nuar el diá­lo­go en pro­cu­ra de una solu­ción mutua­men­te acep­ta­ble”, de acuer­do con la decla­ra­ción con­jun­ta leí­da por su secre­ta­rio gene­ral, el vene­zo­lano Alí Rodrí­guez

Decla­ra­ción de Gua­ya­quil

DECLARACIÓN DE GUAYAQUIL
EN RESPALDO A LA REPÚBLICA DEL ECUADOR
EL CONSEJO DE MINISTROS Y MINISTRAS DE RELACIONES EXTERIORES DE UNASUR

El Con­se­jo de Minis­tros y Minis­tras de Rela­cio­nes Exte­rio­res de UNASUR reu­ni­dos extra­or­di­na­ria­men­te en la ciu­dad de Gua­ya­quil, el 19 de agos­to de 2012,

Con­si­de­ran­do:

Que el señor Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res Comer­cio e Inte­gra­ción del Ecua­dor, infor­mó al Con­se­jo que el ciu­da­dano Julián Assan­ge, soli­ci­tó el 19 de junio de 2012, asi­lo polí­ti­co en la Emba­ja­da de la Repú­bli­ca del Ecua­dor en Lon­dres, asun­to sobre el cual los Gobier­nos del Ecua­dor, del Rei­no Uni­do y Sue­cia, han veni­do sos­te­nien­do con­ver­sa­cio­nes diplo­má­ti­cas acer­ca del pedi­do de extra­di­ción de señor Assan­ge y sobre el pedi­do de asi­lo;

Que el Ecua­dor se encon­tra­ba ana­li­zan­do el pedi­do de asi­lo de acuer­do a los prin­ci­pios de pro­tec­ción de los Dere­chos Huma­nos y al Dere­cho Inter­na­cio­nal;

Que el 15 de agos­to el Gobierno de la Repú­bli­ca del Ecua­dor infor­mó públi­ca­men­te haber reci­bi­do del Rei­no Uni­do una Ayu­da Memo­ria en la que ame­na­za con “tomar accio­nes para arres­tar al Sr. Assan­ge en las ins­ta­la­cio­nes actua­les de la Emba­ja­da” invo­can­do su ley nacio­nal sobre ins­ta­la­cio­nes Diplo­má­ti­cas y Con­su­la­res de 1987 (Diplo­ma­tic and Con­su­lar Pre­mi­ses Act 1987) ;

Que de acuer­do al artícu­lo 22 de la Con­ven­ción de Vie­na sobre Rela­cio­nes Diplo­má­ti­cas de 1961- de la que el Rei­no Uni­do es sig­na­ta­rio- “los loca­les de la Misión son invio­la­bles. Los agen­tes del Esta­do recep­tor no podrán pene­trar en ellos sin el con­sen­ti­mien­to del Jefe de la Misión” y, que “los loca­les de la misión, su mobi­lia­rio y demás bie­nes situa­dos en ellos, así como los medios de trans­por­te de la misión no podrán ser obje­to de nin­gún regis­tro, requi­sa, embar­go o medi­da de eje­cu­ción”;
Que de acuer­do a los prin­ci­pios con­sa­gra­dos en la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das, los Esta­dos deben abs­te­ner­se de recu­rrir a la ame­na­za o al uso de la fuer­za o de actuar de cual­quier otra for­ma incom­pa­ti­ble con los pro­pó­si­tos de las Nacio­nes Uni­das en sus rela­cio­nes inter­na­cio­na­les, así como solu­cio­nar sus dife­ren­cias de mane­ra pací­fi­ca.

Que el Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das, en el Comu­ni­ca­do de Pren­sa SC/​10463 de 29 de noviem­bre de 2011, con­de­nó en los tér­mi­nos más enér­gi­cos vio­la­cio­nes a la inmu­ni­dad diplo­má­ti­ca y recor­dó el prin­ci­pio fun­da­men­tal de la invio­la­bi­li­dad de las misio­nes diplo­má­ti­cas y ofi­ci­nas con­su­la­res de los Esta­dos recep­to­res en rela­ción a lo esta­ble­ci­do en la Con­ven­ción de Vie­na de 1961 sobre Rela­cio­nes Diplo­má­ti­cas y la Con­ven­ción de Vie­na de 1963 sobre Rela­cio­nes Con­su­la­res.

Decla­ra:
1. Mani­fes­tar su soli­da­ri­dad y res­pal­dar al Gobierno de la Repú­bli­ca del Ecua­dor ante la ame­na­za de vio­la­ción del local de su misión diplo­má­ti­ca.
2. Reite­rar el dere­cho sobe­rano de los Esta­dos de con­ce­der asi­lo.
3.- Con­de­nar enér­gi­ca­men­te la ame­na­za del uso de la fuer­za entre los Esta­dos así como reite­rar la ple­na vigen­cia de los prin­ci­pios con­sa­gra­dos en el Dere­cho Inter­na­cio­nal, el res­pe­to a la Sobe­ra­nía y el fiel cum­pli­mien­to de los Tra­ta­dos Inter­na­cio­na­les.
4. Reafir­mar el prin­ci­pio fun­da­men­tal de la invio­la­bi­li­dad de los loca­les de las misio­nes diplo­má­ti­cas y ofi­ci­nas con­su­la­res y la obli­ga­ción de los Esta­dos recep­to­res, en rela­ción a lo esta­ble­ci­do en la Con­ven­ción de Vie­na de 1961 sobre Rela­cio­nes Diplo­má­ti­cas y la Con­ven­ción de Vie­na de 1963 sobre Rela­cio­nes Con­su­la­res.
5.-Reafirmar el prin­ci­pio de Dere­cho Inter­na­cio­nal en vir­tud del cual no pue­de invo­car­se el dere­cho interno para no cum­plir una obli­ga­ción de carác­ter inter­na­cio­nal, como así está refle­ja­do en el artícu­lo 27 de la Con­ven­ción de Vie­na sobre el Dere­cho de los Tra­ta­dos de 1969.
6.- Reite­rar la vigen­cia de las ins­ti­tu­cio­nes del asi­lo y del refu­gio para pro­te­ger los Dere­chos Huma­nos de las per­so­nas que con­si­de­ren que su vida o inte­gri­dad físi­ca se encuen­tra ame­na­za­da.
7.- Exhor­tar a las Par­tes a con­ti­nuar el diá­lo­go y la nego­cia­ción direc­ta en pro­cu­ra de una solu­ción mutua­men­te acep­ta­ble con arre­glo al Dere­cho Inter­na­cio­nal.

Gua­ya­quil, 19 de agos­to de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *