Pro­tes­ta en Cas­te­jón ante la pre­sen­ta­ción del sub­tra­mo del TAV Cas­te­jón-Cadrei­ta

Alre­de­dor de 30 per­so­nas se han reu­ni­do para mos­trar su recha­zo al TAV y la defen­sa de un tren para [email protected] La Poli­cía Foral ha iden­ti­fi­ca­do a todas aque­llas per­so­nas que pasa­ban por las inme­dia­cio­nes del Museo de Cas­te­jón, don­de se rea­li­za­ba el acto en cues­tión. Es de des­ta­car la pre­sen­cia poli­cial en el acto, don­de los medios de comu­ni­ca­ción pre­sen­tes tam­bíen han sido iden­ti­fi­ca­dos. La alcal­de­sa de Cas­te­jón por su par­te ha aban­do­na­do el edi­fi­cio por la puer­ta tra­se­ra para evi­tar de esta mane­ra las pro­tes­tas ciu­da­da­nas. Se han corea­do gri­tos con­tra los recor­tes, con­tra el TAV y con­tra la fal­ta de demo­cra­cia exis­ten­te.
El con­se­je­ro de Fomen­to, Luis Zarra­lu­qui, ha fir­ma­do en Cas­te­jón con la UTE Accio­na-Obe­na­sa, el con­tra­to de obras para cons­truir un nue­vo sub­tra­mo del Tren de Alta Velo­ci­dad (TAV), entre Cas­te­jón y Cadrei­ta, a pesar de que ha reco­no­ci­do que exis­ten indi­cios de que el Esta­do espa­ñol se retra­sa­rá en su com­pro­mi­so de cons­truir la unión del tra­mo Cas­te­jón-Iru­ñe­rria con la vía que cir­cu­la has­ta Bar­ce­lo­na y Madrid. El com­pro­mi­so del Esta­do exis­te y está plas­ma­do en un con­ve­nio. Lo que pasa es que ese con­ve­nio, como todas las cosas, pue­de ser revi­sa­do para reco­ger las posi­bi­li­da­des que el Esta­do tie­ne en este momen­to eco­nó­mi­co», ha des­ta­ca­do Zarra­lu­qui. De este modo, no hay garan­tías de que una vez con­clui­do el tra­mo Cas­te­jón-Iru­ñe­rria, vaya a tener con­ti­nui­dad hacia el sur. Asi­mis­mo, Zarra­lu­qui ha admi­ti­do que no exis­te calen­da­rio ni pro­yec­to sobre la futu­ra esta­ción del TAV en Tute­ra, que tam­bién corres­pon­de al Esta­do. La situa­ción de la auto­vía a Jaca y a Logro­ño podría repe­tir­se, ya que Madrid no ha dado con­ti­nui­dad a estas vías una vez supe­ra­das las mugas de Ara­gón y La Rio­ja.

Jun­to a ello, Zarra­lu­qui ha insis­ti­do en que la inver­sión que el Gobierno nava­rro rea­li­za­rá no compu­tará como défi­cit y ha des­ta­ca­do que Nafa­rroa se limi­ta a pagar los intere­ses de los fon­dos que ade­lan­ta y que serán reem­bol­sa­dos por el Esta­do. El pro­pio Zarra­lu­qui ha reco­no­ció el domin­go en una entre­vis­ta en Dia­rio de Nava­rra que estos intere­ses ascien­den a 45 millo­nes de euros. El Gobierno nava­rro tie­ne pre­su­pues­ta­dos para este años 134 millo­nes para el TAV, una can­ti­dad simi­lar al recor­te anti­so­cial eje­cu­ta­do en junio, que ascen­dió a 132 millo­nes.

La Coor­di­na­do­ra con­tra el TAV, AHT Gel­di­tu Elkar­la­na quie­re denun­ciar el acto mera­men­te pro­pa­gan­dí­si­ti­co rea­li­za­do hoy en Cas­te­jón, don­de ha teni­do lugar la fir­ma de la rea­li­za­ción del sub­tra­mo Cas­te­jón – Cadrei­ta, entre repre­sen­tan­tes del Gobierno Nava­rro, con el Con­se­je­ro Zarra­lu­qui a la cabe­za, y el geren­te de la UTE Accio­na-Obe­na­sa. Que­re­mos insis­tir en el oscu­ran­tis­mo, la fal­ta de infor­ma­ción y la ausen­cia de total trans­pa­ren­cia en todo lo que rodea al TAV. No es de reci­bo que mien­tras la socie­dad deman­da que se garan­ti­cen dere­chos bási­cos como el dere­cho a la sani­dad, la edu­ca­ción y los ser­vi­cios socia­les, el Gobierno Nava­rro fije su máxi­ma prio­ri­dad en la cons­truc­ción del Tren de Alta Velo­ci­dad, pues­to que pen­sa­mos que su cons­truc­ción solo res­pon­de a moti­va­cio­nes polí­ti­cas y empre­sa­ria­les muy con­cre­tas y que la socie­dad no se ha pro­nun­cia­do sobre esta cuestión,dado que en nin­gún momen­to des­de las ins­ti­tu­cio­nes se ha que­ri­do pro­mo­ver un deba­te social acer­ca de la nece­sa­rie­dad o no de esta infra­es­truc­tu­ra tan con­tes­ta­da social­men­te.

La deno­mi­na­da Pla­ta­for­ma Ribe­ra por el Tren Social, No al TAV ha recha­za­do este lunes el acto de pro­pa­gan­da polí­ti­ca ver­gon­zo­sa que a su jui­cio ha supues­to la fir­ma del con­tra­to de obras del TAV entre Cas­te­jón y Cadrei­ta, for­ma­li­za­do por los res­pon­sa­bles de la quie­bra eco­nó­mi­ca actual. En una nota, la Pla­ta­for­ma lamen­ta el apo­yo mos­tra­do a las obras por UPN, PP y PSN, a los que seña­la ade­más como res­pon­sa­bles de las difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas actua­les y de los enor­mes recor­tes socia­les que se están pro­du­cien­do y que están cas­ti­gan­do a la mayo­ría social que no es otra que la cla­se obre­ra. Ade­más del aspec­to eco­nó­mi­co, inci­den en los per­jui­cios medioam­bien­ta­les y socia­les que esta nue­va infra­es­truc­tu­ra impli­ca­ría para nues­tro terri­to­rio, ya que el TAV pro­du­ci­ría un impor­tan­te efec­to barre­ra, que afec­ta­ría tan­to a la fau­na, como a las per­so­nas al rea­li­zar sus labo­res en el cam­po. Ade­más, algu­nas pobla­cio­nes debe­rán sopor­tar, de cons­truir­se esta infra­es­truc­tu­ra, nive­les ele­va­dos de rui­dos y vibra­cio­nes, advier­ten tras apun­tar el caso de Cadrei­ta, situa­da a 600 metros del tra­za­do, y cuyos efec­tos nega­ti­vos se acu­mu­la­rían a los que aho­ra ya sopor­ta por la influen­cia de la auto­pis­ta.

Sus­trai Era­kun­tza ante la pre­sen­ta­ción de las obras del TAV rea­li­za­da en Cas­te­jón este medio­día

En los últi­mos días se ha cono­ci­do que las obras del Tren de Alta Velo­ci­dad en Nava­rra acu­mu­lan ya un retra­so de un año, cifra que pue­de aumen­tar con­si­de­ra­ble­men­te si se tie­nen en cuen­ta los recor­tes pre­su­pues­ta­rios que sufren tan­to Adif, como el Minis­te­rio de Fomen­to, y que se con­cre­ta­rán en Sep­tiem­bre. En estas cir­cuns­tan­cias, la pre­sen­ta­ción de las obras del TAV para el sub­tra­mo Cas­te­jón – Cadrei­ta, rea­li­za­da este medio­día en el Museo de Cas­te­jón nos ha pare­ci­do un acto publi­ci­ta­rio de muy dudo­so gus­to, si tene­mos en cuen­ta el gas­to super­fluo que supo­ne esta infra­es­truc­tu­ra, fren­te a los recor­tes que se están pro­du­cien­do en todos los gas­tos de carác­ter social. Por este moti­vo, la Fun­da­ción Sus­trai Era­kun­tza denun­cia en este comu­ni­ca­do el derro­che inne­ce­sa­rio que supo­ne la cons­truc­ción de esta infra­es­truc­tu­ra, así como los gra­ves impac­tos sobre el medio ambien­te que pue­de lle­gar a pro­du­cir.

La cons­truc­ción del TAV en Nava­rra supo­ne un dis­pen­dio eco­nó­mi­co de difí­cil jus­ti­fi­ca­ción. Su cons­truc­ción com­ple­ta en Nava­rra impli­ca un des­em­bol­so eco­nó­mi­co de más de 3.000 millo­nes de euros (según datos apor­ta­dos por RENFE y la Dele­ga­ción del Gobierno), que apa­ren­te­men­te debe­rá sufra­gar el Gobierno del Esta­do en el futu­ro, pero que de momen­to está apor­tan­do Nava­rra en su tota­li­dad. A esta can­ti­dad hay que aña­dir los 45 millo­nes de euros que el Gobierno de Nava­rra paga­rá por los intere­ses de los prés­ta­mos que ha teni­do que soli­ci­tar, según infor­ma­ba ayer tam­bién un rota­ti­vo local.

Todo este des­em­bol­so se ha de rea­li­zar en una situa­ción de gran incer­ti­dum­bre eco­nó­mi­ca, y tam­bién sobre el desa­rro­llo que segui­rá el tra­za­do del TAV en Nava­rra. Y esto es así por­que es el Esta­do quien tie­ne la res­pon­sa­bi­li­dad de con­ti­nuar el TAV entre Cas­te­jón y Zara­go­za, encon­trán­do­se todo este tra­mo en un esta­do aun muy tem­prano de su tra­mi­ta­ción, por lo que debe­rán pasar varios años has­ta que pudie­ran empe­zar las obras de cons­truc­ción. Y ello sin cono­cer aun los recor­tes que se vis­lum­bran en el hori­zon­te, y que se cono­ce­rán en sep­tiem­bre, como ya se ha indi­ca­do.

En la actual situa­ción de cri­sis eco­nó­mi­ca, cons­truir un tren que solo cir­cu­le entre Pam­plo­na y Cas­te­jón impli­ca asu­mir un gran­dí­si­mo ries­go, dado que el Esta­do pue­de deci­dir que no rea­li­za una cone­xión que estu­vo pre­vis­ta y pla­ni­fi­ca­da en épo­ca de bonan­za eco­nó­mi­ca. Sin ir más lejos, la cone­xión del tra­mo aho­ra pre­sen­ta­do se debe rea­li­zar a tra­vés de un via­duc­to de 550 metros de lar­go sobre el río Ebro, obra de gran difi­cul­tad téc­ni­ca y que pre­ci­sa­ría de un gran des­em­bol­so eco­nó­mi­co.

Pero ade­más es nece­sa­rio recor­dar los impor­tan­tes impac­tos medioam­bien­ta­les y socia­les que esta nue­va infra­es­truc­tu­ra impli­ca­ría para nues­tro terri­to­rio. El Tren de Alta Velo­ci­dad pro­du­ci­ría en Nava­rra un impor­tan­te efec­to barre­ra, que afec­ta­ría tan­to a la fau­na, como a las per­so­nas al rea­li­zar sus labo­res en el cam­po. Este efec­to se ve incre­men­ta­do en el tra­mo aho­ra adju­di­ca­do por la coexis­ten­cia a muy poca dis­tan­cia y en la mis­ma direc­ción de otra infra­es­truc­tu­ra lineal, la Auto­pis­ta de Nava­rra. Y a estos efec­tos en el mun­do rural se une el hecho de que las obras del TAV se vayan a rea­li­zar sobre terre­nos en los que se ha ter­mi­na­do recien­te­men­te la con­cen­tra­ción par­ce­la­ria de Val­tie­rra y Argue­das. Por si no fue­ra sufi­cien­te el derro­che del TAV, a ello se une el de unas obras rura­les que han de ser modi­fi­ca­das antes de lle­gar ni siquie­ra a usar­se.

Pero este mis­mo efec­to de des­truc­ción y frag­men­ta­ción se pro­du­ce tam­bién sobre hábi­tats natu­ra­les con gran inci­den­cia sobre la fau­na y la flo­ra, afec­tan­do a luga­res reco­no­ci­dos como zonas pro­te­gi­das medio-ambien­tal­men­te. Este sería el caso del via­duc­to que debe­ría cons­truir­se para conec­tar este tra­mo hacia Zara­go­za, atra­ve­san­do el río Ebro. En este pun­to, la infra­es­truc­tu­ra tie­ne una afec­ción direc­ta sobre el Encla­ve Natu­ral EN-24 Soto Alto, que está reco­no­ci­do por el Decre­to Foral 971991 de 21 de mar­zo. Esta zona per­te­ne­ce al vie­jo cau­ce del río Ebro, y la vege­ta­ción de ribe­ra que el via­duc­to des­trui­ría da cobi­jo a mul­ti­tud de espe­cies de aves acuá­ti­cas y otras espe­cies pro­te­gi­das.

Final­men­te, decir que algu­nas pobla­cio­nes debe­rán sopor­tar, de cons­truir­se esta infra­es­truc­tu­ra, nive­les ele­va­dos de rui­dos y vibra­cio­nes. Este es el caso de Cadrei­ta, situa­da a esca­sos 600 metros del tra­za­do, y cuyos efec­tos nega­ti­vos se acu­mu­la­rían a los que aho­ra ya sopor­ta por la influen­cia de la auto­pis­ta. Por todos estos moti­vos, Sus­trai Era­kun­tza soli­ci­ta al Gobierno de Nava­rra que deten­ga las obras y ana­li­ce dete­ni­da­men­te su uti­li­dad social, su ren­ta­bi­li­dad socio-eco­nó­mi­ca, así como las impli­ca­cio­nes terri­to­ria­les y medioam­bien­ta­les de la obra del Tren de Alta Velo­ci­dad en Nava­rra.

Fun­da­ción Sus­trai Era­kun­tza

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *