Ins­tru­men­tos ideo­ló­gi­cos del Pen­tá­gono y su “cuar­ta gue­rra mun­dial”- Alfre­do Jali­fe-Rah­me

La carre­ra arma­men­tis­ta –un super­la­ti­vo nego­cio– y la pro­cu­ra­ción de las gue­rras nece­si­tan “recur­sos huma­nos”, reclu­ta­dos en las uni­ver­si­da­des y los mul­ti­me­dia, para per­sua­dir sobre la noble­za filan­tró­pi­ca de sus fines ante una opi­nión públi­ca deli­be­ra­da­men­te des­in­for­ma­da.

Fue­ra de los pro­pios ins­ti­ga­do­res cupu­la­res de las gue­rras, de no ser por una eli­te de inves­ti­ga­do­res leja­nos a las lubri­ca­cio­nes pecu­nia­rias, nadie sabría la razón por la cual fue­ron lan­za­das dos bom­bas nuclea­res por Esta­dos Uni­dos en Japón (”La deci­sión para usar la bom­ba ató­mi­ca y la arqui­tec­tu­ra del mito esta­dou­ni­den­se”, Gar Alpe­ro­vitz, Knopf, 1995).

Cuan­do los tam­bo­res de gue­rra retum­ban en Israel –con la per­tur­ba­do­ra des­crip­ción de un muy agi­ta­do pre­mier Netan­yahu dis­pues­to a correr todos los ries­gos (Haa­retz, 3/​8/​12) con tal de bom­bar­dear a Irán – , Bill Kris­tol, con des­me­di­da influen­cia en los mul­ti­me­dia de Esta­dos Uni­dos y direc­tor de Emer­gency Com­mit­tee on Israel (ECI), inqui­rió cuál era la uti­li­dad de poseer bom­bas nuclea­res “si no se usan” (ver Bajo la Lupa, 15/​7/​12).

ECI exhi­be alar­man­tes tras­la­pes de su mem­bre­sía con su geme­lo Com­mit­tee on The Pre­sent Dan­ger (Comi­té del Peli­gro Pre­sen­te: CPD, por sus siglas en inglés), matriz ope­ra­ti­va de cabil­de­ros “aca­dé­mi­cos” quie­nes impul­san la agen­da del Pen­tá­gono y la “cuar­ta (sic) gue­rra mun­dial” con­tra el “terro­ris­mo islá­mi­co” y quie­nes, en su obse­sión de “gue­rra per­ma­nen­te”, cata­lo­gan a la gue­rra fría como la “ter­ce­ra (sic) gue­rra mun­dial”.

Bill Kris­tol y Robert Kagan, iden­ti­fi­ca­dos por su per­te­nen­cia a la fau­na de neo­con­ser­va­do­res straus­sia­nos que impul­sa­ron el desas­tre de las gue­rras de Esta­dos Uni­dos en Irak y Afga­nis­tán, publi­ca­ron como ape­ri­ti­vo pre­mo­ni­to­rio un año antes del 911 el libro con­jun­to Peli­gros pre­sen­tes.

Según Sour­ce Watch, CPD es un “gru­po de apo­yo hal­cón (¡súper sic!) fun­da­do en 1950 para “impul­sar pre­su­pues­tos más amplios del Pen­tá­gono y una acu­mu­la­ción de armas con el fin de con­tra­rres­tar a la URSS”.

Peter Han­na­ford, ante­rior direc­tor de CPD, muy cer­cano al Par­ti­do Repu­bli­cano y ante­rior con­se­je­ro de Reagan, comen­tó en 2004 que “vemos un para­le­lo entre la ame­na­za sovié­ti­ca y la del terro­ris­mo”.

Ese mis­mo año el direc­tor de CPD era James Wool­sey –ante­rior direc­tor de la CIA, vice­pre­si­den­te de la con­sul­to­ra Booz Allen & Hamil­ton (que, por cier­to, “ase­so­ra” a los pre­si­den­tes del PAN) – , don­de des­ta­ca la cre­ma y nata del súper fas­cis­mo de Esta­dos Uni­dos, entre ellos el con­tro­ver­ti­do sena­dor Joseph I. Lie­ber­man (su copre­si­den­te), muy cer­cano a Israel, y el rabino Dov Zakheim (todo un per­so­na­je que mere­ce él solo una enci­clo­pe­dia), ante­rior audi­tor del Pen­tá­gono y sobre quien pen­de un polé­mi­co fal­tan­te (¡súper sic!) en la con­ta­bi­li­dad mili­tar de nada menos que 2.3 billo­nes de dóla­res (www​.onli​ne​jour​nal​.com/​a​r​t​m​a​n​/​p​u​b​l​i​s​h​/​a​r​t​i​c​l​e​_​1​0​1​5​.​s​h​tml), alre­de­dor de dos veces el PIB de Méxi­co.

Donald Rums­feld, ante­rior secre­ta­rio del Pen­tá­gono de Baby Bush, reco­no­ció la eva­po­ra­ción mági­ca de tan colo­sal can­ti­dad de dine­ro (www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​x​U​4​G​d​H​L​U​HwU).

CPD osten­ta miem­bros que se tras­la­pan con Ame­ri­can Enter­pri­se Ins­ti­tu­te, Heri­ta­ge Foun­da­tion, Ame­ri­can Israel Public Affairs Com­mit­tee (AIPAC) y Boeing (nota: para pro­mo­ver sus ven­tas de armas).

Varios de los miem­bros de CPD son geme­los de la Comi­sión Tri­la­te­ral (nota: que inclu­ye a varios entre­guis­tas “mexi­ca­nos”: www​.squi​doo​.com/​T​R​I​L​A​T​E​R​A​L​C​O​M​M​I​S​S​ION ).

CPD fue dise­ña­do para “aler­tar a EU del ‘peli­gro pre­sen­te’ sovié­ti­co” bajo la agen­da secre­ta Natio­nal Secu­rity Coun­cil (NSC-68) escri­ta por el super­hal­cón Paul Nitze con el fin de man­te­ner “una supre­ma­cía mili­tar de EU en el mun­do”.

El blog de Cam­brid­ge Fore­cast Group cata­lo­ga a CPD como “una fabri­ca de men­ti­ras” de los sio­nis­tas neo­con­ser­va­do­res (19÷11÷07).

Tom Barry, direc­tor de polí­ti­ca del think tank Inter­na­tio­nal Rela­tions Cen­ter (IRC), con sede en Washing­ton, expo­ne la evo­lu­ción des­de 1950 del con­tro­ver­ti­do CDP y cri­ti­ca la cos­mo­go­nía béli­ca de Esta­dos Uni­dos que vis­lum­bra en for­ma para­noi­de “peli­gros por doquier” (Asia Times, 23/​6/​06).

Cita Tom Barry que los “hal­co­nes influ­yen­tes” Dean Ache­son, ex secre­ta­rio de Esta­do, y Paul Nitze, ex direc­tor de Pla­nea­ción del Depar­ta­men­to de Gue­rra, “reco­no­cie­ron que el docu­men­to NSC-68 debía ser tan­to un ins­tru­men­to de pro­pa­gan­da (sic)” como “guía polí­ti­ca” del Pen­tá­gono.

Dean Ache­son adu­jo que el “obje­ti­vo de NSC-68″, la hoja de ruta de CPD, con­sis­tía en “apa­lear (sic) la masa (sic) men­tal (sic) para que no sola­men­te el pre­si­den­te haga una deci­sión sino que ésta sea imple­men­ta­da”.

Tom Barry expo­ne la “amplia mem­bre­sía de israe­líes en CPD” y su “tras­la­pe” con Jewish Ins­ti­tu­te for Natio­nal Secu­rity Affairs (pro Likud) y el muy ses­ga­do Midd­le East Forum.

CPD apa­dri­nó un semi­na­rio sobre la “cuar­ta (sic) gue­rra mun­dial” (9÷11÷04), que epi­to­mi­za la “gue­rra con­tra el terro­ris­mo islá­mi­co” y cuyos ponen­tes fue­ron pro­mi­nen­tes neo­con­ser­va­do­res straus­sia­nos: Nor­man Podho­retz, James Wool­sey (ex direc­tor de la CIA), Eliot Cohen, Rachel Ehren­feld y Paul Wol­fo­witz (ex sub­se­cre­ta­rio del Pen­tá­gono y ex pre­si­den­te del Ban­co Mun­dial).

Sesen­ta y dos años des­pués, en su nue­va meta­mor­fo­sis de ini­cios del siglo XXI –don­de la cons­tan­te esce­no­gra­fía es la “gue­rra per­ma­nen­te” y sólo varía el ape­lli­do del enemi­go en turno (v. gr. sus­ti­tuir a la URSS de la gue­rra fría por el sobre­di­men­sio­na­do “terro­ris­mo islá­mi­co” de la “cuar­ta gue­rra mun­dial”) – , CPD, según Tom Barry, “tie­ne como obje­ti­vo ele­var el nivel de peli­gro entre los esta­dou­ni­den­ses decla­ran­do que Esta­dos Uni­dos está inmer­so en la cuar­ta (sic) gue­rra mun­dial, pero que aún no ha com­pro­me­ti­do recur­sos ade­cua­dos para la bata­lla glo­bal”.

¿Cómo? Esta­dos Uni­dos antes debe salir de su incoer­ci­ble maras­mo finan­cie­ro des­pués de haber dila­pi­da­do colo­sa­les for­tu­nas sin resul­ta­dos tan­gi­bles en sus falli­das gue­rras de Irak y Afga­nis­tán.

Tom Barry adu­ce que “cin­co años des­pués de exa­ge­ra­das eva­lua­cio­nes de ame­na­zas de los neo­con­ser­va­do­res y de la admi­nis­tra­ción Bush –muchos de los cua­les han sido públi­ca­men­te expues­tos, como las armas de des­truc­ción masi­va y los víncu­los sin fun­da­men­to en Irak de Sad­dam Hus­sein-Osa­ma Bin Laden – , CPD enfren­ta un mayor desa­fío en obte­ner acep­ta­ción para su lla­ma­do al gobierno de Esta­dos Uni­dos de expan­dir su mal diri­gi­da “gue­rra con­tra el terro­ris­mo” y su “cru­za­da misio­ne­ra para expan­dir la liber­tad”.

Con­clu­ye Tom Barry que este nue­vo clon del CPD pri­mi­ge­nio es pro­ba­ble que sea inca­paz de ven­der su visión alar­mis­ta del “peli­gro pre­sen­te”.

A mi jui­cio, CPD se ago­tó gri­tan­do “ahí vie­ne el lobo” que tuvo vigen­cia mien­tras Esta­dos Uni­dos goza­ba de pri­ma­cía finan­cie­ra glo­bal.

Hoy la béli­ca obse­sión pro­pa­gan­dís­ti­ca de CPD la con­vir­tió en una ana­cró­ni­ca enti­dad voci­fe­ran­te (gra­cias al increí­ble con­trol del eje multimedia/​Hollywood/​Las Vegas/​Wall Street/​Congreso) y cuyo dis­cur­so ha sido adop­ta­do y adap­ta­do por su gran alia­do, el “sio­nis­ta mesiá­ni­co” (ex direc­tor del Mos­sad dixit) Netan­yahu, quien para encen­der su ciga­rro está dis­pues­to a incen­diar al pla­ne­ta y lis­to a “apa­lear la masa men­tal” del géne­ro humano con su pro­pa­gan­da muy abu­rri­da de eterno ver­du­go seu­do­vic­ti­mi­za­do.

Alfre­do Jali­fe-Rah­me

La Jor­na­da

8 de agos­to de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *