EHK entre­vis­ta a Ampa­ro Lashe­ras

Hace esca­sas sema­nas se ha cono­ci­do la abso­lu­ción de los encau­sa­dos de D3M y Aska­ta­su­na. Des­pués de reba­sar la rabia y el can­san­cio pade­ci­do en la Audien­cia Nacio­nal por cul­pa de las leyes de excep­ción del Esta­do espa­ñol, Eus­kal Herri­ko Komu­nis­tak (EHK) ha teni­do la opor­tu­ni­dad de hablar con la por­ta­voz de D3M y la mili­tan­te de la Izquier­da Aber­tza­le Ampa­ro Lashe­ras, que ya supe­ra­do el jui­cio esta como siem­pre, con mucha ilu­sión de tra­ba­jar. Ampa­ro ha acce­di­do ama­ble­men­te a hacer la entre­vis­ta y ha con­tes­ta­do exten­sa­men­te a las pre­gun­tas. El pro­ce­so polí­ti­co de Eus­kal Herria, la cri­sis capi­ta­lis­ta, la con­fi­gu­ra­ción de la nue­va Izquier­da Aber­tza­le y su tra­yec­to­ria como mili­tan­te y revo­lu­cio­na­ria son los aspec­tos mas remar­ca­bles de esta entre­vis­ta. Mila esker Ampa­ro

Jada aste batzuk iga­ro dira D3M eta Aska­ta­su­na­ko auzi­pe­tuak absol­bi­tu zituz­te­ne­tik. Auzi­te­gi Nazio­na­lak eta Espai­nia­ko sal­bues­pen lege­riak era­gin­da­ko nekea eta amo­rrua gain­di­tu ostean eta lane­ra­ko ilu­sio osoz, Eus­kal Herri­ko Komu­nis­tak (EHK) anto­la­kun­deak Ampa­ro Lashe­ras D3Mko boze­ra­mai­le eta Ezker Aber­tza­le­ko mili­tan­te eza­gu­na­re­kin hitz egi­te­ko auke­ra izan du. Ampa­rok adeitsu har­tu gai­tu, egi­ni­ko gal­de­rak luze eta zabal eran­tzu­nez. Eus­kal Herriak bizi duen pro­ze­su poli­ti­koa, kapi­ta­lis­moa­ren kri­sia, Ezker Aber­tza­le berria­ren kon­fi­gu­ra­zioa eta bere ibil­bi­de mili­tan­te eta iraul­tzai­lea dira elka­rriz­ke­ta­ren min­tza­gai nagu­siak. Eske­rrik asko Ampa­ro!

Ira­ku­rri agi­ria – ver el docu­men­to en PDF

¿Lo pri­me­ro como te encuen­tras? ¿Has podi­do reen­con­trar­te con tus com­pa­ñe­ros que han esta­do con­ti­go en esos duros días de jui­cio en la Audien­cia Nacio­nal?

Muy bien. La incer­ti­dum­bre de qué pasa­rá se ha ter­mi­na­do y es como una libe­ra­ción emo­cio­nal. Eso en el aspec­to per­so­nal, en el polí­ti­co sólo es una peque­ña vic­to­ria. Aún que­dan muchos com­pa­ñe­ros en la cár­cel o pen­dien­tes de jui­cio, por lo tan­to sig­ni­fi­ca que toda­vía que­da muchí­si­mo tra­ba­jo por hacer. Mis com­pa­ñe­ros de suma­rio están, como yo, dis­fru­tan­do de su liber­tad, sobre todo Zuri­ñe, que a los pocos días de que nos comu­ni­ca­sen la sen­ten­cia, su com­pa­ñe­ro que­dó en liber­tad des­pués de 20 años de cár­cel. Como dice una can­ción que me gus­ta mucho “de vez en cuan­do la vida nos besa en la boca y nos invi­ta a salir con ella a esce­na”. Creo que todos esta­mos vivien­do un poco esa sen­sa­ción.

¿Qué opi­nas sobre la cri­sis capi­ta­lis­ta actual y cómo ves la coyun­tu­ra inter­na­cio­nal?

Duran­te años el capi­ta­lis­mo ha esta­do hacien­do con todos los ins­tru­men­tos a su alcan­ce, que son todos, el tra­ba­jo ideo­ló­gi­co nece­sa­rio para con­for­mar una socie­dad con­su­mis­ta, muy indi­vi­dua­lis­ta, mie­do­sa e inso­li­da­ria y con valo­res muy bur­gue­ses que ha afec­ta­do inclu­so a sec­to­res muy com­ba­ti­vos de la izquier­da. Logra­ron con­ven­cer con la absur­da teo­ría de que las ideo­lo­gías habían muer­to y que la lucha de cla­ses era un pen­sa­mien­to demo­dé. Des­pués de ese tra­ba­jo ideo­ló­gi­co, len­to pero segu­ro, del pen­sa­mien­to úni­co, de la pasi­vi­dad aco­mo­da­da a “es lo que hay”, aho­ra, se han dado pri­sa para eje­cu­tar la ofen­si­va final. Una vez des­pe­ja­do el hori­zon­te de opo­si­ción social y sin­di­cal, han pues­to en mar­cha la cri­sis eco­nó­mi­co-finan­cie­ra nece­sa­ria para arre­ba­tar todos los dere­chos labo­ra­les, socia­les, polí­ti­cos… con­di­cio­nan­do así la sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca y con­se­guir con ello el some­ti­mien­to polí­ti­co de los gobier­nos. En el ámbi­to inter­na­cio­nal, sería muy lar­go de comen­tar, en reali­dad ocu­rre lo mis­mo. Des­de el 11S, ahí están las inva­sio­nes de Irak, Afga­nis­tán, Libia y Siria y pro­ba­ble­men­te Irán…por el domi­nio geo­es­tra­té­gi­co y eco­nó­mi­co del petró­leo. Y en Euro­pa, si recor­dá­se­mos tra­ta­dos que se han fir­ma­do en la CE como el de Maas­tricht o Lis­boa, nos daría­mos cuen­ta de que eran el preám­bu­lo, la pre­pa­ra­ción de lo que aho­ra tene­mos, una Euro­pa de dere­chas, con popu­lis­mos muy peli­gro­sos, diri­gi­da por el capi­tal y don­de Ale­ma­nia impo­ne sus órde­nes. Escu­ché a un comen­ta­ris­ta decir que lo que no con­si­guó Hitler con sus ejér­ci­tos, some­ter a Euro­pa, lo está con­si­guien­do la seño­ra Mer­kel eco­nó­mi­ca­men­te. Y creo que tenía razón.

¿Qué pasos debe dar Eus­kal Herria en este con­tex­to de cri­sis mun­dial?

Los nece­sa­rios para salir del Esta­do espa­ñol y con­se­guir la inde­pen­den­cia polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca que nos per­mi­ta deci­dir como un pue­blo libre, pre­pa­ra­do y con­ven­ci­do ideo­ló­gi­ca­men­te para plan­tar cara a los abu­sos del sis­te­ma capi­ta­lis­ta. ¿Cómo hacer­lo? Como decían en los con­cur­sos que se pusie­ron de moda en mi infan­cia, ésa es la pre­gun­ta del millón. Los tiem­pos están cam­bian­do muy rápi­do y están situan­do a Eus­kal Herria en coyun­tu­ras eco­nó­mi­cas y socia­les muy dife­ren­tes a las que hemos cono­ci­do en un pasa­do muy recien­te. Por lo tan­to nece­si­ta­mos ele­men­tos nue­vos para rea­li­zar el aná­li­sis, los de hace unos años no sir­ven. En Eus­kal Herria exis­te una expe­rien­cia de lucha polí­ti­ca y de orga­ni­za­ción popu­lar muy impor­tan­te. La tene­mos que apro­ve­char y uti­li­zar, pero no hacien­do un revi­sio­nis­mo total. Hay que reco­no­cer y qui­tar los erro­res come­ti­dos y, par­tien­do de esas luchas, recu­pe­rar el baga­je para avan­zar hacia los obje­ti­vos fina­les, crean­do res­pues­tas nue­vas y valien­tes que den pro­ta­go­nis­mo al pue­blo y que ya se per­fi­lan en el docu­men­to de Zutik Eus­kal Herria. En mi opi­nión, una de las alter­na­ti­vas que debe­ría­mos desa­rro­llar es la des­obe­dien­cia civil, que como decía Gandhi, ten­dría que ser “acti­va y pro­vo­ca­ti­va”.

¿Qué es lo que mas te preo­cu­pa del nue­vo pro­ce­so polí­ti­co abier­to en Eus­kal Herria?

En pri­mer lugar el tiem­po, que es un mal enemi­go si lo cal­cu­lan y lo mane­jan los otros, en nues­tro caso, el gobierno espa­ñol y el capi­ta­lis­mo que defien­de Madrid y el PNV. Pien­so que cual­quier estra­te­gia y tác­ti­ca que se pro­lon­ga dema­sia­do en el tiem­po se pier­de por­que se con­vier­te en un fin y el obje­ti­vo pri­me­ro se dilu­ye has­ta con­ver­tir­se en nada. En segun­do lugar el men­sa­je de rei­vin­di­ca­cio­nes y denun­cias socia­les, que en tiem­po de cri­sis y recor­tes socia­les ten­dría que ser más cla­ro y con­tun­den­te para la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca. Y por supues­to los pre­sos, no sólo los enfer­mos y a los que se les apli­ca la ley Parot, todos. En mi opi­nión, que es muy modes­ta, no bas­ta con una mani­fes­ta­ción mul­ti­tu­di­na­ria una vez al año. Hay que ape­lar a la pre­sión de la movi­li­za­ción social y, ade­más, tra­ba­jar con cla­ri­dad y ahín­co por el pro­yec­to que defien­den los pre­sos. Cuan­to más nos acer­que­mos y más pasos demos en favor de la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo, en el tra­ba­jo ins­ti­tu­cio­nal y sobre todo en el movi­mien­to popu­lar, más cer­ca esta­re­mos de su libe­ra­ción. Para mi, ése es el gri­to de amnis­tía total. Y por últi­mo el rela­to, si per­de­mos la opor­tu­ni­dad de escri­bir con cla­ri­dad el rela­to de los últi­mos 50 años y deja­mos que lo escri­ban otros, his­tó­ri­ca­men­te esta­re­mos des­le­gi­ti­man­do un tiem­po impor­tan­te y deci­si­vo en el pasa­do y el futu­ro de Eus­kal Herria.

¿Exis­te la posi­bli­dad de que la Izquier­da Aber­tza­le sea asi­mi­la­da en el actual mar­co de opre­sión capi­ta­lis­ta?

Nun­ca se debe decir de esta agua no bebe­ré. Pero pien­so que no, que no suce­de­rá. Si no lo con­si­guió Fran­co y no lo han logra­do en los últi­mos trein­ta años, des­de la Tran­si­ción, tam­po­co aho­ra. El capi­tal humano, mili­tan­te e ideo­ló­gi­co de la IA es muy fuer­te. Pero como decía antes no nos pode­mos dor­mir en los lau­re­les. El éxi­to elec­to­ral y el tra­ba­jo ins­ti­tu­cio­nal sólo debe ser un ins­tru­men­to para avan­zar y refor­zar la lucha. Ahí, para evi­tar cual­quier velei­dad de asi­mi­la­ción, debe­rá jugar un papel impor­tan­te, como con­cien­cia acti­va, la orga­ni­za­ción popu­lar, la cla­se tra­ba­ja­do­ra y la lucha sin­di­cal.

¿Crees que es posi­ble rea­li­zar una ver­da­de­ra polí­ti­ca de izquier­da tam­bién des­de las ins­ti­tu­cio­nes impues­tas por la Refor­ma?

Des­de lue­go des­de las ins­ti­tu­cio­nes no se pue­de hacer la revo­lu­ción pero se pue­de tra­ba­jar por ella, para que se apro­xi­me a la reali­dad inme­dia­ta y no sea sólo el con­cep­to, el tér­mino de un len­gua­je “anti­guo” o la ima­gen de una uto­pía inal­can­za­ble. En teo­ría si se tie­ne mayo­ría se pue­den cam­biar las polí­ti­cas y trans­for­mar la socie­dad, y si se es opo­si­ción se pue­den denun­ciar los des­ma­nes, apo­yar, hacer piña y lle­var a las ins­ti­tu­cio­nes la voz de las rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res que se prohí­ben o no se escu­chan. Por ejem­plo, en estos momen­tos de impo­si­cio­nes y recor­tes, de leyes y decre­tos fas­cis­tas para con­tro­lar los pre­su­pues­tos, impo­ner los recor­tes sani­ta­rios, alte­rar el cen­so o eli­mi­nar par­la­men­ta­rios auto­nó­mi­cos y con­ce­ja­les, coar­tan­do con ello el auto­go­bierno y así for­ta­le­cer el cen­tra­lis­mo del Esta­do, des­de las ins­ti­tu­cio­nes tam­bién se podría hacer una insu­mi­sión y des­obe­dien­cia polí­ti­ca muy impor­tan­te y pien­so que revo­lu­cio­na­ria.

¿Qué pue­de supo­ner la des­apa­ri­ción de ETA para el pro­ce­so de liberación?¿Un movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio pue­de con­de­nar la vio­len­cia?

ETA aún no ha des­apa­re­ci­do, ha cesa­do en su acti­vi­dad arma­da que creo que no es exac­ta­men­te igual. En un pro­ce­so de libe­ra­ción esa deci­sión sig­ni­fi­ca que se ini­cia una estra­te­gia dife­ren­te por­que la lucha arma­da no es efi­caz en el avan­ce del pro­yec­to final. Por ello, hay que bus­car otros ins­tru­men­tos que per­mi­tan con­ti­nuar en el camino hacia la libe­ra­ción nacio­nal y social. Mien­tras no se renie­gue de los prin­ci­pios y de los obje­ti­vos la lucha siem­pre con­ti­núa. En cuan­to a la segun­da pre­gun­ta rela­ti­va a la con­de­na. Creo que no, que un movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio no debe con­de­nar la vio­len­cia. Siem­pre es legí­ti­ma, como defen­sa y con­tes­ta­ción ante la opre­sión social y polí­ti­ca. Si, según algu­nos teó­ri­cos, debe de exis­tir la vio­len­cia legí­ti­ma del Esta­do, no entien­do por­que no pue­de exis­tir la vio­len­cia revo­lu­cio­na­ria. Lo per­fec­to es que nin­gu­na vio­len­cia sea legí­ti­ma, eso sig­ni­fi­ca­ría que el mun­do es jus­to, que unos no domi­nan a otros. Una cosa muy difí­cil por cier­to.

Cuál es el mayor vir­tud de la IA y su defec­to más acu­sa­do?

Creo que tie­ne muchas. Pero su mayor vir­tud es su mili­tan­cia, su inque­bran­ta­ble áni­mo para seguir ade­lan­te con su com­pro­mi­so y su apor­ta­ción ideo­ló­gi­ca a tra­vés de sus acier­tos, sus erro­res, sus vic­to­rias y sus con­tra­dic­cio­nes. Su defec­to más acu­sa­do, lo tie­ne, pero pre­fie­ro no decir­lo. Per­te­nez­co a la base social de la IA y es en sus asam­bleas don­de debo hacer la crí­ti­ca.

¿Crees nece­sa­ria la exis­ten­cia de una Uni­dad Popu­lar o por el con­tra­rio hay que apos­tar por un par­ti­do de cor­te clá­si­co como for­ma orga­ni­za­ti­va efi­caz y efi­cien­te?

¿Te refie­res al deba­te orga­ni­za­ti­vo de Sor­tu? Soy de las que pre­fie­re una Uni­dad Popu­lar, y no un fren­te amplio por­que creo que es otra cosa dife­ren­te. Tam­po­co soy par­ti­da­ria de un par­ti­do de estruc­tu­ras clá­si­cas por muy efi­cien­te que sea. Creo que soy dis­ci­pli­na­da, pero ten­go una vena anar­quis­ta que me vie­ne de fami­lia y hace que me sien­ta mejor en una Uni­dad Popu­lar. Ade­más la UP me pare­ce más enri­que­ce­do­ra des­de el pun­to de vis­ta ideo­ló­gi­co, más par­ti­ci­pa­ti­va en la demo­cra­cia inter­na, más com­ba­ti­va con el sis­te­ma y menos pro­cli­ve a ser asi­mi­la­da por el queha­cer ins­ti­tu­cio­nal. En pocas pala­bras, repre­sen­ta mejor al pue­blo y a sus rei­vin­di­ca­cio­nes.

¿Ves fac­ti­ble el avan­ce en Eus­kal Herria de un pro­yec­to revo­lu­cio­na­rio que apues­te por el socia­lis­mo y que cami­ne hacia la demo­cra­cia eco­nó­mi­ca? Y si lo es

Sí ¿por qué no? En este pue­blo siem­pre ha exis­ti­do un pen­sa­mien­to revo­lu­cio­na­rio que se ha orga­ni­za­do. En los años 20 se orga­ni­za­ron los pri­me­ros comu­nis­tas jun­to a Larra­ña­ga. Eli Gallas­te­gi y Tri­fón Etxe­ba­rria en Jagi-jagi empe­za­ron hablar de revo­lu­ción y socia­lis­mo siguien­do a James Con­noly en Irlan­da. En 1930 se fun­dó ANV y en los 60 ETA, en la V Asam­blea, unió en una mis­ma mone­da la lucha por inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo. Va con la his­to­ria de este pue­blo y por lo tan­to cabe en el pre­sen­te y en el futu­ro. Y en estos momen­tos pue­de ser más que nece­sa­rio. Des­pués de la II Gue­rra Mun­dial la social­de­mo­cra­cia y el euro­co­mu­nis­mo se eri­gie­ron en líde­res del cam­bio social fren­te al capi­ta­lis­mo den­tro del pro­pio sis­te­ma, pero no ha fun­cio­na­do, éste les ha absor­bi­do y anu­la­do. Hay que reco­ger de nue­vo a Marx y Lenin, releer sus tex­tos y pro­pues­tas para bus­car su engan­che con la situa­ción actual de Eus­kal Herria antes que el capi­ta­lis­mo neo­li­be­ral y la inuti­li­dad de Espa­ña nos mate de tris­te­za.

¿Es nece­sa­rio por tan­to, un refe­ren­te comu­nis­ta den­tro de la Izquier­da Aber­tza­le y para el con­jun­to de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca?, ¿Por qué?

Sí y tam­po­co es algo nue­vo. En la mesa de Alsa­sua lo hubo y en KAS y en Herri Bata­su­na, aun­que en su fun­da­ción se decla­ró inter­cla­sis­ta. En la for­ma­ción de Bata­su­na tam­bién. Siem­pre han exis­ti­do per­so­nas y colec­ti­vos con pen­sa­mien­to comu­nis­ta o mar­xis­ta den­tro de la IA. El pro­ble­ma es que en los últi­mos años, el aco­so de la ile­ga­li­za­ción no ha per­mi­ti­do ahon­dar en ese deba­te. De cara a la socie­dad se ha per­di­do la refe­ren­cia­li­dad por­que la pala­bra “ile­gal” ha cons­ti­tui­do una losa para la for­ma­ción de una masa crí­ti­ca den­tro y fue­ra de la IA. Recu­pe­rar la refe­ren­cia­li­dad socia­lis­ta es una de las tareas impres­cin­di­bles en el futu­ro de la IA y de toda la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca que, aun­que no ha esta­do ile­ga­li­za­da, se ha des­pis­ta­do en su iden­ti­dad obre­ra y nece­si­ta con urgen­cia ins­tru­men­tos para enfren­tar­se a las medi­das neo­li­be­ra­les que le some­ten como pue­blo y como cla­se. ¿Me pre­gun­tas que por qué lo creo así? Por­que des­pués de muchos años me he dado cuen­ta por una deduc­ción de pen­sa­mien­to y de mi sen­ti­do común que la actua­li­za­ción del mar­xis­mo es lo úni­co que toda­vía pue­de dar res­pues­ta a los des­ma­nes del capi­ta­lis­mo. Howard Zinn, escri­bió un monó­lo­go, que aquí lo publi­có edi­to­rial Hiru, titu­la­do Marx en el Soho. Es muy intere­san­te por­que de for­ma muy ame­na y sen­ci­lla expli­ca el por­qué de lo que aca­bo decir.

¿Qué for­ma orga­ni­za­ti­va debe­ría adqui­rir?

¿El refe­ren­te comu­nis­ta? Bueno, es un poco com­pli­ca­do de con­tes­tar por­que en la IA esta­mos en la ante­sa­la de un deba­te orga­ni­za­ti­vo impor­tan­te y hay que acu­dir a él con hones­ti­dad, el cora­zón abier­to y las ideas muy cla­ras y todo lo que diga­mos antes son hipó­te­sis. Como per­so­nal­men­te me gus­ta la Uni­dad Popu­lar y me sien­to como una mili­tan­te de izquier­das casi comu­nis­ta, pien­so que es impor­tan­te que exis­ta una corrien­te de opi­nión mar­xis­ta y comu­nis­ta que expon­ga sus plan­tea­mien­tos con cla­ri­dad y entre en el deba­te fren­te a pen­sa­mien­tos dife­ren­tes, como pue­de ser la social­de­mo­cra­cia. En este momen­to no hay que tener mie­do a decir lo que se es. Todas las ideas u opcio­nes desean ser van­guar­dia y, como decía Ote­gi, se tra­ba­ja para ganar. Sin embar­go, ante el envi­te capi­ta­lis­ta del cen­tra­lis­mo espa­ñol que sufre Eus­kal Herria y el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, la unión hace la fuer­za y habrá que encon­trar un pun­to común en la dia­léc­ti­ca para que la UP sea van­guar­dia en la acu­mu­la­ción de fuer­zas que se mar­ca en la nue­va estra­te­gia.

¿Qué opi­nas del tra­ba­jo que está hacien­do Eus­kal Herri­ko Komu­nis­tak (EHK) den­tro de la Izquier­da Aber­tza­le?

En su día leí la ponen­cia que pre­sen­tó en el deba­te de la crea­ción de Bata­su­na y me gus­tó. Enton­ces vote la de Bate­gi­nez que es la que ganó el deba­te. EHK siguió en la IA y como bue­nos comu­nis­tas con­ti­nua­ron tra­ba­jan­do en la base y apor­tan­do su com­pro­mi­so e ideas e ima­gino que su balan­ce habrá sido posi­ti­vo. En este momen­to sé, que tam­bién como bue­nos segui­do­res de Lenin, su preo­cu­pa­ción radi­ca en cómo se estruc­tu­ra­rá el futu­ro para lograr el cam­bio; en la for­ma­ción y en la lucha ideo­ló­gi­ca hacia una masa crí­ti­ca, un aspec­to que debi­do a la situa­ción de ile­ga­li­za­ción de todos los colec­ti­vos de la IA se ha aban­do­na­do en los últi­mos años. Estoy con­ven­ci­da de que en el camino que se abra en la IA y en la orga­ni­za­ción popu­lar, ocu­pa­rán su lugar y segui­rán tra­ba­jan­do por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo con el mis­mo com­pro­mi­so que has­ta aho­ra.

¿Por qué deci­dis­te que tu vida debía enfo­car­se a luchar por la eman­ci­pa­ción de este país?

Muy sen­ci­llo, por­que es mi pue­blo, por­que he naci­do y vivo aquí y por­que le quie­ro y por­que duran­te toda mi vida lo he sen­ti­do como un pue­blo opri­mi­do, sin dere­chos, con sufri­mien­tos y con ansias de ser libre. Y como cla­se lo mis­mo. Soy hija y nie­ta de los obre­ros que per­die­ron la gue­rra y esa cir­cuns­tan­cia me ha apor­ta­do expe­rien­cias muy posi­ti­vas en mi con­cien­cia­ción. No me gus­ta el mun­do como está estruc­tu­ra­do bajo el domi­nio y la bota de los intere­ses de unos pocos. Lle­gó un momen­to en mi vida en que me di cuen­ta de que en Eus­kal Herria sólo lucha­ban los otros y morían. Me miré a mi mis­ma y me dije que había que levan­tar­se y cami­nar a su lado. Tuve que apren­der muchas cosas; leer lo que me prohi­bían, pen­sar, tomar deci­sio­nes, ele­gir y encon­trar mi sitio en una opi­nión fir­me que mar­ca­se mi tra­ba­jo y mi com­pro­mi­so polí­ti­co. Lo encon­tré en los tex­tos de Marx, de Lenin, en el com­pro­mi­so revo­lu­cio­na­rio del Ché, de Txa­bi Etxe­ba­rrie­ta y de Arga­la. Des­pués de años de reco­rrer ese camino y poner en orden mis ideas aquí estoy.

¿Algu­na vez te arre­pen­tis­te de ser revo­lu­cio­na­ria?

Ser revo­lu­cio­na­ria es algo muy serio y muy impor­tan­te y gen­te espe­cial que lo dan todo. Yo, siem­pre me he con­si­de­ra­do una modes­ta dis­cí­pu­la de la revo­lu­ción que hago lo que pue­do. Pero no, nun­ca me he arre­pen­ti­do de ello. Reco­noz­co que a veces me ha pesa­do un poco, pero arre­pen­tir­me nun­ca.

¿Para ti, cuál es la defi­ni­ción de una mili­tan­te?

El hom­bre o la mujer que man­tie­ne su pen­sa­mien­to y su com­pro­mi­so polí­ti­co en todos los fren­tes don­de su tra­ba­jo sea más nece­sa­rio y efi­caz; el que es fiel a su idea y leal con su pue­blo y su cla­se.

Para fina­li­zar, una últi­ma refle­xión que quie­ras com­par­tir con el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co.

Que a Eus­kal Herria y al pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co aún les que­da mucho tra­ba­jo por hacer, tal vez el más duro y exi­gen­te por­que ya no pode­mos dete­ner­nos ni per­der.

Eus­kal Herri­ko Komu­nis­tak

[email protected]​gmail.​com

http://​ehk​.name/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *