Decla­ra­ción de Etxe­rat en Loio­la ante el esta­do de Josu Uribetxebarria

Nos hemos con­cen­tra­do en Loio­la, este 1 de agos­to, para hacer lle­gar a la Dele­ga­ción del Gobierno Vas­co nues­tra preo­cu­pa­ción por la situa­ción del pre­so polí­ti­co Josu Uri­betxe­ba­rria y nues­tra exi­gen­cia de que sea libe­ra­do de inmediato.

A Josu le diag­nos­ti­ca­ron, en 2005, un cán­cer de riñón. Cuan­do soli­ci­tó, en 2006, la liber­tad con­di­cio­nal con­tem­pla­da en la legis­la­ción para enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, los infor­mes médi­cos adver­tían ya del alto ries­go de metás­ta­sis que sufría dadas las carac­te­rís­ti­cas de su enfer­me­dad y otros fac­to­res que se docu­men­ta­ban. Pese a todo esto, se dene­gó su excarcelación.

El día 20 de este mes, fue ingre­sa­do en el hos­pi­tal de León. Nue­ve días más tar­de, las prue­bas rea­li­za­das halla­ban nue­vos nódu­los en pul­món y cabe­za que con­fir­ma­ban la metás­ta­sis que todos temía­mos. En estos momen­tos nos encon­tra­mos a la espe­ra de los resul­ta­dos de la pun­ción que el día 30 se le ha rea­li­za­do para cono­cer el alcan­ce de la metás­ta­sis. Pero sabe­mos que la enfer­me­dad ha entra­do ya en una fase irreversible.

Ante la dele­ga­ción del Gobierno Vas­co hoy pre­sen­te aquí, en Loio­la, queremos:

- Denun­ciar la pasi­vi­dad y el silen­cio del Gobierno Vas­co ante la durí­si­ma situa­ción y el sufri­mien­to a los que se ha esta­do y se está somen­tien­do a Josu Uri­betxe­ba­rria y a sus fami­lia­res. No pode­mos enten­der esta pasi­vi­dad si no es como la volun­tad de legi­ti­mar y dar cober­tu­ra a la acti­tud del gobierno espa­ñol para con los pre­sos y pre­sas enfer­mos, hacién­do­se cóm­pli­ces a su vez de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que per­si­gue para todos ellos el dete­rio­ro has­ta la irre­ver­si­bi­li­dad de su enfer­me­dad, igno­ran­do y vio­lan­do las leyes y dere­chos que exi­gen su excarcelación.

- Que­re­mos pre­gun­tar al Gobierno Vas­co si su inten­ción es la de con­ti­nuar de bra­zos cru­za­dos fren­te a las gra­ví­si­mas con­se­cuen­cias de una de las mayo­res vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos que sufren nues­tros fami­lia­res pre­sos y pre­sas vas­cas. Si va a per­sis­tir en su acti­tud de dar su con­sen­ti­mien­to de fac­to para man­te­ner en pri­sión, ale­ja­dos y dis­per­sa­dos ade­más, a los otros 13 pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Si va a con­ti­nuar ali­men­tan­do, con su silen­cio y pasi­vi­dad, el sufri­mien­to de los pre­sos enfer­mos y de sus familiares.

- Que­re­mos empla­zar­les, como car­gos públi­cos que son y defen­so­res de los dere­chos huma­nos que dicen ser, a que actúen en con­se­cuen­cia. La enfer­me­dad de Josu ha entra­do ya en una fase irre­ver­si­ble. Lo que la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria per­se­guía, ya lo tie­ne. Se le ha for­za­do a unas con­di­cio­nes que han agra­va­do su enfer­me­dad, se le han res­trin­gi­do cons­cien­te­men­te cui­da­dos y posi­bi­li­da­des, se le ha nega­do el dere­cho a la salud… pero no pue­de negár­se­le aho­ra, ni a él ni a sus fami­lia­res, el dere­cho a reco­rrer este últi­mo tra­mo de su enfer­me­dad en com­pa­ñía de los suyos, en la liber­tad que atem­pe­re su sufri­mien­to, físi­co y psí­qui­co. Empla­za­mos al Gobierno Vas­co a que enfren­te su res­pon­sa­bi­li­dad y ante el Gobierno Cen­tral e Ins­ti­tu­cio­nes peni­ten­cia­rias exi­ja inme­dia­ta, urgen­te­men­te, la libe­ra­ción de Josu Uri­betxe­ba­rria que por ley y por dere­cho le corresponde.

Diri­gi­mos tam­bién un lla­ma­mien­to a la socie­dad vas­ca, a los agen­tes polí­ti­cos, socia­les y sin­di­ca­les para que con su pre­sen­cia el sába­do día 5 en la mani­fes­ta­ción con­vo­ca­da por Herri­ra en Arra­sa­te, exi­jan la liber­tad inme­dia­ta de Josu y se impli­quen acti­va­men­te para evi­tar que pue­da repe­tir­se con el res­to de pre­sos y pre­sas enfer­mos gra­ves la situa­ción a la que se ha abo­ca­do a Josu Uribetxebarria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.