Al minis­te­rio de inte­rior espa­ñol- Borro­ka Garaia

Todos los días pun­tual­men­te entrás en este blog. Des­co­noz­co si eres siem­pre el mis­mo o sois varios, ni que pues­to ocu­pas den­tro del orga­ni­gra­ma del minis­te­rio de inte­rior al que estás ads­cri­to. Lo mas pro­ba­ble es que seas un sim­ple secre­ta­rio, un corre­vei­di­le, ya que dudo mucho que lo hagas por hobby ni que los que estén por enci­ma tuyo se dig­nen a tras­tear en blogs. No creo que te intere­sen ni te gus­ten espe­cial­men­te los deba­tes polí­ti­cos y aná­li­sis que esta pági­na web pue­da ofre­cer (segu­ra­men­te los detes­tas). Para tí somos el enemi­go y cier­ta­men­te para noso­tros no lo sois menos.

Sin embar­go hoy no voy a escri­bir nada de polí­ti­ca, sim­ple­men­te voy a hablar con­ti­go como si estu­vié­ra­mos cara a cara. Y es que apa­ren­te­men­te aun­que la gen­te no lo sue­la creer todos esta­mos hechos de la mis­ma pas­ta. Un cúmu­lo de cir­cuns­tan­cias hace que este­mos a un lado u otro de la barri­ca­da. Para ti, las cir­cuns­tan­cias nues­tras nos han con­ver­ti­do en mons­truos y para noso­tros lo pro­pio en vues­tro caso. Sin embar­go, y sal­vo en casos con­cre­tos de psi­co­pa­tía entien­do que pue­des tener tu capa­ci­dad para sen­tir, pen­sar, que­rer a los tuyos, sen­tir dolor e inclu­so has­ta en algu­nos momen­tos enten­der el dolor ajeno. Así que por un momen­to te pedi­ría que te des­pren­das de las barre­ras de pro­tec­ción que has ido cons­tru­yen­do a lo lar­go de los años, yo haré lo pro­pio.

Las gue­rras y los con­flic­tos sacan bas­tan­tes cosas de lo peor que lle­va­mos den­tro. Aun­que no pre­ten­do en este caso juz­gar­te ni que me juz­gues. No exis­te real­men­te nada de roman­ti­cis­mo ni de jue­gos cuan­do el daño y el dolor se ins­ta­lan. No seré yo el que nie­gue el sufri­mien­to y el daño gene­ra­do en vues­tra gen­te, que ha sido enor­me. Aun así, has­ta en los peo­res con­flic­tos más des­car­na­dos exis­ten unas leyes y reglas que de ser sobre­pa­sa­das nos lle­van a los últi­mos pel­da­ños de la mise­ria huma­na.

Iosu Uri­betxe­ba­rria es un vecino de Arra­sa­te de 57 años que lle­va des­de 1997 en pri­sión. Está en la lis­ta con­fec­cio­na­da por pro­fe­sio­na­les sani­ta­rios que per­te­ne­cen a Jai­ki Hadi, ya que según vues­tra ley debe­ría estar en liber­tad, al igual que el res­to de pre­sos con enfer­me­da­des muy gra­ves. Recien­te­men­te le ha sido diag­nos­ti­ca­do metás­ta­sis tras 7 años de habér­se­le detec­ta­do cán­cer de riñón. Nece­si­ta­ba un tra­ta­mien­to de por vida y un estric­to segui­mien­to para poder evi­tar jus­to lo que ha ter­mi­na­do pasan­do. Como es sabi­do, la vida en la cár­cel es incom­pa­ti­ble con este tipo de tra­ta­mien­to y asis­ten­cia médi­ca. Esta situa­ción irre­ver­si­ble a la que ha lle­ga­do Iosu podía haber sido evi­ta­da, por ley y por dere­cho. No habéis que­ri­do que así fue­ra como por ejem­plo en el caso de algu­nos de los vues­tros que han sido res­pon­sa­bles de tor­tu­ras has­ta la muer­te de un sadis­mo de lle­gar al extre­mo de que­mar cuer­pos y arran­car uñas. “Entien­do” la pro­tec­ción y el cor­po­ra­ti­vis­mo que os lle­va a pre­miar a los vues­tros, pero como te comen­ta­ba antes, inclu­so exis­ten cier­tas reglas en la gue­rra que no se pue­den sobre­pa­sar. Entien­do tam­bién que el pro­ce­so de des-huma­ni­za­ción del enemi­go que nece­si­táis para poder lle­var ade­lan­te cier­tas prác­ti­cas está muy avan­za­do ya.

De todas mane­ras, si aún que­da algún ras­tro de huma­ni­dad te pedi­ría que en el infor­me de hoy tras­la­des a tus supe­rio­res la peti­ción de liber­tad inme­dia­ta para Iosu Uri­betxe­ba­rria y el res­to de pre­sos polí­ti­cos vas­cos con enfer­me­da­des gra­ves. Noso­tros el 4 de agos­to nos mani­fes­ta­re­mos en Arra­sa­te por su liber­tad y vamos a hacer todo lo posi­ble para que esté en la calle. Has­ta lograr que lo sol­téis. No vamos a dejar­lo pasar y voso­tros no debe­ríais dejar pasar la opor­tu­ni­dad de aban­do­nar aun­que sea en estos casos el alar­ga­mien­to de una cruel­dad y vio­len­cia gra­tui­ta total­men­te inne­ce­sa­ria. No per­de­ríais nada y gana­ría­mos todos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *