Vene­zue­la y su hori­zon­te de de poten­cia social y ener­gé­ti­ca- GISXXI

Des­de los pri­me­ros años del gobierno boli­va­riano, el pro­ble­ma de la geo­po­lí­ti­ca mun­dial y el reto de cons­truir un mun­do mul­ti­po­lar, ha sido par­te fun­da­men­tal de la polí­ti­ca exte­rior vene­zo­la­na. Este esfuer­zo, ha teni­do como base, la com­pren­sión de los peli­gros que trae para la huma­ni­dad y nues­tras nacio­nes, la exis­ten­cia de un solo polo de poder expre­sa­do en la rapi­ña impe­rial, la cual con su his­tó­ri­ca prác­ti­ca inje­ren­cis­ta y mili­ta­ris­ta, cobra pre­sa fácil de nacio­nes ais­la­das y peque­ñas.

En esta direc­ción, encon­tra­mos el ter­cer obje­ti­vo his­tó­ri­co del Segun­do Plan­So­cia­lis­ta, para el perío­do 2013 – 2019. Dicho obje­ti­vo plan­tea “Con­ver­tir a Vene­zue­la en un país poten­cia en lo social, lo eco­nó­mi­co y lo polí­ti­co den­tro de la Gran Poten­cia Nacien­te de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, que garan­ti­cen la con­for­ma­ción de una zona de paz en Nues­tra Amé­ri­ca”.

Este obje­ti­vo expre­sa la doble con­di­ción para la cons­truc­ción de un nue­vo blo­que de poder en el con­cier­to mun­dial, uno es la con­so­li­da­ción como país poten­cia, el otro la arti­cu­la­ción con el pro­yec­to regio­nal lati­no­ame­ri­cano, lo cual sig­ni­fi­ca­rá la con­fi­gu­ra­ción de un nue­vo blo­que de poder en el table­ro geo­po­lí­ti­co del mun­do.

Tra­di­cio­nal­men­te, se ha enten­di­do como poten­cia a un Esta­do que tie­ne la capa­ci­dad de influir o pro­yec­tar poder a esca­la mun­dial. Esta posi­bi­li­dad vie­ne dada de su desa­rro­llo y pre­emi­nen­cia mili­tar, o de su cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co o capa­ci­dad de con­di­cio­nar a las demás nacio­nes.

Sin embar­go, el sen­ti­do de “poten­cia” esbo­za­do en el Segun­do Plan­So­cia­lis­ta, para el perío­do 2013 – 2019, está aso­cia­do a la acu­mu­la­ción de poder, al empo­de­ra­mien­to de los excluí­dos y el posi­cio­na­mien­to de Vene­zue­la­co­mo una nación con capa­ci­da­des pro­duc­ti­vas que per­mi­tan garan­ti­zar la vida bue­na de su pobla­ción y con capa­ci­da­des de defen­sa para pre­ser­var la auto­de­ter­mi­na­ción y la inde­pen­den­cia.

En esta direc­ción están plan­tea­dos los obje­ti­vos nacio­na­les del plan, los cua­les dicen tex­tual­men­te:

- “La cons­truc­ción del Pode­río Eco­nó­mi­co­de Vene­zue­la como poten­cia ener­gé­ti­ca, agro­ali­men­ta­ria e indus­trial a futuro,obliga a con­so­li­dar los avan­ces en cuan­toal desa­rro­llo del mar­co nor­ma­ti­vo y de lapo­lí­ti­ca de inver­sio­nes sobe­ra­nas para que­la rique­za nacio­nal esté al ser­vi­cio de lavi­da de nues­tro pue­blo y de la cons­truc­ción­de un mun­do de jus­ti­cia y paz”.

- “Igual­men­te se requie­re que la Nación,los sol­da­dos de la Patria con el res­pal­do­de todo el pue­blo, sigan incre­men­tan­do elfor­ta­le­ci­mien­to del Pode­río Mili­tar de laNa­ción, que es par­te de la tarea vital de lade­fen­sa inte­gral de nues­tra Patria”.

Lograr todo esto, impli­ca un cam­bio radi­cal en el patrón pri­ma­rio expor­ta­dor de petró­leo, sig­ni­fi­ca trans­for­mar la eco­no­mía de puer­to, hacia una eco­no­mía indus­trial, capaz de agre­gar valor a nues­tra for­ta­le­za cen­tral que es el petró­leo.

Nues­tra poten­cia está en la rique­za petro­le­ra, la cual vie­ne sien­do sem­bra­da para supe­rar la inequi­dad y la exclu­sión a la que por déca­das fue­ron some­ti­das las mayo­rías; la ren­ta petro­le­ra se ha uti­li­za­do duran­te estos 12 años de gobierno revo­lu­cio­na­rio, en la garan­tía, rea­li­za­ción y dis­fru­te de los dere­chos eco­nó­mi­cos y socia­les por par­te de toda la pobla­ción. Aho­ra se tra­ta de apa­lan­car­nos en la rique­za petro­le­ra para ser poten­cia indus­trial, ruta que no tie­ne otro hori­zon­te que un alto desa­rro­llo de nues­tra indus­tria petro­quí­mi­ca.

La petro­quí­mi­ca es una cade­na pro­duc­ti­va o indus­trial, que uti­li­za el petró­leo o el gas para la obten­ción de pro­duc­tos úti­les a diver­sos sec­to­res económicos.La petro­quí­mi­ca pro­du­ce bie­nes que son fun­da­men­ta­les en el sec­tor agro­ali­men­ta­rio, la indus­tria del plás­ti­co, la indus­tria tex­til y de con­fec­cio­nes, la indus­tria auto­mo­triz, la indus­tria de la cons­truc­ción, la indus­tria elec­tró­ni­ca y tele­má­ti­ca, entre otras.

En el con­cier­to de nacio­nes sur ame­ri­ca­nas, lati­no­ame­ri­ca­nas y del mun­do, Vene­zue­la bus­ca con­so­li­dar­se como poten­cia ener­gé­ti­ca mun­dial, la inter­co­ne­xión de las eco­no­mías en mar­cos regio­na­les como Mer­co­sur y Una­sur, exi­gen de nues­tro país una racio­na­li­za­ción mayor del apor­te y estra­te­gia de inser­ción en el con­jun­to de estos blo­ques, si bien, en el plano nacio­nal se for­ta­le­ce­rán diver­sos ren­glo­nes como lo agro­ali­men­ta­rio, las indus­trias bási­cas e inter­me­dias, es en los deri­va­dos indus­tria­les del petró­leo en los que debe­mos encon­trar nues­tro eje nacio­nal de desa­rro­llo.

El eje de gra­vi­ta­ción que para sur Amé­ri­ca vie­ne repre­sen­tan­do el desa­rro­llo indus­trial de Bra­sil, al ocu­par hoy el octa­vo lugar como poten­cia eco­nó­mi­ca en el mun­do, des­pués de Esta­dos Uni­dos, Chi­na, Japón, Fran­cia, Ale­ma­nia, Rei­no Uni­do e Ita­lia, será sin lugar a dudas com­ple­men­ta­do por Vene­zue­la, la cual al pro­yec­tar­se como poten­cia ener­gé­ti­ca, brin­da­rá al blo­que sur ame­ri­cano una pre­emi­nen­cia glo­bal sin pre­ce­den­tes.

Des­de ya Vene­zue­la apor­ta al sopor­te ener­gé­ti­co de diver­sos paí­ses sur ame­ri­ca­nos y lati­no­ame­ri­ca­nos, la petro­quí­mi­ca brin­da­rá el sopor­te bási­co para la indus­tria regio­nal, una indus­tria que debe ser pen­sa­da des­de la meto­do­lo­gía de cade­nas pro­duc­ti­vas, teji­das ya no en los lími­tes de lo nacio­nal, sino, en el con­jun­to de la región sur ame­ri­ca­na.

Sur Amé­ri­ca como poten­cia pre­sen­ta datos asom­bro­sos, geo­grá­fi­ca­men­te tie­ne una exten­sión de 17.749.189 de kiló­me­tros cua­dra­dos y una pobla­ción de 384.520.000 habi­tan­tes, tie­ne un pro­duc­to interno bru­to de 4,2 billo­nes de dóla­res, lo cual equi­va­le casi a la ter­ce­ra par­te del pib esta­dou­ni­den­se, el cual se ubi­ca en 14,66 billo­nes de dóla­res, y se acer­ca al pib de chi­na que es de 5.8 billo­nes de dóla­res.

Sur Amé­ri­ca tie­ne a Bra­sil que es la octa­va poten­cia indus­trial del mun­do, tie­ne a Vene­zue­la que hoy cuen­ta con las mayo­res reser­vas de petró­leo en el mun­do, Boli­via y Vene­zue­la poseen la segun­da mayor reser­va del gas del mun­do, tie­ne a Argen­ti­na la cual pue­de lle­gar a ser la des­pen­sa ali­men­ta­ria de todo el mun­do, sin lugar a dudas la poten­cia sur ame­ri­ca­na tie­ne todas las con­di­cio­nes para jugar un papel pro­ta­gó­ni­co en el trans­cur­so de la déca­da del 2012 a 2022.

Pero lo esen­cial, tam­bién está en Sur Amé­ri­ca, y es la movi­li­za­ción de sus pue­blos hacia la cons­truc­ción de un nue­vo dis­cur­so y prác­ti­ca del desa­rro­llo, don­de la poten­cia más valio­sa será la feli­ci­dad y cali­dad de vida de nues­tra gen­te.

Este 07 de Octu­bre se enfren­ta­ran un nue­vo móde­lo que pri­vi­le­gia la inte­gra­ción lati­no­ame­ri­ca­na y la cons­truc­ción de un mun­do mul­ti­po­lar con el vie­jo móde­lo de la subor­di­na­ción a la poli­ti­ca iun­ter­na­cio­nal de EEUU. ¡Los vene­zo­la­nos ele­gi­rán!

Jes­se Cha­cón

Direc­tor GISXXI

www​.gisx​xi​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *