Kutxa­bank : El expo­lio- Ekai Cen­ter

1. Como anti­ci­pá­ba­mos hace unos días, ha fal­ta­do tiem­po para que los res­pon­sa­bles de Kutxa­Bank empie­cen a apun­tar al Euro­gru­po como res­pon­sa­ble de la ban­ca­ri­za­ción /​entra­da de ter­ce­ros inver­so­res en las cajas de aho­rros vas­cas.

2. El Pre­si­den­te de Kutxa­Bank, acer­ta­da­men­te, ha afir­ma­do que si se con­fir­ma­ra que las cajas deben per­der el con­trol de Kutxa­Bank, se tra­ta­ría de un ver­da­de­ro “expo­lio”.

3.Es evi­den­te que la pér­di­da del patri­mo­nio acu­mu­la­do por la eco­no­mía vas­ca duran­te un siglo, sin nin­gún tipo de jus­ti­fi­ca­ción social ni eco­nó­mi­ca, no pue­de cali­fi­car­se sino como tal “expo­lio”.

4.Un expo­lio que no sólo es una tre­men­da injus­ti­cia para nues­tros ciu­da­da­nos y nues­tras empre­sas sino una radi­cal des­es­ta­bi­li­za­ción de nues­tra estruc­tu­ra eco­nó­mi­ca.

5.La cues­tión cla­ve en este momen­to es la siguien­te: expo­lio, sí, pero ¿quién es el autor del expo­lio?

6. Según se está trans­mi­tien­do, la CECA (Con­fe­de­ra­ción Espa­ño­la de Cajas de Aho­rros) está rea­li­zan­do ges­tio­nes acti­vas para que la entra­da en vigor de esta nor­ma­ti­va impues­ta por el Euro­gru­po se retra­se cuan­to sea posi­ble. Este comen­ta­rio no deja de ser sor­pren­den­te. ¿La CECA? ¿Y dón­de están el Gobierno Vas­co, las Dipu­tacio­nes, nues­tros líde­res polí­ti­cos, el Par­la­men­to Vas­co, las Jun­tas Gene­ra­les …?

¿No es casi tan impor­tan­te este “expo­lio” para nues­tra estruc­tu­ra eco­nó­mi­ca como pue­de ser­lo el Con­cier­to Eco­nó­mi­co?

7. Hay algu­nos datos sor­pren­den­tes tam­bién en rela­ción con los deba­tes sur­gi­dos al res­pec­to en las Asam­bleas Gene­ra­les de las tres cajas.

8. El pri­me­ro de ellos es que un deba­te de esta tras­cen­den­cia se pro­du­je­ra a pre­gun­tas del Par­ti­do Socia­lis­ta de Eus­ka­di y de Bil­du y que no sur­gie­ra de la pro­pia Pre­si­den­cia.

9. Lla­ma la aten­ción igual­men­te que no se haya alu­di­do en este deba­te a la sor­pren­den­te coin­ci­den­cia entre lo que aho­ra pare­ce que – según se dice- “nos obli­gan” y la pro­pues­ta de ban­ca­ri­za­ción con entra­da de ter­ce­ros inver­so­res plan­tea­da por el actual equi­po ges­tor en pri­ma­ve­ra de 2011 y no rec­ti­fi­ca­da has­ta sep­tiem­bre de 2011. Es decir que el Euro­gru­po – apa­ren­te­men­te- nos va a obli­gar –casual­men­te- a hacer lo que el equi­po eje­cu­ti­vo de Kutxa­bank que­ría hacer.

10. Es preo­cu­pan­te que no se trans­mi­tie­ra con cla­ri­dad en las Asam­bleas que la pér­di­da del con­trol plan­tea­da en el docu­men­to sólo es obli­ga­to­ria para las cajas “ban­ca­ri­za­das” pero no para las que no se ban­ca­ri­cen. Aun­que la obli­ga­to­rie­dad de la pér­di­da de con­trol en los tér­mi­nos en los que se ha plan­tea­do se lle­ve ade­lan­te, NO exis­te tal obli­ga­to­rie­dad para Kutxa­Bank. Bas­ta con rever­tir el pro­ce­so de ban­ca­ri­za­ción.

11.Rever­tir el pro­ce­so de ban­ca­ri­za­ción no es otra cosa sino una deci­sión de las Asam­bleas Gene­ra­les de las tres cajas que sus­ti­tu­ya la ban­ca­ri­za­ción-fusión fría por una fusión a tra­vés del mode­lo tra­di­cio­nal de las cajas de aho­rros. Si real­men­te se quie­re, pue­de hacer­se en el mis­mo mes de sep­tiem­bre.

12. Rever­tir el pro­ce­so de ban­ca­ri­za­ción sig­ni­fi­ca, bási­ca­men­te, apos­tar por uno entre dos mode­los ins­ti­tu­cio­na­les de futu­ro para Kutxa­Bank:

a) El mode­lo tra­di­cio­nal de cajas de aho­rros

b) El mode­lo de cajas de aho­rros con for­ma jurí­di­ca coope­ra­ti­va.

13. Apos­tar por el mode­lo tra­di­cio­nal de las cajas de aho­rros es apos­tar por cajas que actúan por sí mis­mas en el mer­ca­do finan­cie­ro, no a tra­vés de un ban­co. Un mode­lo de enti­da­des enrai­za­das en el entorno y sin aven­tu­ras expan­sio­nis­tas, de con­for­mi­dad con las nece­si­da­des reales de la eco­no­mía vas­ca. Un mode­lo no sólo efi­cien­te sino esen­cial para la esta­bi­li­za­ción de la eco­no­mía y la finan­cia­ción de las peque­ñas y media­nas empre­sas. Un mode­lo reco­no­ci­do como tal en el con­jun­to de Euro­pa y en este momen­to sólo cues­tio­na­do en Espa­ña.

14.El mode­lo de cajas de aho­rros con for­ma jurí­di­ca coope­ra­ti­va es el mode­lo segui­do por las cajas de aho­rros fran­ce­sas con el fin de dotar de esta­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal a las mis­mas. Per­mi­te man­te­ner las pro­por­cio­nes de repre­sen­ta­ción de usua­rios, tra­ba­ja­do­res y enti­da­des públi­cas y dotar de una cla­ra lógi­ca ins­ti­tu­cio­nal y de gobierno cor­po­ra­ti­vo a la enti­dad.

15. Nadie nos obli­ga, por lo tan­to, a ceder esta par­ti­ci­pa­ción a ter­ce­ros inver­so­res. Como reve­la el pro­ce­so segui­do en 2011 y los docu­men­tos repe­ti­da­men­te

ela­bo­ra­dos en ese con­tex­to, si la pér­di­da del con­trol de las cajas de aho­rros se pro­du­ce es por­que se quie­re que se pro­duz­ca.

Por­que exis­te una inten­ción cla­ra de que este “expo­lio” se enca­mi­ne hacia la entra­da en el gobierno de nues­tras cajas de unos deter­mi­na­dos diga­mos “gru­pos de inte­rés”, tal como está sien­do casi de domi­nio públi­co.

16.Todo este pro­ce­so está sien­do más que sor­pren­den­te y ausen­te de cual­quier expli­ca­ción basa­da en la lógi­ca social o eco­nó­mi­ca, o en el inte­rés gene­ral del país.

17. Sin razón que lo jus­ti­fi­que en el caso vas­co, alguien deci­dió en pri­ma­ve­ra de 2011 sumar­se al movi­mien­to de ban­ca­ri­za­ción sin que ello ten­ga nada que ver con las mejo­ras de ges­tión cor­po­ra­ti­va que en oca­sio­nes se uti­li­zan como pre­tex­to.

Este hecho es más que evi­den­te. Bas­ta con cons­ta­tar que estas mejo­ras cor­po­ra­ti­vas se basa­ban en cues­tio­nar el peso de las enti­da­des públi­cas en las cajas, supues­ta­men­te ori­gen de dis­tin­tas corrup­te­las e inefi­cien­cias. Si esto es así, alguien debe­ría expli­car por qué la ban­ca­ri­za­ción se uti­li­za en nues­tro caso para todo lo con­tra­rio. Esto es, para apar­tar del poder a repre­sen­tan­tes de usua­rios y tra­ba­ja­do­res y dejar todo el gobierno cor­po­ra­ti­vo en manos de los repre­sen­tan­tes polí­ti­cos.

18. Dejé­mos­lo cla­ro. Nada en este pro­ce­so se ha desa­rro­lla­do como con­se­cuen­cia de fines de inte­rés gene­ral ni de inte­rés de las pro­pias cajas. Ni mejo­ras de gobierno cor­po­ra­ti­vo, ni mejo­ras de dimen­sión, ni mejo­ras de capi­ta­li­za­ción.

El con­jun­to del pro­ce­so: fusión, ban­ca­ri­za­ción, entra­da de ter­ce­ros inver­so­res, adqui­si­ción de enti­da­des insol­ven­tes en otros entor­nos, … sólo pue­de expli­car­se como una suce­sión de actua­cio­nes enca­mi­na­das a un agre­si­vo posi­cio­na­mien­to de dis­tin­tos gru­pos polí­ti­cos y de inte­rés en el mar­co de la con­si­de­ra­ción de nues­tras cajas de aho­rros como un mero ins­tru­men­to de poder para intere­ses par­ti­cu­la­res.

Es evi­den­te que esta afir­ma­ción es muy gra­ve. Si alguien se mani­fies­ta ofen­di­do por la mis­ma, esta­ría­mos encan­ta­dos de equi­vo­car­nos. La prue­ba en con­tra­rio es muy fácil: con­vo­ca­to­ria en sep­tiem­bre de Asam­bleas Gene­ra­les de las cajas de aho­rros con una pro­pues­ta de dar mar­cha atrás al pro­ce­so de ban­ca­ri­za­ción. Es lo que el futu­ro de nues­tra eco­no­mía –y de nues­tro país- exi­ge. Y es tam­bién lo que, a efec­tos de deter­mi­nar quién es real­men­te el res­pon­sa­ble de este “expo­lio”, exi­ge la res­pon­sa­bi­li­dad polí­ti­ca en un sis­te­ma demo­crá­ti­co.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *