El nue­vo IRA- Borro­ka Garaia

La sema­na pasa­da se hizo públi­co a tra­vés de un comu­ni­ca­do fir­ma­do por el IRA Army Coun­cil, (Órgano eje­cu­ti­vo del nue­vo IRA) una decla­ra­ción de inten­cio­nes de cara a acti­var una nue­va cam­pa­ña arma­da con el obje­ti­vo de eli­mi­nar la pre­sen­cia mili­tar bri­tá­ni­ca en el nor­te de Irlan­da, asen­tar un pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción y un calen­da­rio deta­lla­do para el des­man­te­la­mien­to de la inter­fe­ren­cia polí­ti­ca bri­tá­ni­ca.

Esta nue­va orga­ni­za­ción que toma el nom­bre his­tó­ri­co del IRA, apa­ren­te­men­te en un inten­to de refun­da­ción, esta­ría con­for­ma­da por las ya extin­tas Real-IRA (esci­sión del PIRA en 1997), el RAAD ( ex-miem­bros del PIRA cen­tra­dos en ope­ra­cio­nes de cas­ti­go con­tra el nar­co­trá­fi­co en el área de Derry), la Bri­ga­da Tyro­ne (que aban­do­nó el PIRA en el 2011), y diver­sas fac­cio­nes inde­pen­dien­tes del repu­bli­ca­nis­mo, aun­que por el momen­to se des­co­no­ce el alcan­ce que podría tener en el Ogh­laigh na hEi­reann (ONH), con­si­de­ra­do el gru­po más acti­vo y pre­pa­ra­do. Por lo tan­to según pare­ce casi todas las dife­ren­tes fac­cio­nes del repu­bli­ca­nis­mo arma­do excep­to el CIRA (esci­sión del PIRA en 1986) habrían lle­ga­do a un acuer­do de míni­mos para su diso­lu­ción y con­for­ma­ción de un lide­ra­to uni­fi­ca­do sien­do pro­ba­ble­men­te este hecho el paso más sig­ni­fi­ca­ti­vo de la lucha arma­da en Irlan­da el nor­te des­de fina­les de los 90.

El pro­ce­so polí­ti­co y de paz en Irlan­da del nor­te se asen­tó en base a acuer­dos polí­ti­cos de reso­lu­ción median­te los cua­les se pro­du­cía un alto el fue­go de las diver­sas fac­cio­nes arma­das en liza y se reco­no­cía el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción para la par­te nor­te de la isla irlan­de­sa así como el dere­cho a la nacio­na­li­dad irlan­de­sa de los ciu­da­da­nos del nor­te de irlan­da.

Este hecho pro­du­jo cier­ta bre­cha den­tro del movi­mien­to repu­bli­cano irlan­dés ya que diver­sos sec­to­res mino­ri­ta­rios del repu­bli­ca­nis­mo no acep­ta­ron la apli­ca­ción del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción a nivel regio­nal ya que en su opi­nión eso asen­ta­ba la par­ti­ción y el veto unio­nis­ta.

Estos sec­to­res a lo lar­go de los años han inten­ta­do con esca­so éxi­to acti­var una cam­pa­ña arma­da y arti­cu­lar un movi­mien­to repu­bli­cano para­le­la­men­te al Sinn Féin pero a duras penas han podi­do salir de la mar­gi­na­li­dad, entre otros fac­to­res debi­do al fuer­te sec­ta­ris­mo polí­ti­co y divi­sio­nis­mo exis­ten­te y a su ata­que per­ma­nen­te al SF lo cual ha impe­di­do una afir­ma­ción de sus pro­pias polí­ti­cas. Esta debi­li­dad orga­ni­za­ti­va, supues­ta fal­ta de estra­te­gia y apo­yo popu­lar han sido obje­to de crí­ti­ca cons­tan­te por par­te del SF que no ve con bue­nos ojos a lo que se ha til­da­do como “disi­den­cia” ni a una posi­ble re-acti­va­ción de la lucha arma­da.

Sin embar­go la polí­ti­ca del SF tam­po­co pare­ce que haya ayu­da­do mucho a un posi­ble acer­ca­mien­to de pos­tu­ras y es que las taras y vacíos del movi­mien­to repu­bli­cano his­tó­ri­co se hicie­ron evi­den­tes una vez ini­cia­do el pro­ce­so de paz, que si bien con­si­guió que el SF logra­ra la hege­mo­nía elec­to­ral den­tro del nacionalismo/​republicanismo en el nor­te de Irlan­da superan­do al SDLP, la esca­sa arti­cu­la­ción de un movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal y la casi inexis­ten­cia de movi­mien­to popu­lar tras lar­gos años de duro con­flic­to mili­tar lan­zó en una carre­ra ins­ti­tu­cio­na­lis­ta al par­ti­do que ha reci­bi­do muchas crí­ti­cas debi­do a la des­ideo­lo­gi­za­ción y des­ten­sio­na­mien­to polí­ti­co aumen­tan­do pro­gre­si­va­men­te la bre­cha y des­en­can­to en sec­to­res de las cla­ses popu­la­res.

Este comu­ni­ca­do del nue­vo IRA en muchos sec­to­res ha sido inter­pre­ta­do como pura retó­ri­ca que no está basa­da en la reali­dad de los hechos y se sitúa mas en decla­ra­ción de inten­cio­nes a nivel pro­pa­gan­dís­ti­co, lo cual hubie­ra sido dife­ren­te si se hubie­ra hecho públi­co una vez demos­tra­da capa­ci­dad mili­tar, la cual se pone en duda. Y es que el repu­bli­ca­nis­mo arma­do en todos estos años ha sido inca­paz de plan­tear una estra­te­gia sos­te­ni­da, nun­ca sobre­pa­san­do lo espo­rá­di­co. Esto no sig­ni­fi­ca que la situa­ción en Irlan­da del nor­te sea de paz, ya que la vio­len­cia es algo coti­diano y los ata­ques de uno u otro signo son cons­tan­tes y se repi­ten con mucha asi­dui­dad en una espe­cie de kale borro­ka impo­si­ble de extir­par y una repre­sión poli­cial y con­trol mili­tar sibi­lino pero no menos efec­ti­vo. En las cár­ce­les la situa­ción de los pre­sos polí­ti­cos irlan­de­ses pese a su silen­cia­mien­to inter­na­cio­nal es de bas­tan­te gra­ve­dad.

Como se desa­rro­lla­rán los acon­te­ci­mien­tos y que alcan­ce real ten­drá esta deci­sión uni­ta­ria de diver­sas fac­cio­nes del repu­bli­ca­nis­mo irlan­dés está por ver y crea cier­ta incer­ti­dum­bre. En cual­quier caso des­de Eus­kal Herria no corres­pon­de juz­gar la legi­ti­mi­dad de las dife­ren­tes estra­te­gias y pos­tu­ras del repu­bli­ca­nis­mo irlan­dés, sino desear lo mejor para el con­jun­to del movi­mien­to repu­bli­cano en su lucha siem­pre jus­ta por la uni­dad de Irlan­da fren­te a la inje­ren­cia y ocu­pa­ción bri­tá­ni­ca.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *