A Iosu le han con­de­na­do a muer­te- Etxerat

595.Preso.Enkart.HERRIRA (id: 6664262)

Izas­kun Abai­gar (Etxe­rat):

Hace nue­ve días, el pre­so polí­ti­co Josu Uri­betxe­be­rria fue ingre­sa­do en el hos­pi­tal. Un pla­zo de tiem­po bre­ve que hizo sin embar­go sal­tar todas las alar­mas a Etxe­rat, mos­tran­do su preo­cu­pa­ción en la rue­da de pren­sa ofre­ci­da el pasa­do miér­co­les. No en vano las medi­das de excep­ción a las que se some­te a nues­tros fami­lia­res pre­sos, la vul­ne­ra­ción con­ti­nua Y sis­te­má­ti­ca de sus dere­chos, tie­nen como úni­co obje­ti­vo bus­car su sufri­mien­to y el nues­tro. Hoy sabe­mos que nues­tra intran­qui­li­dad y nues­tro temor esta­ban justificados.

En abril de 2005, a Josu se le diag­nos­ti­ca un cán­cer de riñón. En diciem­bre de 2006 se soli­ci­ta para él la liber­tad con­di­cio­nal por enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble con­tem­pla­da por la legis­la­ción. En julio de 2007, le comu­ni­can la dene­ga­ción de la liber­tad soli­ci­ta­da. La maqui­na­ria de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria esta­ba en marcha.

A lo lar­go de los 7 años trans­cu­rri­dos des­de el diag­nós­ti­co ini­cial, suje­to for­zo­sa­men­te a la influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad, el esta­do actual de Josu Uri­betxe­be­rria, ha agra­va­do su enfer­me­dad con la apa­ri­ción de dos nue­vos nódu­los, uno en el pul­món y otro en la cabe­za. Esto nos colo­ca ante una durí­si­ma reali­dad, a Josu le impu­sie­ron una con­de­na a muerte.

Por esa y no por otra cau­sa, dene­ga­ron su liber­tad con­di­cio­nal, le man­tu­vie­ron suje­to a las con­di­cio­nes de vida en pri­sión, le impi­die­ron sanar. Con este obje­ti­vo, igno­ra­ron leyes y vio­la­ron dere­chos. Con este obje­ti­vo y ple­na­men­te cons­cien­tes de ello.

Por eso, no vamos a exi­mir a nadie de sus res­pon­sa­bi­li­da­des: ni a los que dise­ña­ron la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria, ni a los que la eje­cu­tan, ni a sus cóm­pli­ces. Ni que­re­mos ni pode­mos hacer­lo por­que, ade­más de Josu, otros 13 pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves o incu­ra­bles con­ti­núan encar­ce­la­dos cuan­do debe­rían estar en liber­tad. Y es lo que exi­gi­mos: la inme­dia­ta excar­ce­la­ción de Josu Uri­betxe­be­rria y de todos los pre­sos y pre­sas gra­ve­men­te enfermos.

En los pró­xi­mos días ini­cia­re­mos una ron­da con todos los par­ti­dos polí­ti­cos bus­can­do la denun­cia y res­pues­ta uni­ta­ria que esta situa­ción exi­ge. Nos diri­gi­re­mos tam­bién al Arar­te­ko de la CAV y al de Nafa­rroa. Y nos diri­gi­mos igual­men­te a la socie­dad vas­ca en gene­ral con un lla­ma­mien­to urgen­te a la deter­mi­na­ción y a la res­pon­sa­bi­li­dad: por­que nun­ca hubo jus­ti­fi­ca­ción y ya no hay excu­sas. Por­que no pue­de vol­ver a repe­tir­se: ¡NUESTROS FAMILIARES ENFERMOS A CASA, YA!

Al Esta­do espa­ñol que­re­mos y debe­mos pre­gun­tar­le: ¿Lo que ha hecho con Josu es lo que quie­re hacer con todos ellos? ¿Con qué obje­ti­vo? ¿A quie­nes y a qué intere­ses sirve?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *