Sin luchar per­de­re­mos has­ta lo úni­co que nos que­da, nues­tra dig­ni­dad- Ane Izarra

Aun­que hayan inten­ta­do silen­ciar la revuel­ta social que se dio en Islan­dia todos sabe­mos lo allí acon­te­ci­do. Como el pue­blo islan­dés se negó a pagar una deu­da injus­ta­men­te con­traí­da con Gran Bre­ta­ña y Holan­da por una nefas­ta ges­tión polí­ti­ca finan­cie­ra. Lle­ga­ron inclu­so a algo difi­cil de visua­li­zar en nues­tro pen­sa­mien­to como lle­var a la dimi­sión del pri­mer minis­tro y la tota­li­dad de su gobierno y encar­ce­lar a los res­pon­sa­bles direc­tos de la cri­sis finan­cie­ra. Con todo esto, y siguien­do con sus idea­les, logra­ron crear una asam­blea popu­lar for­ma­da por dife­ren­tes per­so­nas volun­ta­rias de entre la ciu­da­da­nía islan­de­sa para poder modi­fi­car su cons­ti­tu­ción, evi­tan­do que se den de nue­vo estas cir­cuns­tan­cias socia­les y nun­ca más pue­dan repe­tir­se. Todo ello se hizo pro­tes­tan­do en la calle, sin nin­gu­na con­se­cuen­cia dema­sia­do des­agra­da­ble entre los que par­ti­ci­pa­ron en los actos de pro­tes­tas . Mos­tran­do su más enér­gi­ca repul­sa ante un sis­te­ma don­de el cada día más sal­va­je capi­ta­lis­mo pro­vo­ca la inse­gu­ri­dad eco­nó­mi­ca y social de todo el con­jun­to de la ciudadanía.

Encon­tra­ron la uni­dad de todo un pue­blo ante un mis­mo y úni­co enemi­go. Tuvie­ron con­cien­cia social viva y des­pier­ta para creer que se debe luchar por lo que cada per­so­na cree moral­men­te correc­to. Por un mun­do nue­vo, más jus­to y soli­da­rio para todas las per­so­nas y en igual­dad de con­di­cio­nes. Nadie dice que el camino sea fácil, todo lo con­tra­rio, duro y a lar­go pla­zo, pero lo que no debe­mos per­mi­tir es que nos qui­ten la ilu­sión de creer que otro mun­do es posi­ble. Otro sis­te­ma más soli­da­rio con el menos favo­re­ci­do evi­tan­do el enri­que­ci­mien­to de unos a cos­ta del esfuer­zo del tra­ba­jo de los demás , don­de la rique­za gene­ra­da sea repar­ti­da entre todos, y don­de el con­trol demo­crá­ti­co de los esta­men­tos polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y civi­les se encuen­tren en manos del pue­blo, es lo que yo lla­mo ver­da­de­ro socialismo.

Nue­va­men­te los medios de comu­ni­ca­ción silen­cia­ron todo aque­llo que no intere­sa al poder, todo aque­llo que pue­de abrir los ojos semi­ce­rra­dos de muchas per­so­nas que pode­mos lle­gar a encon­tra­mos en esa mis­ma tesi­tu­ra. No les intere­sa que se oigan nue­vas alter­na­ti­vas a sus intere­ses y siguen empe­ci­na­dos en seguir en la mis­ma rue­da giran­do y giran­do sin salir de esa órbita.

Des­de Eus­kal Herria somos cons­cien­tes de todo esto. Debe­mos de empe­zar a decir muy alto y cla­ro “No”. Que no nos vamos a dejar mani­pu­lar a su capri­cho. Que la deu­da crea­da por ellos no será sal­da­da con el dine­ro de fami­lias vas­cas que tan dura­men­te logran tra­ba­jan­do hones­ta­men­te en unas con­di­cio­nes labo­ra­les cada día más dete­rio­ra­das. Es hora de plan­tar­le cara a este sis­te­ma que nos arras­tra hacia el abis­mo. Nues­tra pró­xi­ma cita será en oto­ño. Una épo­ca del año que se pre­sen­ta muy calien­te en cuan­to a repues­ta social se refie­re. Empe­za­re­mos con la huel­ga gene­ral con­vo­ca­da por la mayo­ría de los sin­di­ca­tos vas­cos y más de un cen­te­nar de agru­pa­cio­nes socia­les, don­de todas y todos tene­mos nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad de ser suje­tos acti­vos para lograr un mun­do más jus­to, libre y soli­da­rio y por­que tene­mos muy cla­ro que en Eus­kal Herria no pasarán.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *