El pre­so polí­ti­co Mike Áfri­ca, sobre el alto cos­to del silen­cio y el 99%- amigosdemumiamx

Tam­bién hay que hacer res­pon­sa­ble a las filas del 99% que nun­ca lucha­rán por nada excep­to empleos que explo­tan a los demás para el bene­fi­cio del 1%.

¡A mover­nos!

El 8 de agos­to de 1978, la casa cen­tral de la orga­ni­za­ción MOVE fue ata­ca­da en un asal­to antes de ama­ne­cer por cien­tos de poli­cías y agen­tes de la ciu­dad de Fila­del­fia. Al ampa­ro de humo, gases lacri­mó­ge­nos y miles de galo­nes de agua lan­za­da de caño­nes de agua, los poli­cías dis­pa­ra­ron miles de balas des­de todas direc­cio­nes. Duran­te el asal­to, un poli­cía murió y varios otros poli­cías y bom­be­ros fue­ron heri­dos, todos por fue­go poli­cial. Sin embar­go, a noso­tros, los inte­gran­tes de MOVE, nos acu­sa­ron del mis­mo asal­to al que había­mos mila­gro­sa­men­te sobrevivido.

En un jui­cio ama­ña­do, a todos nos con­de­na­ron a pasar des­de 30 has­ta 100 años en pri­sión. La sen­ten­cia míni­ma de 30 años se cum­plió en agos­to de 2008, pero el Con­se­jo de Liber­tad Con­di­cio­nal nos negó liber­tad. Des­de enton­ces, hemos reci­bi­do la mis­ma res­pues­ta cada año. Si no entien­den el papel del Con­se­jo, tomen nota: con su repe­ti­da nega­ción, que­da per­fec­ta­men­te cla­ro que ellos pre­ten­den ter­mi­nar lo que los poli­cías y auto­ri­da­des deja­ron pen­dien­te en 1978.

Aun­que ha habi­do deba­te sobre la cul­pa­bi­li­dad de los hom­bres, nun­ca se ha cues­tio­na­da la ino­cen­cia de las muje­res de MOVE. Los poli­cías en la esce­na del asal­to, el fis­cal, y los tri­bu­na­les con­ce­den que no hay mane­ra de que ellas pudie­ran ser cul­pa­bles de la muer­te de esa poli­cía. [Ni siquie­ra fue­ron acu­sa­das de por­tar armas.] Pero toda­vía están en pri­sión. Ahí sufrie­ron doble­men­te cuan­do la mis­ma poli­cía echó una bom­ba sobre la casa de nues­tra fami­lia, bru­tal­men­te ase­si­nan­do a nues­tros hijos e hijas el 13 de mayo de 1985. En ese infa­me ata­que orde­na­do por las altas auto­ri­da­des de la ciu­dad y difun­di­do en vivo a nivel nacio­nal, la poli­cía ase­si­nó a gen­te des­ar­ma­da – – niñas, niños, muje­res y hom­bres. Ni un solo agen­te o auto­ri­dad ha enfren­ta­do car­gos por sus crímenes.

Deb­bie, Janet, y Jani­ne Áfri­ca han pasa­do los últi­mos 34 años de sus vidas en pri­sión por un cri­men que no pudie­ron haber come­ti­do. Sin embar­go, el Con­se­jo de Liber­tad Con­di­cio­nal, por ins­tan­cias de las auto­ri­da­des de Fila­del­fia, sigue negan­do su sali­da. Aún peor, el Con­se­jo impo­ne san­cio­nes más duras a las muje­res que a los hombres.

No se tra­ta de lo que el Con­se­jo hará la quin­ta o sex­ta vez que les toca tomar una deci­sión. Cual­quier per­so­na cons­cien­te sabe muy bien que la “deci­sión” que supues­ta­men­te están con­tem­plan­do aho­ra en 2012 ya se tomó por las auto­ri­da­des de Fila­del­fia en 1978 cuan­do sobre­vi­vi­mos su asal­to criminal.

Enton­ces no se tra­ta de lo que el Con­se­jo deter­mi­na­rá, sino lo que la gen­te per­mi­ti­rá. Como todas las auto­ri­da­des públi­cas, las del Con­se­jo toman sus deci­sio­nes en nom­bre de la gen­te. No habrá jus­ti­cia si la gen­te no actúa. Fíjen­se en los casos de Tray­von Mar­tin en San­ford, Flo­ri­da, y Rod­ney King en Los Ánge­les, [don­de la rabia de la gen­te por lo menos ha lle­va­do a los cul­pa­bles al ban­qui­llo de los acu­sa­dos]. Es la gen­te que tie­ne el poder para impul­sar cambios.

Si alguien quie­re saber cómo el gobierno pue­de dar una sen­ten­cia de 20 años a Maris­sa Ale­xan­der sim­ple­men­te por inten­tar pro­te­ger­se de la vio­len­cia de un mari­do abu­si­vo en Tam­pa en 2012, es por­que la gen­te guar­dó silen­cio cuan­do la poli­cía reali­zó ese asal­to mili­tar urbano de gran esca­la en Fila­del­fia en 1978.

Si alguien quie­re saber por­que toda­vía vemos esce­nas de los impu­nes ase­si­na­tos de Oscar Grant, Sean Bell, Tray­von Mar­tin y de los tra­tos bru­ta­les a un sin fin de negros, lati­nos y blan­cos pobres, es por­que todos se olvi­dan de la matan­za del 13 de mayo de 1985 y tan­tas otras atro­ci­da­des – – has­ta que les toca a ellos.

Los que se que­dan de bra­zos cru­za­dos ante la opre­sión de sus her­ma­nos y her­ma­nas – – guar­dan­do silen­cio mien­tras los hijos e hijas de los pobres son ase­si­na­dos o envia­dos como escla­vos a las pri­sio­nes que se encuen­tran a lo lar­go del país, y negán­do­se a apo­yar a los que están resis­tien­do y luchan­do – – sólo impul­san al sis­te­ma a seguir con su repre­sión, por­que a fin de cuen­tas, la apa­tía y el silen­cio de la gen­te le da permiso.

Es indis­pen­sa­ble no sólo exi­gir jus­ti­cia y hacer res­pon­sa­ble al 1%, sino a las filas del 99% que nun­ca lucha­rán por nada excep­to empleos que explo­tan a los demás para el bene­fi­cio del 1%. Los poli­cías, car­ce­le­ros, super­vi­so­res de liber­tad, jue­ces y muchos más que se ali­men­tan del inago­ta­ble pre­su­pues­to del orden públi­co, vie­nen direc­ta­men­te de las filas del 99%. Pue­den dar de comer a sus fami­lias por­que escla­vi­zan a la tuya.

El Ejér­ci­to, que hace valer la hege­mo­nía de los gran­des empre­sa­rios indus­tria­les, se com­po­ne de reclu­tas del 99%. Los tra­ba­ja­do­res que eje­cu­tan la hipo­te­ca de tu hogar, que cor­tan tus ser­vi­cios de gas, luz y agua a media­dos del invierno, que meten quí­mi­cas vene­no­sas en tu comi­da y agua bajo órde­nes del 1%, vie­nen del 99%.

En fin ¿cuál es la dife­ren­cia entre la per­so­na que acep­ta un empleo como ver­du­go y el legis­la­dor que lega­li­za la eje­cu­ción racis­ta? Inten­ta expli­car ésta a la per­so­na que está por ser ejecutada.

Una per­so­na jus­ta se nega­ría a cum­plir una orden injusta.

Debe­mos cerrar filas con­tra todos los agen­tes de repre­sión y exi­gir jus­ti­cia para todos nues­tros her­ma­nos y hermanas.

¡¡Libe­ren a nues­tras her­ma­nas de MOVE!!

¡¡Libe­ren a todos nues­tros soldados!!

¡¡Libe­ren a todos los y las pre­sos políticos!!

¡A mover­nos!

Michael Davis África
La Orga­ni­za­ción MOVE
¡¡¡Viva John África!!!

http://​ami​gos​de​mu​miamx​.word​press​.com/​2​0​1​2​/​0​7​/​2​1​/​e​l​-​p​r​e​s​o​-​p​o​l​i​t​i​c​o​-​m​i​k​e​-​a​f​r​i​c​a​-​s​o​b​r​e​-​e​l​-​a​l​t​o​-​c​o​s​t​o​-​d​e​l​-​s​i​l​e​n​c​i​o​-​y​-​e​l​-​9​9​/​#​m​o​r​e​-​594

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *