Situa­ción actual en Siria y pers­pec­ti­vas- Pla­ta­for­ma No a la Gue­rra Impe­ria­lis­ta

Tras los Acuer­dos de Gine­bra del 30 de junio, la Comu­ni­dad Inter­na­cio­nal, bajo el lide­raz­go de la ONU, se había com­pro­me­ti­do a bus­car una solu­ción pací­fi­ca a la cri­sis polí­ti­ca y mili­tar en Siria. Estos acuer­dos incluían el apo­yo al plan de paz de seis pun­tos del envia­do espe­cial de la ONU y la Liga Ára­be para Siria Kofi Annan, y el ini­cio de una tran­si­ción polí­ti­ca pací­fi­ca que con­ta­ra con el diá­lo­go entre el Gobierno sirio y la opo­si­ción en el exte­rior, ulte­rior­men­te este diá­lo­go debe­ría desem­bo­car en la entra­da de la opo­si­ción polí­ti­ca siria del exte­rior en el gobierno del país ára­be.

El plan de paz de Kofi Annan ori­gi­nal­men­te fue impul­sa­do por la diplo­ma­cia rusa y su máxi­mo repre­sen­tan­te, el minis­tro Ser­guéi Lavrov. Este plan de paz con­sis­te en el cese de las hos­ti­li­da­des en Siria por los con­ten­dien­tes bajo la super­vi­sión de obser­va­do­res inter­na­cio­na­les, la libe­ra­ción de las per­so­nas dete­ni­das de for­ma arbi­tra­ria y el repar­to de ayu­da huma­ni­ta­ria entre la pobla­ción.

El plan de paz de Kofi Annan fue apro­ba­do por el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU el 29 de mar­zo y entró en vigor en Siria el 12 de abril.

Des­de el comien­zo de la entra­da en vigor del plan de paz de Annan, la “opo­si­ción exte­rior” dio mues­tras de recha­zar­lo. Dife­ren­tes fran­qui­cias extran­je­ras de esta opo­si­ción exte­rior se mani­fes­ta­ron para pedir su anu­la­ción y el ini­cio de las accio­nes arma­das inter­na­cio­na­les con­tra Siria que, cal­can­do el ejem­plo de la gue­rra en Libia, debe­rían comen­zar con san­cio­nes por par­te del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU y la decla­ra­ción de una zona de exclu­sión en el espa­cio aéreo sirio.

La opo­si­ción des­de el extran­je­ro a las refor­mas ini­cia­das en Siria por su Pre­si­den­te Bashar al-Assad se orga­ni­zó, en pri­mer lugar, a tra­vés de la crea­ción del Con­se­jo Nacio­nal Sirio (CNS), en la ciu­dad tur­ca de Estam­bul el 2 de octu­bre de 2011, con el aus­pi­cio de Tur­quía y la Unión Euro­pea.

El Con­se­jo Nacio­nal Sirio decla­ró en su acto de fun­da­ción que su obje­ti­vo era el “derro­ca­mien­to” del régi­men polí­ti­co sirio vigen­te median­te una “revo­lu­ción pací­fi­ca”. Sin embar­go, se dotó de un bra­zo arma­do al que deno­mi­nó “Ejér­ci­to Libre Sirio” (ELS), nom­bre bajo el que las dis­tin­tas ban­das para­mi­li­ta­res en Siria pasa­ron a rea­li­zar sus ope­ra­cio­nes de cas­ti­go con­tra las fuer­zas de segu­ri­dad y la pobla­ción civil. Este Con­se­jo Nacio­nal Sirio tam­bién decla­ra­ba que per­se­guía con­se­guir sus obje­ti­vos con la crea­ción de un “gobierno de tran­si­ción” en el que no estu­vie­ran repre­sen­ta­das nin­gu­na de las ten­den­cias polí­ti­cas que has­ta la fecha han for­ma­do par­te de los diver­sos gobier­nos sirios lide­ra­dos por el Par­ti­do del Rena­ci­mien­to Ára­be Socia­lis­ta o BAATH (socia­lis­tas, nacio­na­lis­tas, nas­se­ris­tas y comu­nis­tas).

Por otro lado, los paí­ses que habían pro­ta­go­ni­za­do la agre­sión mili­tar con­tra Siria empe­za­ron a orga­ni­zar encuen­tros inter­na­cio­na­les en los cua­les con­cre­tar su apo­yo polí­ti­co, eco­nó­mi­co y mili­tar al Con­se­jo Nacio­nal Sirio y a su bra­zo arma­do. A estos encuen­tros se los empe­zó a cono­cer como “con­fe­ren­cias de los ami­gos de Siria”, que fue­ron recha­za­das por el fren­te de resis­ten­cia anti-sio­nis­ta de Líbano, Siria e Irán, que las renom­bra­ron como “con­fe­ren­cias de los par­ti­da­rios de Israel”.

Con el plan de Kofi Annan ya en vigor, siguie­ron suce­dién­do­se las accio­nes de las ban­das para­mi­li­ta­res con el fin de hacer­lo fra­ca­sar; ade­más, no se cor­tó el sumi­nis­tro de armas des­de la fron­te­ra tur­ca a las mili­cias arma­das, apo­ya­do por las auto­ri­da­des tur­cas.

La masa­cre de Hou­la a fina­les de mayo, en vís­pe­ras de una visi­ta de Kofi Annan a la capi­tal siria, supu­so un nue­vo inten­to por par­te de la opo­si­ción arma­da exte­rior para hacer fra­ca­sar el plan de paz de la ONU.

Acu­cia­da por la pre­sión impe­ria­lis­ta, la Comu­ni­dad Inter­na­cio­nal lle­gó a un nue­vo acuer­do en Gine­bra, con el aus­pi­cio de la ONU, para lograr el enten­di­mien­to entre la opo­si­ción al Gobierno sirio en el extran­je­ro y dicho Gobierno. Este acuer­do nece­si­ta de la bue­na volun­tad de las par­tes en con­flic­to para poder apli­car­se y, en este pun­to, la opo­si­ción extran­je­ra orga­ni­za­da en torno al Con­se­jo Nacio­nal Sirio insis­te en que no quie­re nin­gu­na solu­ción que con­tem­ple el diá­lo­go y el acuer­do con el Gobierno sirio: en otras pala­bras, bus­ca la satis­fac­ción de todas sus rei­vin­di­ca­cio­nes, con el apo­yo mili­tar de las poten­cias impe­ria­lis­tas, y el vis­to bueno de la ONU, como suce­dió en la ante­rior gue­rra de Libia.

La estre­cha cola­bo­ra­ción entre esta opo­si­ción siria orga­ni­za­da en el extran­je­ro y las fuer­zas mili­ta­res inte­gran­tes de la OTAN no deja lugar a dudas. El sumi­nis­tro de armas se ha man­te­ni­do cons­tan­te a tra­vés de las fron­te­ras tur­ca y liba­ne­sa. En Tur­quía este con­tra­ban­do es con­tro­la­do por el ser­vi­cio de inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos y las auto­ri­da­des tur­cas. En Líbano, el sumi­nis­tro de armas y mili­cia­nos gira en torno al par­ti­do de dere­chas “Movi­mien­to Futu­ro” y a la rama de Al Qae­da liba­ne­sa.

El para­mi­li­ta­ris­mo en Siria deman­da armas cada vez más poten­tes y leta­les con­tra el Ejér­ci­to sirio. No obs­tan­te, su gran baza son las repre­sa­lias y el secues­tro de mili­ta­res y civi­les. Este terror des­ata­do con­tra la pobla­ción y los mili­ta­res es lo que ha man­te­ni­do su ame­na­za sobre el terreno y ha obli­ga­do a una par­te de la pobla­ción a des­pla­zar­se a áreas del país ase­gu­ra­das por la poli­cía y el ejér­ci­to sirios.

La misión diplo­má­ti­ca de Kofi Annan le sir­ve a los terro­ris­tas sirios (CNS + ELS) como medio para obte­ner reso­nan­cia inter­na­cio­nal y para impo­ner el derro­ca­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes polí­ti­cas sirias. En este plan­tea­mien­to polí­ti­co y de inte­li­gen­cia mili­tar tam­bién cuen­tan con el ase­so­ra­mien­to de EE.UU. y la OTAN. Par­ti­cu­lar­men­te, y en lo refe­ren­te al apo­yo logís­ti­co, Fran­cia ya ha des­ple­ga­do en Tur­quía uni­da­des mili­ta­res que dan apo­yo al Ejér­ci­to Libre Sirio en comu­ni­ca­cio­nes y sabo­ta­je de las trans­mi­sio­nes del ejér­ci­to nacio­nal sirio.

La Gue­rra Impe­ria­lis­ta con­tra Siria

El plan­tea­mien­to polí­ti­co-mili­tar de la gue­rra impe­ria­lis­ta con­tra Siria tie­ne, por así decir, dos ver­tien­tes, una más prác­ti­ca y pega­da al terreno y otra psi­co­ló­gi­ca que tie­ne pro­vo­car una esca­la­da de ten­sión en la zona que impi­da a las auto­ri­da­des sirias con­tro­lar los acon­te­ci­mien­tos:

- A la par­te prác­ti­ca del plan insu­rrec­cio­nal lle­va­mos asis­tien­do des­de que las poten­cias impe­ria­lis­tas ele­va­ron la pre­sión sobre el país ára­be has­ta el pun­to de com­pro­me­ter el cri­te­rio del Con­se­jo de Segu­ri­dad y de la Asam­blea Gene­ral de la ONU, y obli­gar a Chi­na y Rusia a ejer­cer un doble veto para impe­dir san­cio­nes mul­ti­la­te­ra­les sobre Siria e ini­ciar los pre­pa­ra­ti­vos de inter­ven­ción mili­tar bajo el para­guas de la ONU. EE.UU. movi­li­zó a sus mer­ce­na­rios en Líbano para coor­di­nar con los para­mi­li­ta­res de den­tro de Siria el ini­cio de la incur­sión mili­tar inter­na­cio­nal en el país. Este plan tuvo el con­tra­tiem­po del doble veto de Chi­na y Rusia en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU. Si bien el plan siguió ade­lan­te, ya no pudo desa­rro­llar la estra­te­gia de la “cabe­za de puen­te” en la fron­te­ra sirio-liba­ne­sa con todo su poten­cial; la ciu­dad de Homs, cer­ca­na a este fron­te­ra, fue des­alo­ja de terro­ris­tas a fina­les de mar­zo por el ejér­ci­to nacio­nal sirio. Sin embar­go, como ya hemos seña­la­do, este plan pudo desa­rro­llar­se en mejo­res con­di­cio­nes en la fron­te­ra tur­co-siria, don­de las auto­ri­da­des tur­cas dan todo tipo de faci­li­da­des para la inje­ren­cia en Siria, y los ejér­ci­tos nor­te­ame­ri­cano y tur­co cuen­tan con una lar­ga expe­rien­cia de cola­bo­ra­ción con­jun­ta bajo el para­guas de la OTAN en la que ambos ejér­ci­tos están encua­dra­dos.

- La par­te de gue­rra psi­co­ló­gi­ca del plan acu­mu­la dos expe­rien­cias dife­ren­tes. Por un lado, toda la expe­rien­cia desa­rro­lla­da por la CIA en ope­ra­cio­nes de gue­rra psi­co­ló­gi­ca duran­te la gue­rra fría y en la post-gue­rra. Por otro lado, la impli­ca­ción de los paí­ses ára­bes del Gol­fo Pér­si­co en la recien­te gue­rra de Libia. A la expe­rien­cia de mani­pu­la­ción y con­trol de los medios de comu­ni­ca­ción ate­so­ra­da por la CIA y el Ejér­ci­to nor­te­ame­ri­cano, se aña­de en el fenó­meno de las “pri­ma­ve­ras ára­bes” la sec­ta­ri­za­ción de los medios de comu­ni­ca­ción ára­bes con sede en las Monar­quías del Gol­fo Pér­si­co, par­ti­cu­lar­men­te Al Jazee­ra y Al Ara­bi­ya, para dis­tor­sio­nar la reali­dad, demo­ni­zar adver­sa­rios polí­ti­cos y, en últi­ma ins­tan­cia, ini­ciar pro­ce­sos de ena­je­na­ción del apo­yo públi­co y rea­li­za­ción de Gol­pes de Esta­do cívi­co-mili­ta­res con esca­so mar­gen de res­pues­ta para las socie­da­des y pobla­ción de esos paí­ses. Las ope­ra­cio­nes de gue­rra psi­co­ló­gi­ca en el caso de Libia se lle­va­ron has­ta el extre­mo de cons­truir una répli­ca de la Pla­za Ver­de de Trí­po­li en el desier­to de Catar y esce­ni­fi­car la toma de Trí­po­li por las fuer­zas mer­ce­na­rias con acto­res ama­teur; ave­za­dos perio­dis­tas caye­ron en el enga­ño, días más tar­de fue des­cu­bier­to, para enton­ces los impe­ria­lis­tas y sus laca­yos habían gana­do un pre­cio­so tiem­po hacien­do creer al mun­do que los días de la Jamahi­ri­ya esta­ban con­ta­dos.

Hipó­te­sis de tra­ba­jo: esce­na­rio futu­ro

A día de hoy, pode­mos decir que (ya) el tri­ple veto de Chi­na y Rusia para que no se apli­que el mode­lo inje­ren­cis­ta de la Yamahi­ri­ya Libia en la Repú­bli­ca Ára­be de Siria (RAS) no va a disua­dir a EE.UU., la OTAN y el res­to de pla­ta­for­mas impe­ria­lis­tas de seguir ade­lan­te con sus pla­nes para el derro­ca­mien­to del régi­men repu­bli­cano y pan­ara­bis­ta de la RAS, de su par­ti­do BAATH y del Fren­te Nacio­nal Pro­gre­sis­ta (alian­za de socia­lis­tas, pan­ara­bis­tas y comu­nis­tas).

De lo ocu­rri­do has­ta aquí (julio de 2012), cuá­les pue­den ser las cla­ves para enten­der lo que vie­ne a con­ti­nua­ción para lle­var a cabo los pla­nes de derro­ca­mien­to del régi­men sirio repu­bli­cano:

- Aumen­to de la ten­sión en la fron­te­ra sirio-liba­ne­sa y recru­de­ci­mien­to de los enfren­ta­mien­tos civi­les den­tro de la pobla­ción liba­ne­sa (estre­cha­men­te vin­cu­la­da a la siria).

- Inten­si­fi­ca­ción de los enfren­ta­mien­tos entre los terro­ris­tas y las fuer­zas de segu­ri­dad siria en torno a esa fron­te­ra (la inten­ción de los terro­ris­tas y de su bra­zo polí­ti­co, el CNS, es obte­ner un “corre­dor huma­ni­ta­rio” de la ONU en torno a esa fron­te­ra, a par­tir del cual comen­zar la par­ti­ción del terri­to­rio, este plan­tea­mien­to inclu­ye el des­pla­za­mien­to for­za­do de la pobla­ción chii­ta y cris­tia­na de estas zonas para lograr encla­ves exclu­si­va­men­te sun­ni­tas o “emi­ra­tos islá­mi­cos”, por esa razón esta zona ha sido espe­cial­men­te cas­ti­ga­da por los terro­ris­tas des­de comien­zos de año).

- Aumen­to de la cam­pa­ña de des­in­for­ma­ción y mani­pu­la­ción de las noti­cias de Siria en los medios de comu­ni­ca­ción: esta cam­pa­ña inclu­ye la pro­li­fe­ra­ción de imá­ge­nes gra­ba­das por video­cá­ma­ras y móvi­les, impo­si­bles de veri­fi­car (las agen­cias las difun­den reco­no­cien­do que no pue­den decir dón­de o cuan­do fue­ron gra­ba­das); el aumen­to de noti­cias sobre deser­cio­nes de mili­ta­res y fun­cio­na­rios sirios; el goteo de tes­ti­mo­nios indi­vi­dua­les (en algu­nos casos se tra­ta de niños) sobre las atro­ci­da­des del ejér­ci­to sirio (en las con­di­cio­nes antes seña­la­das: gra­ba­cio­nes con video­cá­ma­ras o móvi­les de las que se des­co­no­ce el lugar y la fecha en que se hicie­ron, y ya no diga­mos quién las hace y a quién se hace); la impu­tación al Gobierno sirio de una nue­va masa­cre de civi­les… Últi­ma­men­te, se emplea de nue­vo el expe­dien­te de las “armas de des­truc­ción masi­va”, esta vez “armas quí­mi­cas” para infun­dir páni­co y deses­pe­ra­ción en la opi­nión públi­ca que jus­ti­fi­que medi­das extre­mas (con­tra­rias al dere­cho inter­na­cio­nal y a todos los tra­ta­dos inter­na­cio­na­les sobre la gue­rra y el dere­cho a la legí­ti­ma defen­sa, por no hablar de los tra­ta­dos inter­na­cio­na­les de lucha con­tra el terro­ris­mo ‑de los que la ONU es vale­do­ra).

- El recru­de­ci­mien­to de la ten­sión mili­tar en la fron­te­ra tur­co-siria y en las cos­tas sirias. Esta ten­sión mili­tar en alza hay que enten­der­la como medi­das de dis­trac­ción de la opi­nión públi­ca inter­na­cio­nal y nue­vas excu­sas para con­ti­nuar con la cam­pa­ña por el “derro­ca­mien­to del régi­men”. Tur­quía tie­ne muy cla­ro que no le intere­sa ir a una gue­rra con­tra Siria, y así se lo ha deja­do cla­ro tan­to a Rusia como a Irán.

- Una ope­ra­ción mili­tar de cam­bio de régi­men debe incluir a la avia­ción para que ten­ga visos de éxi­to. En la nue­va doc­tri­na mili­tar de EE.UU y la OTAN las gue­rras se ganan des­de el aire. De hecho EE.UU. ya ha sobre­vo­la­do Siria con avio­nes no tri­pu­la­dos (dro­nes) en misio­nes de infor­ma­ción a los que sólo le que­da­ría arti­llar para apo­yar a los terro­ris­tas y pro­vo­car gran­des pér­di­das en el apa­ra­to polí­ti­co-mili­tar sirio. Ade­más, el chan­ta­je de las repre­sa­lias aéreas pue­de con­mo­ver la resis­ten­cia psi­co­ló­gi­ca del pue­blo sirio. En todo caso, EE.UU. y la OTAN deben sope­sar las con­se­cuen­cias para sus intere­ses geo­es­tra­té­gi­cos en la región de una impli­ca­ción más direc­ta en la gue­rra con­tra Siria, des­pués de los ante­ce­den­tes de Libia e Irak.

- Por la mis­ma razón, Israel no con­tem­pla­ría una par­ti­ci­pa­ción más direc­ta en el con­flic­to por­que pro­vo­ca­ría inme­dia­ta­men­te una reac­ción del Mun­do Ára­be y la entra­da en la gue­rra de Irán.

- Recru­de­ci­mien­to de la ten­sión mili­tar en la fron­te­ra sirio-ira­kí. El gobierno fede­ral ira­kí ha seña­la­do en diver­sas oca­sio­nes que los miem­bros de Al Qae­da incur­sio­nan en Siria a tra­vés de esta fron­te­ra. Por otra par­te, el con­trol de las auto­ri­da­des ira­kíes sobre esta fron­te­ra siem­pre es rela­ti­vo y muy con­di­cio­na­do por las pro­pias difi­cul­ta­des del Esta­do ira­kí para con­so­li­dar su auto­ri­dad en todo su terri­to­rio. La región del Kur­dis­tán ira­kí, con­cre­ta­men­te, es un per­ma­nen­te moti­vo de des­ave­nen­cias con el Gobierno cen­tral y de des­es­ta­bi­li­za­ción de toda la zona, bus­can­do una rela­ción más ven­ta­jo­sa por su cuen­ta con Tur­quía, y ofre­cien­do ayu­da a los kur­dos sirios en caso de que se pon­gan del lado de los que quie­ren “derro­car” el régi­men sirio y recom­po­ner la polí­ti­ca de alian­zas en toda la región.

- Una nue­va reu­nión de los fal­sos “Ami­gos de Siria” (en reali­dad, par­ti­da­rios de Israel) para ulti­mar el apo­yo deci­si­vo a la alian­za con­tra-revo­lu­cio­na­ria del exte­rior, o para san­cio­nar el éxi­to de esta alian­za, una vez de que, cara a la opi­nión públi­ca inter­na­cio­nal, se haya esce­ni­fi­ca­do el derro­ca­mien­to del “régi­men de Assad”.

- El papel que Jor­da­nia pue­da desem­pe­ñar en una esca­la­da mili­tar en su país vecino resul­ta una incóg­ni­ta. De lo que hay pocas dudas es de su apo­yo a la des­es­ta­bi­li­za­ción e inje­ren­cia en Siria, mien­tras por su par­te tie­ne que hacer fren­te a las pro­tes­tas de su ciu­da­da­nía en la calle pidien­do más demo­cra­cia.

Por últi­mo, quién com­po­ne la mal lla­ma­da “opo­si­ción siria” en el exte­rior del país

- Anti­guos miem­bros de la éli­te social, polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca siria en el extran­je­ro (fun­cio­na­rios, inte­lec­tua­les, empre­sa­rios), des­de media­dos de la déca­da pasa­da lle­van tra­ba­jan­do por el “derro­ca­mien­to” del régi­men, aso­cia­dos con los gobier­nos occi­den­ta­les que les pro­te­gen (EE.UU., Rei­no Uni­do y Fran­cia).

- La Her­man­dad Musul­ma­na, com­ba­ti­da por Siria des­de el inten­to de insu­rrec­ción mili­tar en el país en la déca­da de 1980. A par­tir de 2007, y coin­ci­den­cia con una pro­fun­di­za­ción de la polí­ti­ca inje­ren­cis­ta de EE.UU. en la región, tra­ba­ja con los par­ti­dos anti-sirios liba­ne­ses (el Movi­mien­to Futu­ro y los dru­sos de W. Jum­blat) para pro­pi­ciar el cam­bio de régi­men en Siria.

- Par­ti­dos auto­no­mis­tas kur­dos (Unión patrió­ti­ca y el Par­ti­do demo­crá­ti­co), aun­que apo­yan al Con­se­jo Nacio­nal crea­do en Tur­quía, han pre­fe­ri­do man­te­ner­se fue­ra y crear su pro­pio con­se­jo kur­do para admi­nis­trar una futu­ra auto­no­mía en la zona de asen­ta­mien­to de esta mino­ría en Siria.

- Rama siria de Al Qae­da (auto­de­no­mi­na­da Bri­ga­da del Islam), se la atri­bu­yen todos los aten­ta­dos sui­ci­das per­pe­tra­dos en Siria des­de comien­zos de este año. Finan­cia­da y per­tre­cha­da por Ara­bia Sau­dí (uno de los paí­ses don­de “com­pran” a los terro­ris­tas sui­ci­das), es la res­pon­sa­ble de exten­der el lla­ma­mien­to a la “gue­rra san­ta” en Siria por todos los paí­ses musul­ma­nes, jun­to con la Her­man­dad Musul­ma­na. Su ope­ra­ti­vi­dad en Siria ha sido reco­no­ci­da por la pro­pia ONU.

Qué hacer

La Pla­ta­for­ma No a la Gue­rra Impe­ria­lis­ta de Madrid (Esta­do Espa­ñol) lle­va un año de anda­du­ra, aun­que sus inte­gran­tes sumen expe­rien­cias en ante­rio­res movi­mien­tos y pla­ta­for­mas con obje­ti­vos simi­la­res.

En nues­tro año de anda­du­ra, acu­mu­la­mos la expe­rien­cia de las pro­tes­tas con­tra la gue­rra de Libia, cri­mi­nal y sal­va­je­men­te des­pa­cha­da por las poten­cias impe­ria­lis­tas, con el vis­to bueno de la OTAN, y con total cinis­mo y fana­tis­mo beli­cis­ta por par­te de la mayo­ría de los medios de comu­ni­ca­ción espa­ño­les.

En la actual cri­sis siria, todos, tan­to los paí­ses impe­ria­lis­tas como aque­llos que inte­gra­mos el cam­po anti-impe­ria­lis­ta, tam­bién esta pla­ta­for­ma, nos vemos alec­cio­na­dos e inqui­ri­dos por la ante­rior cri­sis libia y por cómo se resol­vió en con­tra de los intere­ses del pue­blo sirio y de todos los pue­blos del mun­do. En ese sen­ti­do, esta pla­ta­for­ma no acu­mu­la cau­sas, sino que apren­de de ellas para hacer más efec­ti­va y efi­caz su accio­nar en bene­fi­cio de la cau­sa inter­na­cio­na­lis­ta por la auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos del mun­do, fren­te al domi­nio glo­bal del capi­ta­lis­mo.

Por esa razón, y en rela­ción con los acon­te­ci­mien­tos en Siria, está Pla­ta­for­ma se ha decla­ra­do en aler­ta y vigi­lan­te ante lo que allí pasa, dis­pues­ta a mani­fes­tar­se públi­ca­men­te en la calle si los acon­te­ci­mien­tos en Siria dan un giro radi­cal en con­tra de la cau­sa anti-impe­ria­lis­ta en Medio Orien­te y el res­to del mun­do. Por esa razón, somos cons­cien­tes de que los momen­tos vaca­cio­na­les son espe­cial­men­te pro­pi­cios a la hora de pro­vo­car cam­bios en los acon­te­ci­mien­tos inter­na­cio­na­les e impo­ner solu­cio­nes arbi­tra­rias a los pue­blos del mun­do.

Por lo tan­to, nos decla­ra­mos en aler­ta per­ma­nen­te y os empla­za­mos a secun­dar­nos públi­ca­men­te en actos y mani­fes­ta­cio­nes para denun­ciar el aumen­to de la inje­ren­cia y pre­sión cri­mi­nal impe­ria­lis­ta sobre Siria y la región de Orien­te Medio.

Podéis seguir las nove­da­des de la Pla­ta­for­ma a tra­vés de nues­tra pági­na web ( http://​noa​la​gue​rraim​pe​ria​lis​ta​.org ), y de nues­tras cuen­tas de face­book (http://​www​.face​book​.com/​n​o​.​i​m​p​e​r​i​a​l​i​sta) y de twit­ter (https://​twit​ter​.com/​N​o​a​l​i​m​p​e​r​i​a​l​ism).

Un abra­zo soli­da­rio y anti-impe­ria­lis­ta a [email protected]

“La úni­ca lucha que se pier­de es la que se aban­do­na” (Madres de Pla­za de Mayo)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *