La mise­ra­ble vida de los que fabri­can los pro­duc­tos olím­pi­cos de Adi­das

17 de julio de 2012.- Los medios bri­tá­ni­cos aler­tan sobre las con­di­cio­nes de vida y labo­ra­les de los tra­ba­ja­do­res de la fábri­ca de Adi­das en Cam­bo­ya, don­de se fabri­can pro­duc­tos para los Jue­gos Olím­pi­cos de Lon­dres 2012. El sala­rio medio que reci­ben no bas­ta, en algu­nos casos, ni para pagar­se una comi­da decen­te.

Adi­das es uno de los prin­ci­pa­les patro­ci­na­do­res de los Jue­gos Olím­pi­cos de este verano, es pro­duc­tor de la ropa pro­mo­cio­nal del even­to y del uni­for­me olím­pi­co de la selec­ción bri­tá­ni­ca. Gra­cias a su par­ti­ci­pa­ción acti­va en el encuen­tro inter­na­cio­nal depor­ti­vo más gran­de del año, la empre­sa pue­de espe­rar unos ingre­so­so con­si­de­ra­bles.

Sin embar­go, la gen­te que fabri­ca los pro­duc­tos de Adi­das para Lon­dres 2012 en la plan­ta de Shen Zhou ape­nas tie­ne dine­ro para comer y pagar una mise­ra­ble vivien­da com­par­ti­da tra­ba­jan­do seis días a la sema­na.

El suel­do bási­co es de 61 dóla­res al mes y más cin­co dóla­res de segu­ro médi­co. El sala­rio pue­de alcan­zar los 120 dóla­res si el tra­ba­ja­dor pasa diez horas en lugar de ocho en la fábri­ca, según han con­ta­do los pro­pios obre­ros al Daily Tele­graph.

El dia­rio cuen­ta varias his­to­rias sobre las muje­res de la fábri­ca. Por ejem­plo, Soun So-phat, de 30 años y madre de dos hijos, tuvo que bus­car tra­ba­jo en la ciu­dad por­que con el dine­ro que gana­ba plan­tan­do arroz no podía ali­men­tar a sus hijos.

Aho­ra envía 60 dóla­res al mes a su madre que cui­da de los niños. Sobre­vi­ve con los 40 dóla­res que le que­dan de suel­do y con­fie­sa que aun­que aho­ra sus hijos no pasan ham­bre, lo que ella mis­ma come “no es bue­na comi­da”.

La mayo­ría de los tra­ba­ja­do­res com­par­ten con varias per­so­nas cuar­tos alqui­la­dos. Las vivien­das a menu­do per­te­ne­cen a la fábri­ca. Sorn Tola, de 22 años, cuen­ta que cuan­do el sala­rio aumen­tó de 56 dóla­res a 61, en 2010, el alqui­ler tam­bién pasó de 25 dóla­res al mes a 40.

Por su par­te, Adi­das ase­gu­ró a los perio­dis­tas que el sala­rio pro­me­dio en Shen Zhou es de 130 dóla­res men­sua­les y su aumen­to está pre­vis­to para Sep­tiem­bre de 2012. Adi­das cum­ple con todos los requi­si­tos esta­ble­ci­dos por el Comi­té Orga­ni­za­dor de los Jue­gos Olím­pi­cos de Lon­dres (LOCOG, por sus siglas en inglés), según la empre­sa.

Un por­ta­voz del LOCOG tam­bién sub­ra­yó que la fábri­ca de Shen Zhou es ins­pec­cio­na­da regu­lar­men­te por la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo, que en teo­ría se encar­ga de pro­te­ger los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *