Nota de pren­sa de Ezke­rre­tik Bil­duz ante los recor­tes del eje­cu­ti­vo espa­ñol

Ezke­rre­tik Bil­duz con­si­de­ra que las medi­das que el Gobierno espa­ñol ha toma­do recien­te­men­te con­tri­bui­rán aún más a hun­dir a la cla­se tra­ba­ja­do­ra en la pre­ca­rie­dad. Quie­nes nos han lle­va­do a la actual situa­ción, sean gran­des cor­po­ra­cio­nes ban­ca­rias, sea el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal o sea el Ban­co Mun­dial, sal­van su pelle­jo una vez más. Mien­tras tan­to, la cla­se tra­ba­ja­do­ra en este país se empo­bre­ce día a día al tiem­po que la rique­za se acu­mu­la cada vez en menos manos.

El Gobierno de Espa­ña es un títe­re más den­tro de este tea­tro de gui­ñol, en el que se pre­ten­de impo­ner una serie de medi­das pro­pias del capi­ta­lis­mo más sal­va­je. Aún tene­mos fres­co en la memo­ria el caso de Islan­dia, un país en el que los cul­pa­bles de haber­nos con­du­ci­do a este calle­jón sin sali­da son pro­ce­sa­dos, pues­tos ante la jus­ti­cia. En el Esta­do espa­ñol, sin embar­go, lejos de sal­var la eco­no­mías domés­ti­cas de las cla­ses popu­la­res, se uti­li­za a los más des­fa­vo­re­ci­dos como burro de car­ga y como chi­vo expia­to­rio. La subi­da del Impues­to sobre el Valor Aña­di­do y la baja­da de la pres­ta­ción por des­em­pleo no son tan solo ejem­plos: son cla­ves que nos per­mi­ten ver hacia don­de se nos quie­re empu­jar.

Por ello, Ezke­rre­tik Bil­duz quie­re hacer un lla­ma­mien­to a la opi­nión públi­ca para que mues­tre su recha­zo a unas medi­das ?anti-cri­sis? que con­tri­bui­rían a per­mi­tir que los cul­pa­bles de la mis­ma se vayan de rosi­tas mien­tras muchos de los que son injus­ta­men­te acu­sa­dos de haber vivi­do por enci­ma de sus posi­bi­li­da­des luchan hoy por cubrir sus nece­si­da­des bási­cas y las de los suyos.

Ezke­rre­tik Bil­duz cri­ti­ca que los recor­tes pro­pug­na­dos por el Eje­cu­ti­vo espa­ñol pasen prác­ti­ca­men­te de pun­ti­llas por par­ti­das como las des­ti­na­das a Defen­sa, así como a la Casa Real, o al Sena­do, cáma­ra de repre­sen­tan­tes per­fec­ta­men­te pres­cin­di­ble, pero que se lle­va un buen pico de las apor­ta­cio­nes de los con­tri­bu­yen­tes. Eso sin men­cio­nar las ayu­das a los espe­cu­la­do­res de la ban­ca y a las mafias cemen­te­ras.

Eus­kal Herria debe de optar por la sober­na­nia nacio­nal y eco­no­mi­ca. Rom­per ama­rras con la Union Euro­pea y la OTAN, que exi­ge gas­tos tre­men­dos en defen­sa para agre­dir a pue­blos sobe­ra­nos. Eus­kal Herria pue­de empe­zar a cons­truir un pro­yec­to hacia el socia­lis­mo con los pue­blos en lucha del res­to de Euro­pa, es la uni­ca alter­na­ti­va via­ble para la super­vi­ven­cia de esta nación.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *