Game Over- Ando­ni Base­rri­go­rri

“Game over”, como decía en las vie­jas máqui­nas de mar­cia­ni­tos de los 70 y 80 con las que cre­ci­mos las gen­tes de mi gene­ra­ción. Esto no da ya más de sí y defi­ni­ti­va­men­te se les aca­ba el cré­di­to a los ideó­lo­gos de la “ejem­plar tran­si­ción” que nos con­ta­ban la milon­ga de la “Espa­ña demo­crá­ti­ca”.

El esta­do espa­ñol no ha sido demo­crá­ti­co des­de 1936, en que un cri­mi­nal y su cama­ri­lla de sedi­cio­sos, aban­de­ró un cruel y vio­len­to gol­pe de esta­do que des­em­bo­có en miles de ase­si­na­dos por las hor­das fas­cis­ta, y otros tan­tos miles de exi­lia­dos y encar­ce­la­dos.

Todo ese cuen­to de que en 1977 empe­za­ba una nue­va épo­ca en la his­to­ria del esta­do espa­ñol y que ha ido colan­do has­ta estos días, era eso, un mero cuen­to con el cual, los fran­quis­tas con­ti­nua­ron en el poder polí­ti­co, eso si, dejan­do ges­tio­nar ese poder a sus hijos tra­ves­ti­dos del PP y/​o a una social­de­mo­cra­cia dere­chi­za­da y corrup­ta. Todo lo que ocu­rría en el nor­te era cul­pa de una ban­da terro­ris­ta que no acep­ta­ba las nor­mas demo­crá­ti­cas espa­ño­las, por­que el esta­do era garan­te de una demo­cra­cia, en la cual, en con­di­cio­nes de paz, todo era posi­ble.

Por eso, no había más reme­dio que actuar con con­tun­den­cia en el nor­te, por­que está­ba­mos ante una insu­rrec­ción terro­ris­ta inclu­yen­do las actua­cio­nes calle­je­ras de unos jóve­nes que prac­ti­ca­ban el terro­ris­mo de baja inten­si­dad. Ese era el men­sa­je del poder y ese men­sa­je era repe­ti­do, como papa­ga­yos, por la inmen­sa mayo­ría de la pobla­ción del esta­do espa­ñol, fue­ra de Eus­kal Herria. El esta­do era garan­te de unos dere­chos y jamás nos lo iban a vio­len­tar.

Toda esta argu­men­ta­ción polí­ti­ca era acom­pa­ña­da de unas con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas acep­ta­bles por una pobla­ción que aún recor­da­ba los “años del ham­bre” en ple­na pos­gue­rra. Todos tenía­mos un abue­lo o una madre que nos hacían saber de aque­llos años y nos repe­tían que como aho­ra no se había vivi­do nun­ca. El cas­ti­llo en el aire flo­ta­ba per­fec­ta­men­te.

Para el ciu­da­dano espa­ñol medio, el que vivía fue­ra de Eus­kal Herria, el esta­do espa­ñol era una poten­cia eco­nó­mi­ca y una demo­cra­cia con­so­li­da­da y res­pe­tuo­sa con los dere­chos.

Por eso muchos vas­cos cuan­do via­já­ba­mos por Espa­ña y hacía­mos saber de la reali­dad de “esta­do de excep­ción” encu­bier­to en que vivía­mos aquí, de la fal­ta de garan­tías demo­crá­ti­cas y de la con­ti­nua vio­la­ción de los dere­chos huma­nos en esta tie­rra, median­te la tor­tu­ra o sal­va­jes actua­cio­nes poli­cia­les en la calle, muchas veces veía­mos con deses­pe­ra­ción como no éra­mos creí­dos y como nos decían que exa­ge­rá­ba­mos. Esto no pasa den­tro de las fron­te­ras de Espa­ña, me dijo a mi una vez una per­so­na en cier­ta pro­vin­cia cas­te­lla­na. Y si la poli­cía pega en las mani­fes­ta­cio­nes es por cul­pa de los “jóve­nes jarraitxus” que albo­ro­tan y crean la vio­len­cia. Así me res­pon­dió aque­lla per­so­na.

Pero la reali­dad es tes­ta­ru­da y los cas­ti­llos en el aire siem­pre aca­ban por des­ha­cer­se, por­que un cas­ti­llo en el aire, es eso…sólo aire.

Esa supues­ta bonan­za eco­nó­mi­ca espa­ño­la y esa supues­ta poten­cia­li­dad del país del toro y la roja, se ha vis­to des­va­ne­ci­da en ape­nas unos meses. Una eco­no­mía basa­da en el ladri­llo y la espe­cu­la­ción, nun­ca tie­ne bases sóli­das para resis­tir el deve­nir de los mer­ca­dos y, Espa­ña, no ha tar­da­do en des­plo­mar­se. Nada que­da hoy de esos “nue­vos ricos” que hacían millo­nes en cua­tro meses y nada que­da hoy de esas cla­ses medias, con men­ta­li­dad bur­gue­sa que dis­po­nían de pisi­to, casi­ta en la sie­rra y un par de coches. Y una hipo­te­ca de caba­llo. Y la hipo­te­ca ahí sigue….la deses­pe­ra­ción empie­za a hacer mella en esos colec­ti­vos, al ver su ace­le­ra­da carre­ra hacia la exclu­sión social. Las calles están ates­ta­das de con­te­ne­do­res y pron­to habrá peleas por ver quien es el pri­me­ro en revi­sar­los y encon­trar algo que lle­var­se a la boca.

Igua­li­to que en “Good Bye Lenin” genial pelí­cu­la, cuyos pro­ta­go­nis­tas se lamen­ta­ban de la trai­ción que supo­nía para ellos el paso al capi­ta­lis­mo y ante unos con­te­ne­do­res decían…40 años tra­ba­jan­do para esto…. Eso y sólo eso es el capitalismo…toda una vida de tra­ba­jo, para que la dic­ta­du­ra de los núme­ros y los bene­fi­cios ban­ca­rios te den una puña­la­da por la espal­da.

¿Y que decir de la demo­cra­cia espa­ño­la? Ver a la “seño­ra dipu­tada” del PP dicien­do “que se jodan” a las y los para­dos ilus­tra en 3 segun­dos de video la men­ta­li­dad de los here­de­ros del fran­quis­mo. “Que se jodan” y eso lo dice la hija de una señor, cuya hono­ra­bi­li­dad está en tela de jui­cio y con serias dudas sobre si es un ciu­da­dano decen­te y hon­ra­do, como le gus­ta decir a la dere­cho­na o un sim­ple cho­ri­zo cor­ba­tu­do que des­de la dipu­tación de Cas­te­llón, se dedi­có al hur­to puro y duro.

Ante este esta­tus quo, y la deses­pe­ra­ción que empie­za a haber entre las men­cio­na­das cla­ses medias, éstas ya están en la calle. Ya les ha supe­ra­do la pacien­cia y ya están dis­pues­tas al menos a pro­tes­tar y exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des. Acom­pa­ña­ron a los mine­ros por las calles de Madrid y fue­ron apa­lea­dos sin nin­gún escrú­pu­lo. Dete­ni­dos y san­gran­do, vie­ron ató­ni­tos como la “demo­cra­cia” que ellos mis­mos defen­dían has­ta antes de ayer no era tal. Esta vez no se tra­ta de oku­pas ni de jarraitxus a los cua­les pare­cía que se podía apa­lear y dete­ner ante el silen­cio de las masas. Esta vez son gen­tes sali­das de esas masas los apa­lea­dos y dete­ni­dos.

¿Por­que me apo­rrean a mí, si soy demó­cra­ta y sólo estoy pro­tes­tan­do?, se pre­gun­ta­ban algu­nos. Sólo tie­ne una res­pues­ta esa pre­gun­ta, te apo­rrean y detie­nen pre­ci­sa­men­te, por eso, por ser demó­cra­ta y ejer­cer el dere­cho a pro­tes­tar.

Las masas y la mayo­ría de la pobla­ción del esta­do han esta­do más de 30 años enga­ña­das y anes­te­sia­das en un sue­ño feliz en el cual creían vivir en un esta­do fuer­te en lo eco­nó­mi­co y en lo polí­ti­co. Están empe­zan­do a des­per­tar y que el esta­do no era fuer­te en lo eco­nó­mi­co ya lo han com­pro­ba­do. Que no es demo­crá­ti­co tam­bién están empe­zan­do a com­pro­bar­lo, median­te bes­tia­les car­gas poli­cia­les, lan­za­mien­to de pelo­tas de gomas, pali­zas a gol­pe de porra e injus­ti­fi­ca­das deten­cio­nes. Y recién ter­mi­na de empe­zar a des­per­tar ¿Qué no les harán cuan­do estén ple­na­men­te des­pier­tas y cons­cien­tes de que viven en un esta­do fas­cis­ta?

Y es que cuan­do un esta­do per­mi­te que se lan­ce pelo­tas de gomas y se hie­ra a niñas de 11 años o se deten­ga impu­ne­men­te a seño­ras de avan­za­da edad como hemos vis­to recien­te­men­te, y lo que nos toca­rá ver, a ese esta­do sólo se pue­de cali­fi­car como de fas­cis­ta.

Los vas­cos eso lo lle­va­mos com­pro­ban­do muchos años. No han logra­do espa­ño­li­zar Eus­kal Herria, pero van a vas­qui­zar Espa­ña y la mis­ma medi­ci­na que han apli­ca­do en “el nor­te” la tie­nen pre­pa­ra­da para el con­jun­to de pue­blos del esta­do y sus cla­ses popu­la­res.

PD-En imá­ge­nes, dos ejem­plos de la medi­ci­na apli­ca­da en el esta­do espa­ñol recien­te­men­te por el «demo­crá­ti­co esta­do espa­ñol», medi­ci­na apli­ca­da des­de hace 30 años en Eus­kal Herria

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *