Sadis­mo eco­nó­mi­co- Igna­cio Ramo­net

¿Sadis­mo? Sí, sadis­mo. ¿Cómo lla­mar de otro modo esa com­pla­cen­cia en cau­sar dolor y humi­lla­ción a per­so­nas? En estos años de cri­sis, hemos vis­to cómo –en Gre­cia, en Irlan­da, en Por­tu­gal, en Espa­ña y en otros paí­ses de la Unión Euro­pea (UE)– la incle­men­te apli­ca­ción del cere­mo­nial de cas­ti­go exi­gi­do por Ale­ma­nia (con­ge­la­ción de las pen­sio­nes; retra­so de la edad de jubi­la­ción; reduc­ción del gas­to públi­co; recor­tes en los ser­vi­cios del Esta­do de bien­es­tar; mer­ma de los fon­dos para la pre­ven­ción de la pobre­za y de la exclu­sión social; refor­ma labo­ral, etc.) ha pro­vo­ca­do un ver­ti­gi­no­so aumen­to del des­em­pleo y de los desahu­cios. La men­di­ci­dad se ha dis­pa­ra­do. Así como el núme­ro de sui­ci­dios.

A pesar de que el sufri­mien­to social alcan­za nive­les inso­por­ta­bles, Ange­la Mer­kel y sus segui­do­res (entre ellos Mariano Rajoy) con­ti­núan afir­man­do que sufrir es bueno y que ello no debe ver­se como un momen­to de supli­cio sino de autén­ti­co júbi­lo. Según ellos, cada nue­vo día de cas­ti­go nos puri­fi­ca y rege­ne­ra y nos va acer­can­do a la hora final del tor­men­to. Seme­jan­te filo­so­fía del dolor no se ins­pi­ra en el Mar­qués de Sade sino en las teo­rías de Joseph Schum­pe­ter, uno de los padres del neo­li­be­ra­lis­mo, quien pen­sa­ba que todo sufri­mien­to social cum­ple de algún modo un obje­ti­vo eco­nó­mi­co nece­sa­rio y que sería una equi­vo­ca­ción miti­gar ese sufri­mien­to aun­que sólo fue­se lige­ra­men­te.

En eso esta­mos. Con una Ange­la Mer­kel en el rol de “Wan­da, la domi­na­do­ra”, alen­ta­da por un coro de ­faná­ti­cas ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras (Bun­des­bank, Ban­co Cen­tral Euro­peo, ­Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, Orga­ni­za­ción Mun­dial del Comer­cio, etc.) y por los euró­cra­tas adic­tos de siem­pre (Durao Barro­so, Van Rom­puy, Ollie Rehn, Joa­quín Almu­nia, etc.). Todos apues­tan por un maso­quis­mo popu­lar que lle­va­ría a los ciu­da­da­nos no sólo a la pasi­vi­dad sino a recla­mar más expia­ción y mayor mar­ti­rio “ad maio­rem glo­ria Euro­pa”. Has­ta sue­ñan con eso que los medios poli­cia­les deno­mi­nan “sumi­sión quí­mi­ca”, unos fár­ma­cos capa­ces de eli­mi­nar total o par­cial­men­te la con­cien­cia de las víc­ti­mas, con­ver­ti­das sin que­rer­lo en jugue­tes del agre­sor. Pero debe­rían ir con cui­da­do, por­que la “masa” ruge.

En Espa­ña, don­de el Gobierno de Mariano Rajoy está apli­can­do polí­ti­cas sal­va­jes de aus­te­ri­dad al lími­te pre­ci­sa­men­te del “sadis­mo” (1), las expre­sio­nes de des­con­ten­to social se mul­ti­pli­can. Y eso en un con­tex­to de enor­me des­con­cier­to, en el que, de repen­te, los ciu­da­da­nos cons­ta­tan que a las cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra se suma una gra­ve cri­sis de gober­na­ción. Simul­tá­nea­men­te, varios pila­res fun­da­men­ta­les del edi­fi­cio del Esta­do se res­que­bra­jan: la Coro­na (con el tétri­co asun­to de la caza del ele­fan­te en Bost­wa­na), el Poder judi­cial (con el cocham­bro­so caso Dívar), la Igle­sia (que no paga el Impues­to sobre Bie­nes Inmue­bles, IBI), el sis­te­ma ban­ca­rio (del que nos afir­ma­ban que era el “más sóli­do” de Euro­pa y cons­ta­ta­mos que se des­mo­ro­na), el Ban­co de Espa­ña (inca­paz de aler­tar sobre Ban­kia y otras quie­bras espec­ta­cu­la­res), las Comu­ni­da­des Autó­no­mas (sumi­das algu­nas de ellas en abis­ma­les escán­da­los de corrup­ción), los gran­des medios de comu­ni­ca­ción (exce­si­va­men­te depen­dien­tes de la publi­ci­dad y que ocul­ta­ron las cala­mi­da­des por venir)…

Sin hablar del pro­pio Gobierno cuyo Pre­si­den­te, en un momen­to en el que Espa­ña (con Gre­cia) se ha con­ver­ti­do en el eje de los pro­ble­mas del mun­do, pare­ce avan­zar sin brú­ju­la. Y quien, fren­te a pre­gun­tas fun­da­men­ta­les, o da la calla­da por res­pues­ta o con­tes­ta con expre­sio­nes surrea­lis­tas (“Vamos a hacer las cosas como Dios man­da”), o sen­ci­lla­men­te sos­tie­ne con­tra­ver­da­des (2). Mariano Rajoy y su equi­po eco­nó­mi­co tie­nen una gran res­pon­sa­bi­li­dad en el desas­tre actual. Han diri­gi­do la cri­sis ban­ca­ria con evi­den­te tor­pe­za; han deja­do des­com­po­ner­se el caso de Ban­kia; han trans­for­ma­do una cla­ra situa­ción de quie­bra en un pul­so con Bru­se­las, el Ban­co Cen­tral Euro­peo y el FMI; han prac­ti­ca­do el nega­cio­nis­mo más necio, pre­ten­dien­do hacer pasar un res­ca­te de con­se­cuen­cias gra­ví­si­mas para la eco­no­mía espa­ño­la como un cré­di­to bara­to y sin con­di­cio­nes (“Es un apo­yo finan­cie­ro que no tie­ne nada que ver con un res­ca­te”, decla­ró Luis de Guin­dos; “Lo que hay es una línea de cré­di­to que no afec­ta al défi­cit públi­co”, afir­mó Rajoy).

Todo esto da la peno­sa impre­sión de un país que nau­fra­ga. Y cuyos ciu­da­da­nos des­cu­bren de pron­to que tras as apa­rien­cias del “éxi­to eco­nó­mi­co espa­ñol”, pre­go­na­do duran­te lus­tros por los gober­nan­tes del PSOE y del PP, se escon­día un mode­lo (el de la “bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria”) car­co­mi­do por la incom­pe­ten­cia y la codi­cia.

En cier­ta medi­da, com­pren­de­mos aho­ra –muy a expen­sas nues­tras– uno de los gran­des enig­mas de la his­to­ria de Espa­ña: ¿cómo fue posi­ble que, a pesar de las mon­ta­ñas de oro y pla­ta traí­das de Amé­ri­ca por el Impe­rio colo­ni­za­dor y explo­ta­dor, el país se vie­se con­ver­ti­do, a par­tir del siglo XVII, en una suer­te de “cor­te de los mila­gros “lle­na de men­di­gos, des­am­pa­ra­dos y por­dio­se­ros? ¿Qué se hizo de tama­ña rique­za? La res­pues­ta a estas pre­gun­tas la tene­mos hoy ante los ojos: incom­pe­ten­cia y mio­pía de los gober­nan­tes, codi­cia infi­ni­ta de los ban­que­ros.

Y el cas­ti­go actual no ha ter­mi­na­do. Des­pués de que la agen­cia Moody’s, el pasa­do junio, reba­ja­ra la nota de la deu­da espa­ño­la en tres esca­lo­nes, des­de A3 has­ta Baa3 (uno por enci­ma del “bono basu­ra”), la pri­ma de ries­go lle­gó has­ta lími­tes insos­te­ni­bles. La sol­ven­cia espa­ño­la está en la pen­dien­te que con­du­ce a un res­ca­te. Y tan­to el res­ca­te de la ban­ca como el res­ca­te de la deu­da públi­ca ten­drán un ­cos­te social terro­rí­fi­co. En su infor­me anual sobre Espa­ña, el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, por ejem­plo, ya está recla­man­do que el Gobierno suba el IVA y que aprue­be lo antes posi­ble una nue­va dis­mi­nu­ción del suel­do de los fun­cio­na­rios para redu­cir el défi­cit. Ade­más, en un docu­men­to de tra­ba­jo, los exper­tos del Fon­do reco­mien­dan a Espa­ña que reba­je aún más el des­pi­do, recla­man el con­tra­to úni­co y que se evi­te la actua­li­za­ción auto­má­ti­ca de los suel­dos (3).

La Comi­sión Euro­pea reco­mien­da igual­men­te la subi­da del IVA, y la adop­ción de nue­vas medi­das “aus­te­ri­ta­rias”: el retra­so de la edad de jubi­la­ción, el con­trol del gas­to en las Comu­ni­da­des, el endu­re­ci­mien­to de las pres­ta­cio­nes por des­em­pleo, la eli­mi­na­ción de la des­gra­va­ción por vivien­da y la reduc­ción del volu­men de la Admi­nis­tra­ción Públi­ca. Todo antes de 2013. Ya que no se pue­de deva­luar el euro, se tra­ta de deva­luar a todo un país, reba­jan­do su nivel de vida de un 20 a un 25%…

Por su par­te, la can­ci­ller ale­ma­na exi­ge que Espa­ña con­ti­núe con las pro­fun­das refor­mas eco­nó­mi­cas y fis­ca­les. A pesar de la cani­na fide­li­dad que le mani­fies­ta Rajoy, Mer­kel se opo­ne con uñas y dien­tes a cual­quier medi­da del Gobierno que supon­ga para Espa­ña ceder en el camino de la aus­te­ri­dad y de las refor­mas estruc­tu­ra­les. Ber­lín quie­re apro­ve­char el “shock” crea­do por la cri­sis, y la posi­ción domi­nan­te de Ale­ma­nia para con­se­guir un vie­jo obje­ti­vo: la inte­gra­ción polí­ti­ca de Euro­pa a las con­di­cio­nes ger­ma­nas. “Nues­tra tarea hoy –decla­ró Mer­kel en un dis­cur­so ante el Par­la­men­to ale­mán– es com­pen­sar lo que no se hizo [cuan­do el euro fue crea­do] y aca­bar con el círcu­lo vicio­so de la deu­da eter­na y de no cum­plir las nor­mas. Sé que es arduo, que es dolo­ro­so. Es una tarea her­cú­lea, pero es inevi­ta­ble”. Algu­nos comen­ta­ris­tas hablan ya del IV Reich…

Por­que, si se pro­du­ce el “sal­to fede­ral” y se avan­za hacia una unión polí­ti­ca, eso sig­ni­fi­ca que cada Esta­do miem­bro de la UE ten­drá que renun­ciar a con­si­de­ra­bles par­tes de su sobe­ra­nía ­nacio­nal. Y que una ins­tan­cia cen­tral podrá inter­fe­rir direc­ta­men­te en los pre­su­pues­tos y los impues­tos de cada Esta­do para impo­ner el cum­pli­mien­to de los acuer­dos. ¿Cuán­tos paí­ses están dis­pues­tos a aban­do­nar tan­ta sobe­ra­nía nacio­nal? Si ceder par­te de la sobe­ra­nía es inevi­ta­ble en un pro­yec­to de inte­gra­ción polí­ti­co como la Unión Euro­pea, exis­te sin embar­go una dife­ren­cia entre fede­ra­lis­mo y neo­co­lo­nia­lis­mo… (4).

En los Esta­dos some­ti­dos a res­ca­tes –Espa­ña, entre otros– estas impor­tan­tes pér­di­das de sobe­ra­nía ya son efec­ti­vas (5). Des­min­tien­do a Rajoy, el minis­tro ale­mán de Finan­zas, Wolf­gang Schäu­ble, afir­mó que la troi­ka (BCE, Comi­sión Euro­pea y FMI) con­tro­la­rá la rees­truc­tu­ra­ción de la ban­ca en Espa­ña (6). Esa troi­ka gober­na­rá la polí­ti­ca fis­cal y macro­eco­nó­mi­ca para ­seguir impo­nien­do refor­mas y recor­tes y para ase­gu­rar la prio­ri­dad del cobro de la deu­da que los ban­cos espa­ño­les tie­nen con la ban­ca euro­pea, y prin­ci­pal­men­te ale­ma­na (7). Espa­ña dis­po­ne pues, des­de junio pasa­do, de menos liber­tad, menos sobe­ra­nía de su sis­te­ma finan­cie­ro y menos sobe­ra­nía fis­cal.

Todo ello sin nin­gu­na garan­tía de salir de la cri­sis. Al con­tra­rio. Como lo recuer­dan los eco­no­mis­tas Niall Fer­gu­son y Nou­riel Rubi­ni: “La estra­te­gia actual de reca­pi­ta­li­zar los ban­cos a base de que los Esta­dos pidan pres­ta­do a los mer­ca­dos nacio­na­les de bonos –o al Ins­tru­men­to Euro­peo de Esta­bi­li­dad Finan­cie­ra (IEEF) o a su suce­sor, el Meca­nis­mo Euro­peo de Esta­bi­li­dad (MEDE)– ha resul­ta­do desas­tro­sa en Irlan­da y Gre­cia: ha pro­vo­ca­do una explo­sión de deu­da públi­ca y ha hecho que el Esta­do sea toda­vía más insol­ven­te, al tiem­po que los ban­cos se con­vier­ten en un ries­go mayor en la medi­da en que más par­te de la deu­da públi­ca está en sus manos” (8).

Pero enton­ces, si no fun­cio­nan ¿por qué se man­tie­nen esas sádi­cas polí­ti­cas de “aus­te­ri­dad has­ta la muer­te”? Por­que el capi­ta­lis­mo se ha pues­to de nue­vo en mar­cha y se ha lan­za­do a la ofen­si­va con un obje­ti­vo cla­ro: aca­bar con los pro­gra­mas socia­les del Esta­do de bien­es­tar imple­men­ta­dos des­pués del final de la Segun­da Gue­rra Mun­dial y de los que Euro­pa es el últi­mo san­tua­rio.

Pero, como decía­mos más arri­ba, debe­ría ir con cui­da­do. Por­que las “masas” están rugien­do…

NOTAS:

1) Léa­se Conn Halli­nan, “Spa­nish Aus­te­rity Sava­ge to the Point of Sadism”, Foreign Policy in Focus, Washing­ton DC, 15 de junio de 2012. http://​www​.fpif​.org/ blog/​the_​pain_​in_​spain_​falls_​mainly_​on_​the_​plain_​folk

(2) Léa­se Igna­cio Esco­lar, “Las sie­te gran­des men­ti­ras sobre el res­ca­te espa­ñol”, Esco​lar​.net, 11 de junio de 2012. http://​www​.esco​lar​.net/​M​T​/​a​r​c​h​i​v​e​s​/​2​0​1​2​/​0​6​/​l​a​s​-​s​i​e​t​e​-​g​r​a​n​d​e​s​-​m​e​n​t​i​r​a​s​-​s​o​b​r​e​-​e​l​-​r​e​s​c​a​t​e​-​e​s​p​a​n​o​l​.​h​tml

(3) El País, Madrid, 15 de junio de 2012.

(4) Léa­se Niall Fer­gu­son, Nou­riel Rou­bi­ni, El País, Madrid, 10 de junio de 2012. Léa­se tam­bién, Igna­cio Ramo­net, “Nue­vos pro­tec­to­ra­dos”, Le Mon­de diplo­ma­ti­que en espa­ñol, mar­zo de 2012.

(5) Una prue­ba de la men­ta­li­dad de neo­co­lo­ni­za­dos es el esper­pén­ti­co pro­yec­to Euro­ve­gas que se dispu­tan las Comu­ni­da­des de Madrid y de Cata­lu­ña, basa­do en la espe­cu­la­ción urba­nís­ti­ca y finan­cie­ra, y aso­cia­do al “aumen­to del blan­queo de capi­ta­les, la pros­ti­tu­ción, las ludo­pa­tías y las mafias”. Con­súl­te­se la pla­ta­for­ma Atu­rem Euro­ve­gas: http://​atu​re​meu​ro​ve​gas​.word​press​.com

(6) El País, Madrid, 14 de junio de 2012.

(7) Vice­nç Nava­rro, Juan Torres, “El res­ca­te trae­rá más recor­tes y no sir­ve para salir de la cri­sis”, Rebe­lión, 15 de junio de 2012. http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​5​1​370

(8) Ver la nota 4.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *