Des­de la calle Esta­fe­ta de Lon­dres a Méxi­co, los vas­cos de la Diás­po­ra dis­fru­ta­ron de la fies­ta de San Fer­mín

Desde la calle Estafeta de Londres a México, los vascos de la Diáspora disfrutaron de la fiesta de San Fermín Un año más la fies­ta de San Fer­mín se ha vivi­do con gran emo­ción en la Diás­po­ra, con el ali­cien­te aña­di­do de que el día gran­de, el sie­te de julio, caía en sába­do, jor­na­da ele­gi­da por la mayo­ría de eus­kal etxeak para cele­brar su fies­ta. Así lo hicie­ron, por ejem­plo, los socios de la Lon­don Bas­que Society, que se reu­nie­ron en el cen­tro vas­co para cele­brar su par­ti­cu­lar encie­rro. Como en años ante­rio­res, la cua­dri­lla vas­co-lon­di­nen­se rebau­ti­zó una de las calles adya­cen­tes, que pasó a la lla­mar­se Esta­fe­ta, en honor al míti­co tra­mo del encie­rro pam­plo­nés. Tras un poteo por los bares de la zona, la fies­ta siguió con un pic­nic en el par­que Lon­don Fields, en el que hubo jue­gos, músi­ca y un gran ambien­te.

Don­de sí que hubo encie­rro de ver­dad, aun­que fue­ra con vaqui­llas, fue en Cara­bo­bo, en Vene­zue­la. La Eus­kal Etxea de Cara­bo­bo lle­va des­de su cons­ti­tu­ción en 1975 cele­bran­do esta fies­ta, una de las citas más espe­ra­das, debi­do a la exhi­bi­ción de vaqui­llas, con los jóve­nes y adul­tos entran­do al rue­do para torear. Illar­gi Uzcan­ga, vice­pre­si­den­ta del cen­tro, expli­có que «este tipo de fes­ti­vi­da­des es muy impor­tan­te por­que nos ayu­da a man­te­ner con­ti­nui­dad con las tra­di­cio­nes y así los más jóve­nes pue­dan cono­cer más de sus raí­ces».

Los par­ti­ci­pan­tes acu­die­ron ves­ti­dos de blan­co y con pañue­los rojos al cue­llo, y dis­fru­ta­ron de una comi­da con pae­lla, txis­to­rra y callos. Tras la comi­da los asis­ten­tes fue­ron tes­ti­gos de la exhi­bi­ción de cin­co vaqui­llas, que salie­ron al rue­do mien­tras sona­ba el himno de San Fer­mín. Con el soni­do de los cohe­tes entra­ron a la pla­za los jóve­nes vas­co-vene­zo­la­nos, que se ani­ma­ron a rea­li­zar torear las vaqui­llas, en algu­nos casos, y a correr ante ellas en otros.

Carabobo San Fermín 2012 (1)

[Uno de los par­ti­ci­pan­tes se libra por poco de reci­bir un empu­jón de la vaqui­lla, en los San­fer­mi­nes de la Eus­kal Etxea de Cara­bo­bo (foto Cara­bo­boEE)]

Carabobo San Fermín 2012 (2)

[Entre el cen­te­nar lar­go de par­ti­ci­pan­tes, no fal­ta­ron jóve­nes ata­via­dos al efec­to que ya han here­da­do la pasión san­fer­mi­ne­ra (foto Cara­bo­boEE)]

En Syd­ney, el Cen­tro Vas­co Gure Txo­ko reu­nió a un cen­te­nar de socios y ami­gos, dis­pues­tos a dis­fru­tar de una de las fies­tas más ani­ma­das de la enti­dad. Como cada año, el menú estu­vo com­pues­to de baca­lao ajoa­rrie­ro y chu­le­tas, y los fes­te­jos se alar­ga­ron has­ta la madru­ga­da.

Sydney San Fermin 2012 (1)
[La comi­da y pos­te­rior fies­ta tuvo lugar en el fron­tón del Gure Txo­ko (foto Syd­ne­yEE)]

Para con­cluir el artícu­lo, en Méxi­co la Eus­kal Etxea de DF tam­bién cele­bró la fies­ta, con una comi­da que se sir­vió en el fron­tón del cen­tro, esce­na­rio de las gran­des cele­bra­cio­nes. Allí acu­die­ron nume­ro­sos socios de la enti­dad, que dis­fru­ta­ron de una ani­ma­da comi­da en la que no fal­ta­ron los cán­ti­cos a San Fer­mín.

México San Fermín 2012 (1)

[Los invi­ta­dos fue­ron posan­do en este diver­ti­do panel de Kuku­xu­mu­xu, con unos toros afi­cio­na­dos a la lec­tu­ra y a Heming­way (foto Mexi­koEE)]

México San Fermín 2012 (2)

[Duran­te la comi­da algu­nos cono­ci­dos socios nava­rros se ani­ma­ron a can­tar a San Fer­mín, igual que hacen los mozos minu­tos antes del encie­rro (foto Mexi­koEE)]

México San Fermín 2012 (3)

[De la mano de moti­vos de Kuku­xu­mu­su el ambien­te fue muy ani­ma­do y des­ta­có por la par­ti­ci­pa­ción de nume­ro­sos jóve­nes (foto Mexi­koEE)]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *