El lider del SUP apo­ya la sal­va­je actua­ción poli­cial de ayer en Madrid

La ima­gen de una niña de unos 11 años aten­di­da tras reci­bir un pelo­ta­zo de goma, por par­te de la poli­cía espa­ño­la, fué amplia­men­te difun­di­da en todas las redes socia­les. La ima­gen de la cria­tu­ra, pro­du­jo indig­na­ción, como no pue­de ser de otra manera.

Fue­ron muchas las per­so­nas que por medio de Twit­ter se diri­gie­ron al tal José Manuel Sán­chez For­net, «sin­di­ca­lis­ta» de la poli­cía espa­ño­la. Este «señor», ni cor­to ni pere­zo­so y en varias oca­sio­nes defen­dió a sus «com­pa­ñe­ros» ( Por cier­to los miem­bros de la poli­cía espa­ño­la, en cali­dad de fun­cio­na­rios, tam­bién se ven afec­ta­dos por los recor­tes de Rajoy y por mucho pelo­ta­zo y porra­zo que repar­tan, tam­po­co van a reci­bir la paga de navi­dad…). Cuan­do se le pre­gun­tó por el caso de la niña, la «gra­ti­fi­can­te» res­pues­ta de este «señor» fué «Sea o no niña la de la foto­gra­fía, apo­yo la actua­ción poli­cial». No pare­ce que le afec­tó dema­sia­do la ima­gén de la cria­tu­ra heri­da a manos de las pelo­tas ase­si­nas, que no hace mucho aca­ba­ron con la vida de Iñi­go Caba­cas en Bilbo.

Las pelo­tas de goma son un arma poli­cial que como des­gra­cia­da­men­te se ha demos­tra­do, pue­den per­fec­ta­men­te aca­bar con una vida huma­na, maxi­me si esta­mos ante una niña de 11 años. Estos datos, por lo vis­to le dan igual al res­pon­sa­ble del SUP.

En defi­ni­ti­va, que lo úni­co que nos que­da por afir­mar es que no pen­sa­mos apo­yar las rei­vin­di­ca­cio­nes de este sin­di­ca­to lla­ma­do SUP, dada su fal­ta de escrú­pu­los y de huma­ni­dad. Estas per­so­nas, [email protected] [email protected] espa­ño­les nos refe­ri­mos, tam­bien ten­drán sus pro­ble­mas sin­di­ca­les, pero si somos [email protected], nos dan igual. Por lo demás, decir que la pró­xi­ma navi­dad los miem­bros de las dife­ren­tes poli­cias, no con­ta­rán, con la paga extra­or­di­na­ria de esas fechas navi­de­ñas, y que el capi­ta­lis­mo, no hará excep­cio­nes, Ellos tam­bién serán vic­ti­mas de este sis­te­ma inhumano.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *