ETA envia un comu­ni­ca­do a Gara y Naiz​.Info

Anagrama de ETA, creación de Félix Likiniano.

En un comu­ni­ca­do remi­ti­do a GARA y Naiz​.info, la orga­ni­za­ción clan­des­ti­na apun­ta que, en este con­tex­to, el pro­ta­go­nis­mo de la ciu­da­da­nía resul­ta cru­cial para supe­rar obs­tácu­los y man­te­ner vivo el pro­ce­so.

Jun­to al repa­so de lo acon­te­ci­do en Eus­kal Herria en los últi­mos ocho meses (el escri­to está fecha­do el 27 de junio), ETA hace una decla­ra­ción de cin­co pun­tos, que par­te de «las posi­cio­nes obs­truc­cio­nis­tas que quie­ren pro­vo­car des­áni­mo en la socie­dad vas­ca», pero en la que mues­tra su con­vic­ción de que en Eus­kal Herria «es posi­ble la paz y un futu­ro en liber­tad».

En el segun­do pun­to, tras resal­tar que asis­ti­mos a una «opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca» a la que hay que res­pon­der en igual medi­da, ETA invi­ta a aco­me­ter la solu­ción del con­flic­to «en su glo­ba­li­dad y en toda su pro­fun­di­dad», y por eso lla­ma a todos a actuar «con res­pon­sa­bi­li­dad y de for­ma cons­truc­ti­va».

ETA dedi­ca un pun­to espe­cí­fi­co al PNV, a sus res­pon­sa­bles, mili­tan­tes y base social, para que valo­ren si mere­ce la pena per­ju­di­car la sen­da de la solu­ción por meros intere­ses par­ti­dis­tas o elec­to­ra­les. «ETA cree que no, y cree­mos ‑afir­ma- que por una vez debié­ra­mos empu­jar todos en favor de los intere­ses de Eus­kal Herria y de sus ciu­da­da­nos».

A jui­cio de ETA, según reco­ge el cuar­to pun­to de la decla­ra­ción, el pro­ta­go­nis­mo de la ciu­da­da­nía resul­ta cru­cial para supe­rar obs­tácu­los y man­te­ner vivo el pro­ce­so.

Por últi­mo, ETA infor­ma de que en todo este tiem­po ha dado con­ti­nui­dad a su actua­ción para «empu­jar y dar cuer­po» al pro­ce­so de solu­cio­nes. Ase­gu­ra tex­tual­men­te que «ade­más de man­te­ner la deci­sión adop­ta­da el 20 de octu­bre, esta­mos redo­blan­do esfuer­zos para abrir vías de diá­lo­go, estre­chan­do rela­cio­nes con los agen­tes inter­na­cio­na­les y lle­van­do a cabo las ade­cua­cio­nes inter­nas que exi­ge el pro­ce­so, entre otras, la cons­ti­tu­ción de la dele­ga­ción de ETA. Mos­tra­mos nues­tro com­pro­mi­so de con­ti­nuar por el mis­mo camino, para lle­var­lo has­ta el final en sus obje­ti­vos de lograr la paz y la liber­tad».

«Agen­da con­tra la paz»

En su balan­ce de lo acon­te­ci­do des­de octu­bre de 2011, ETA des­ta­ca la con­tra­dic­ción entre el deseo de solu­cio­nes de la ciu­da­da­nía y la actua­ción obs­truc­cion- ista de los gobier­nos espa­ñol y fran­cés. Ade­más de enu­me­rar un lis­ta­do de ata­ques al pro­ce­so come­ti­dos en este tiem­po, denun­cia que «los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia, las fuer­zas arma­das de Espa­ña y Fran­cia, dife­ren­tes jue­ces, aso­cia­cio­nes sedien­tas de ven­gan­za y algu­nos medios de comu­ni­ca­ción» están tam­bién inten­tan­do trun­car esta opor­tu­ni­dad de paz.

ETA se refie­re a la «llu­via de men­sa­jes» y a las «men­ti­ras» que pre­ten­den poner en duda su com­pro­mi­so. Pero habla tam­bién de actua­cio­nes con­cre­tas de las fuer­zas poli­cia­les.

En un párra­fo de su comu­ni­ca­do, la orga­ni­za­ción avi­sa de que «las fuer­zas poli­cia­les de Espa­ña y Fran­cia se están apro­ve­chan­do del com­pro­mi­so de ETA de impul­sar el pro­ce­so para ahon­dar en la repre­sión».

Deta­lla que «las medi­das que ha adop­ta­do ETA para elu­dir las situa­cio­nes que pudie­ran per­ju­di­car al pro­ce­so y para evi­tar los enfren­ta­mien­tos ines­pe­ra­dos están sien­do uti­li­za­dos para incre­men­tar la per­se­cu­ción».

Asi­mis­mo, denun­cia que sus inten­tos para reu­nir «el mate­rial en con­di­cio­nes segu­ras y esta­bles» están sien­do apro­ve­cha­dos para orga­ni­zar dis­po­si­ti­vos poli­cia­les.

«Esas actua­cio­nes resul­tan incom­pa­ti­bles con cual­quier tipo de pro­ce­so de solu­ción», con­clu­ye ETA.

Actua­ción de los par­ti­dos

Según el aná­li­sis de ETA, resul­ta «preo­cu­pan­te» que PNV, PSOE, UPN y PP, por sus intere­ses par­ti­dis­tas, actúen de mane­ra con­jun­ta para inten­tar des­acre­di­tar todas las ini­cia­ti­vas que adop­ta la izquier­da aber­tza­le para ali­men­tar el pro­ce­so, mien­tras dan su res­pal­do a las accio­nes del Gobierno. En su opi­nión, esta estra­te­gia pre­ten­de hacer ver que el inde­pen­den­tis­mo es el cul­pa­ble de todo y el úni­co que debe mover­se.

Al abor­dar la actua­ción de los par­ti­dos, ETA se fija espe­cial­men­te en el PSOE y en el PNV. Al pri­me­ro le cri­ti­ca que el Gobierno de Lakua dije­ra que ten­dría una acti­tud acti­va en la solu­ción, pero que, sin embar­go, no haya dado pasos. En su día siguió las órde­nes de Rubal­ca­ba al apo­yar sus posi­cio­nes obs­truc­cio­nis­tas y aho­ra, «sal­vo algu­na excep­ción», pre­ten­de «des­vir­tuar las cla­ves de las solu­cio­nes», en cam­pos como el de los pre­sos o el diá­lo­go con ETA.

Del PNV des­ta­ca el hecho de que haya pasa­do de par­ti­ci­par y «aplau­dir la decla­ra­ción de Aie­te a un dis­cur­so y actua­ción que cues­tio­na lo que reco­gen sus pun­tos». Para ETA, «resul­ta sig­ni­fi­ca­ti­vo que se mues­tre tan com­pren­si­vo con un Gobierno que actúa con­tra la solu­ción, mien­tras dedi­ca sus crí­ti­cas más inci­si­vas con­tra la izquier­da aber­tza­le».

En su comu­ni­ca­do, ETA pre­gun­ta a la for­ma­ción jel­tza­le cuál es su pro­pues­ta, si tie­ne algu­na apor­ta­ción cons­truc­ti­va, si ade­más de decir qué tie­nen que hacer los demás, está dis­pues­to a tomar algún com­pro­mi­so con­cre­to.

Cár­cel y pre­sión social

Seña­la ETA que la situa­ción de los pre­sos polí­ti­cos ha esta­do en el cen­tro del deba­te en estos meses, pero que el Gobierno, en lugar de poner fin a situa­cio­nes terri­bles, lo que ha hecho ha sido pre­sen­tar un plan de chan­ta­je a los pre­sos.

Recuer­da que el pro­pio Eje­cu­ti­vo ha reco­no­ci­do que no es una pro­pues­ta para una solu­ción. «Al poner con­di­cio­nes inacep­ta­bles quie­ren blo­quear todo avan­ce, cre­yen­do que así el pro­ce­so entra­rá en un lar­go blo­queo», ase­gu­ra ETA, que aplau­de la posi­ción de EPPK fren­te a la estra­te­gia que bus­ca su cas­ti­go y divi­sión.

Para supe­rar las medi­das de excep­ción, sufri­mien­to y vio­len­cia que toda­vía mar­can la situa­ción de Eus­kal Herria, ETA con­fía en «la pre­sión social» como la que ha dado lugar a la lega­li­za­ción de Sor­tu. «Es el camino para nue­vos retos», con­clu­ye la orga­ni­za­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *