Derro­tar la con­tra­ofen­si­va impe­ria­lis­ta y avan­zar hacia la revo­lu­cion con­ti­nen­tal- Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano

Los pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca recla­man uni­dad y soli­da­ri­dad en estos días pro­mi­so­rios pero difí­ci­les. Es por eso que el Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano (MCB) salu­da la rea­li­za­ción del XVIII Encuen­tro del Foro de Sao Pau­lo en Cara­cas, Vene­zue­la, tie­rra del Liber­ta­dor Simón Bolí­var, esce­na­rio del esti­mu­lan­te pro­ce­so hacia la revo­lu­ción que dio ini­cio y alien­to a la nue­va olea­da de cam­bio en este Con­ti­nen­te de la espe­ran­za. Vene­zue­la es fuen­te de soli­da­ri­dad y mere­ce soli­da­ri­dad.
A la luz del con­ti­nuo bata­llar de nues­tros pue­blos de nue­vo se recru­de­ce la con­tra­ofen­si­va impe­ria­lis­ta en la región. El gol­pe de Esta­do en Para­guay es otro paso en direc­ción a inten­tar rever­tir la olea­da de cam­bios a favor de la auto­de­ter­mi­na­ción y de las trans­for­ma­cio­nes socia­les esce­ni­fi­ca­das en los últi­mos tres lus­tros de nues­tra Amé­ri­ca.

Pre­ce­die­ron esta nue­va agre­sión a los anhe­los demo­crá­ti­cos de nues­tros pue­blos: el gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras, la vic­to­ria elec­to­ral de la extre­ma dere­cha chi­le­na, colom­bia­na, pana­me­ña y cos­ta­rri­cen­se; el incre­men­to de la pre­sen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­ses en Colom­bia, la reac­ti­va­ción de la IV Flo­ta de la mari­na esta­dou­ni­den­se, el inten­to falli­do de gol­pe en Ecua­dor y el refor­za­mien­to de la ocu­pa­ción mili­tar en Hai­tí. Nue­vas ame­na­zas de retro­ce­sos se cier­nen con­tra los pro­ce­sos trans­for­ma­do­res de Boli­via, Vene­zue­la, Nica­ra­gua y Ecua­dor; mien­tras Cuba es obje­to de inten­sos y sote­rra­dos pla­nes de agre­sión y des­es­ta­bi­li­za­ción.

No hay tiem­po que per­der.

El ais­la­mien­to diplo­má­ti­co del régi­men gol­pis­ta para­gua­yo no es sufi­cien­te, menos aún si se tra­ta de reac­cio­nes pasa­je­ras, la expe­rien­cia hon­du­re­ña así lo demos­tró. Tam­po­co bas­tan las medi­das con­de­na­to­rias. La soli­da­ri­dad, el latino-ame­ri­ca­nis­mo, debe ser des­ple­ga­do más allá de las medi­das adop­ta­das por los Esta­dos pro­gre­sis­tas en el con­tex­to de las rela­cio­nes inter­es­ta­ta­les.

La situa­ción exi­ge poten­ciar la resis­ten­cia popu­lar inter­na fren­te a todos los regí­me­nes subor­di­na­dos a las bur­gue­sías depen­dien­tes y a los impe­ria­lis­mos esta­dou­ni­den­ses y euro­peo; muy espe­cial­men­te en casos como el de Para­guay y Hon­du­ras. Reafir­ma­mos: la con­so­li­da­ción de los cam­bios en bue­na par­te del con­ti­nen­te supo­ne al tiem­po de obte­ner vic­to­rias elec­to­ra­les, ir con­so­li­dan­do una amplia hege­mo­nía social y de fuer­za.

El opro­bio­so régi­men colom­biano sigue des­ple­gan­do con el padri­naz­go de los EE.UU y su alia­do Israel, la gue­rra sucia con­tra la heroi­ca y mul­ti­fa­cé­ti­ca resis­ten­cia popu­lar. La con­de­na a estos funes­tos desig­nios gue­rre­ris­tas, el recla­mo de la sali­da polí­ti­ca al con­flic­to arma­do y social debe ser tan fir­me como el res­pal­do a sus fuer­zas insur­gen­tes y a los com­po­nen­tes de su tam­bién heroi­ca resis­ten­cia cívi­ca, espe­cial­men­te al emer­gen­te Movi­mien­to Mar­cha Patrió­ti­ca, for­mi­da­ble e inno­va­do­ra con­fluen­cia polí­ti­ca-social, por­ta­do­ra de una pro­pues­ta de cam­bio estruc­tu­ral, de paz con dig­ni­dad y nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad demo­crá­ti­ca y par­ti­ci­pa­ti­va.

Las nue­vas escue­las mili­ta­res pro­mo­vi­das por el lla­ma­do Eje Paci­fi­co, las 44 bases mili­ta­res yan­quis en toda Nues­tra Amé­ri­ca, las áreas de TLC, que se extien­de por todo el Pací­fi­co des­de Chi­le has­ta Méxi­co, el cre­cien­te saqueo de nues­tros recur­sos natu­ra­les con devas­ta­do­ras con­se­cuen­cias ambien­ta­les, son mues­tra incon­tro­ver­ti­ble de la impo­si­ción a san­gre y fue­go de un sis­te­ma de injus­ti­cia. El acuí­fe­ro Gua­ra­ní que se ins­cri­be en los pro­pó­si­tos del gol­pe en Para­guay y la Ama­zo­nía , se cons­ti­tu­yen en los blan­cos pre­di­lec­tos de la nue­va gue­rra de con­quis­ta impe­ria­lis­ta.

Los res­tos de colo­nia­lis­mo en el Cari­be y las Mal­vi­nas, nos con­vo­can a derro­tar­lo sin con­tem­pla­cio­nes, mien­tras la reco­lo­ni­za­ción y la mili­ta­ri­za­ción de las Anti­llas que inclu­ye la ocu­pa­ción mili­tar de Hai­tí el refor­za­mien­to de las bases esta­dou­ni­den­ses, en Aru­ba, Cura­zao y Puer­to Rico; así como su expan­sión hacia terri­to­rios de la Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na y el incre­men­to extra­or­di­na­rio de la guar­dia cos­ta­ne­ra de EE.UU en el Mar Cari­be. ¡Puer­to Rico y demás colo­nias nece­si­tan y mere­cen su inde­pen­den­cia!.

Más allá de nues­tro Con­ti­nen­te, el Pue­blo Pales­tino y el Pue­blo Vas­co luchan por su libe­ra­ción nacio­nal y su inde­pen­den­cia y sufren las con­se­cuen­cias de la colo­ni­za­ción y domi­na­ción tan­to en la Pales­ti­na inva­di­da por el movi­mien­to sio­nis­ta inter­na­cio­nal, como Eus­kal Herria inva­di­da y ocu­pa­da por Espa­ña y Fran­cia, hoy, con una pro­pues­ta de paz real y posi­ble que ha emer­gi­do de la socie­dad vas­ca.

Se hace nece­sa­ria la libe­ra­ción de miles de pre­sos polí­ti­cos pales­ti­nos de las cár­ce­les del Esta­do sio­nis­ta de Israel espe­cial­men­te el cama­ra­da Ahmad Saa­dat Secre­ta­rio Gene­ral del Fren­te Popu­lar para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na, así, como a cien­tos de pre­sos polí­ti­cos aber­tza­les de las cár­ce­les de Espa­ña y Fran­cia.

En Nues­tra Amé­ri­ca, el momen­to deman­da supe­rar las vaci­la­cio­nes, los replie­gues y los vira­jes con­ser­va­do­res de una par­te de los gobier­nos y fuer­zas polí­ti­cas pro­gre­sis­tas pre­sio­na­das por la bur­gue­sía trans­na­cio­nal.

Es nece­sa­rio ade­más, la pro­fun­di­za­ción de los cam­bios socia­les, polí­ti­cos y cul­tu­ra­les en aque­llos pro­ce­sos que como el vene­zo­lano, boli­viano, ecua­to­riano han asu­mi­do posi­cio­nes antim­pe­ria­lis­tas y expre­san la volun­tad de aus­pi­ciar cam­bios estruc­tu­ra­les de orien­ta­ción socia­lis­ta.

Vene­zue­la boli­va­ria­na tie­ne ante sí el reto de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de octu­bre, defi­ni­da por el coman­dan­te Chá­vez como la bata­lla de Aya­cu­cho del siglo XXI, deci­si­va para con­so­li­dar la inde­pen­den­cia vene­zo­la­na y el pro­ce­so de cam­bios polí­ti­cos y socia­les en Nues­tra Amé­ri­ca. Toda la soli­da­ri­dad con­ti­nen­tal y mun­dial debe vol­car­se en favor de la vic­to­ria popu­lar en esos comi­cios.

Por lo demás, dado que el com­ba­te no es sólo elec­to­ral y que el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se, la gran bur­gue­sía vene­zo­la­na y sus socios polí­ti­cos están des­ple­gan­do un plan extra-elec­to­ral des­ti­na­do a sabo­tear el pro­ce­so y/​o des­co­no­cer los resul­ta­dos, la soli­da­ri­dad debe expre­sar­se en todos los esce­na­rios de lucha has­ta garan­ti­zar la derro­ta defi­ni­ti­va de esos esfuer­zos sedi­cio­sos y la pro­fun­di­za­ción y exten­sión del trán­si­to hacia el socia­lis­mo

Des­de todos los pun­tos del con­ti­nen­te debe expre­sar­se vigo­ro­sa­men­te la deter­mi­na­ción de no seguir per­mi­tien­do que nos arre­ba­ten lo con­quis­ta­do.

El ¡NO! al retro­ce­so debe ser tan rotun­do como la volun­tad de avan­zar, de derro­tar el poder al ser­vi­cio de la bur­gue­sía trans­na­cio­nal, de rever­tir los retro­ce­sos impues­tos median­te gol­pes de todo tipo, de defen­der los pro­ce­sos trans­for­ma­do­res ame­na­za­dos por la con­tra-ofen­si­va impe­ria­lis­ta. Es impe­ra­ti­vo salir del estan­ca­mien­to, pro­fun­di­zar y enten­der la pro­mi­so­ria olea­da por la nue­va inde­pen­den­cia.

Solo así nos hare­mos fuer­tes para derro­tar esta con­tra-ofen­si­va. Y como decía el liber­ta­dor: “lue­go que sea­mos fuer­tes… enton­ces segui­re­mos la mar­cha hacia las gran­des pros­pe­ri­da­des a que esta des­ti­na­da Amé­ri­ca Meri­dio­nal”, lo que es impen­sa­ble sin la crea­ción heroi­ca de la Patria Gran­de y del socia­lis­mo, pro­yec­to sal­va­dor de la huma­ni­dad ame­na­za­da de muer­te por un capi­ta­lis­mo, que es cau­sa y efec­to de esta cri­sis des­truc­ti­va.

!!! En Bolí­var nos encon­tra­mos todos y todas ¡¡¡ Cara­cas 5 de julio de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *