Algo así como un “brin­dis” para ASKAPENA 25 años

Internazionalismoa 25 Urte

Askapena25

Tex­to que Wal­ter Wen­de­lin escri­bió con moti­vo de la comi­da orga­ni­za­da para el (re)-encuentro entre inter­na­cio­na­lis­tas de Ara­ba. En este tex­to ‑más ‘wal­te­riano’ que nun­ca- Wal­ter nos habla de su estan­cia en Nica­ra­gua, la uto­pía, el momen­to actual, la mili­tan­cia inter­na­cio­na­lis­ta y el poso que nos deja… y como sor­pre­sa sacó una car­ta que estu­vo ‘escon­di­da’ en la sede de Aska­pe­na de Gas­teiz, detrás de la foto-retra­to del ‘Che’, escri­ta por la fami­lia de un vie­jo guda­ri muer­to hace más de 10 años:

Algo así como un “brin­dis” para ASKAPENA 25 años

Itu­rrie­ta-Ara­maio, 23 de junio de 2012

Fue­ron casi los gri­ses de Vito­ria y su “Inte­li­gen­zia”, allá a media­dos de los 80s, los que ence­rrán­do­me en un cala­bo­zo de la direc­ción Gene­ral de Poli­cía me exi­lia­ron a los bra­zos de la Revo­lu­ción San­di­nis­ta, a la revo­lu­ción de la Nica­ra­gua, la Nica­ra­güi­ta, la más boni­ta,… la que nació, bro­tó, flo­re­ció de la san­gre del pue­blo y el triun­fo de sus armas.

Lograr la vic­to­ria es cos­to­so, pro­vo­ca mucho sufri­mien­to, sacri­fi­cio, soli­da­ri­dad; es algo her­mo­so y lleno de ter­nu­ra. Ges­tio­nar y admi­nis­trar la defen­sa y el desa­rro­llo de este triun­fo ya no es her­mo­so. Pero sigue sien­do tra­ba­jo­so y dolo­ro­so, sobre todo cuan­do siem­pre hay com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras que ponen tra­bas, trai­cio­nan, se corrom­pen. Y nos fija­mos en estos, lucha­mos con­tra ellos y des­es­ti­ma­mos que tras toda per­so­na corrom­pi­da hay un corrup­tor, y este sí es enemi­go, el que mien­te y mani­pu­la para jun­tar poder y armas con las que reven­tar cual­quier triun­fo de la jus­ti­cia del pue­blo con el vil obje­ti­vo de recu­pe­rar sus ile­gí­ti­mos e injus­tos, amo­ra­les, delic­ti­vos y cri­mi­na­les pri­vi­le­gios: legal­men­te y sin las tra­bas de dere­cho ajeno alguno corrom­per, pri­va­ti­zar, robar y ase­si­nar masi­va­men­te con gol­pes de Esta­do cons­ti­tu­cio­na­les como hace unas horas en Para­guay, en Hon­du­ras, o el 23F; con geno­ci­dios que lla­man “gue­rras por la demo­cra­cia” y gue­rras que lla­man “accio­nes huma­ni­ta­rias”, con ham­bre que lla­man “liber­tad de opor­tu­ni­da­des”, con exter­mi­na­ción de la vida que lla­man “la ley natu­ral del libre mer­ca­do” y el “fin de la his­to­ria” como úni­co futu­ro posi­ble.

No sabe­mos cómo es la UTOPÍA. Es joven y está al alcan­ce de la mano, y nos vie­ne gran­de cuan­do más gran­des nos hace­mos.

Al igual que no hay más cie­go que el que no la quie­re ver, no hay más igno­ran­te que el que cree cono­cer­la y se deja relle­nar y embo­tar el cere­bro con ambi­güe­da­des, ter­gi­ver­sa­cio­nes, eufe­mis­mos, tópi­cos, gene­ra­li­da­des y medias ver­da­des o datos insig­ni­fi­can­tes. Lue­go estos pedan­tes están hin­cha­dos con su menú de la nue­va coci­na por su entran­te de olor a idea sobre base de agu­je­ro envuel­to en esen­cia de aro­ma inexis­ten­te. De pri­mer pla­to: Aro­ma de inexis­ten­cia, esen­cia envuel­to en agu­je­ros con sua­ve idea a olor. 2º pla­to: …. Y qué terri­bles secue­las: dia­rrea men­tal, nau­seas exis­ten­cia­les, pará­li­sis del pen­sa­mien­to … ¡don­de estén los pimien­tos relle­nos, la ensa­la­da mix­ta, las cos­ti­llas de cer­do y la ter­ne­ra gui­sa­da que nos vamos a comer, que nos hemos comi­do!

Pero esta­mos en una Gue­rra Mun­dial – no quie­ro ser apo­ca­líp­ti­co – es una, que es solo “de baja inten­si­dad”, como aque­lla que impu­sie­ron a la gen­te en las mon­ta­ñas de Jino­te­ga, Mata­gal­pa, Wiwi­li, Was­la­la. Es “baja” aun­que sólo para algu­nos, para los que la ejer­cen… y algu­nos pocos pri­vi­le­gia­dos más.

Lue­go lo logra­ron el 25 de febre­ro 1990. El FSLN y el pue­blo revo­lu­cio­na­rio habían cedi­do a las pre­sio­nes de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y sus media­do­res y faci­li­ta­do­res, pro­mo­to­res y pro­me­te­do­res de la paz y de los dóla­res. Las elec­cio­nes “Unas Demo­crá­ti­cas y Libres” habían aca­ba­do con la demo­cra­cia nica­ra­güen­se, san­di­nis­ta, pro­pia, popu­lar, inde­pen­dien­te, inclu­so algo socia­lis­ta, y sobe­ra­na. La paz de su “demo­cra­cia” neo­li­be­ral tra­jo más muer­te y mise­ria que la lucha con­tra su gue­rra de baja inten­si­dad. Los dóla­res como los 800.000 pues­tos de tra­ba­jo de los Feli­pes Gon­zá­lez … como el 2º pla­to de su menú.

Hirie­ron de muer­te a la UTOPÍA. Aho­ga­ron la UTOPÍA y la ter­nu­ra de la que vivía el pue­blo en una sola jor­na­da elec­to­ral. No hubo frau­de. – Eran un frau­de. – Sus elec­cio­nes demó­cra­tas son y serán un frau­de per­ma­nen­te.

En menos de un mes – en solo tres sema­nas – toda la socie­dad nica­ra­güen­se esta­ba enfan­ga­da y hun­di­da, aho­ga­da en un apa­ren­te y apa­ren­ta­do “cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co” de unos pocos y bajo esta losa la delin­cuen­cia, la cri­mi­na­li­dad, secues­tros, vio­la­cio­nes y abe­rra­cio­nes espe­luz­nan­tes, enfer­me­da­des inne­ce­sa­rias, nar­co­trá­fi­co y dro­go­de­pen­den­cias express, ham­bre, mise­ria y muer­te, sin dig­ni­dad, sin éti­ca, sin tor­ti­llas ni gallo pin­to, sin peni­ci­li­na ni médi­co, sin tra­ba­jo, sin soli­da­ri­dad, sin ter­nu­ra, con pro­fu­sión del “sál­ve­se quien pue­da a cos­ta de quien y de lo que sea”, … sin UTOPÍA.

Los nicas me devol­vie­ron a Eus­kal Herria.

Aquí en Eus­kal Herria esto nun­ca ocu­rri­ría. Hemos pro­gre­sa­do, nos hemos moder­ni­za­do, hemos madu­ra­do, hemos desa­rro­lla­do escue­las y uni­ver­si­da­des para edu­car y for­mar a nues­tros hijos e hijas, ….

… pero —- ¿Qué Mun­do les esta­mos dejan­do a nues­tras hijas e hijos?,

y con seme­jan­te mun­do sin Uto­pía:

¿Qué hijas e hijos le esta­mos dejan­do a este Mun­do?

…………………………….

Esta­mos reu­ni­das hoy aquí unas 27 mili­tan­tes de ASKAPENA de ARABA, de unas 100 per­so­nas que tene­mos en la lis­ta de mili­tan­tes. Segu­ro que nos fal­tan, segu­ro que hemos olvi­da­do a este cama­ra­da, a esta com­pa­ñe­ra, mili­tan­te soli­da­rio, inter­na­cio­na­lis­ta de ASKAPENA de los últi­mos 25 años. Que nos per­do­nen estos mili­tan­tes y nos impon­gan como cas­ti­go el enmen­dar nues­tra frá­gil memo­ria y nues­tro des­cui­do negli­gen­te con una segun­da con­vo­ca­to­ria antes del 25 Ani­ver­sa­rio, allá por el 10 de noviem­bre de este año corrien­te 2012.

Digo “mili­tan­tes”, no “ex-mili­tan­tes”, por­que, como la vida mis­ma o cual­quier otro vicio o enfer­me­dad, la mili­tan­cia nun­ca se cura del todo. Uno pue­de creer que lo pue­de supe­rar, que pue­de apren­der a con­tro­lar­lo, a vivir con ello, pue­de tam­bién pre­ten­der olvi­dar­lo o negar­lo como des­pro­pó­si­to e inge­nui­dad de la divi­na juven­tud. Sin embar­go, en algún rin­cón del sub­cons­cien­te y nues­tra terri­ble alie­na­ción, per­ma­ne­ce y per­ma­ne­ce­rá para siem­pre. Y se está quie­ta allí o dor­mi­da, la mili­tan­cia. No. Aun­que la con­fi­ne­mos al últi­mo agu­je­ro, aun­que la ence­rre­mos en la cel­da más lúgu­bre y pro­fun­da de nues­tro prag­ma­tis­mo de madu­rez adul­ta y rea­lis­ta, siem­pre, siem­pre, esta­rá tra­ba­jan­do, imper­cep­ti­ble­men­te actuan­do, pelean­do y luchan­do … cons­pi­ran­do, has­ta nues­tro últi­mo sus­pi­ro. No se sal­va nadie. No hay vida más allá de la mili­tan­cia.

Esta car­ta ha esta­do allí detrás del car­tel del Che duran­te años, ha esta­do allí, col­ga­da en la sede. Sobre­vi­vió un regis­tro. Algu­nas cono­céis la his­to­ria. Este es un buen momen­to para com­par­tir­la. Dice así:

De Adriano Sala­zar

Para ASKAPENA

Su fami­lia

Compañeros/​as Inter­na­cio­na­lis­tas:

Fue deseo de un vie­jo cama­ra­da que ago­ni­za­ba, dar su más sin­ce­ra gra­ti­tud a todo el colec­ti­vo de ASKAPENA por la acti­tud tan entra­ña­ble y soli­da­ria que le brin­das­teis, al ofre­cer­le de for­ma desin­te­re­sa­da su teso­ro más pre­cia­do.

Teníais que haber vis­to la satis­fac­ción y el orgu­llo con que fue reci­bi­do el retra­to del “Che” en su cen­tro hos­pi­ta­la­rio.

Colo­ca­do en fren­te de su cama, jun­to a la Iku­rri­ña, ser­vía a este vie­jo guda­ri, recuer­dos de accio­nes pres­ta­das por y para el bien­es­tar y la liber­tad de su gen­te.

Adriano, que así se lla­ma­ba este humil­de lucha­dor, no era líder de nin­gún par­ti­do ni aso­cia­ción, tan solo fue un opri­mi­do más por la dic­ta­du­ra que vivió, pero era una per­so­na soli­da­ria y entra­ña­ble que se deja­ba que­rer por todos aque­llos que le cono­cían.

Sus idea­les eran los mis­mos que pro­mul­ga­ba Che Gue­va­ra, tan­to fue así, que por expre­so deseo de él y de su fami­lia, fue este retra­to expues­to en la cabe­ce­ra de su capi­lla ardien­te, aquí en Vito­ria-Gas­teiz.

Por todo ello, por vues­tro ges­to tan soli­da­rio, agra­de­ce­mos de todo cora­zón vues­tro retra­to y os lo devol­ve­mos con el orgu­llo y la satis­fac­ción de saber que una vez más “el Che” ha ser­vi­do de guía e ilu­sión has­ta el final de otro com­pa­ñe­ro.

Un salu­do de puño alza­do para todos.

ESKERRIKASKO ETA AURRERA HERRIEN ASKAPENAREKIN

Fami­lia de Adriano Sala­zar

Wal­ter.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *