La Cum­bre de Rio no es un fra­ca­so, sino algo peor- Eguz­ki­de bat

Real­men­te, para los orga­ni­za­do­res gene­ra­les de la ONU, y para los direc­to­res de todo el mon­ta­je, sub­ma­ri­nos más o menos con­fe­sos del sis­te­ma trans­na­cio­nal de poder y mer­ca­do ha sido todo un éxito.

dueños

rio
Real­men­te, para los orga­ni­za­do­res gene­ra­les de la ONU, y para los direc­to­res de todo el mon­ta­je, sub­ma­ri­nos más o menos con­fe­sos del sis­te­ma trans­na­cio­nal de poder y mer­ca­do ha sido todo un éxito.
Algo menos, es natu­ral, para las com­par­sas socia­les, Ongs y ale­da­ños de todo tipo, que han pues­to las notas de color a la feria oligárquica.

Tam­bién la natu­ra­le­za al SERVICIO del Capital.

Pon­dré solo un ejem­plo, entre los resul­ta­dos de esta abo­mi­na­ble pues­ta en esce­na de más avan­za­do saqueo mer­can­til de Ama Lurra: el con­sen­so logra­do sobre la nue­va defi­ni­ción ofi­cial y homo­lo­ga­da por la Con­fe­ren­cia de muchos fenó­me­nos natu­ra­les, que serán de aho­ra en ade­lan­te deno­mi­na­dos SERVICIOS, como nue­va semán­ti­ca pro­duc­ti­va de inter­pre­ta­ción de la naturaleza.

La poli­ni­za­ción, por ejem­plo, ya no es un fenó­meno del ciclo natu­ral de repro­duc­ción de la vida vege­tal, y ani­mal, sino un SERVICIO que deter­mi­na­dos insec­tos, u otros AGENTE$ más o menos natu­ra­les (esto ya se verá) ofre­cen a los mer­ca­de­res de nues­tra espe­cie. Que ya están cal­cu­lan­do, por supues­to, para racio­na­li­zar, orga­ni­zar, explo­tar, valo­ri­zar como pro­duc­to mer­can­til o valor de cambio.

Así, la vida de los mares, o del bos­que y de las fores­tas, es un con­jun­to de SERVICIOS natu­ra­les – por aho­ra – que se irán trans­for­man­do en Balan­ces y Cuen­tas de pér­di­das y ganancias.

Solo estos tres ejem­plos nos mues­tran el nivel de dege­ne­ra­ción al que está lle­van­do la huma­ni­dad la actual ofen­si­va neo-libe­ral glo­bal, cabal­gan­do con sus estra­te­gias inno­va­do­ras y finan­cie­ras las suce­si­vas cri­sis sis­té­mi­cas, coyun­tu­ra­les, o de tran­si­ción y desa­rro­llo del sistema.

Luchar des­de lo local!

Noso­tros, al con­tra­rio y en Eus­kal Herria por empe­zar, si que­re­mos luchar con­tra este enca­na­lla­mien­to mer­can­til de la vida, con­tra este bio­po­der cada vez más bru­tal, no nos pode­mos sumar a estas cele­bra­cio­nes, aun­que a veces algo auto­crí­ti­cas, per­dien­do el Nor­te de lo que está suce­dien­do. Lo tene­mos tam­bién a la vis­ta, delan­te de noso­tros su apli­ca­ción regional.

Por eso, des­de siem­pre hemos ele­gi­do luchar y tra­ba­jar pega­dos al terreno, a la bio­di­ver­si­dad real, don­de cada pue­blo, con su cul­tu­ra, vive con inten­si­dad y rea­lis­mo muchas de las con­tra­dic­cio­nes de la bio­di­ver­si­dad del pla­ne­ta. Actuan­do como hor­mi­gui­llas y rehu­yen­do de gran­des cele­bra­cio­nes que no sir­ven para incre­men­tar real­men­te la lucha ecologista.
Pre­fe­ri­mos estar en las acti­tu­des y acti­vi­da­des de cada día y de cada per­so­na y colec­ti­vo. Esto es lo que más nos preo­cu­pa, en Eus­kal Herria por empe­zar, aho­ra que está al lle­gar otra olea­da ins­ti­tu­cio­na­lis­ta y poli­ti­que­ra, o elec­to­ral, que muchos usa­rán para ale­jar­nos del ver­da­de­ro dra­ma eco­ló­gi­co y social que esta­mos viviendo.

Ya des­pués de la pri­mer Cum­bre, pro­pu­si­mos una espe­cie de alian­za social, o de movi­mien­tos socia­les, para hacer fren­te a todo lo que nos echan y nos vie­ne enci­ma, bajo for­mas de cri­sis o de ver­da­de­ras ofen­si­vas pla­ni­fi­ca­das, como en Rio.

RIO ‑20!

Estas que siguen son algu­nas de las refle­xio­nes que hici­mos públi­cas des­de Eguz­ki, con el famo­so EGA poco des­pués de la 1ª cum­bre de la Tie­rra. Vol­va­mos a hil­va­nar, y pro­pon­ga­mos desa­rro­llar entre todos, de nue­vo, una res­pues­ta glo­bal a todo tipo de mer­can­tes de la vida, vas­cos o cosmopolitas!:
____________________________________________________________

Hoy es inne­ga­ble que el eco­sis­te­ma pla­ne­ta­rio está sufrien­do un evi­den­te y pro­gre­si­vo empeo­ra­mien­to, mien­tras que todo un mode­lo pro­duc­ti­vo que sus­ten­ta el desa­rro­llo mun­dial se encuen­tra en una pro­fun­da cri­sis que ni siquie­ra los esta­dos, las gran­des empre­sas trans­na­cio­na­les y los orga­nis­mos inter­es­ta­ta­les saben como contrarrestar.
(pági­na 7)

En Eus­kal Herria, ade­más, asis­ti­mos (1994) al dra­má­ti­co final de unas for­mas his­tó­ri­cas de pro­duc­ción y de rela­cio­nes socia­les sobre las que se fun­dó el desa­rro­llo de Hegoal­de, mien­tras tan­to los pode­res eco­nó­mi­cos se mues­tran inca­pa­ces para enfren­tar­se de raíz a los retos impues­tos por la reor­de­na­ción del sis­te­ma pro­duc­ti­vo inter­na­cio­nal y la polí­ti­ca finan­cie­ra y estruc­tu­ral deci­di­da en Madrid, París o Bruselas.
(7)

A nivel gene­ral, el actual mode­lo de desa­rro­llo ha logra­do con­so­li­dar ‑tan­to en las con­cien­cias indi­vi­dua­les como en las estruc­tu­ras materiales‑, un sis­te­ma ins­ti­tu­cio­nal que sole­mos impro­pia­men­te lla­mar “demo­cra­cia”, y que apa­re­ce a menu­do como el medio más efi­caz para anu­lar o inte­grar la ini­cia­ti­va de los movi­mien­tos sociales.
(10)

El con­cep­to de Bio­di­ver­si­dad no se limi­ta úni­ca­men­te al ámbi­to de los pro­ble­mas de la natu­ra­le­za y del medio ambien­te, sino que entra en rela­ción con todos los fenó­me­nos socia­les y de desa­rro­llo de una deter­mi­na­da región.
Por lo tan­to, lo enten­de­mos tam­bién en cone­xión con la cul­tu­ra y las cos­tum­bres de cada pue­blo y nación y, por con­si­guien­te, con toda la situa­ción socio-polí­ti­ca, pues­to que en ella se refle­jan y de ella depen­den muchas veces cues­tio­nes rela­cio­na­das con el eco­sis­te­ma, como se puso en evi­den­cia en nues­tro país con la lucha en con­tra del pro­yec­to nuclear de Lemoiz.
(13)

Los ges­to­res del sis­te­ma han impul­sa­do otra trans­for­ma­ción cua­li­ta­ti­va­men­te supe­rior del eco­sis­te­ma vas­co, basa­da en el pro­ce­so de ter­cia­ri­za­ción del país. Este pro­ce­so tie­ne como base la reor­de­na­ción del mer­ca­do a nivel mun­dial, pero sobre todo, a nivel comu­ni­ta­rio, con­tem­pla en cuan­to a Eus­kal Herria se refie­re, el aban­dono de sec­to­res pro­duc­ti­vos has­ta hace poco tra­di­cio­na­les (…), de cara a dise­ñar y eje­cu­tar mul­ti­tud de infra­es­truc­tu­ras de comu­ni­ca­ción, ins­ta­la­cio­nes acce­so­rias a éstas, de turis­mo medio, de alma­ce­na­je y stoc­ka­je de mer­can­cías, etc. cuyo efec­to inme­dia­to, ade­más del socio-eco­nó­mi­co, es la ocu­pa­ción casi irre­ver­si­ble de las pocas zonas que nos que­dan sin alterar.
(16)

EN POSITIVO:

Para ello son nece­sa­rios todos los movi­mien­tos socia­les y toda la ima­gi­na­ción crea­ti­va, crí­ti­ca y cons­truc­ti­va. Como ejes cen­tra­les de la argu­men­ta­ción que jus­ti­fi­ca la prác­ti­ca social, valen estos:

1) la cali­dad de vida no se mide por la des­truc­ción y el des­pil­fa­rro de rique­zas fini­tas, fun­gi­bles e irreemplazables.

2) El bien­es­tar coti­diano es el resul­tan­te del equi­li­brio entre la nece­si­dad cons­cien­te y los medios ade­cua­dos para su satisfacción.

3) El con­su­mo mer­can­til no es la úni­ca uni­dad de medi­da del bien­es­tar, sino un medio entre otros para la satis­fac­ción de necesidades.

4) la cali­dad de vida es el desa­rro­llo armó­ni­co de todas las poten­cia­li­da­des vita­les del ser humano.

5) Todo com­por­ta­mien­to indi­vi­dual reper­cu­te y es a la vez com­por­ta­mien­to colec­ti­vo, gene­ran­do con­se­cuen­cias para el futuro.
(20)


Al mis­mo tiem­po, el desa­rro­llo del sis­te­ma socio-eco­nó­mi­co, casi com­ple­ta­men­te homo­ge­nei­za­do en lo esen­cial en todos los paí­ses, está pro­vo­can­do una esca­be­chi­na dia­ria de milla­res de per­so­nas ham­brien­tas, o enfer­mes gra­ve­men­te, tan­to físi­co-psí­qui­ca­men­te como culturalmente.
(21)

El Paro, más allá de los sis­te­mas de cómpu­to ofi­cial que redu­cen su inci­den­cia real, es la mayor pla­ga social pro­du­ci­da por los mode­los pro­duc­ti­vos vigen­tes. La gran mayo­ría de la pobla­ción de la Tie­rra está exclui­da del tra­ba­jo en esta épo­ca de inter­na­cio­na­li­za­ción de las pro­duc­cio­nes y de los mer­ca­dos, mien­tras que el con­cep­to domi­nan­te de «ciu­da­da­nía» se fun­da toda­vía en la par­ti­ci­pa­ción en la acti­vi­dad labo­ral. Esto es toda­vía más gra­ve si con­si­de­ra­mos que el tiem­po de tra­ba­jo pro­duc­ti­vo actual, dis­tri­bui­do entre toda la pobla­ción de más de 15 años, no supera las 3 horas dia­rias por per­so­na en los esta­dos metropolitanos.
(27)

Con­cep­tos como el PNB (Pro­duc­to nacio­nal bru­to), índi­ces de pro­duc­ti­vi­dad, nive­les de infla­ción, etc. ya no res­pon­den a la reali­dad eco­nó­mi­ca, aun­que sea por la sim­ple razón de que el tra­ba­jo ha ter­mi­na­do en gran medi­da de ser mate­rial, des­de la intro­duc­ción masi­va de las tec­no­lo­gías informatizadas.
(28)

La con­cep­ción del desa­rro­llo inte­gral (desa­rro­llo demo­crá­ti­co del eco­sis­te­ma) con­lle­va que cada aspec­to del con­jun­to bio­so­cial se pue­da des­en­vol­ver de la for­ma más armó­ni­ca con los demás, encau­zan­do los pro­ce­sos de todo tipo hacia la satis­fac­ción de las nece­si­da­des de cada parte.
(39)

La situa­ción actual de inmo­vi­lis­mo (inmo­vi­lis­mo intere­sa­do e inclu­so pro­mo­vi­do des­de cier­tos sec­to­res socia­les), ha pro­vo­ca­do la cau­ti­vi­dad de muchas fuer­zas crea­do­ras que, libe­ra­das, crea­rían siner­gias sufi­cien­tes para lle­var­se por delan­te los obs­tácu­los de carác­ter estruc­tu­ral, polí­ti­co e inclu­so las resis­ten­cias psi­co­ló­gi­cas a un cam­bio sus­tan­cial del mode­lo de desarrollo.
(40)

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Cons­truir Eus­kal Herria libre, TAMBIÉN des­de la ecología!

Por lo tan­to, siguien­do todas estas refle­xio­nes (¡extraí­das lite­ral­men­te de nues­tra pon­de­ra­ción hecha des­pués de la Cum­bre de Rio en «Cons­truir Eus­kal Herria des­de la eco­lo­gía» – EGA! – los núme­ros entre parén­te­sis corres­pon­den a la pági­na), pode­mos reno­var la invi­ta­ción a asu­mir todas las res­pon­sa­bi­li­da­des de nues­tra rique­za e diver­si­dad bio­re­gio­nal, tam­bién con los aires de avan­ce ins­ti­tu­cio­nal y polí­ti­co que en par­te vivi­mos. Pero con mucho cui­da­do, hacia la partidocracia!

Por­que los resul­ta­dos de esta nue­va cum­bre Rio+20, orga­ni­za­da otra vez para los mer­ca­de­res y la gale­ría polí­ti­co-social inter­na­cio­nal, no nos sir­ve real­men­te en nues­tro tra­ba­jo dia­rio y real, fren­te a las impre­sio­nan­tes res­pon­sa­bi­li­da­des que tene­mos, como eco­lo­gis­tas en Eus­kal Herria y de toda Ama Lurra.

¡Úni­ca­men­te los pue­blos pode­mos hacer algo, con las luchas dia­rias, y loca­les por empe­zar, para evi­tar lo peor. Que se non acer­ca cada vez más, con este sis­te­ma cri­mi­nal y depre­da­dor hacia per­so­nas y ecosistemas!

eguz­ki­de

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *