[Fotos] Cró­ni­ca des­de Irlan­da, acer­ca de la recien­te visi­ta de la rei­na ingle­sa

La deci­sión del Sinn Féin de que Mar­tin McGui­ness, su vice­pri­mer minis­tro dipu­tado en el Gobierno de Stor­mont, se reúne con la rei­na bri­tá­ni­ca da oca­sión a mucha dis­cu­sión en el movi­mien­to repu­bli­cano irlan­dés y pro­vo­ca cues­tio­nar den­tro de la base de su par­ti­do.

La deci­sión es denun­cia­da por todos los gru­pos ‘disi­den­tes’ y en mitin en Bel­fast unos días antes de la visi­ta, ocho fami­lia­res de víc­ti­mas de las fuer­zas arma­das tam­bién lo denun­cian; inclu­so los dos de Derry, ciu­dad de ori­gen del mis­mo McGuin­ness, le denun­cian feroz­men­te, una lla­man­do sus accio­nes “trai­do­res” y el otro dicien­do que la mano de la rei­na esta cacha­rrea­do con la san­gre de sus niños.

La deci­sión de que Mar­tin McGui­ness, el vice­pri­mer minis­tro en el Gobierno de Stor­mont, se reúne con la rei­na bri­tá­ni­ca y la da su mano no sor­pren­dió a sus opo­si­to­res en el movi­mien­to repu­bli­cano irlan­dés, ya que su acti­tud a la cues­tión lo había ya seña­la­do en recién entre­vis­tas y ade­más el año pasa­do antes y des­pués de la visi­ta de la monar­ca al esta­do irlan­dés.

Su par­ti­do, el Sinn Féin, reali­zó una ron­da de char­las inter­nas para pre­pa­rar su base para lo que iba a ocu­rrir pero sin embar­go pro­vo­có algún dis­gus­to y inquie­tud aden­tro. “No me gus­tó nada pero no que­ría estar expul­sa­do y voté a favor” me admi­tió uno, aver­gon­za­do. “Yo salí dis­gus­ta­do antes de ter­mi­nar la reu­nión,” me dijo otro, toda­vía enfa­da­do. “Pero es que no sé don­de ir me aho­ra. No me ape­te­cen los gru­pos disi­den­tes y ade­más, des­pués de cri­ti­car les tan­to tiem­po …. No sé.”

Sin embar­go, la mayo­ría de la base de par­ti­do pare­ce estar de acuer­do con el hecho, aún que sin entu­sias­mo, o tra­gan­do lo.

Todos los gru­pos “disi­den­tes” y bas­tan­tes repu­bli­ca­nos sin par­ti­do han rea­li­za­do movi­das en con­tra de la visi­ta, con mani­fes­ta­cio­nes, con­cen­tra­cio­nes, pro­tes­tas sim­bó­li­cas y dis­tur­bios.

Una mar­cha bajo el lema «Ver­dad y Jus­ti­cia – No Júbi­lo» hizo su camino sába­do 23 junio 2012 des­de Dun­vi­lle Park por la calle Falls de Bel­fast para el Ayun­ta­mien­to. La mar­cha fue lla­ma­da para poner de relie­ve la difí­cil situa­ción de las víc­ti­mas de la vio­len­cia esta­tal bri­tá­ni­ca ante la visi­ta a los Seis Con­da­dos de Isa­bel de Wind­sor, el Coman­dan­te en Jefe de las Fuer­zas Arma­das de Gran Bre­ta­ña.
Al lle­gar al Ayun­ta­mien­to, la direc­to­ra del mitin expli­có que su madre Mái­re Drum, mis­mo nom­bre que la suya, “fue ase­si­na­do por agen­tes del Esta­do bri­tá­ni­co, mien­tras ella esta­ba en la cama del hos­pi­tal el 28 de octu­bre en 1976.”

Drum comen­tó que “la visi­ta nos ha pre­sen­ta­do una opor­tu­ni­dad úni­ca para poner de relie­ve el hecho de que cien­tos de per­so­nas de todas las eda­des se reu­nie­ron con sus muer­tes a manos de las fuer­zas de la Coro­na Bri­tá­ni­ca y sus agen­tes en Irlan­da en el trans­cur­so del rei­na­do de la actual monar­ca.”

Des­pués de exi­gir la libe­ra­ción de la pre­sa Marian Pri­ce, con­ti­nuó: “Innu­me­ra­bles fami­lias en Irlan­da siguen vivien­do con la dolo­ro­sa reali­dad de la tra­ge­dia, la angus­tia y el dolor lle­va­dos a sus hoga­res por las fuer­zas de la cual la monar­ca bri­tá­ni­ca es Coman­dan­te en Jefe.

«La natu­ra­le­za sin cam­bios de la acti­tud de Gran Bre­ta­ña a las fami­lias de los ase­si­na­dos se puso de relie­ve el pasa­do lunes. Nue­vas prue­bas en for­ma de docu­men­tos ofi­cia­les del gobierno bri­tá­ni­co reve­ló cómo en julio de 1972 el Esta­do san­ciono ofi­cial­men­te el uso de fuer­za letal por las tro­pas con­tra los ciu­da­da­nos irlan­de­ses y ase­gu­ró que las fuer­zas de la Coro­na no serían pro­ce­sa­dos.

«La evi­den­cia de que la polí­ti­ca de 1972 sigue sien­do una par­te cen­tral de la polí­ti­ca bri­tá­ni­ca actual se ha demos­tra­do por la reve­la­ción el miér­co­les que el Gobierno bri­tá­ni­co había recha­za­do una deman­da de las fami­lias de los vic­ti­mas de la masa­cre Bally­murphy de una inves­ti­ga­ción públi­ca sobre los ase­si­na­tos esta­ta­les. Las fami­lias están hoy aquí y son bien­ve­ni­dos.

«A los medios de comu­ni­ca­ción, los polí­ti­cos, a ‘los gran­des y los bue­nos’ se les gus­ta­ría per­ma­ne­cer en silen­cio. Nues­tras voces serán escu­cha­das!»

La direc­to­ra pre­sen­tó a Damien Donaghy, que cuan­do tenía 15 años fue el pri­me­ro dis­pa­ra­do por los sol­da­dos bri­tá­ni­cos en el Domin­go San­grien­to 1972.
Donaghy decla­ró su dis­gus­to de que “lla­ma­dos repu­bli­ca­nos irlan­de­ses van a cono­cer y salu­dar a una rei­na cual, hace 40 años, les pre­sen­tó meda­llas de honor al Regi­mien­to Para­cai­dis­tas por su par­te en el ase­si­na­to y inten­to de ase­si­na­to de gen­te ino­cen­te en las calles de Derry.”
La pró­xi­ma en el esce­na­rio fue Lin­da Nash, a cual her­mano William tam­bién le mata­ron en el Domin­go San­grien­to 1972.
“A mi padre tam­bién le hirie­ron, dos veces, mien­tras tra­tó ayu­dar a su hijo mori­bun­do.
“Aca­so se olvi­da Mar­tin de que la rei­na con­de­co­ró el Regi­mien­to Para­cai­dis­tas y que se man­tie­nen con­de­co­ra­dos? Aca­so se olvi­da del papel de las fuer­zas de la rei­na en Derry y del ase­si­na­to de ino­cen­tes civi­les y de niños como de Manus Deery, Annet­te McGui­gan y de muchos otros?
“Aca­so eres capaz de dor­mir por la noche, Mar­tin, haber dado orde­nes a joven irlan­de­ses y irlan­de­sas ata­car a las fuer­zas arma­das de la rei­na con con­se­cuen­cia de que a muchos de esos hom­bres, muje­res y ado­les­cen­tes les han ase­si­na­dos? Espe­ro que estés con­ten­to con tus nue­vos ami­gos y ami­gas, Mar­tin. Pues son los emplea­do­res de los ase­si­nos de nues­tras fami­lia­res y que­ri­dos.
“En mi opi­nión, tus accio­nes son trai­do­res.”

La direc­to­ra pre­sen­tó a Pear­se McGo­vern, hablan­do por par­te de su fami­lia y de la orga­ni­za­ción Fírin­ne (Ver­dad) del Con­da­do de Fer­ma­nagh, aso­cia­ción de víc­ti­mas de las fuer­zas bri­tá­ni­cas y de sus alia­dos en ese con­da­do y tam­bién de algu­nos del otro lado de la Fron­te­ra. A su pri­mo Kevin le ase­si­nó un poli­cía bri­tá­ni­ca con dis­pa­ro a la espal­da en el Con­da­do de Tyro­ne.

Dicien­do que no era apro­pia­do dar “la loas y júbi­lo… al Coman­dan­te en Jefe del ejér­ci­to bri­tá­ni­co, la rei­na de Ingla­te­rra…. bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia, espe­cial­men­te en ausen­cia de Gran Bre­ta­ña reco­no­cer su papel bru­tal y opre­si­vo como pro­ta­go­nis­tas prin­ci­pa­les a tra­vés del con­flic­to en Irlan­da.” En refe­ren­cia a decla­ra­ción por Gerry Adams el año pasa­do sobre la visi­ta de la mis­ma rei­na al esta­do irlan­dés, de que era ‘pre­ma­tu­ro’, McGo­vern aña­dió que “el ala­ba y aco­ge­dor es pre­ma­tu­ro, por decir lo menos – esta mal!”

McGo­vern ata­có el papel de la rei­na en con­de­co­rar en el pala­cio de Buc­kingham a sus ase­si­nos en irlan­da, inclu­so los del Domin­go San­grien­to, pero tam­bién en Irak y Afga­nis­tán “y pron­to en Irán” y ter­mi­nó dicien­do: “No esta­mos dan­do la mano y no vamos gorra en la mano para la ver­dad y la jus­ti­cia. Lo exi­gi­mos, exi­gi­mos la ver­dad y la jus­ti­cia, no de júbi­lo! »

Eamon Kerrins, del con­da­do de Down , cuyos dos hijos Gerard y Rory fue­ron ase­si­na­dos, habló con evi­den­te emo­ción y con difi­cul­tad. “Se hace muy difí­cil ver la razón por la que Mar­tin McGuin­ness, quien ha cami­na­do detrás de ataú­des en los últi­mos 20 o 30 años … cómo se pue­de ir detrás de las puer­tas y estre­char la mano cho­rrean­do en la san­gre de mis chi­qui­llos!»

En refe­ren­cia a lla­ma­das de que los repu­bli­ca­nos reci­bie­ran la visi­ta con dig­ni­dad, Kerrins dijo “que con dema­sia­da fre­cuen­cia” se había toma­do ese camino y que “es la hora de que gen­te hable un poco mas fran­co” y de “mos­trar un poco de rabia” y que espe­ra­ba que esa rabia “se con­vier­ta en odio bue­na dig­na a la Rei­na, Eli­za­beth Wind­sor!”

Tam­bién habló des del esce­na­rio Fra McCaughey, her­ma­na de Sam Marshall, ase­si­na­do por pro-bri­tá­ni­co escua­dro­nes de muer­te in Lur­gan en Mar­zo 1990.
“A mi her­mano, Sam Marshall, le ase­si­na­ron el miér­co­les 7 de mar­zo 1990. Vein­te años más allá de ese trá­gi­co inci­den­te mi fami­lia toda­vía espe­ran que se cuen­ta la ver­dad com­ple­ta.”
McCaughey denun­ció a la cola­bo­ra­ción de las fuer­zas arma­das bri­tá­ni­cas y de su poli­cía con los para­mi­li­ta­res unio­nis­tas: “No debe­mos de tener de recor­dar­nos a noso­tros mis­mos una y otra vez – el Esta­do bri­tá­ni­co y sus fuer­zas orga­ni­za­ron y diri­gie­ron los escua­dro­nes de la muer­te.”
Pero McCaughey hechó la cul­pa prin­ci­pal “a los encar­ga­dos de for­mu­lar polí­ti­cas en el Depar­ta­men­to de Irlan­da del Nor­te, los polí­ti­cos de Whi­tehall y Dow­ning Street, la Sec­ción Espe­cial (de la poli­cía bri­tá­ni­ca), el MI5 y la Inte­li­gen­cia Mili­tar bri­tá­ni­ca.”
“Ya hemos esta­do luchan­do por la ver­dad duran­te los últi­mos vein­ti­dós años. Esta­mos dis­pues­tos a luchar por otros vein­ti­dós años si resul­ta nece­sa­rio.
La McCaughey ter­mi­nó dicien­do: “A menos que la rei­na de Ingla­te­rra va a anun­ciar la pró­xi­ma sema­na que dará ins­truc­cio­nes a su gobierno y sus fuer­zas para abrir sus archi­vos secre­tos y esta­ble­cer la ver­dad libre, enton­ces mi fami­lia y yo no vemos nada que cele­brar «.
Joan­ne Dow­nes tam­bién habló – su her­mano Seán fue mata­do por bala de plás­ti­co poli­cial dis­pa­ra­do a que­ma­rro­pa en 1984 mien­tras asis­tía a una mar­cha con­tra el inter­na­mien­to. Esa bala, dijo, les robó a la mujer e hija de John, ade­más de la fami­lia Dow­nes, de un futu­ro feliz.

La Dow­nes denun­ció el con­te­ni­do de car­ta recien­te­men­te reci­bi­do por la viu­da de su her­mano, en que el Esta­do bri­tá­ni­co infor­mó que el caso de la muer­te de Juan está cerra­do.

Dow­nes siguió con denun­cia del uso de balas de plás­ti­co y comen­tó que varios cien­tos fue­ron dis­pa­ra­dos el año pasa­do en los Seis Con­da­dos. Denun­ció tam­bién cual­quie­ra inten­ción de usar­los “en las calles de Ingla­te­rra en con­tra de las comu­ni­da­des negras e islá­mi­cas … en el Tot­tenham, Burn­ley y Bir­mingham”.

Dow­nes se recor­dó de muchos mata­das por balas de plas­ti­co y de goma y ter­mi­nó dicien­do: «Tal vez la dura ver­dad real es que nun­ca vamos a reci­bir jus­ti­cia, mien­tras que Gran Bre­ta­ña sigue sien­do en nues­tro país y es por eso que estoy aquí hoy».

La últi­ma de las fami­lia­res de víc­ti­mas de hablar fue Ange­la McKear­ney – varios miem­bros de la fami­lia McKear­ney murie­ron a manos de las fuer­zas esta­ta­les bri­tá­ni­cas y sus sus­ti­tu­tos.

McKear­ney ata­có el “gra­do de inmo­ra­li­dad” a que habían lle­ga­do “las fuer­zas arma­das de Su Majes­tad” en Irlan­da. «Siem­pre ha sido así,” siguió, “y fue pre­ci­sa­men­te el caso cuan­do mata­ron a mi her­mano Pádraig y a sus cama­ra­das en Lough­gall hace vein­ti­cin­co años este año.”

«A esta monar­quía la ha pare­ci­do bien hono­rar a sus fuer­zas arma­das por razón de su des­truc­ción, la con­duc­ta y la dis­po­si­ción de mi vida y en la vida de la mayo­ría de los aquí pre­sen­tes.

Tam­bien cri­ti­có la acción de McGui­ness, decla­ran­do que «Reu­nir con la monar­quía bri­tá­ni­ca en los Seis Con­da­dos es reco­no­cer que tie­ne el dere­cho a ejer­cer su sobe­ra­nía en esta par­te de Irlan­da”.

La direc­to­ra, Mái­re Drum les recor­dó a los asis­ten­tes que “la vio­len­cia del Esta­do bri­tá­ni­co se exten­dió tam­bién a los Vein­ti­séis Con­da­dos” y que “dejó un ras­tro simi­lar de la muer­te y el dolor”. El mitin ter­mi­nó con un minu­to de silen­cio “en memo­ria de todas las víc­ti­mas de Gran Bre­ta­ña en Irlan­da y en todo el mun­do.»

Esta mar­cha y mitin no fue­ron las úni­cas mani­fes­ta­cio­nes de opo­si­ción repu­bli­ca­na a la visi­ta. Unos repu­bli­ca­nos “disi­den­tes” colo­ca­ron una ban­de­ra tri­co­lor irlan­de­sa enor­me en el mon­te sobre la ciu­dad de Bel­fast con letras gran­des en blan­co dicien­do que “Ériu es nues­tra rei­na”. (Ériu era dio­sa cel­ta que dio su nom­bre al país.)

El mar­tes, Unio­nis­tas ata­ca­ron a unos pocos repu­bli­ca­nos en el mon­te con cuchi­llos y mar­ti­llos y le hos­pi­ta­li­za­ron a uno, ade­más inten­tan­do de des­truir la ban­de­ra y el tex­to. Al reci­bir la aler­ta muchos repu­bli­ca­nos de varias afi­lia­cio­nes se apre­su­ra­ron al mon­te, arre­gla­ron la ban­de­ra y se que­da­ron ahí para defen­der la.

En los dis­tri­tos de St. James y Broad­way de Bel­fast tam­bién se rea­li­za­ron dis­tur­bios la noche del mar­tes en con­tra la visi­ta.

El miér­co­les repu­bli­ca­nos hicie­ron con­cen­tra­ción al Ayun­ta­mien­to en el cen­tro de Bel­fast, con pan­car­ta con­tra la visi­ta y otras acor­dan­do matan­zas y otros ase­si­na­tos por las fuer­zas arma­das bri­tá­ni­cas.

Video pro­fe­sio­nal de la mar­cha y mitin pero edi­ta­do: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​i​x​C​h​c​q​9​-​feA

Video no edi­ta­do de la mar­cha y mitin: de la mar­cha y mitin, par­te 1: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​7​h​Q​2​r​5​n​1​epQ
Par­te 2: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​s​k​4​K​b​f​H​9​T3E

Articu­lo cor­to de perió­di­co ingles sobre colo­can­do la ban­de­ra gigan­te y asal­to por unio­nis­tas con foto
http://​www​.guar​dian​.co​.uk/​u​k​/​2​0​1​2​/​j​u​n​/​2​6​/​r​e​p​u​b​l​i​c​a​n​s​-​b​a​n​n​e​r​-​q​u​e​e​n​-​n​o​r​t​h​e​r​n​-​i​r​e​l​a​n​d​-​v​i​sit

Diar­muid Breat­nach para Boltxe​.Info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *