Urku­llu, por el barran­co y sin fre­nos- Borro­ka Garaia

El PNV siem­pre ha sido con­si­de­ra­do un par­ti­do de orden aun­que no siem­pre lo fue así. Tam­bién hubo un tiem­po cuan­do eran dete­ni­dos por terro­ris­tas. Deja­ron de ser­lo cuan­do acep­ta­ron pul­po como ani­mal de com­pa­ñía. El pro­ble­ma es que pese a las ayu­das del esta­do no con­si­guie­ron que la socie­dad vas­ca al com­ple­to se tra­ga­ra que eso de las ven­to­sas del pul­po fue­ran muy demo­crá­ti­cas, ya que al opri­mir­se a una super­fi­cie pro­du­cen vacío.

Y vacío es la úni­ca pro­pues­ta de Urku­llu de cara a la socie­dad vas­ca. El orden que nos pro­me­te no es otro más que el orden capi­ta­lis­ta y espa­ñol. O sea, el puro caos.

Urku­llu nos habla de esta­do de bien­es­tar, pre­ci­sa­men­te cuan­do el esta­do de bien­es­tar está sien­do des­man­te­la­do ya y con el apo­yo en todas y cada una de las medi­das toma­das para tal efec­to por el pro­pio PNV. Y es que es nor­mal, ya que el esta­do de bien­es­tar no es otra cosa mas que el espe­jis­mo de la cru­da reali­dad del capi­ta­lis­mo que ha entra­do en barre­na de la cual jamás podrá salir. Ante un pre­sen­te y futu­ro cier­to de repre­sión y recor­te de dere­chos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, el PNV sigue ins­ta­la­do en la fan­ta­sía, aun­que siem­pre pres­to a lle­nar los bol­si­llos.

Urku­llu nos habla de auto­go­bierno, pero rápi­da­men­te expli­ca que no tie­ne nin­gu­na inten­ción de pro­mo­ver nada sobe­ra­nis­ta en la pró­xi­ma legis­la­tu­ra y mucho menos con la izquier­da aber­tza­le. Para auto­go­bierno ya está el PP y el PSOE. Los aber­tza­les habla­mos de inde­pen­den­cia. No dudo del patrio­tis­mo de Urku­llu, le con­si­de­ro un buen patrio­ta espa­ñol. Ya que plan­tear algo menor a la inde­pen­den­cia de la nación es un autén­ti­co sui­ci­dio como pue­blo. Y el PNV de Urku­llu está dis­pues­to a hacer el hara-kiri a Eus­kal Herria y sin nin­gún honor por cua­tro mone­das y unas buta­cas.

No es sim­ple­men­te ya que el PNV de Urku­llu se haga el sue­co de su res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta en la vio­len­cia de esta­do, la polí­ti­ca cri­mi­nal car­ce­la­ria (dise­ña­da por los buruhan­dis jel­tza­les jun­to al GAL), o ese gus­to por las orga­ni­za­cio­nes arma­das espa­ño­las como la ertzain­tza sino que al pare­cer el equi­po de mar­ke­ting de sabin etxea le ha endo­sa­do a Urku­llu unos pom­po­nes para que haga de cheer­lea­der de la más ran­cia repre­sión espa­ño­la y de las polí­ti­cas polí­ti­co-mili­ta­res de la dere­cha espa­ño­la pepe­ra. Por no hablar de su autén­ti­ca sumi­sión a la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca de ban­que­ros y demás fau­na depre­da­do­ra.

Es lo que tie­ne ser la com­par­sa del sis­te­ma y tener ansia carro­ñe­ra por el poder que en un momen­to dado te hace lle­gar a la con­clu­sión de que para ganar votos y enfren­tar­se al  peli­gro sepa­ra­tis­ta que supo­ne el ascen­so del inde­pen­den­tis­mo de izquier­da es nece­sa­rio fae­nar en aguas tur­bias del espa­ño­lis­mo, el auto­no­mis­mo trai­dor y la lami­da de botas a las FSE.

Es una pena por­que para muchos aún esta­ría­mos dis­pues­tos a cami­nar con unos sin­ver­guen­zas como ellos al menos por el carril de la inde­pen­den­cia que es más impor­tan­te que cual­quier sigla y de que sean sin­ver­guen­zas. Pero la pala­bra inde­pen­den­cia que­da gran­dí­si­ma para polí­ti­cos de tan bajo per­fil y hori­zon­tes como el tris­te Urku­llu.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *