Siria recha­za solu­cio­nes impues­tas des­de el extran­je­ro- Pren­sa Latina

Imagen activa

Al-Assad expre­só la posi­ción siria coin­ci­dien­do con la cele­bra­ción hoy en Gine­bra, Sui­za, de una cum­bre inter­na­cio­nal para bus­car apro­xi­ma­cio­nes para la solu­ción de la cri­sis de vio­len­cia en este país, la cual es pro­mo­vi­da por poten­cias occi­den­ta­les y monar­quías del gol­fo Pérsico.

Noso­tros, en Siria, no acep­ta­mos nin­gún mode­lo que no sea sirio y nacio­nal, con inde­pen­den­cia de que sea impues­to por las super­po­ten­cias o pro­pues­tas por los paí­ses ami­gos, sub­ra­yó el man­da­ta­rio en una entre­vis­ta con­ce­di­da al canal 4 de la tele­vi­sión iraní.

Nadie sabe cómo resol­ver el pro­ble­ma en Siria, así como lo hace­mos noso­tros, como sirios, así que, cual­quier mode­lo que ven­ga des­de afue­ra es inacep­ta­ble, inde­pen­dien­te­men­te de su con­te­ni­do, puntualizó.

El país no habría podi­do resis­tir a la embes­ti­da forá­nea si no es por la uni­dad del pue­blo, el Gobierno y sus fuer­zas arma­das, agregó.

Al-Assad expre­só el apo­yo de Siria al plan de seis pun­tos del envia­do espe­cial de la ONU, Kofi Annan, en su opi­nión una ini­cia­ti­va bue­na y que sigue sien­do via­ble aho­ra y en el futu­ro, en par­ti­cu­lar el artícu­lo rela­cio­na­do con el fin de la violencia.

Eso, aña­dió, sig­ni­fi­ca el fin de la vio­len­cia, el cese de los actos cri­mi­na­les de los gru­pos terro­ris­tas y la sus­pen­sión del apo­yo en dine­ro y armas por par­te de los paí­ses que lo patrocinan.

Asi­mis­mo, des­ta­có que algu­nos acto­res occi­den­ta­les hacen afir­ma­cio­nes fal­sas al acu­sar a Damas­co del fra­ca­so de la ini­cia­ti­va Annan y jus­ti­fi­car así la adop­ción por par­te del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU de reso­lu­cio­nes con­tra­rias a su país.

Advir­tió que una agre­sión mili­tar ten­drá con­se­cuen­cias para toda la región, un pro­ble­ma, ase­gu­ró, que supera los cálcu­los de algu­nos impul­so­res de esta medida.

El gober­nan­te seña­ló que el con­flic­to exis­ten­te entre el pro­yec­to de resis­ten­cia que recha­za la hege­mo­nía, el cual com­par­te su país, y el pro­yec­to del Gran Orien­te Medio con raí­ces en la polí­ti­ca colonialista.

Ade­más abo­gó por una solu­ción que cree un Medio Orien­te sin impo­si­cio­nes exter­nas, ni dic­ta­dos, ocu­pa­ción u hege­mo­nía, y que ema­ne de las aspi­ra­cio­nes e intere­ses de los pue­blos de la región.

Cri­ti­có a los paí­ses que inci­tan el con­flic­to en Siria sumi­nis­tran­do ayu­da a las ban­das arma­das para come­ter actos terro­ris­tas y acen­tuó que los que están matan­do a la gen­te de Siria son una mez­cla de ban­di­dos y extre­mis­tas reli­gio­sos, cuyos núme­ros no son muy gran­des, pero son peligrosos.

La red Al Qae­da, crea­da por Esta­dos Uni­dos, está pre­sen­te en Siria y un núme­ro de per­so­nas que per­te­ne­cen a esta orga­ni­za­ción fue­ron arres­ta­das y con­fe­sa­ron los crí­me­nes que come­ten, indi­có Al-Assad.

Recha­zó asi­mis­mo la clo­na­ción de pro­yec­tos apli­ca­dos en otros paí­ses, como Libia, que solo hacen pagar un alto pre­cio a los pue­blos al crear esce­na­rios peo­res a los existentes.

El pre­si­den­te sirio enco­mió las posi­cio­nes obje­ti­vas de algu­nos paí­ses a nivel inter­na­cio­nal, como Chi­na y Rusia, paí­ses de la región, como Irán y otros paí­ses en el mun­do, que defien­den la esta­bi­li­dad de la región, pues Siria es un país impor­tan­te y su esta­bi­li­dad afec­ta a la región y el mundo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *