Madrid for­ma­li­za un res­ca­te tram­po­so que paga­re­mos las cla­ses popu­la­res- Elkar­tzen

Tal y como expli­ca la edi­to­rial del dia­rio Gara, «el Gobierno espa­ñol, a tra­vés de una car­ta fir­ma­da por el minis­tro de Eco­no­mía y uti­li­zan­do, una vez más, un eufe­mis­mo, for­ma­li­zó ayer la peti­ción del res­ca­te para la ban­ca. En torno al mis­mo exis­ten toda­vía impor­tan­tes incóg­ni­tas, como su cuan­tía, y ape­nas una cer­te­za: se tra­ta de una pési­ma noti­cia para las cla­ses popu­la­res. Lo es por­que, a pesar de que el PP haya inten­ta­do ter­gi­ver­sar su carác­ter asen­tan­do la idea de que son las pro­pias enti­da­des finan­cie­ras las que debe­rán lidiar con sus con­se­cuen­cias, lo cier­to es que va a ser la socie­dad, por medio de nue­vos recor­tes y una mayor car­ga impo­si­ti­va, quien se hará car­go del cos­te de la ope­ra­ción. No en vano será el pro­pio Eje­cu­ti­vo, a tra­vés del Fon­do de Rees­truc­tu­ra­ción Orde­na­da Ban­ca­ria (FROB), el depo­si­ta­rio del mon­tan­te final­men­te acor­da­do y quien en últi­ma ins­tan­cia res­pon­de­rá por él ante la Unión Euro­pea.

Pre­ci­sa­men­te, coin­ci­dien­do con la peti­ción for­mal del res­ca­te, y mien­tras el vice­pre­si­den­te de la Comi­sión Euro­pea, Olli Rehn, insis­tía en que Bru­se­las vigi­la­rá la apli­ca­ción de los ajus­tes y refor­mas en el Esta­do espa­ñol «en para­le­lo» al res­ca­te ban­ca­rio, el pro­pio Mariano Rajoy avan­za­ba que su Gabi­ne­te imple­men­ta­rá pron­to nue­vas medi­das, que cali­fi­có como difí­ci­les. Que una per­so­na tan dada a los cir­cun­lo­quios como el pre­si­den­te espa­ñol uti­li­za­ra esa expre­sión resul­ta lla­ma­ti­vo y alar­man­te al mis­mo tiem­po.

En este con­tex­to, la socie­dad vas­ca debe plan­tear­se seria­men­te las con­se­cuen­cias de per­ma­ne­cer liga­da a un Esta­do que se limi­ta a ejer­cer de ava­lis­ta de su sis­te­ma finan­cie­ro, que ha hecho de la aus­te­ri­dad un dog­ma y que no esca­ti­ma esfuer­zos para apa­ci­guar los mer­ca­dos. Si las ins­ti­tu­cio­nes vas­cas no son capa­ces de con­fron­tar con esta polí­ti­ca de recor­tes, si no apues­tan por un mode­lo alter­na­ti­vo que prio­ri­ce el inte­rés de las per­so­nas, la tram­pa que el Gobierno del PP ha ten­di­do a sus ciu­da­da­nos atra­pa­rá tam­bién a este pue­blo y se lle­va­rá por delan­te su teji­do social y eco­nó­mi­co.»

Ya lo avan­za­ba «infor​ma​cion​.es» el 4 de junio cuan­do decía:
«… qué pasa­ría en Espa­ña si fue­ra inter­ve­ni­da. Tenien­do en cuen­ta que ocu­rrió en Gre­cia, Irlan­da y Por­tu­gal don­de se apli­ca­ron muchas de estas medi­das y que a la vez son ya reco­men­da­ción que están hacien­do des­de Bru­se­las.

1. Subi­da del IVA: El aumen­to del IVA, sugie­re Bru­se­las, podría lograr­se supri­mien­do gran par­te de los tipos redu­ci­dos (8%) y super­re­du­ci­dos (4%) que se apli­can a algu­nos pro­duc­tos.

2. Reba­jar las coti­za­cio­nes socia­les y que se com­pen­se la pér­di­da de ingre­sos con el aumen­to del IVA.

3. Recor­tar los gas­tos de las comu­ni­da­des autó­no­mas y redu­cien­do el tama­ño del sec­tor públi­co auto­nó­mi­co.

4. Reduc­ción de sala­rios y fun­cio­na­rios. Se esti­ma el des­pi­do de al menos medio millón de tra­ba­ja­do­res del sec­tor públi­co.

5. Pen­sio­nes y pres­ta­cio­nes por des­em­pleo más bajas.

6. Suel­dos e indem­ni­za­cio­nes por des­pi­do en el sec­tor pri­va­do más pre­ca­rios.

7. Pri­va­ti­za­ción de empre­sas públi­cas.

8. Retra­so de la edad de jubi­la­ción: has­ta los 67 años como está pre­vis­to para garan­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad de las cuen­tas públi­cas a lar­go pla­zo. El retra­so en la edad de jubi­la­ción se ace­le­ra­ría.

9. Supre­sión de la deduc­ción por vivien­da habi­tual.

10. Se impon­dría el copa­go sani­ta­rio: en Gre­cia pagan 3€ por ir al médi­co y en Por­tu­gal 20€ por ir a urgen­cias.

11. Menos becas en edu­ca­ción.

12. Se obli­ga­ría al Gobierno y las comu­ni­da­des autó­no­mas a impo­ner pea­jes.

13. Nue­vas subi­das en el reci­bo de la luz.

14. Aumen­to de los impues­tos espe­cia­les sobre el taba­co y el alcohol, tasas medioam­bien­ta­les y sobre los car­bu­ran­tes para el trans­por­te.

Los encar­ga­dos de eje­cu­tar este pro­gra­ma de ajus­tes son la lla­ma­da Troi­ka, una comi­sión que repre­sen­ta a los acree­do­res exte­rio­res y está for­ma­da por el Ban­co Cen­tral Euro­peo, la Comi­sión Euro­pea y el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal y que tie­ne como obje­ti­vo cobrar sus deu­das.

La Troi­ka pone las con­di­cio­nes para dar la ayu­da, el Gobierno fir­ma el lla­ma­do Memo­rán­dum de Enten­di­mien­to con la Comi­sión Euro­pea, don­de se fijan las con­di­cio­nes de la asis­ten­cia o sea la can­ti­dad total del prés­ta­mo, tipos de inte­rés, pla­zo de ven­ci­mien­to, etc y ésta se vin­cu­la­ría auto­má­ti­ca­men­te al estric­to cum­pli­mien­to por par­te de Espa­ña de un Pro­gra­ma de Ajus­te ela­bo­ra­do por la Troi­ka.»

Que cada cual saque sus pro­pias con­clu­sio­nes, pero lo que no se pue­de negar es que si no hace­mos nada, si no lucha­mos, el futu­ro será más pre­ca­rio aún.
Asi que no que­da otra: orga­ni­za­ción y lucha!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *