El gran expo­lio de la cri­sis: la rique­za sigue con­cen­trán­do­se- Daniel Raven­tós

Toda espe­cu­la­ción mer­can­til que hago a expen­sas de la vida de mis seme­jan­tes no es trá­fi­co, es ban­di­da­je y fra­tri­ci­dio (…) ¿Por qué no deben las leyes dete­ner la mano homi­ci­da del mono­po­lis­ta, del mis­mo modo que lo hacen con el ase­sino ordi­na­rio? (M. Robes­pie­rre)

Ante el cons­tan­te y cre­cien­te núme­ro de ban­cos e ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras que fue­ron entran­do en quie­bra, el 25 de sep­tiem­bre de 2008 el gobierno de Esta­dos Uni­dos apro­bó un plan gene­ral de res­ca­te a la ban­ca cono­ci­do como TARP (Trou­bled Asset Relief Pro­gramm). El plan se eva­lua­ba en la enor­me suma de 700.000 millo­nes de dóla­res. [1] El TARP fue apro­ba­do, la ban­ca fue res­ca­ta­da gene­ro­sa­men­te, y los mis­mos sena­do­res que mayo­ri­ta­ria­men­te vota­ron a favor, “se nega­ron a con­ti­nua­ción a votar un plan para exten­der los bene­fi­cios del sub­si­dio de paro de 800.000 nor­te­ame­ri­ca­nos sin tra­ba­jo”. [2]

La jus­ti­fi­ca­ción del res­ca­te finan­cie­ro fue que se nece­si­ta­ba res­ta­ble­cer el flu­jo cre­di­ti­cio (que con la cri­sis ban­ca­ria se había cor­ta­do abrup­ta­men­te), paso impres­cin­di­ble para lograr la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca. Como es sabi­do, los ban­cos no die­ron enton­ces ni dan aho­ra cré­di­to. Al con­tra­rio, res­trin­gie­ron seve­ra­men­te todas las líneas cre­di­ti­cias a empre­sas y par­ti­cu­la­res. Ade­más, los ban­cos pres­ta­ron a los gobier­nos gran­des can­ti­da­des, aun­que a cos­ta de impo­ner sus con­di­cio­nes que bási­ca­men­te pue­den resu­mir­se así: recor­tar el gas­to social, aba­ra­tar el des­pi­do y reba­jar los sala­rios. Los ban­que­ros son hoy más fuer­tes que antes de la gran cri­sis eco­nó­mi­ca. El que fue ins­pec­tor gene­ral del TARP has­ta febre­ro de 2011, Neil M. Barofsky, escri­bió en el New York Times en fecha no muy leja­na, el 29 de mar­zo de 2011, “Los gran­des ban­cos son un 20% más gran­des que antes de la cri­sis y con­tro­lan una par­te de nues­tra eco­no­mía mayor que nun­ca. Asu­men de for­ma razo­na­ble que el gobierno los res­ca­ta­rá de nue­vo si fue­ra nece­sa­rio.” [3] El eco­no­mis­ta Michael Hud­son lo dejó dicho de for­ma con­tun­den­te hace poco más de dos años: “para que pue­da gober­nar el capi­tal finan­cie­ro pri­me­ro deben saquear­se a fon­do las eco­no­mías.” [4] Y bien es ver­dad que los gober­nan­tes se han esme­ra­do en ello en los últi­mos tiem­pos. El empo­bre­ci­mien­to gene­ral de la pobla­ción no rica es una cons­tan­te en muchos luga­res del mun­do. Las eco­no­mías están saquea­das y el capi­tal finan­cie­ro está gober­nan­do.

Los capi­ta­les espe­cu­la­ti­vos aban­do­na­ron pro­vi­sio­nal­men­te los mer­ca­dos finan­cie­ros y cen­tra­ron a con­ti­nua­ción su aten­ción en los pro­duc­tos ali­men­ti­cios y en el petró­leo. Para ellos la cri­sis era sim­ple­men­te una coyun­tu­ra que acon­se­ja­ba un cam­bio de ins­tru­men­to para seguir ganan­do dine­ro. [5] Hay espe­cu­la­do­res que invier­ten para que suban los pre­cios de deter­mi­na­dos ali­men­tos, aun­que ello pro­vo­que la muer­te por ham­bre o la sub­ali­men­ta­ción de dece­nas de millo­nes de per­so­nas. Son nego­cios, no mala inten­ción. [6] Susan Geor­ge escri­bía muy recien­te­men­te: ”el aca­pa­ra­mien­to de tie­rras está arre­ba­tan­do dece­nas de millo­nes de hec­tá­reas a quie­nes tra­di­cio­nal­men­te las han tra­ba­ja­do, ponién­do­las a dis­po­si­ción de las mul­ti­na­cio­na­les, con des­tino a la expor­ta­ción. El agua es vis­ta como un pro­duc­to capi­ta­lis­ta per­fec­to pues­to que es indis­pen­sa­ble, no pue­de ser sus­ti­tui­do y su mer­ca­do cre­ce a medi­da que cre­ce la pobla­ción.” [7]

De ahí que no a todo el mun­do le haya ido mal la cri­sis. Son muy infor­ma­ti­vas las cifras que ofre­ce el World Ultra Wealth Report 2011.[8] Este infor­me desig­na como Ultra High Net Worth Indi­vi­duals (UHNWI), es decir, indi­vi­duos con altí­si­mo valor neto, a los que tie­nen acti­vos supe­rio­res a los 30 millo­nes de dóla­res. Pero entre esos acti­vos no se con­ta­bi­li­zan la pri­me­ra resi­den­cia, los bie­nes con­su­mi­bles, los bie­nes colec­cio­na­bles y los bie­nes de con­su­mo dura­de­ro. Es decir, se tra­ta de eva­luar en estos infor­mes lo que estos ricos tie­nen como efec­ti­vo y en acti­vos fácil y rápi­da­men­te con­ver­ti­bles en líqui­do. Que­da cla­ro que se tra­ta de per­so­nas con una rique­za real muy supe­rior a los 30 millo­nes de dóla­res. Los 30 millo­nes de dóla­res que defi­nen a un UHNWI son pues de bie­nes inme­dia­ta­men­te con­ver­ti­bles en efec­ti­vo. Según este infor­me, en el 2011, había en todo el mun­do 185.795 UHNWI con una rique­za glo­bal (recuér­de­se la defi­ni­ción) de 25 billo­nes (tri­llions en el inglés de EEUU) de dóla­res. De los 185.795 en todo el mun­do, 57.860 esta­ban en Esta­dos Uni­dos y 54.325 en Euro­pa. En el año 2009, según el infor­me anual de Merrill-Lynch, [9] los UHNWI eran un gru­po for­ma­do por 93.100 per­so­nas con una rique­za con­jun­ta de 13,8 billo­nes de dóla­res. En dos años pues se han mul­ti­pli­ca­do por dos tan­to los afor­tu­na­dos UHNWI, como sus rique­zas acu­mu­la­das. Cabe men­cio­nar que 25 billo­nes de dóla­res es una can­ti­dad muy supe­rior al PIB de la Unión Euro­pea de los 27. Y esta inmen­sa for­tu­na sola­men­te está con­cen­tra­da por 185.795 per­so­nas, es decir, el 0,002% de toda la huma­ni­dad.

En el Rei­no de Espa­ña, según el cita­do infor­me de World Ultra Wealth Report 2011, había en el año 2011, 1.875 UHNWI, es decir, un 0,004% de la pobla­ción. En Euro­pa sola­men­te hay más UHNWI en Ale­ma­nia, Rei­no Uni­do, Sui­za, Fran­cia e Ita­lia. Debe recor­dar­se que la par­ti­ci­pa­ción de los sala­rios en el PIB ha sido men­guan­te en el Rei­no de Espa­ña des­de el año 1981 (73%) al 2012 (57,3%). La Comi­sión Euro­pea cal­cu­la que para 2013 la par­ti­ci­pa­ción será del 56,3%. Con las con­tra­re­for­mas con­tra el esta­do de bien­es­tar pues­tas en mar­cha des­de mayo del 2010 por el gobierno del PSOE y con­ti­nua­das con fer­vor por el gobierno del PP, la pér­di­da de los sala­rios en el peso del PIB será cada vez más acen­tua­da. Los sala­rios reales ya caye­ron des­de 1994 al 2006, casi un 6%.

Por otra par­te, y como ya es de cono­ci­mien­to común, dis­tin­tos indi­ca­do­res sobre el empleo ofre­cen un pano­ra­ma deso­la­dor. La tasa de paro ha cre­ci­do del 8,3% en el 2006 al 22,8% en el 2011. Y sigue cre­cien­do. La tasa de paro juve­nil ha cre­ci­do del 17,8% en el 2006 al 48,6% en el 2011. Y sigue cre­cien­do. El por­cen­ta­je de para­dos que lle­van más de un año bus­can­do empleo ha pasa­do en el mis­mo perío­do del 25% al 50%. Y sigue cre­cien­do. El por­cen­ta­je de hoga­res con todos los acti­vos en paro, tam­bién se ha mul­ti­pli­ca­do por más de tres en este perío­do: del 2,5% al 9,1%. Y sigue cre­cien­do.

Nada más nor­mal que la bre­cha entre los ricos y los pobres en los paí­ses de la OCDE sea en estos momen­tos la más gran­de en los últi­mos 30 años, según un recien­te infor­me de esta orga­ni­za­ción.[10]

Notas:

[1] Para hacer­nos una idea rápi­da de esta can­ti­dad: repre­sen­ta apro­xi­ma­da­men­te la mitad de todo el PIB del Rei­no de Espa­ña del 2012.

[2] Josep Fon­ta­na, Por el bien del impe­rio. Una his­to­ria del mun­do des­de 1945, Pasa­do y Pre­sen­te, Bar­ce­lo­na, 2011, p. 939.

[3] Neil M. Barofsky, “Whe­re the Bai­lout Went Wrong”, The New York Times, 29 – 3‑2011.

[4] Michael Hud­son, “The Peo­ple v. the Ban­kers”, Coun​ter​punch​.org, 11 – 5‑2010 http://​www​.coun​ter​punch​.org/​2​0​1​0​/​0​5​/​1​1​/​t​h​e​-​p​e​o​p​l​e​-​v​-​t​h​e​-​b​a​n​k​e​rs/ .

[5] Juan Her­nán­dez Vigue­ras, El casino que nos gobier­na, Cla­ve inte­lec­tual, Madrid, 2012.

[6] Se hace difí­cil no recor­dar el gran dis­cur­so de Robes­pie­rre ante la Con­ven­ción el 2 de diciem­bre de 1792 que enca­be­za este artícu­lo. “Toda espe­cu­la­ción mer­can­til que hago a expen­sas de la vida de mis seme­jan­tes no es trá­fi­co, es ban­di­da­je y fra­tri­ci­dio (…) ¿Por qué no deben las leyes dete­ner la mano homi­ci­da del mono­po­lis­ta, del mis­mo modo que lo hacen con el ase­sino ordi­na­rio?”, http://​mem​bres​.mul​ti​ma​nia​.fr/​d​i​s​c​o​u​r​s​/​s​u​b​s​i​s​t​a​n​c​e​s​.​htm.

[7] Susan Geor­ge, “Cur­bing the Cor­po­ra­tions: Who? How? When?”, en VVAA Trans­na­tio­nal Capi­tal vs. People’s Resis­tan­ce, junio 2012, http://​www​.alai​net​.org/​p​u​b​l​i​c​a​/​4​7​6​-​e​n​.​p​h​tml

[8] Acce­si­ble, median­te regis­tro, en http://​www​.wealthx​.com/​a​r​t​i​c​l​e​s​/​2​0​1​1​/​w​e​a​l​t​h​-​x​-​w​o​r​l​d​-​u​l​t​r​a​-​w​e​a​l​t​h​-​r​e​p​o​r​t​-​2​011

[9] Daniel Raven­tós, “World­wi­de Con­cen­tra­tion of Wealth”, Coun​ter​punch​.org, 29 – 5‑2010, http://​www​.coun​ter​punch​.org/​2​0​1​0​/​1​0​/​2​9​/​w​o​r​l​d​w​i​d​e​-​c​o​n​c​e​n​t​r​a​t​i​o​n​-​o​f​-​w​e​a​l​th/

[10] OCDE, “Divi­ded We Stand: Why Inequa­lity Keeps Rising”, 2001, http://​www​.oecd​.org/​d​o​c​u​m​e​n​t​/​5​1​/​0​,​3​7​4​6​,​e​n​_​2​6​4​9​_​3​3​9​3​3​_​4​9​1​4​7​8​2​7​_​1​_​1​_​1​_​1​,​0​0​.​h​tml.

Daniel Raven­tós es pro­fe­sor de la Facul­tad de Eco­no­mía y Empre­sa de la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na, miem­bro del Comi­té de Redac­ción de sin­per­mi­so y pre­si­den­te de la Red Ren­ta Bási­ca. Es miem­bro del comi­té cien­tí­fi­co de ATTAC. Su últi­mo libro, coedi­ta­do con David Casas­sas, es La ren­ta bási­ca en la era de las gran­des des­igual­da­des (Mon­te­si­nos, 2011).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *