Des­mon­tar la men­ti­ra para com­ba­tir la alie­na­ción y dina­mi­zar la lucha- Miguel Urbano Rodri­gues

Repe­tir evi­den­cias pasó a ser una nece­si­dad en el com­ba­te a la alie­na­ción de las gran­des mayo­rías con­fun­di­das y mani­pu­la­das por los res­pon­sa­bles de la cri­sis de civi­li­za­ción que afec­ta a la huma­ni­dad.

Tal vez nun­ca antes la insis­ten­cia en ilu­mi­nar lo obvio ocul­to haya sido tan impor­tan­te y urgen­te por­que la fal­si­fi­ca­ción de la His­to­ria y la mani­pu­la­ción de las masas empu­jan a la huma­ni­dad para el abis­mo.

Esta tarea asu­me un carác­ter revo­lu­cio­na­rio por­que las fuer­zas que con­tro­lan el capi­ta­lis­mo uti­li­zan los engra­na­jes del sis­te­ma mediá­ti­co para crear una reali­dad vir­tual que actúa como arma deci­si­va para la for­ma­ción de una cons­cien­cia social pasi­va, para la robo­ti­za­ción del hom­bre.

La com­pren­sión por los pue­blos de la estra­te­gia exter­mi­na­do­ra del impe­ria­lis­mo que los ame­na­za es extre­ma­da­men­te difi­cul­ta­da por la igno­ran­cia sobre el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma de poder de los EEUU y la ima­gen fal­sa que pre­va­le­ce res­pec­to de la socie­dad nor­te­ame­ri­ca­na no sólo en Euro­pa sino en muchos paí­ses sub­de­sa­rro­lla­dos.

UN MITO ROMANTICO

No obs­tan­te que son inocul­ta­bles los crí­me­nes come­ti­dos por los EEUU en las últi­mas déca­das en gue­rras de agre­sión con­tra los dife­ren­tes pue­blos, una gran par­te de la huma­ni­dad con­ti­núa vien­do en la patria de Jef­fer­son y Lin­coln una tie­rra de liber­tad y pro­gre­so. El mito román­ti­co de los pio­ne­ros del May­flo­wer es difun­di­do por una pro­pa­gan­da per­ver­sa que insis­te en pre­sen­tar al pue­blo y al gobierno de los EEUU como voca­cio­na­dos para defen­der y lide­rar a la huma­ni­dad. Los males del capi­ta­lis­mo serían cir­cuns­tan­cia­les y la gran repú­bli­ca, pre­si­di­da aho­ra por un huma­nis­ta, esta­ría pres­ta a supe­rar la cri­sis que par­tien­do de ella se exten­dió por el mun­do.

No bas­ta afir­mar que esta­mos fren­te a una peli­gro­sa men­ti­ra. Des­mon­tar el mito esta­dou­ni­den­se es, repi­to, una tarea prio­ri­ta­ria en la lucha con­tra la alie­na­ción de las mayo­rías. El polí­ti­co negro cuya elec­ción des­en­ca­deno una ola de espe­ran­za entre los opri­mi­dos de la Tie­rra archi­vo sus com­pro­mi­sos asu­mi­dos con el pue­blo y a lo lar­go de su man­da­to dio con­ti­nui­dad a una estra­te­gia de domi­na­ción mun­dial, amplián­do­la peli­gro­sa­men­te.

Dife­ren­te de Geor­ge W.Bush , Oba­ma supo cons­truir una más­ca­ra de esta­dis­ta sereno y pro­gre­sis­ta. Su reelec­ción, no tene­mos dudas, será faci­li­ta­da por­que el can­di­da­to repu­bli­cano que enfrentará,Mitt Rom­ney, es un polí­ti­co ultra reac­cio­na­rio, sin caris­ma.

LAS GUERRAS IMPERIALES

En Iraq la vio­len­cia se tor­nó endé­mi­ca, milla­res de mer­ce­na­rios han subs­ti­tui­do a las tro­pas de com­ba­te y un gobierno fan­to­che actúa como ins­tru­men­to de tras­na­cio­na­les del petró­leo.

En Afga­nis­tán la gue­rra está per­di­da. Des­pués de once años de ocu­pa­ción, las fuer­zas de la OTAN y de los EEUU sola­men­te con­tro­lan Kabul y algu­nas capi­ta­les de pro­vin­cia. Todas las ofen­si­vas con­tra la resis­ten­cia (que va mucho más allá de los Tali­ba­nes) fra­ca­sa­ron y en los cuar­te­les y en los Minis­te­rios los reclu­tas ase­si­nan con fre­cuen­cia a los ins­truc­to­res extran­je­ros, nor­te­ame­ri­ca­nos o euro­peos.

La reti­ra­da anti­ci­pa­da de las tro­pas fran­ce­sas del país colo­có un pro­ble­ma ines­pe­ra­do al Pen­tá­gono. En Washing­ton pocos creen que el pre­si­den­te cum­pla el acuer­do sobre la eva­cua­ción del ejér­ci­to de ocu­pa­ción antes del final del 2014. En decla­ra­cio­nes recien­tes, Oba­ma, ya en cam­pa­ña elec­to­ral, reto­mo el tema de la defen­sa de los “intere­ses de los EEUU en el mun­do”. Esa polí­ti­ca impli­ca la exis­ten­cia de cen­te­nas de bases mili­ta­res en más de una dece­na de paí­ses. En Colom­bia, por ejem­plo, fue­ron ins­ta­la­das otras ocho.

En una infle­xión estra­té­gi­ca, el pre­si­den­te infor­mó que está en cur­so una dis­lo­ca­ción para Orien­te del poder mili­tar nor­te­ame­ri­cano. Escla­re­ció que el Paci­fi­co será el des­tino de dos ter­cios de la US Navy. Es evi­den­te que el obje­ti­vo incon­fe­sa­do es cer­car por tie­rra y mar a Chi­na y Rusia. Vla­di­mir Putin inter­pre­tó correc­ta­men­te el men­sa­je. Cons­cien­te de que en su esca­la­da agre­si­va los EEUU habrían de refor­zar su hege­mo­nía en el Medio Orien­te, aba­tien­do a Irán, antes de defi­nir a esos paí­ses como “enemi­gos” poten­cia­les, el pre­si­den­te ruso en un dis­cur­so fir­me advir­tió a Washing­ton que no pue­de sobre­pa­sar la línea roja.

Con­tra­ria­men­te a lo que afir­man algu­nos ana­lis­tas que cul­ti­van el sen­sa­cio­na­lis­mo, la inmi­nen­cia de una ter­ce­ra gue­rra mun­dial, es una impro­ba­bi­li­dad. Pero eso gra­cias a la fir­me­za de Rusia. Putin no olvi­dó Múnich. Usó pala­bras duras, recor­dan­do la agre­sión al pue­blo libio, para recor­dar a Oba­ma que ya fue dema­sia­do lejos y que no tole­ra­rá una inter­ven­ción mili­tar EEUU-Unión Euro­pea en Siria, cual­quie­ra que sea el pre­tex­to invo­ca­do.

ASESINAR A DISTANCIA

El beli­cis­mo de Oba­ma es tan osten­to­so que has­ta un perió­di­co del esta­blish­ment, el New York Times (que lo ha apo­ya­do), sin­tió la nece­si­dad de reve­lar que la lis­ta de “terro­ris­tas” y diri­gen­tes polí­ti­cos a ani­qui­lar por los avio­nes sin pilo­tos (los famo­sos dro­ne) es some­ti­da a la apro­ba­ción del jefe de la Casa Blan­ca. Matar a lar­ga dis­tan­cia, en una gue­rra elec­tró­ni­ca de nue­vo tipo, se vol­vió una ruti­na gra­cias a los pro­gre­sos de la cien­cia. Leo Panet­ta, el actual secre­ta­rio de Defen­sa, no sola­men­te la aprue­ba sino que la elo­gia; igual­men­te el gene­ral Petraeus, el direc­tor de la CIA.

El pre­mio Nobel Oba­ma aprue­ba los obje­ti­vos huma­nos selec­cio­na­dos cuyas bio­gra­fías le son envia­das. En ese nivel se sitúa hoy su con­cep­to de la éti­ca. Los hom­bres del pre­si­den­te lle­ga­ron a la con­clu­sión de que esa moda­li­dad del ase­si­na­to no ha pro­vo­ca­do gran­des pro­tes­tas inter­na­cio­na­les y evi­ta la per­di­da de pilo­tos.

El prin­ci­pal incon­ve­nien­te es la impre­ci­sión de esos ata­ques. En Paquis­tán, dece­nas de aldea­nos fue­ron ase­si­na­dos en bom­bar­deos de dro­nes en las áreas tri­ba­les de la fron­te­ra afga­na. El error (así le lla­ma­ron en el Pen­tá­gono) gene­ró una cri­sis en las rela­cio­nes con Paquis­tán cuan­do 26 sol­da­dos de aquel país fue­ron aba­ti­dos por un avión ase­sino. El gobierno de Isla­ma­bad prohi­bió a par­tir de enton­ces la tra­ve­sía de la fron­te­ra para los camio­nes que car­gan los ali­men­tos y armas para las tro­pas de los EEUU y de la OTAN.

No obs­tan­te los “inevi­ta­bles daños cola­te­ra­les”, los gene­ra­les del Pen­tá­gono defi­nen como revo­lu­cio­na­ria la gue­rra bara­ta en la cual bas­ta apre­tar un botón, en oca­sio­nes a cien­tos de kiló­me­tros de dis­tan­cia, para alcan­zar obje­ti­vos huma­nos selec­cio­na­dos en escri­to­rios en los EEUU y apro­ba­dos por el Pre­si­den­te. La aplas­tan­te mayo­ría de los esta­dou­ni­den­ses tie­ne un cono­ci­mien­to muy super­fi­cial de lo que pasa en las gue­rras asiá­ti­cas de su país. Más en el ejér­ci­to se amplía un difu­so males­tar. En el año en cur­so se regis­tro un record de sui­ci­dios de mili­ta­res.

EL FANTASMA DE AL QAEDA

Son cali­fi­ca­dos de espe­cial­men­te satis­fac­to­rios los bom­bar­deos fre­cuen­tes a tri­bus “terro­ris­tas” de Yemen y de Soma­lia. Si la CIA infor­ma que una tri­bu per­di­da en las mon­ta­ñas de la otro­ra lla­ma­da Ara­bia Feliz es acu­sa­da de ligas sos­pe­cho­sas con Al Qae­da, se envía un dro­ne de la base de Dji­bu­ti para liqui­dar a su jefe. Oba­ma da su aval a la ope­ra­ción.

El New York Times, en el edi­to­rial cita­do, reco­no­ce con pesar que el actual poder de deci­sión pre­si­den­cial de ase­si­nar “terro­ris­tas” en regio­nes remo­tas “no tie­ne pre­ce­den­tes en la his­to­ria pre­si­den­cial”. Mons­truo­so pero real: Oba­ma se com­por­ta como un ciber-gue­rre­ro. En esa estra­te­gia cri­mi­nal, la invo­ca­ción de Al Qae­da como la gran y mayor ame­na­za a la segu­ri­dad de los EEUU es per­ma­nen­te, obse­si­va. Sola­men­te en Mar­zo, pasa­do Goo­gle regis­tró 183 millo­nes de entra­das en bus­ca de las infor­ma­cio­nes sobre esa orga­ni­za­ción.

Los EEUU pla­nea­ron y eje­cu­ta­ron la muer­te de Ben Laden en una ope­ra­ción obs­cu­ra de las fuer­zas espe­cia­les vio­la­do­ra de la sobe­ra­nía de Paquis­tán. Mata­ron ya o afir­man haber ase­si­na­do a los prin­ci­pa­les diri­gen­tes de Al Qae­da. Pero el fan­tas­ma de Al Qae­da sobre­vi­vió y es ese dra­gón, invi­si­ble, horro­ro­so, el que moti­va los bom­bar­deos de los dro­nes y la gue­rra elec­tró­ni­ca ase­si­na. El mito de Al Qae­da, el enemi­go núme­ro 1, se vol­vió un pilar de la estra­te­gia “anti­te­rro­ris­mo” de los EEUU.

¿Cuán­tas per­so­nas, mun­do afue­ra, saben que Ben Laden fue una alia­do ínti­mo de los EEUU duran­te la gue­rra con­tra la Revo­lu­ción afga­na? Pocas. Y pocas son tam­bién las que tie­nen cono­ci­mien­to de las rela­cio­nes estre­chas que la CIA y la inte­li­gen­cia mili­tar de los EEUU man­tu­vie­ron y man­tie­nen con orga­ni­za­cio­nes fun­da­men­ta­lis­tas islá­mi­cas.

La nece­si­dad de ani­qui­lar a Al Qae­da fue el argu­men­to bási­co que Bush hijo des­ple­gó para jus­ti­fi­car la Patriot Act y la inva­sión y ocu­pa­ción de Afga­nis­tán, en una cru­za­da “anti­te­rro­ris­ta” en defen­sa de la liber­tad, de la demo­cra­cia, de la paz… Oba­ma usan­do un dis­cur­so dife­ren­te, mucho más hábil, pro­fun­di­zó la estra­te­gia del poder de los EEUU.

Al fir­mar la ley de la Auto­ri­za­ción de la Segu­ri­dad Nacio­nal, el pre­si­den­te de los EEUU tor­pe­deo sobre la Cons­ti­tu­ción, trans­for­man­do el país en un Esta­do mili­ta­ri­za­do que exhi­be una facha­da demo­crá­ti­ca. Inter­na­men­te per­sis­ten algu­nas liber­ta­des y dere­chos, pero la polí­ti­ca exte­rior es la de un esta­do terro­ris­ta.

RUSIA Y CHINA AMENAZADAS

El engra­na­je impe­rial está en movi­mien­to. Pri­me­ro fue Iraq, des­pués Afga­nis­tán, des­pués Libia. Aho­ra el obje­ti­vo es Siria.

La maqui­na mediá­ti­ca tri­tu­ra­do­ra de cons­cien­cias repi­te el meto­do uti­li­za­do en la cam­pa­ña que pre­ce­dió el ata­que arma­do a Libia. La CIA y el Pen­tá­gono pre­pa­ra­ron y finan­cia­ron gru­pos de mer­ce­na­rios que ins­ta­la­ron el caos en las gran­des ciu­da­des sirias. El pre­si­den­te Bachar al Asad fue demo­ni­za­do e, inven­ta­da una reali­dad vir­tual –una Siria imaginaria‑, una cam­pa­ña macha­can­te inten­ta per­sua­dir a cen­te­nas de millo­nes de per­so­nas de que inter­ve­nir mili­tar­men­te en aquel país sería “una inter­ven­ción huma­ni­ta­ria” exi­gi­da por aque­llo que lla­man “la comu­ni­dad inter­na­cio­nal”. Más el pro­yec­to de repe­tir la tra­ge­dia libia esta cho­can­do con la opo­si­ción, has­ta hoy impa­sa­ble, de Rusia.

Insis­to: com­pren­der el fun­cio­na­mien­to del mons­truo­so engra­na­je mon­ta­do por el impe­ria­lis­mo para anes­te­siar la cons­cien­cia social y crear un tipo de hom­bre robo­ti­za­do es una exi­gen­cia en el com­ba­te de los pue­blos en defen­sa de la liber­tad, de la pro­pia con­ti­nui­dad de la vida.

No exa­ge­ro al defi­nir como tarea revo­lu­cio­na­ria esa lucha.

Vila Nova de Gaia, 14 de Junio de 2012
Tra­duc­ción: Jaz­mín Padi­lla para www​.odia​rio​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *