La cul­pa fue del cha cha cha- Borro­ka Garaia

Hace medio año el esta­do espa­ñol hizo un pedi­do de gas lacri­mó­geno y bom­bas de humo por un valor de 1.488.570 euros. En el 2007, por el mis­mo con­cep­to , el esta­do se gas­tó 143.750 euros. No es que hayan subi­do el pre­cio del pro­duc­to por diez en esca­so tiem­po ni que hayan con­tra­ta­do a la bru­ja Lola para adi­vi­nar el futu­ro sino que el esta­do espa­ñol pese a tener unas fuer­tes bases auto­ri­ta­rias y ultra­de­re­chis­tas (ser hijo del fran­quis­mo es lo que tie­ne) tam­bién hace “sus aná­li­sis mar­xis­tas” para enten­der la situa­ción y pre­pa­rar­se ante lo prác­ti­ca­men­te inevi­ta­ble: El ascen­so de la vio­len­cia más o menos revo­lu­cio­na­ria en el esta­do ante el ata­que vio­len­to del capi­tal en eso que han lla­ma­do cri­sis. Pero que cier­ta­men­te no es sim­ple­men­te aque­llo que Marx lla­ma­ba cri­sis cícli­ca del capi­ta­lis­mo con sus cau­sas, desa­rro­llo y dura­ción deter­mi­na­da en el que influ­yen muchos fac­to­res con­cre­tos de cada coyun­tu­ra sino una cri­sis estruc­tu­ral y ter­mi­nal de un mode­lo que no podrá remon­tar, sien­do una cri­sis cró­ni­ca que no tie­ne sali­da den­tro de los pará­me­tros neo­li­be­ra­les más que la repre­sión y la explo­ta­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y de los pue­blos cada vez de una mane­ra más acen­tua­da y recrudecida.

Recien­te­men­te el minis­tro de inte­rior espa­ñol se echa­ba las manos a la cabe­za por­que según él, no esta­ban hacien­do lo sufi­cien­te para poder ata­jar epi­so­dios de vio­len­cia como la auto-defen­sa de los mine­ros en lucha en Astu­ries y León. Lo que resul­ta­ba deli­ran­te era la inca­pa­ci­dad para situar el dis­cur­so repre­si­vo en tér­mi­nos efi­ca­ces de cara a la mani­pu­la­ción de la socie­dad. A su vez resul­ta más que sin­to­má­ti­co e igual­men­te irri­so­rio que diver­sas agru­pa­cio­nes de la guar­dia civil hayan supli­ca­do a los mine­ros que cejen en su empe­ño ale­gan­do que ellos tam­bién son tra­ba­ja­do­res y soli­da­ri­zan­do­se supues­ta­men­te con las rei­vin­di­ca­cio­nes mineras.

Y es que cues­ta muchí­si­mo cons­truir mar­cos de gue­rra y tra­ba­jar­se la cri­mi­na­li­za­ción social sufi­cien­te para poder acti­var la repre­sión en tér­mi­nos que sean efec­ti­vos. Y le está cos­tan­do muchí­si­mo al esta­do pre­ci­sa­men­te por­que en las últi­mas déca­das el mar­co de gue­rra úni­co y vis­ce­ral era Eus­kal Herria. Se tra­ba­ja­ron duran­te mucho tiem­po y de una for­ma sis­te­má­ti­ca como inten­tar con­tra­res­tar la vio­len­cia revo­lu­cio­na­ria y la con­tes­ta­ción social en Eus­kal Herria mien­tras que aho­ra ven como por la puer­ta tra­se­ra se les cue­la un pro­ble­món que no ha hecho más que empe­zar y para el cual no sir­ve todo el entra­ma­do ideo­ló­gi­co, mani­pu­la­ti­vo y de pre­sión que habían crea­do de cara a Eus­kal Herria.

Gen­tes que en muchos pun­tos del esta­do que lle­va­ban inclu­so has­ta un lazo azul en los 90, anes­te­sia­dos por las vir­tu­des vir­tua­les del supues­to esta­do del bien­es­tar y ato­lon­dra­dos por la ver­bo­rrea sis­té­mi­ca eran con­ven­ci­dos que el pro­ble­ma del nor­te resi­día en que su que­ri­da espa­ña fue­ra des­tro­za­da por los terro­ris­tas vas­cos y la kale borro­ka, se han dado de bru­ces con­tra la reali­dad y aho­ra salen indig­na­dos a la calle o con una pie­dra en la mano.

Suer­te minis­tro y guar­dia civil inten­tan­do con­ven­cer a una socie­dad espa­ño­la que se des­li­za por el barran­co de la deses­pe­ra­ción que Jarrai es la cul­pa­ble, que ETA es todo y que la selec­ción espa­ño­la de fút­bol es la solu­ción. La vais a nece­si­tar, cada día un poqui­to más. Mien­tras le vais dan­do al bolo, Eus­kal Herria no se que­da­rá quie­ta obviamente.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *