Con­duc­tas que no se olvi­dan- De Fidel Cas­tro a Erich Honec­ker.

El ale­mán más revo­lu­cio­na­rio que he cono­ci­do fue Erich Honec­ker.

Cada hom­bre vive su épo­ca. La actual es infi­ni­ta­men­te cam­bian­te, si se com­pa­ra con cual­quier otra ante­rior. Me corres­pon­dió el pri­vi­le­gio de obser­var su con­duc­ta cuan­do este paga­ba amar­ga­men­te la deu­da con­traí­da por aquel que ven­dió su alma al dia­blo por unas pocas líneas de Vod­ka.

Guar­do hacia Honec­ker el sen­ti­mien­to más pro­fun­do de soli­da­ri­dad.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *