«Urge for­ta­le­cer las ideas mar­xis­tas en Eus­kal Herria». Boltxe entre­vis­ta a Matxin­gu­nea

Hace un par de años, un gru­po de com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros que for­ma­ban par­te de Boltxe, se invo­lu­cra­ron en otro pro­yec­to, Matxin­gue­na, que se dedi­ca a la for­ma­ción mar­xis­ta en Eus­kal Herria. Hemos habla­do con ellos y les hemos plan­tea­do algu­na cues­tión, entre las que podría des­ta­car­se, el que Boltxe y Matxin­gu­nea, vuel­va a ser un úni­co pro­yec­to. esta es la con­ver­sa­ción que hemos man­te­ni­do con las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros

Podeis con­tar­nos cuan­do empe­zas­téis a tra­ba­jar como Matxin­gu­nea

Matxin­gu­ne nace de la idea de un gru­po de per­so­nas, que en aquel momen­to esta­ba en Boltxe kolek­ti­boa, de que más que una pági­na web de noti­cias lo que se nece­si­ta­ba era una web que ayu­da­ra a la for­ma­ción o al menos con­jun­tar esas dos ideas. No se tra­ta­ba tan­to de infor­mar a la gen­te, como de for­mar­la para que tuvie­ran unos cri­te­rios cla­ros para enten­der real­men­te las noti­cias y poder de esta mane­ra hacer un aná­li­sis de la situa­ción polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y social.

Cuan­do sali­mos de Boltxe kolek­ti­boa, hace­mos un aná­li­sis, bas­tan­te pesi­mis­ta por cier­to, de la for­ma­ción polí­ti­ca en las dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes que tra­ba­ja­ban en la cons­truc­ción de Eus­kal Herria, de las diná­mi­cas que tie­ne el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co y lle­ga­mos a la con­clu­sión de que era impor­tan­te recu­pe­rar unas bases, que prin­ci­pal­men­te por la velo­ci­dad que tie­ne la polí­ti­ca en Eus­kal Herria y por la repre­sión de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés, no per­mi­ten a la mili­tan­cia de base de las orga­ni­za­cio­nes inde­pen­den­tis­tas y de izquier­da acer­car­se a todos esos tex­tos que son impor­tan­tes en el desa­rro­llo del MLNV.

Se con­si­de­ró que era impor­tan­te la lucha con­tra el des­pres­ti­gio intere­sa­do que los medios de comu­ni­ca­ción y la inte­li­gen­tsia euro­pea están lle­van­do con­tra el comu­nis­mo, prin­ci­pal­men­te tras la implo­sión de la URSS y la caí­da de lo que se lla­ma­ba socia­lis­mo real.

Ade­más, con­si­de­ra­mos que para crear una socie­dad nue­va, era nece­sa­rio apro­ve­char todo el tra­ba­jo rea­li­za­do por mili­tan­tes comu­nis­tas duran­te los siglos XIX y XX, su prác­ti­ca, sus escri­tos, sus aná­li­sis. Pen­sa­mos que hay mucho camino anda­do y que no hemos de dejar­lo de lado. Hay que apren­der de las expe­rien­cias de muchos y muchas lucha­do­ras y saber apli­car estas expe­rien­cias a la situa­ción actual, no copián­do­lo, sino vien­do lo que estas expe­rien­cias nos ense­ñan y cómo apli­car­las a nues­tra prác­ti­ca actual. Es impo­si­ble luchar con­tra un sis­te­ma polí­ti­co y/​o eco­nó­mi­co sin cono­cer­lo y com­pren­der­lo a fon­do.

¿Qué tareas os plan­teáis como tal­de?

Par­tien­do de la idea de que somos un tal­de muy peque­ño, nos pone­mos como tarea la recu­pe­ra­ción de tex­tos de los clá­si­cos mar­xis­tas ponién­do­los en unos for­ma­tos cómo­dos para su uti­li­za­ción. Tam­bién inten­ta­mos que los tex­tos que pone­mos en Matxin­gu­nea estén bien corre­gi­dos y bien tra­du­ci­dos para ayu­dar a que su lec­tu­ra sea más fácil y cómo­da (tex­tos ínte­gros, sin fal­tas de orto­gra­fía, orde­na­dos…).

Ade­más, y una vez que el asun­to de los clá­si­cos esté más o menos ade­lan­ta­do, tene­mos muchas ideas para poner en prác­ti­ca, como pue­den ser la de comen­zar a acer­car y divul­gar las corrien­tes actua­les que exis­ten en el comu­nis­mo y socia­lis­mo a esca­la mun­dial (hoy en día tene­mos sólo unos pocos auto­res actua­les en la web) y que median­te deba­tes de gran nivel, están pro­ce­dien­do a una revi­ta­li­za­ción y actua­li­za­ción de las ideas mar­xis­tas. Así mis­mo tene­mos pre­pa­ra­do un gune espe­cial en la web sobre his­to­ria de las luchas comu­nis­tas y en un tiem­po comen­za­re­mos con la tra­duc­ción de libros que toda­vía no se han publi­ca­do en Eus­kal Herria y que se pue­den con­si­de­rar clá­si­cos en las luchas de resis­ten­cia de otros pue­blos.

Igual­men­te que­re­mos poten­ciar la for­ma­ción de gru­pos de deba­te. Inten­ta­re­mos plan­tear un deba­te cada mes. De momen­to pon­dre­mos en nues­tra pági­na el tex­to del deba­te que hemos rea­li­za­do en nues­tro tal­de así como un esque­ma del tex­to para ayu­dar a su lec­tu­ra y su com­pren­sión. Más ade­lan­te qui­sié­ra­mos estu­diar cómo plan­tear un deba­te y hacer par­ti­ci­par a las per­so­nas intere­sa­das a tra­vés de nues­tra pági­na web.

Esta­mos actual­men­te pre­pa­ran­do la publi­ca­ción en papel de nues­tro pri­mer libro, es evi­den­te que tam­bién lo publi­ca­re­mos en nues­tra biblio­te­ca elec­tró­ni­ca.

Como pue­des ver, los pro­yec­tos son miles.

En todo vues­tro pro­yec­to se ve una alar­man­te fal­ta de tex­tos en eus­ke­ra. ¿A qué se debe?

Es cier­to, y es que des­gra­cia­da­men­te la mayo­ría de las bases de los tex­tos con los que tra­ba­ja­mos úni­ca­men­te exis­ten en tra­duc­cio­nes en cas­te­llano, no exis­ten en eus­ka­ra. Las tra­duc­cio­nes que exis­ten de tex­tos mar­xis­ta clá­si­cos en eus­ke­ra nos han pare­ci­do de tan baja cali­dad, que poner­las en la web sería un insul­to al idio­ma. Es un pro­ble­ma que esta­mos inten­tan­do solu­cio­nar pero que es difí­cil. Esta­mos bus­can­do per­so­nas que estén intere­sa­das en rea­li­zar tra­duc­cio­nes sin pri­sa, sin pre­sión, pero que las vayan rea­li­zan­do para poder apo­yar el pro­ce­so de eus­kal­du­ni­za­ción de Eus­kal Herria.

En este pun­to, sí invi­ta­mos a todo el mun­do a par­ti­ci­par en el pro­yec­to, y que se pon­gan en con­tac­to con noso­tros.

Una par­te del tra­ba­jo que desa­rro­lláis es de for­ma­ción mar­xis­ta. ¿Cómo pen­sáis que está el nivel de este tipo de for­ma­ción en Eus­kal Herria, entre la mili­tan­cia vas­ca?

Eus­kal Herria es his­tó­ri­ca­men­te uno de los luga­res del mun­do en don­de las ideas socia­lis­tas han teni­do más rai­gam­bre, pero como hemos dicho ante­rior­men­te, el día a día y la repre­sión han debi­li­ta­do todo ese tra­ba­jo.

Aho­ra más que nun­ca urge for­ta­le­cer dichas ideas y la mane­ra más fácil nos pare­ce que es la de orga­ni­zar gru­pos de deba­te en los que los y las mili­tan­tes pue­dan con­tras­tar sus dudas y com­par­tir su cono­ci­mien­to.

El pue­blo vas­co ya ha hecho un lar­go camino y las expe­rien­cias pro­pias de cada per­so­na enri­que­cen el con­jun­to del movi­mien­to, pero sobre todo el tra­ba­jo colec­ti­vo es una par­te fun­da­men­tal de nues­tro pue­blo. Por ello, debe­mos rom­per el ais­la­mien­to, el indi­vi­dua­lis­mo, al que el sis­te­ma nos quie­re lle­var y for­ta­le­cer las orga­ni­za­cio­nes que con­for­man el movi­mien­to popu­lar. Cada uno don­de esté más a gus­to, don­de pue­da apor­tar más, y siem­pre tenien­do cla­ro cua­les son los obje­ti­vos por los que se lucha.

¿Pen­sáis que el mili­tan­te vas­co medio dedi­ca mucho tiem­po a leer este tipo de tex­tos?, ¿por qué creéis que se da esta cir­cuns­tan­cia?

Al final no es que se dedi­que mucho o poco tiem­po a leer tex­tos de este tipo, sino el pro­ble­ma es que las per­so­nas no tie­nen tiem­po ni para este tipo de lec­tu­ra ni para otro. Esta­mos en un tiem­po de ofen­si­va total del capi­tal en el que nos quie­ren atar al pues­to de tra­ba­jo, para que pague­mos unas pen­sio­nes que no podre­mos dis­fru­tar, que sea­mos sumi­sos y obe­dien­tes ante todas las accio­nes de ban­que­ros y polí­ti­cos, que sea­mos par­te del sis­te­ma pro­duc­ti­vo sin que­jar­nos, acep­tan­do todo lo que nos impon­gan, pen­san­do que es ley de vida y que no tene­mos nin­gu­na otra sali­da, que el sis­te­ma capi­ta­lis­ta es lo úni­co posi­ble.

Ante dicha ofen­si­va, sólo que­da for­ta­le­cer con­cep­tos tan odia­dos por la bur­gue­sía como pue­den ser los de orgu­llo de cla­se, pro­le­ta­ria­do, lucha de cla­se, sani­dad públi­ca de cali­dad, etcé­te­ra. Pero para poder luchar de una mane­ra deci­da por dichos con­cep­tos, pri­me­ro deben ser inte­rio­ri­za­dos por la per­so­na, no se pue­de luchar por una ideas en las que no se cree o no se com­pren­den, por­que enton­ces sere­mos pas­to de la pro­pa­gan­da enga­ño­sa del capi­tal. Es por dicha razón, por lo pen­sa­mos que se debe sacar el tiem­po nece­sa­rio para leer como sea, para poten­ciar la for­ma­ción per­so­nal. Pen­sa­mos que no bas­ta con la expe­rien­cia de la prác­ti­ca, es nece­sa­ria e impres­cin­di­ble la for­ma­ción y para ello se debe leer y estu­diar.

¿Por qué tipo de mar­xis­mo apos­táis?

Tenien­do en cuen­ta que las per­so­nas que for­ma­mos Matxin­gu­ne tene­mos un ori­gen y una for­ma­ción dife­ren­te, como tal­de no apos­ta­mos por nin­guno en con­cre­to. Con­si­de­ra­mos que todas las dife­ren­tes evo­lu­cio­nes del mar­xis­mo han teni­do sus cosas bue­nas y sus cosas malas, sus acier­tos y sus erro­res.

En la web y en los libros que publi­que­mos se inten­ta dar un idea lo más amplia posi­ble de lo que es el movi­mien­to mar­xis­ta. Los tex­tos y los auto­res que se publi­can son comen­ta­dos en las reunio­nes del tal­de y una vez que se lle­ga a un acuer­do, se publi­can. Las deci­sio­nes son toma­das en asam­blea.

Se ha inten­ta­do has­ta aho­ra, dar una varie­dad lo más amplia posi­ble. Cada per­so­na que se acer­que a nues­tra web ya ele­gi­rá lo que le pare­ce más ade­cua­do a su for­ma de pen­sar. Noso­tras no nos mete­mos en eso, sim­ple­men­te que­re­mos dar la opor­tu­ni­dad para que la gen­te pue­da tener la opor­tu­ni­dad de leer lo que se ha escri­to y sacar sus pro­pias con­clu­sio­nes.

Actual­men­te ¿qué pue­de apor­tar el mar­xis­mo, si como dicen los medios de infor­ma­ción, el comu­nis­mo falló total­men­te en la URSS y en otros paí­ses?

Esos medios de infor­ma­ción son los mis­mos que ente­rra­ron el mar­xis­mo cuan­do cayó la URSS, son los mis­mos que actual­men­te nos están dicien­do que tene­mos que seguir con el sis­te­ma actual a pesar de ver que nos lle­va a la rui­na, a la espe­cie huma­na y al pla­ne­ta. Nos dicen y repi­ten que no hay otra opción. Pero vemos que sí que hay otras opcio­nes. Ahí está Islan­dia, ahí están las comu­ni­da­des inde­pen­dien­tes de Amé­ri­ca del Sur, y muchos más ejem­plos que han demos­tra­do que se pue­de avan­zar mucho mejor fue­ra del sis­te­ma capi­ta­lis­ta. Sabe­mos que ese camino (no es úni­co, las expe­rien­cias son múl­ti­ples) es posi­ble por­que muchos pue­blos lo han inten­ta­do y han con­se­gui­do muy bue­nos resul­ta­dos, pero que han sido abor­ta­dos por el impe­ria­lis­mo que les ha ata­ca­do polí­ti­ca y mili­tar­men­te. Hable­mos solo de un caso, el de Bur­ki­na Faso de Tho­mas San­ka­ra. Un ejem­plo entre muchos.

El pro­ble­ma no es que haya unas per­so­nas que extien­dan un men­sa­je con­tra el socialismo/​comunismo sino que la gen­te se lo crea. Y ello es debi­do prin­ci­pal­men­te a la trai­ción de la mayo­ría de los par­ti­dos comunistas/​socialistas (hay excep­cio­nes pero pocas) euro­peos, a su alian­za con el capi­tal para así garan­ti­zar la des­ac­ti­va­ción de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les, de los movi­mien­tos popu­la­res a lo lar­go de toda Euro­pa, vali­dan­do la idea de que no exis­te opción al capi­ta­lis­mo. Una con­se­cuen­cia de esta trai­ción es el aban­dono de la for­ma­ción de la cla­se obre­ra, de los tra­ba­ja­do­res, que se han encon­tra­do des­ar­ma­dos ante la pre­sión ideo­ló­gi­ca del capi­ta­lis­mo, cayen­do en la tram­pa del con­su­mis­mo, cre­yen­do que la opre­sión no exis­te, cre­yen­do en los can­tos de sire­na de la socie­dad con­su­mis­ta y su mal lla­ma­do “Esta­do del bien­es­tar”, y de esta mane­ra dejar de defen­der sus intere­ses. Pero la expe­rien­cia nos demues­tra que aun­que el pro­le­ta­ria­do se rela­je, el capi­tal no lo hace. Aho­ra que su tasa de ganan­cia baja, se vuel­ve hacia el pue­blo tra­ba­ja­dor y recla­ma aque­llo que cree que es suyo, aque­llo que hemos con­se­gui­do a tra­vés de duras luchas. Quie­re arre­ba­tar­nos todo, quie­re ahon­dar la explo­ta­ción para así sal­var sus ganan­cias. La mino­ría explo­ta­do­ra nos arras­tra al caos, solo le intere­san sus ganan­cias a cor­to pla­zo.

Enton­ces, ¿pen­sáis que el mar­xis­mo nos saca­rá de la cri­sis?

El mar­xis­mo no nos saca­rá de la cri­sis. El mar­xis­mo será una herra­mien­ta para ana­li­zar la situa­ción socio-polí­ti­ca-eco­nó­mi­ca y poder tomar deci­sio­nes para salir de la cri­sis. Pero el esfuer­zo para cam­biar la situa­ción actual lo debe­mos hacer todas las per­so­nas que este­mos con­tra la situa­ción actual y con­tra el camino hacia el que el capi­ta­lis­mo se empe­ña en seguir.

No obs­tan­te, y aun­que sea bre­ve­men­te, indi­car que lo que está azo­tan­do al Esta­do Espa­ñol y por exten­sión al sur de Eus­kal Herria no es una cri­sis como se cono­ce de for­ma tra­di­cio­nal. Al fin y al cabo nues­tro que­ri­do lehen­da­ka­ri Fran­cis­co López, ya anun­ció el final de la cri­sis hace tiem­po, así que esto debe ser otra cosa. Y efec­ti­va­men­te, lo que nos está azo­tan­do, apro­ve­chan­do la explo­sión de una cri­sis sis­té­mi­ca del capi­ta­lis­mo, es una ofen­si­va a gran esca­la de la bur­gue­sía (tan­to vas­ca como espa­ño­la, alia­das en este pun­to) para inten­tar arre­ba­tar al pro­le­ta­ria­do unos dere­chos que se ganó con sudor y san­gre.

Ade­más de todo lo ante­rior, están salien­do todas las mise­rias del mode­lo pro­duc­ti­vo y de cre­ci­mien­to espa­ñol, cha­pu­ce­ro y cor­to­pla­cis­ta, que si no cam­bia la situa­ción, va a lle­var a la pobre­za más abso­lu­ta a las cla­ses tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria y de los pue­blos opri­mi­dos por Espa­ña.

Lo que se está dilu­ci­dan­do actual­men­te es el mode­lo de socie­dad para los pró­xi­mos cua­ren­ta años en el Esta­do espa­ñol y está cla­ro por lo que está apos­tan­do la bur­gue­sía y sus repre­sen­tan­tes.

Y es que por mucho que nos lo repi­tan, y en este caso Goeb­bels no tenía razón, aun­que repi­tas una men­ti­ra mil veces, sigue sien­do men­ti­ra, la situa­ción eco­nó­mi­ca no se debe a que los anda­lu­ces o extre­me­ños sean unos vagos. Al fin y al cabo esos pue­blos sufren el mis­mo saqueo de sus tie­rras que el res­to de los pue­blos del Esta­do. Tam­po­co se debe a que la «ciu­da­da­nía» haga un mal uso de los ser­vi­cios públi­cos.

La situa­ción actual se debe al saqueo con­ti­nua­do lle­va­do a cabo por una serie de per­so­nas con nom­bres y ape­lli­dos, per­so­nas con­cre­tas que todos cono­ce­mos, así como a la estruc­tu­ra­ción de la eco­no­mía del Esta­do espa­ñol basa­da en intere­ses per­so­na­les y en ganan­cias a cor­to pla­zo, aun­que esto repre­sen­te hun­dir el poco teji­do indus­trial que toda­vía podía que­dar en las últi­mas dos déca­das. ¿Cómo pue­de per­der un ban­co en un año más de 3.000 millo­nes de euros?, ¿dón­de está ese dine­ro y por qué no se detie­ne y encar­ce­la a esos polí­ti­cos-ban­que­ros por robo y esta­fa? Cual­quier per­so­na nor­mal esta­ría en la cár­cel por mucho menos, pero ellos se pasean por las calles con la cabe­za alta.

En el caso del sur de Eus­kal Herria está cla­ro que el ir jun­tos en este via­je con Espa­ña es una lacra eco­nó­mi­ca y social insal­va­ble para el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. Aho­ra paga­mos los con­cha­veos de los que decían cons­truir el País Vas­co sin­tién­do­se cómo­dos en Espa­ña. No nos fui­mos cuan­do podía­mos y aho­ra lo paga­mos con la mayor de las pobre­zas para nues­tro pue­blo.

¿Creéis que Eus­kal Herria sigue sien­do un refe­ren­te mun­dial de lucha de cla­ses que ha sido his­tó­ri­ca­men­te?

Por supues­to que Eus­kal Herria es un refe­ren­te mun­dial en la lucha de cla­ses. Pero tam­bién lo son todos aque­llos pue­blos que luchan y no se dejan asi­mi­lar por el sis­te­ma. Lo es Pales­ti­na y su resis­ten­cia al impe­ria­lis­mo sio­nis­ta. Lo es Che­che­nia luchan­do por sobre­vi­vir ante el expan­sio­nis­mo pan­ru­so. Lo es Iraq que no se some­te a la inva­sión yan­qui. Lo son las muje­res en Occi­den­te que se enfren­tan dia­ria­men­te a la dis­cri­mi­na­ción de géne­ro y al aco­so sexual en los pues­tos de tra­ba­jo y a la vio­len­cia machis­ta en el hogar.

Y así la lis­ta es tan lar­ga como per­so­nas hay en el mun­do que luchan. Allí don­de una per­so­na, un pue­blo, resis­te al sis­te­ma y sigue luchan­do, allí hay un refe­ren­te a estu­diar y a apo­yar.

¿Qué aná­li­sis hacéis de la situa­ción actual de Eus­kal Herria?

Par­tien­do del res­pe­to total a las deci­sio­nes que tomen las dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes y dado que las mis­mas sue­len estar basa­das en el deba­te de sus bases, esta­mos expec­tan­tes para ver hacia don­de se desa­rro­lla­rá la situa­ción en los pró­xi­mos meses.

Las deci­sio­nes rea­li­za­das por la orga­ni­za­ción polí­ti­co-mili­tar ETA han abier­to gran­des espe­ran­zas en la socie­dad vas­ca, que ha teni­do refle­jo en las urnas en las dos últi­mas elec­cio­nes rea­li­za­das. No obs­tan­te, noso­tros con­si­de­ra­mos que la pre­sen­cia en las ins­ti­tu­cio­nes no debe dejar de ser más que una herra­mien­ta para con­se­guir unos obje­ti­vos fina­les que son cla­ros, la inde­pen­den­cia polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y social de Eus­kal Herria de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés. Estar en un par­la­men­to (aun­que sea el odia­do par­la­men­to espa­ñol) en sí no es ni bueno ni malo, lo nega­ti­vo o posi­ti­vo de dicha pre­sen­cia para la con­se­cu­ción de los obje­ti­vos fija­dos se deri­va­rá de la accio­nes que se reali­cen en dicho par­la­men­to.

Vemos que los Esta­dos man­tie­nen la mis­ma cerra­zón de siem­pre, sin nin­gu­na gana de mover­se, exis­tien­do una situa­ción extre­ma en las cár­ce­les. Ade­más, hemos vuel­to a vivir situa­cio­nes que se podía pen­sar ya habían pasa­do a la his­to­ria, como la muer­te de Iñi­go Caba­cas en Bil­bo y vemos que esa pre­sión par­la­men­ta­ria no tie­ne la fuer­za nece­sa­ria dado que no sólo no ha dimi­ti­do Ares, sino que a día de hoy no se ha iden­ti­fi­ca­do y encau­sa­do al agen­te de la Ertzain­tza que reali­zó el dis­pa­ro mor­tal, por lo que el camino ins­ti­tu­cio­nal, sin la pre­sión del movi­mien­to popu­lar, lo vemos con muchas caren­cias. Sí pen­sa­mos que el tra­ba­jo ins­ti­tu­cio­nal es otra herra­mien­ta más, den­tro del gran aba­ni­co de herra­mien­tas que un pue­blo tie­ne para avan­zar en su lucha, para el for­ta­le­ci­mien­to de los movi­mien­tos popu­la­res, para avan­zar en el enfren­ta­mien­to con la bur­gue­sía, tan­to espa­ño­la, fran­ce­sa como vas­ca, para uti­li­zar esa tri­bu­na para hacer oír la voz del pue­blo vas­co. En este caso sí apo­ya­re­mos todas las ini­cia­ti­vas que se den.

Matxin­gu­ne no ha teni­do una vida social muy gran­de. ¿A qué se ha debi­do?

Se ha debi­do prin­ci­pal­men­te a que hemos esta­do cen­tra­dos en hacer el fon­do de biblio­te­ca de la web, lo que nos ha lle­va­do muchí­si­mas horas de tra­ba­jo.

No obs­tan­te, no tene­mos pro­ble­mas para tra­ba­jar con cual­quier orga­ni­za­ción, den­tro de nues­tras posi­bi­li­da­des, siem­pre que se ten­gan en común unos míni­mos obje­ti­vos fina­les: siem­pre, todo lo que hace­mos para Matxin­gu­ne, tie­ne el obje­ti­vo de tra­ba­jar en la cons­truc­ción de Eus­kal Herria y de un comu­nis­mos iden­ti­ta­rio vas­co. Si se res­pe­tan esas dos sim­ples pre­mi­sas, pode­mos hablar de todo lo que se quie­ra.

Por últi­mo y hablan­do de noso­tras y noso­tros mis­mos, exis­te la posi­bi­li­dad abier­ta de fusio­nar nues­tros pro­yec­tos en uno sólo. ¿Cómo lo veis des­de Matxin­gu­nea y con que ilu­sio­nes lo afron­táis?

Es un tema que se está estu­dian­do y que pen­sa­mos pue­de lle­gar a buen puer­to. Esta­mos en un tiem­po de ofen­si­va total del sis­te­ma y en el que es más nece­sa­rio que nun­ca la acu­mu­la­ción de fuer­zas. Tene­mos cosas en común en nues­tros pro­yec­tos y cosas que son dife­ren­tes, por lo que se tra­ta de man­te­ner todo lo posi­ti­vo de cada uno de los pro­yec­tos, para que el tra­ba­jo que rea­li­za­re­mos sea más amplio y pue­da ayu­dar más al pue­blo vas­co para con­se­guir su inde­pen­den­cia y avan­zar por el camino hacia el socia­lis­mo. De todas mane­ras pen­sa­mos que el pro­yec­to Boltxe y el pro­yec­to Matxin­gu­nea es un mis­mo pro­yec­to y que por lo tan­to es nece­sa­rio unir nues­tras fuer­zas y nues­tros esfuer­zos. Eso nos for­ta­le­ce­rá.

¿Que­réis aña­dir algo más, para fina­li­zar?

Úni­ca­men­te comen­tar que el pro­yec­to de Matxin­gu­ne no es un pro­yec­to de unos cere­bri­tos que están todo el día leyen­do y con el orde­na­dor. Es un pro­yec­to abier­to a la gen­te que coin­ci­da con nues­tros obje­ti­vos, con que­rer la cons­truc­ción de Eus­kal Herria en cla­ve socia­lis­ta. Nues­tro pro­yec­to está abier­to a todo el mun­do, sin limi­ta­cio­nes.

La mane­ra de poner­se en con­tac­to, dado que no tene­mos ni loca­les ni per­so­nas de refe­ren­cias cono­ci­das, es la direc­ción de correo elec­tró­ni­co. El tra­ba­jo es enor­me pero tam­bién es edi­fi­can­te y al final se tra­ta de cre­cer como per­so­nas y como mili­tan­tes, para poder apor­tar lo más posi­ble a la lucha de nues­tro pue­blo. Es impor­tan­te tener en men­te que todas las per­so­nas son impor­tan­tes y que nece­si­ta­mos toda la ayu­da posi­ble.

Pues nada más, eske­rrik asko por el tiem­po y las res­pues­tas y a ver si estas ilu­sio­nes que todas y todos tene­mos se cum­plen, y pron­to Boltxe y Matxin­gu­nea son un úni­co pro­yec­to y un refe­ren­te for­ma­ti­vo y con­tra infor­ma­ti­vo vas­co y comu­nis­ta. Eske­rrik asko!

Eus­kal Herria, junio 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *