El Sal­va­dor: El pre­si­den­te Funes, del FMLN, es un pre­si­den­te de la dere­cha

El ana­lis­ta polí­ti­co Dago­ber­to Gutié­rrez refle­xio­na sobre dos tópi­cos espe­cí­fi­cos en el mar­co de los tres años de ges­tión del pre­si­den­te Mau­ri­cio Funes: eco­no­mía y segu­ri­dad. Lla­ma al pre­si­den­te Funes un pre­si­den­te de la dere­cha y no con­fía en los reite­ra­dos lla­ma­dos de unión nacio­nal. Para él, éste es un gobierno de fra­ca­sos y casi, de cien­cia fic­ción.

Los tres años de gobierno que cum­pli­rá el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Mau­ri­cio Funes, han sido de fra­ca­sos. Así lo resu­mió el ana­lis­ta polí­ti­co y diri­gen­te de la Ten­den­cia Revo­lu­cio­na­ria, Dago­ber­to Gutié­rrez, al hacer un aná­li­sis de dos tópi­cos que más aque­jan a la pobla­ción: eco­no­mía y segu­ri­dad. Gutié­rrez, un hom­bre que se per­fi­ló en el Par­ti­do Comu­nis­ta y que se ha gana­do el reco­no­ci­mien­to de la socie­dad por sus aná­li­sis y su par­ti­cu­lar énfa­sis a la hora de hablar, argu­men­ta que el fra­ca­so del gobierno se debe a la fal­ta de apo­yo del pue­blo y del sec­tor empre­sa­rial.

En esta entre­vis­ta, habla tam­bién sobre los posi­bles can­di­da­tos a pre­si­den­tes y su visión del tra­ba­jo de alguno de ellos.

¿Cómo eva­lúa el tra­ba­jo del pre­si­den­te Mau­ri­cio Funes en estos tres años de gobierno en dos temas: eco­no­mía y segu­ri­dad?

En el terreno eco­nó­mi­co hay un fra­ca­so de la filo­so­fía eco­nó­mi­ca. El gobierno de Funes esta­ble­ció que no debe­ría haber un cam­bio de eco­no­mía, de mode­lo, y ese es el que sigue. Polí­ti­ca­men­te se esta­ble­ció un gobierno de uni­dad nacio­nal. A tres años se com­prue­ba que ni hay nación ni uni­dad y tam­bién en eso hay un fra­ca­so.

¿Para usted se ha con­ti­nua­do con un mode­lo neo­li­be­ral?

El gobierno Funes deci­de esta­ble­cer una alian­za estra­té­gi­ca con los Esta­dos Uni­dos de depen­den­cia total. Muy bien. Pero la eco­no­mía (de ese país) va bajan­do y el gobierno Funes que­da ancla­do en el vacío, en el espa­cio. En defi­ni­ti­va, un gobierno de fra­ca­sos, sin el apo­yo del pue­blo y sin el apo­yo de los sec­to­res empre­sa­ria­les. Es casi de cien­cia fic­ción, ¡de cien­cia fic­ción!, pero, por eso mis­mo, en estos dos últi­mos años de gobierno, sin duda vamos a ver un esfuer­zo impor­tan­te por cons­truir nue­vas alian­zas. El gobierno es un gobierno de dere­cha, el pre­si­den­te es un pre­si­den­te de dere­chas, enton­ces, habrá una bús­que­da de sus cau­ces natu­ra­les.

¿Qué podría hacer el pre­si­den­te Funes en dos años para mejo­rar la eco­no­mía del país, que según él, reci­bió en cri­sis cuan­do asu­mió el gobierno?

Eso es cier­to y, jus­ta­men­te cuan­do este gobierno se ini­ció, se esta­ble­ció la dife­ren­cia entre la admi­nis­tra­ción de la cri­sis y la sali­da de la cri­sis. El pun­to his­tó­ri­co del país es saber qué fuer­za deter­mi­na la natu­ra­le­za de sali­da de la cri­sis. Este gobierno ini­ció admi­nis­tran­do la cri­sis, pero con las mis­mas polí­ti­cas de la dere­cha e inexo­ra­ble­men­te el gobierno se con­vir­tió en un gobierno en cri­sis. Al prin­ci­pio pen­só admi­nis­trar la cri­sis con la mis­ma filo­so­fía, con el mis­mo foco, con los mis­mos riño­nes y con la mis­ma cabe­za de la dere­cha. Inclu­so habla­ron de uni­dad nacio­nal. La cri­sis, o la resol­ve­mos en bene­fi­cio de la mayo­ría, o a bene­fi­cio de las mino­rías. ¡No hay otro modo!, ¿ves? Hoy el gobierno es un gobierno inca­paz y, por lo tan­to, inca­paz de ela­bo­rar una polí­ti­ca inte­li­gen­te que le de sali­da a la cri­sis.

¿Por qué dice que es un gobierno de dere­cha?

Aaaaah, por­que la eco­no­mía del gobierno es la mis­ma eco­no­mía de la dere­cha, es neo­li­be­ra­lis­mo. La polí­ti­ca inter­na­cio­nal es la mis­ma polí­ti­ca de la dere­cha, la polí­ti­ca de rela­ción con la natu­ra­le­za es la mis­ma de los gobier­nos ante­rio­res. Vos no vas a cali­fi­car de otro modo a un gobierno que hace las cosas como las cosas que hace la dere­cha. Yo soy lo que hago, no lo que digo. En esto la gen­te no debe equi­vo­car­se, es cla­ve no equi­vo­car­se. ¡Cla­ro!, es un gobierno de dere­cha que bus­ca que la gen­te lo mire como de izquier­da.

¿Y dón­de que­da el FMLN en este jue­go de dere­cha e izquier­da?

Es que la izquier­da está en el pue­blo, en el movi­mien­to social y no en los par­ti­dos polí­ti­cos. Los par­ti­dos polí­ti­cos son los due­ños del apa­ra­to del Esta­do cons­ti­tu­cio­nal­men­te a par­tir de 1983 y del artícu­lo 85. ¿Cuál es el tema?, ¿cuán­do una per­so­na es de izquier­da?, cuan­do hace polí­ti­ca, cuan­do apo­ya las trans­for­ma­cio­nes que vie­nen de aba­jo, cuan­do en su cabe­za el suje­to de las trans­for­ma­cio­nes es el pue­blo mis­mo. Si van haber trans­for­ma­cio­nes, han de hacer­las el pue­blo mis­mo, eso te con­vier­te en gen­te de izquier­da. Pero el mun­do de hoy es sufi­cien­te­men­te com­ple­jo y no se pue­de enten­der en la sim­ple rela­ción de izquier­das y dere­chas.

¿Con­si­de­ra que hay una quie­bra fis­cal?

Por supues­to. Los sec­to­res de las cúpu­las empre­sa­ria­les no están dis­pues­tos a dar un solo cen­ta­vo para el gobierno y eso lo han demos­tra­do. La figu­ra mági­ca aquí es cri­sis, los sere­mos huma­nos acá esta­mos en cri­sis y es la par­te más dra­má­ti­ca y más impor­tan­te: el tra­ba­jo de la gen­te, el sala­rio digno de la gen­te, la dig­ni­dad de la gen­te. Si yo tra­ba­jo para una sali­da anti­po­pu­lar de la cri­sis, he de par­tir de los intere­ses de las empre­sas tras­na­cio­na­les que son los due­ños de la eco­no­mía del país, pero yo no pue­do tra­ba­jar al mis­mo tiem­po para los más débi­les y los más pode­ro­sos, eso no se pue­de, ¡ni en el cie­lo!, por eso en el cie­lo anda San Miguel Arcán­gel mon­ta­do en un caba­llo con una gran espa­da y hay una tre­men­da lucha polí­ti­ca. Es ilu­so pen­sar en una uni­dad nacio­nal don­de la dife­ren­cia entre el débil y el pode­ro­so es tan bru­tal, es ilu­so.

En el tema de segu­ri­dad, el gobierno ha des­ta­ca­do una reduc­ción de los homi­ci­dios por la tre­gua entre pan­di­llas, ¿cómo ana­li­za esta situa­ción?, ¿pien­sa que ver­da­de­ra­men­te hay una reduc­ción?

Mirá, está fra­ca­san­do el supues­to pac­to con los jefes de las ban­das. Ocu­rre que la segu­ri­dad tie­ne que ver con el tra­ba­jo de la gen­te, la salud, la vivien­da, la dig­ni­dad, cuan­do en una socie­dad exis­te eso, enton­ces, esa resul­ta ser una socie­dad segu­ra. La segu­ri­dad no la garan­ti­zan los poli­cías, mucho menos el ejér­ci­to. En una socie­dad hay segu­ri­dad cuan­do la gen­te sabe a qué ate­ner­se, sabe que si ocu­rre esto la ley reac­cio­na de una mane­ra y eso no exis­te en El Sal­va­dor. Lo úni­co segu­ro en El Sal­va­dor es la inse­gu­ri­dad.

¿Por qué cree usted que el FMLN se quie­re sepa­rar del gobierno?

El FMLN no pue­de dis­tan­ciar­se del gobierno. El FMLN nece­si­ta que el Eje­cu­ti­vo adop­te deter­mi­na­das polí­ti­cas que le per­mi­tan al FMLN un encuen­tro con la gen­te. En las últi­mas elec­cio­nes, la gen­te dejó de votar por el FMLN en una deci­sión muy sabia, enton­ces, el FMLN nece­si­ta que el Eje­cu­ti­vo haga cier­tas cosas, pero Mau­ri­cio no está dis­pues­to a tra­ba­jar para el FMLN. ¡Habra­se vis­to!, ya me ima­gino lo que ha de pen­sar Mau­ri­cio de esto. Esto es lo que ori­gi­na la dis­cu­sión.

El Mun­do (El Sal­va­dor)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *