El Sal­va­dor: El pre­si­den­te Funes, del FMLN, es un pre­si­den­te de la derecha

El ana­lis­ta polí­ti­co Dago­ber­to Gutié­rrez refle­xio­na sobre dos tópi­cos espe­cí­fi­cos en el mar­co de los tres años de ges­tión del pre­si­den­te Mau­ri­cio Funes: eco­no­mía y segu­ri­dad. Lla­ma al pre­si­den­te Funes un pre­si­den­te de la dere­cha y no con­fía en los reite­ra­dos lla­ma­dos de unión nacio­nal. Para él, éste es un gobierno de fra­ca­sos y casi, de cien­cia ficción.

Los tres años de gobierno que cum­pli­rá el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Mau­ri­cio Funes, han sido de fra­ca­sos. Así lo resu­mió el ana­lis­ta polí­ti­co y diri­gen­te de la Ten­den­cia Revo­lu­cio­na­ria, Dago­ber­to Gutié­rrez, al hacer un aná­li­sis de dos tópi­cos que más aque­jan a la pobla­ción: eco­no­mía y segu­ri­dad. Gutié­rrez, un hom­bre que se per­fi­ló en el Par­ti­do Comu­nis­ta y que se ha gana­do el reco­no­ci­mien­to de la socie­dad por sus aná­li­sis y su par­ti­cu­lar énfa­sis a la hora de hablar, argu­men­ta que el fra­ca­so del gobierno se debe a la fal­ta de apo­yo del pue­blo y del sec­tor empresarial.

En esta entre­vis­ta, habla tam­bién sobre los posi­bles can­di­da­tos a pre­si­den­tes y su visión del tra­ba­jo de alguno de ellos.

¿Cómo eva­lúa el tra­ba­jo del pre­si­den­te Mau­ri­cio Funes en estos tres años de gobierno en dos temas: eco­no­mía y seguridad?

En el terreno eco­nó­mi­co hay un fra­ca­so de la filo­so­fía eco­nó­mi­ca. El gobierno de Funes esta­ble­ció que no debe­ría haber un cam­bio de eco­no­mía, de mode­lo, y ese es el que sigue. Polí­ti­ca­men­te se esta­ble­ció un gobierno de uni­dad nacio­nal. A tres años se com­prue­ba que ni hay nación ni uni­dad y tam­bién en eso hay un fracaso.

¿Para usted se ha con­ti­nua­do con un mode­lo neoliberal?

El gobierno Funes deci­de esta­ble­cer una alian­za estra­té­gi­ca con los Esta­dos Uni­dos de depen­den­cia total. Muy bien. Pero la eco­no­mía (de ese país) va bajan­do y el gobierno Funes que­da ancla­do en el vacío, en el espa­cio. En defi­ni­ti­va, un gobierno de fra­ca­sos, sin el apo­yo del pue­blo y sin el apo­yo de los sec­to­res empre­sa­ria­les. Es casi de cien­cia fic­ción, ¡de cien­cia fic­ción!, pero, por eso mis­mo, en estos dos últi­mos años de gobierno, sin duda vamos a ver un esfuer­zo impor­tan­te por cons­truir nue­vas alian­zas. El gobierno es un gobierno de dere­cha, el pre­si­den­te es un pre­si­den­te de dere­chas, enton­ces, habrá una bús­que­da de sus cau­ces naturales.

¿Qué podría hacer el pre­si­den­te Funes en dos años para mejo­rar la eco­no­mía del país, que según él, reci­bió en cri­sis cuan­do asu­mió el gobierno?

Eso es cier­to y, jus­ta­men­te cuan­do este gobierno se ini­ció, se esta­ble­ció la dife­ren­cia entre la admi­nis­tra­ción de la cri­sis y la sali­da de la cri­sis. El pun­to his­tó­ri­co del país es saber qué fuer­za deter­mi­na la natu­ra­le­za de sali­da de la cri­sis. Este gobierno ini­ció admi­nis­tran­do la cri­sis, pero con las mis­mas polí­ti­cas de la dere­cha e inexo­ra­ble­men­te el gobierno se con­vir­tió en un gobierno en cri­sis. Al prin­ci­pio pen­só admi­nis­trar la cri­sis con la mis­ma filo­so­fía, con el mis­mo foco, con los mis­mos riño­nes y con la mis­ma cabe­za de la dere­cha. Inclu­so habla­ron de uni­dad nacio­nal. La cri­sis, o la resol­ve­mos en bene­fi­cio de la mayo­ría, o a bene­fi­cio de las mino­rías. ¡No hay otro modo!, ¿ves? Hoy el gobierno es un gobierno inca­paz y, por lo tan­to, inca­paz de ela­bo­rar una polí­ti­ca inte­li­gen­te que le de sali­da a la crisis.

¿Por qué dice que es un gobierno de derecha?

Aaaaah, por­que la eco­no­mía del gobierno es la mis­ma eco­no­mía de la dere­cha, es neo­li­be­ra­lis­mo. La polí­ti­ca inter­na­cio­nal es la mis­ma polí­ti­ca de la dere­cha, la polí­ti­ca de rela­ción con la natu­ra­le­za es la mis­ma de los gobier­nos ante­rio­res. Vos no vas a cali­fi­car de otro modo a un gobierno que hace las cosas como las cosas que hace la dere­cha. Yo soy lo que hago, no lo que digo. En esto la gen­te no debe equi­vo­car­se, es cla­ve no equi­vo­car­se. ¡Cla­ro!, es un gobierno de dere­cha que bus­ca que la gen­te lo mire como de izquierda.

¿Y dón­de que­da el FMLN en este jue­go de dere­cha e izquierda?

Es que la izquier­da está en el pue­blo, en el movi­mien­to social y no en los par­ti­dos polí­ti­cos. Los par­ti­dos polí­ti­cos son los due­ños del apa­ra­to del Esta­do cons­ti­tu­cio­nal­men­te a par­tir de 1983 y del artícu­lo 85. ¿Cuál es el tema?, ¿cuán­do una per­so­na es de izquier­da?, cuan­do hace polí­ti­ca, cuan­do apo­ya las trans­for­ma­cio­nes que vie­nen de aba­jo, cuan­do en su cabe­za el suje­to de las trans­for­ma­cio­nes es el pue­blo mis­mo. Si van haber trans­for­ma­cio­nes, han de hacer­las el pue­blo mis­mo, eso te con­vier­te en gen­te de izquier­da. Pero el mun­do de hoy es sufi­cien­te­men­te com­ple­jo y no se pue­de enten­der en la sim­ple rela­ción de izquier­das y derechas.

¿Con­si­de­ra que hay una quie­bra fiscal?

Por supues­to. Los sec­to­res de las cúpu­las empre­sa­ria­les no están dis­pues­tos a dar un solo cen­ta­vo para el gobierno y eso lo han demos­tra­do. La figu­ra mági­ca aquí es cri­sis, los sere­mos huma­nos acá esta­mos en cri­sis y es la par­te más dra­má­ti­ca y más impor­tan­te: el tra­ba­jo de la gen­te, el sala­rio digno de la gen­te, la dig­ni­dad de la gen­te. Si yo tra­ba­jo para una sali­da anti­po­pu­lar de la cri­sis, he de par­tir de los intere­ses de las empre­sas tras­na­cio­na­les que son los due­ños de la eco­no­mía del país, pero yo no pue­do tra­ba­jar al mis­mo tiem­po para los más débi­les y los más pode­ro­sos, eso no se pue­de, ¡ni en el cie­lo!, por eso en el cie­lo anda San Miguel Arcán­gel mon­ta­do en un caba­llo con una gran espa­da y hay una tre­men­da lucha polí­ti­ca. Es ilu­so pen­sar en una uni­dad nacio­nal don­de la dife­ren­cia entre el débil y el pode­ro­so es tan bru­tal, es iluso.

En el tema de segu­ri­dad, el gobierno ha des­ta­ca­do una reduc­ción de los homi­ci­dios por la tre­gua entre pan­di­llas, ¿cómo ana­li­za esta situa­ción?, ¿pien­sa que ver­da­de­ra­men­te hay una reducción?

Mirá, está fra­ca­san­do el supues­to pac­to con los jefes de las ban­das. Ocu­rre que la segu­ri­dad tie­ne que ver con el tra­ba­jo de la gen­te, la salud, la vivien­da, la dig­ni­dad, cuan­do en una socie­dad exis­te eso, enton­ces, esa resul­ta ser una socie­dad segu­ra. La segu­ri­dad no la garan­ti­zan los poli­cías, mucho menos el ejér­ci­to. En una socie­dad hay segu­ri­dad cuan­do la gen­te sabe a qué ate­ner­se, sabe que si ocu­rre esto la ley reac­cio­na de una mane­ra y eso no exis­te en El Sal­va­dor. Lo úni­co segu­ro en El Sal­va­dor es la inseguridad.

¿Por qué cree usted que el FMLN se quie­re sepa­rar del gobierno?

El FMLN no pue­de dis­tan­ciar­se del gobierno. El FMLN nece­si­ta que el Eje­cu­ti­vo adop­te deter­mi­na­das polí­ti­cas que le per­mi­tan al FMLN un encuen­tro con la gen­te. En las últi­mas elec­cio­nes, la gen­te dejó de votar por el FMLN en una deci­sión muy sabia, enton­ces, el FMLN nece­si­ta que el Eje­cu­ti­vo haga cier­tas cosas, pero Mau­ri­cio no está dis­pues­to a tra­ba­jar para el FMLN. ¡Habra­se vis­to!, ya me ima­gino lo que ha de pen­sar Mau­ri­cio de esto. Esto es lo que ori­gi­na la discusión.

El Mun­do (El Salvador)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.