Ongi eto­rri Naiz- Borro­ka Garaia

Hoy a par­tir de las 8 de la tar­de en el edi­fi­cio Ensan­che de Bil­bo nace­rá un nue­vo pro­yec­to comu­ni­ca­ti­vo. Nue­vo en el sen­ti­do de que sig­ni­fi­ca un cam­bio a la hora de enca­rar la pre­sen­cia y acti­vi­dad en inter­net de EKHE, que pare­ce una sigla clan­des­ti­na, pero que es la empre­sa pro­mo­to­ra de Gara.

El pano­ra­ma mediá­ti­co en Eus­kal Herria es bas­tan­te defi­cien­te y una prue­ba de ello es que los medios que aca­pa­ran el mer­ca­do, inclu­so en muchas zonas teó­ri­ca­men­te aber­tza­les y de izquier­da están con­tro­la­dos por fami­lias oli­gar­cas y son fie­les a la estra­te­gia de la dere­cha espa­ño­la. Una incon­gruen­cia que tie­ne raí­ces his­to­ri­cas y es el refle­jo de una estra­te­gia de mono­po­lio y cen­su­ra naci­da en la eta­pa fran­quis­ta y que se extien­de has­ta nues­tros días.

Pese a las estra­te­gias del capi­tal, con su increi­ble capa­ci­dad fác­ti­ca, de con­trol mediá­ti­co y ame­na­za, en el 77 nació la cria­tu­ra, des­de aba­jo y colec­ti­va­men­te. Dan­do ini­cio a un pro­yec­to que pese a accio­nes de terro­ris­mo de esta­do, hos­ti­ga­mien­to per­ma­nen­te, boi­cot eco­nó­mi­co, secues­tros, tor­tu­ra y cie­rre for­za­do no ha podi­do ser eli­mi­na­da del pano­ra­ma. Ya que ese pro­yec­to no es sim­ple­men­te tin­ta en papel, ni un gru­po de perio­dis­tas, ni siquie­ra un medio de comu­ni­ca­ción corrien­te sino un pro­yec­to vital y una nece­si­dad orgá­ni­ca para las cla­ses popu­la­res de Eus­kal Herria.

Y depen­de­rá pre­ci­sa­men­te de esas cla­ses popu­la­res, de ese pue­blo aber­tza­le y de izquier­da en fun­ción de la capa­ci­dad que pue­dan tener de ser pro­ta­go­nis­tas y crea­do­res que Naiz se con­vier­ta en una comu­ni­dad expan­si­va que crez­ca por sí sola. La cla­ve por tan­to no esta­rá solo en los con­te­ni­dos que pue­da ofre­cer sino en lo que la comu­ni­dad pue­da dar de sí. Meca­nis­mos y herra­mien­tas para ello serán nece­sa­rios para que «el medio eres tú» pase a ser de lema a reali­dad.

Y es que los y las lec­to­ras de gara son exi­gen­tes y crí­ti­cos y eso con­trae una res­pon­sa­bi­li­dad. Una res­pon­sa­bi­li­dad que gra­cias a las nue­vas tec­no­lo­gías y las posi­bi­li­da­des que ofre­ce faci­li­tan el paso de ser espec­ta­dor pasi­vo a acti­vo par­ti­ci­pan­te y crea­dor. Si exis­te algún sec­tor social que pre­ci­sa­men­te ten­ga las apti­tu­des para ello des­de ese pun­to de vis­ta Naiz lo tie­ne fácil.

Es posi­ble que en los últi­mos tiem­pos y debi­do a muchos fac­to­res, entre ellos el coer­ci­ti­vo y repre­si­vo o la auto-cen­su­ra, la capa­ci­dad de deba­te a la hora de mos­trar las plu­ra­les caras de esas cla­ses popu­la­res se haya vis­to en cier­ta mane­ra cer­ce­na­da. Lo cual pue­de lle­var inclu­so incons­cien­te­men­te a la crea­ción de un dis­cur­so úni­co que poten­cia el con­ser­va­du­ris­mo mediá­ti­co. El dis­cur­so úni­co gene­ra un mie­do escé­ni­co al deba­te y a la con­fron­ta­ción de ideas. La repe­ti­ción per­ma­nen­te de ideas base sin crí­ti­ca impi­de oxi­ge­nar pro­ce­sos de pen­sa­mien­to colec­ti­vo y colo­ca en una foto está­ti­ca per­ma­nen­te lo que debe­ría ser fluir de ideas. Es por ello que Naiz debe­rá enfren­tar­se a una revo­lu­ción «por­que lo nece­si­ta, pero tam­bién por­que pue­de hacer­lo».

Hoy es un buen día por­que las cla­ses popu­la­res con­ta­rán con un espa­cio más arre­ba­ta­do a los mala­som­bras, lo cual diri­ge mi pen­sa­mien­to a esas per­so­nas que aún se encuen­tran secues­tra­das en las maz­mo­rras del esta­do por par­ti­ci­par en pro­yec­tos comu­ni­ca­ti­vos y en el recuer­do a todos los que abrie­ron camino entre zar­zas… egin, egin irra­tia, egun­ka­ria, ardi bel­tza, bas­que­red, apur­tu…

http://​naiz​.info/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *