Fun­cio­na en Chi­le y la finan­cia EE.UU. Escue­la de repre­sión urba­na: Una nue­va base yan­qui- Arnal­do Perez Gue­rra

Ale­jan­dro Wolff, emba­ja­dor de Esta­dos Uni­dos, jun­to al con­tral­mi­ran­te Mar­co Ami­go, coman­dan­te del cuer­po de Infan­te­ría de Mari­na; el gene­ral Leo­nar­do Mar­tí­nez, direc­tor de Ope­ra­cio­nes Inter­na­cio­na­les del Esta­do Mayor Con­jun­to; y el coro­nel James Quinn, coman­dan­te del gru­po mili­tar de la emba­ja­da de EE.UU. en San­tia­go, inau­gu­ra­ron el cen­tro de entre­na­mien­to para per­so­nal de ope­ra­cio­nes de paz en zonas urba­nas.

“Este es el pri­mer pro­yec­to de su tipo que se levan­ta en Chi­le para apo­yar la capa­ci­ta­ción de per­so­nal encar­ga­do de eje­cu­tar ope­ra­cio­nes de man­ten­ción de la paz o la esta­bi­li­dad civil”, afir­ma la emba­ja­da nor­te­ame­ri­ca­na en su pági­na web. La estre­cha rela­ción chi­leno-nor­te­ame­ri­ca­na en mate­rias mili­ta­res y poli­cia­les la des­ta­có el secre­ta­rio de Defen­sa de EE.UU., León Panet­ta, en su visi­ta a Chi­le a fines de abril.Desde 2002, el núme­ro de tro­pas lati­no­ame­ri­ca­nas entre­na­das en pro­gra­mas esta­dou­ni­den­ses ha aumen­ta­do en más del 50 por cien­to. Se entre­na tam­bién a poli­cías en tác­ti­cas de infan­te­ría lige­ra. El Coman­do Sur ‑South­com- tie­ne actual­men­te más per­so­nal mili­tar en Lati­noa­mé­ri­ca que todas las otras agen­cias fede­ra­les y civi­les nor­te­ame­ri­ca­nas jun­tas.
Según la web Defen­se Video & Ima­gery Dis­tri­bu­tion Sys­tem (dvidshub​.net), “la base será admi­nis­tra­da por las fuer­zas arma­das chi­le­nas en futu­ras ope­ra­cio­nes de la ONU”. El nue­vo com­ple­jo ocu­pa una gran exten­sión. El Fuer­te Agua­yo, de Con­cón, alber­ga al des­ta­ca­men­to de Infan­te­ría de Mari­na Nº 2 “Miller”. La ins­truc­ción en Con­cón corres­pon­de a la fase de for­ma­ción de sol­da­dos de 16 paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca. Se usa­rá otras cin­co veces este año. Matías Rojas, perio­dis­ta y edi­tor de la web Ver­dad Aho­ra , quien ha inves­ti­ga­do las cone­xio­nes de EE.UU. en Chi­le, sos­tie­ne que “bajo la cubier­ta de ‘ope­ra­cio­nes de paz’ de la ONU, la base pasa­rá a ser admi­nis­tra­da indi­rec­ta­men­te por EE.UU.

Según la pági­na del Coman­do Sur, la ins­ta­la­ción fue cons­trui­da con el fin de apo­yar las acti­vi­da­des del Cen­tro Con­jun­to para Ope­ra­cio­nes de Paz (Ceco­pac) y la Ini­cia­ti­va de Ope­ra­cio­nes para la Paz Mun­dial del Depar­ta­men­to de Esta­do (GPOI). El pro­gra­ma es finan­cia­do por el gobierno esta­dou­ni­den­se a tra­vés de las PKO, que se encar­ga de exten­der el alcan­ce de las ope­ra­cio­nes mili­ta­res de Nacio­nes Uni­das. PKO es mane­ja­da a su vez por la Direc­ción de Asun­tos Polí­ti­co Mili­ta­res del Depar­ta­men­to de Esta­do. En su web, admi­te que su fun­ción es ‘man­te­ner el acce­so glo­bal de las fuer­zas mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos’”.

EE.UU. Y CHILE,
“BUENOS AMIGOS”

La pren­sa chi­le­na infor­mó ‑pero lue­go omi­tió- la pre­sen­cia en la “ins­truc­ción” de efec­ti­vos de las fuer­zas espe­cia­les de Cara­bi­ne­ros y de la Poli­cía de Inves­ti­ga­cio­nes, lo que cau­só indig­na­ción en orga­nis­mos de dere­chos huma­nos y en par­la­men­ta­rios. Tam­bién, la apa­rien­cia de los civi­les que “enfren­tan” a los entre­na­do­res: jóve­nes con paño­le­tas pales­ti­nas o enca­pu­cha­dos. La capi­ta­na de Cara­bi­ne­ros Natha­lie Muñoz, apa­re­ce adies­tran­do a “estu­dian­tes en tác­ti­cas poli­cia­les”, en dvidshub​.net. Mili­ta­res y poli­cías reci­ben ins­truc­ción de gue­rra urba­na y ope­ra­cio­nes de paz. El estu­dio Sol­da­dos en ciu­da­des: Ope­ra­cio­nes mili­ta­res en terreno urbano , publi­ca­do por el Army War Colle­ge, seña­la que las ope­ra­cio­nes MOUT “se han posi­cio­na­do a la van­guar­dia de la doc­tri­na y la pla­ni­fi­ca­ción mili­tar de EE.UU.”, y pue­den incluir “ope­ra­cio­nes de esta­bi­li­dad y apo­yo (Saso) como inter­ven­ción huma­ni­ta­ria y ope­ra­cio­nes de man­te­ni­mien­to de la paz, como tam­bién ope­ra­cio­nes anti­te­rro­ris­tas, inter­dic­ción de nar­có­ti­cos y ope­ra­cio­nes de eva­cua­ción de no com­ba­tien­tes”. El capi­tán Clau­dio Zanet­ti, direc­tor del Ceco­pac, afir­mó: “Tene­mos una rela­ción gran­dio­sa con Army South y espe­ra­mos tra­ba­jar y entre­nar con ellos en ope­ra­cio­nes veni­de­ras”. Sobre la ins­truc­ción agre­gó: “Se les entre­gan las con­duc­tas bási­cas, se les ense­ñan cuá­les son las téc­ni­cas de nego­cia­ción para poder lograr una solu­ción sin hacer uso de la fuer­za, se les ense­ñan cuá­les son las téc­ni­cas para cons­truir un con­voy, y así en cada una de las téc­ni­cas”.

“Es una for­ma encu­bier­ta de intro­mi­sión”, sos­tie­ne el dipu­tado Rodri­go Gon­zá­lez (PPD). “En los ejer­ci­cios par­ti­ci­pan efec­ti­vos de la PDI y de Cara­bi­ne­ros. Es un este­reo­ti­po que los señue­los sean ‘enca­pu­cha­dos’ y suje­tos con pañue­los pales­ti­nos. Me preo­cu­pa que este entre­na­mien­to pudie­ra exten­der­se a efec­ti­vos que no sean de las fuer­zas arma­das. Acá hay una infra­es­truc­tu­ra que ha sido edi­fi­ca­da con fon­dos nor­te­ame­ri­ca­nos, en un fuer­te mili­tar chi­leno. No es posi­ble que nues­tras fuer­zas arma­das estén sien­do entre­na­das para ope­rar en zonas urba­nas civi­les”, agre­gó.
Para la Comi­sión Eti­ca con­tra la Tor­tu­ra (CECT), la segu­ri­dad no pue­de redu­cir­se a res­guar­dar intere­ses de trans­na­cio­na­les, sus socios y el sis­te­ma eco­nó­mi­co: “El pue­blo tie­ne el legí­ti­mo dere­cho a orga­ni­zar­se, a mani­fes­tar públi­ca­men­te sus plan­tea­mien­tos, sus deman­das en pro de una socie­dad con más dere­chos huma­nos. Las fuer­zas arma­das tie­nen como misión el res­guar­do de la sobe­ra­nía nacio­nal. Por tan­to, cons­ti­tu­ye una trai­ción a la patria su subor­di­na­ción a los dic­tá­me­nes del ejér­ci­to nor­te­ame­ri­cano, cuyas accio­nes devas­ta­do­ras han sido pade­ci­das por la Huma­ni­dad a lo lar­go de la his­to­ria de los siglos XIX, XX y los ini­cios del XXI y, par­ti­cu­lar­men­te por Chi­le, lue­go del gol­pe de Esta­do del 11 de sep­tiem­bre de 1973, que encar­nó ase­si­na­tos, des­apa­ri­cio­nes, encar­ce­la­mien­tos y tor­tu­ras duran­te 17 años de dic­ta­du­ra mili­tar”.

MILITARES NORTEAMERICANOS EN CHILE
El MOUT de Con­cón evi­den­cia la estre­cha rela­ción mili­tar entre Chi­le y Esta­dos Uni­dos. En 2010, la visi­ta del pre­si­den­te Oba­ma sig­ni­fi­có la fir­ma de un tra­ta­do de coope­ra­ción con la Agen­cia Nacio­nal para el Mane­jo de Emer­gen­cias (Fema). En 2011, el Minis­te­rio de Defen­sa fir­mó un acuer­do de coope­ra­ción con el gene­ral Dou­glas Fra­ser, coman­dan­te de South­com, que pro­pu­so la crea­ción de “pro­to­co­los” para apo­yar a paí­ses afec­ta­dos por desas­tres natu­ra­les, pro­por­cio­nán­do­les “asis­ten­cia mili­tar”. En mar­zo, en el con­se­jo mili­tar del ejér­ci­to par­ti­ci­pó Stephen John­son, direc­tor del Area de Lati­noa­mé­ri­ca del Cen­tro de Estu­dios Inter­na­cio­na­les y Estra­té­gi­cos de EE.UU. Allí el coman­dan­te en jefe del ejér­ci­to, Juan Miguel Fuen­te-Alba seña­ló la nece­si­dad de un aná­li­sis “rela­cio­na­do con los even­tua­les roles que podrían asu­mir las fuer­zas arma­das y el ejér­ci­to en par­ti­cu­lar, dados los com­ple­jos y actua­les esce­na­rios que se gene­ran en el ámbi­to de la segu­ri­dad, al momen­to de pre­ser­var los valo­res, intere­ses y bie­nes que la pro­pia socie­dad bus­ca cau­te­lar… Podrían sur­gir nue­vas res­pon­sa­bi­li­da­des que debe­rían estar cla­ra­men­te iden­ti­fi­ca­das, com­pren­di­das e imple­men­ta­das por el ejér­ci­to”.
El acuer­do de 2011 per­mi­te el des­plie­gue de tro­pas esta­dou­ni­den­ses en sue­lo chi­leno, se dijo, ante algu­na situa­ción de emer­gen­cia o cri­sis que sobre­pa­se al ejér­ci­to chi­leno. La visi­ta de Panet­ta a Chi­le coin­ci­dió con la ter­ce­ra fase del PKO‑A. Duran­te la sus­crip­ción del acuer­do de coope­ra­ción con el Coman­do Sur ‑fir­ma­do por el sub­se­cre­ta­rio de Defen­sa, Oscar Izurieta‑, el gene­ral Dou­glas Fra­ser, coman­dan­te del Coman­do Sur y gene­ral de la fuer­za aérea esta­dou­ni­den­se, con­de­co­ró a mili­ta­res chi­le­nos por ser­vi­cios pres­ta­dos en Hai­tí. El obje­ti­vo del Coman­do Sur es con­tro­lar la “esta­bi­li­dad polí­ti­ca de Suda­mé­ri­ca” por medio de la ins­ta­la­ción de bases estra­té­gi­cas y la ins­truc­ción mili­tar de sus sol­da­dos en la ex Escue­la de las Amé­ri­cas. El Coman­do Sur “pro­te­ge” los intere­ses del gobierno de EE.UU. imple­men­tan­do pro­gra­mas y polí­ti­cas para mili­ta­ri­zar el con­ti­nen­te bajo el pre­tex­to de hacer fren­te al nar­co­trá­fi­co, terro­ris­mo y, hoy, a los desas­tres y emer­gen­cias. El últi­mo movi­mien­to del Coman­do Sur fue el gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras (2009).
En 2001, la Escue­la de las Amé­ri­cas ‑que ins­truía a sol­da­dos lati­no­ame­ri­ca­nos en téc­ni­cas de tor­tu­ra y antisubversión‑, cam­bió su nom­bre a Ins­ti­tu­to del Hemis­fe­rio Occi­den­tal para la Coope­ra­ción de Segu­ri­dad (Whin­sec) y sigue adoc­tri­nan­do en fun­ción de los intere­ses de EE.UU. Sólo Argen­ti­na, Boli­via, Vene­zue­la y Uru­guay han cesa­do el envío de mili­ta­res a dicha escue­la. Chi­le ha envia­do un pro­me­dio de 190 por año. Según el Equi­po Lati­no­ame­ri­cano de School of the Ame­ri­cas Watch (Soaw) ‑el obser­va­to­rio de la Escue­la de las Américas‑, es urgen­te su cie­rre. Tam­po­co con­si­de­ran nece­sa­rio que las fuer­zas arma­das “ayu­den” en emer­gen­cias, pues por su for­ma­ción están pre­pa­ra­das para la gue­rra.
El dipu­tado comu­nis­ta Hugo Gutié­rrez exi­gió sus­pen­der el entre­na­mien­to en Con­cón de mili­ta­res, Cara­bi­ne­ros y PDI. Gutié­rrez visi­tó el Fuer­te Agua­yo jun­to a los dipu­tados Ser­gio Agui­ló y Rodri­go Gon­zá­lez. “Mi preo­cu­pa­ción es que lo que están hacien­do aquí es con­ver­tir al ciu­da­dano en un enemi­go, ya sea den­tro de un con­flic­to arma­do de baja inten­si­dad, con­flic­to arma­do entre paí­ses o den­tro del con­tex­to de una pro­tes­ta social”, dijo.

fuen­te: “Pun­to Final”

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *