Tex­to de la rue­da de pren­sa en el Con­gre­so de Madrid de Nafa­rroa Bizi­rik!

Tan sólo que­dan dos meses para el mes de julio del 2012, para que se cum­plan 500 años des­de que el Ejér­ci­to cas­te­llano-ara­go­nés pusie­ra en mar­cha el asal­to final en aquel lar­go pro­ce­so de con­quis­ta que tres siglos antes ini­ció con­tra la Coro­na Nava­rra. Si enton­ces fue­ron Vito­ria y el res­to de terri­to­rios nava­rros más occi­den­ta­les, aho­ra le toca­ría su turno a toda la Alta Nava­rra. Como resul­ta­do de vein­te lar­gos años de con­quis­ta, el Rei­no de Nava­rra que­da­ría redu­ci­do a sus terri­to­rios al nor­te de los Piri­neos, cuya per­vi­ven­cia se alar­ga­ría en el tiem­po duran­te cien años más.

Con el doble obje­ti­vo de con­me­mo­rar el Vº Cen­te­na­rio de la Con­quis­ta y refle­xio­nar sobre las con­se­cuen­cias que aque­llos acon­te­ci­mien­tos tuvie­ron en la Nava­rra de enton­ces y en la de hoy, hace cua­tro años se puso en mar­cha la Ini­cia­ti­va 1512 – 2012 Nafa­rroa Bizi­rik, un movi­mien­to social que aglu­ti­na a miles de per­so­na­li­da­des y agen­tes de los ámbi­tos más varia­dos, ade­más de 100 ayun­ta­mien­tos de toda la geo­gra­fía vas­ca. Nues­tra ini­cia­ti­va quie­re ser, pues, un espa­cio don­de con­flu­yan los dis­tin­tos cam­pos de inves­ti­ga­ción, polí­ti­cos, socia­les y cul­tu­ra­les, una ver­da­de­ra pla­ta­for­ma para la recons­truc­ción de nues­tra iden­ti­dad como nava­rras y nava­rros de pleno dere­cho.

Si cuan­do habla­mos de recu­pe­ra­ción de memo­ria, lo más fre­cuen­te es con­me­mo­rar unos hechos don­de se resal­ta lo posi­ti­vo y se omi­te todo aque­llo nega­ti­vo, en casos como el nues­tro se da la pecu­lia­ri­dad que lo nega­ti­vo lle­ga a cons­ti­tuir­se uno de los momen­tos fun­da­cio­na­les de la memo­ria. Es el caso de los acon­te­ci­mien­tos de 1512 o la derro­ta de Amaiur en febre­ro de 1522, don­de 500 años des­pués una par­te sig­ni­fi­ca­ti­va de este Pue­blo exi­ge el resar­ci­mien­to por aquel sufri­mien­to del pasa­do y las con­se­cuen­cias que han teni­do en nues­tro pre­sen­te.

Fren­te a quie­nes nie­gan la pro­pia Con­quis­ta, o quie­nes rei­vin­di­can la bon­dad de la mis­ma, nues­tra Ini­cia­ti­va tie­ne cla­ro que no hay Con­quis­ta algu­na que cele­brar, y mucho menos por par­te del pue­blo con­quis­ta­do. Una con­quis­ta es un acto vio­len­to, que pro­du­ce daño y sufri­mien­to, no tie­ne nada que ver con la libre adhe­sión. Quien defien­de lo con­tra­rio no hace sino una lec­tu­ra intere­sa­da de la his­to­ria para jus­ti­fi­car el actual esta­tus polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­nal y su acti­tud sumi­sa ante sus con­quis­ta­do­res.

Quie­nes, por el con­tra­rio, somos cons­cien­tes del lar­go pro­ce­so de acul­tu­ra­ción impues­to tras esas dis­tin­tas fases de con­quis­ta, tene­mos cla­ro que hemos de con­tri­buir en la labor de recom­po­ner una con­cien­cia crí­ti­ca, de devol­ver algu­na espe­ran­za y de reani­mar la capa­ci­dad de acción colec­ti­va en estas tie­rras. Para ello, no es sufi­cien­te con la impor­tan­te apor­ta­ción que están rea­li­zan­do los agen­tes dedi­ca­dos a la ense­ñan­za e inves­ti­ga­ción de las cien­cias socia­les, sobre todo en la His­to­ria. En efec­to, la con­fluen­cia con los movi­mien­tos socia­les y popu­la­res es con­di­ción sine qua non para que todo ello pue­da lle­gar a ser una reali­dad.

Con este obje­ti­vo hemos rea­li­za­do un sin fin de con­fe­ren­cias, publi­ca­cio­nes y movi­li­za­cio­nes socia­les a lo lar­go y ancho del vie­jo Rei­no bajo el lema “500 años de con­quis­ta: La memo­ria que no pudie­ron des­truir”. En el mis­mo sen­ti­do nos pare­ció apro­pia­do apro­ve­char la opor­tu­ni­dad ofre­ci­da por las repre­sen­ta­cio­nes de Amaiur, EAJ-PNV y Geroa Bai para acu­dir al Con­gre­so espa­ñol en Madrid.

En pri­mer lugar, más allá del deba­te pro­pia­men­te his­to­rio­grá­fi­co, que­ría­mos garan­ti­zar que, con nues­tra pre­sen­cia, el deba­te en torno al Vº Cen­te­na­rio de la Con­quis­ta de Nava­rra lle­ga­se a pro­du­cir­se. En efec­to, son ya meses los que en este y otros foros ins­ti­tu­cio­na­les la Ini­cia­ti­va 1512 – 2012 Nafa­rroa Bizi­rik está sien­do obje­to de con­tro­ver­sia, mani­pu­lan­do y fal­sean­do el extra­or­di­na­rio tra­ba­jo que lle­va­mos rea­li­zan­do duran­te estos últi­mos cua­tro años. Hace ya dos años tuvi­mos la opor­tu­ni­dad de hacer lo pro­pio en el Par­la­men­to Nava­rro, y la expe­rien­cia fue, cier­ta­men­te, muy enri­que­ce­do­ra.

En segun­do lugar, dar a cono­cer a los repre­sen­tan­tes del Con­gre­so las dife­ren­tes diná­mi­cas socia­les pues­tas en mar­cha en tie­rras nava­rras con moti­vo del Vº Cen­te­na­rio, y tras­la­dar el sen­tir de todas las gen­tes que están par­ti­ci­pan­do en las mis­mas: Para dejar cla­ro que, 500 años des­pués, un sec­tor impor­tan­te de este Pue­blo sigue sin renun­ciar a ser due­ño de su pasa­do, de su pre­sen­te… y de su futu­ro. Por­que la Ini­cia­ti­va 1512 – 2012 Nafa­rroa Bizi­rik es, en efec­to, memo­ria, his­to­ria y refle­xión; pero tam­bién rei­vin­di­ca­ción de la sobe­ra­nía arre­ba­ta­da.

Des­gra­cia­da­men­te, no ha podi­do ser así. De nue­vo, la fal­ta de argu­men­tos, sus­ti­tui­da por la ame­na­za, el chan­ta­je y la prohi­bi­ción. Es la Nava­rra some­ti­da de los Car­los Sal­va­dor, Ame­lia Sala­nue­va, Patxi Yan­guas, Yolan­da Bar­ci­na y demás per­so­na­jes enra­bie­ta­dos por la luz ema­na­da por esa otra Nava­rra viva, cuyos lati­dos están reco­rrien­do todos los rin­co­nes del vie­jo rei­no a tra­vés de mil y una diná­mi­cas, con Lip-lub y Mar­cha Nacio­nal inclui­da.

Por ello, apro­ve­cha­mos la oca­sión para invi­tar a los pro­pios con­gre­sis­tas y, en gene­ral, a las gen­tes de Madrid, a tomar par­te en el encuen­tro de esta tar­de, a las 19:30 en el Hogar Vas­co-Eus­kal Etxea de Madrid, en la calle Jove­lla­nos nº 3.

Patxi Aba­so­lo Lopez y Ser­gio Iri­ba­rren Gal­be­te
Miem­bros de 1512 – 2012 Nafa­rroa Bizi­rik

www.1512 – 2012​.com

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *