Rue­da de pren­sa de ESAIT

Hoy esta­mos aquí para valo­rar todo lo acon­te­ci­do en torno a la final de la Copa. Nues­tra valo­ra­ción no pue­de ser más que posi­ti­va, dado que se han cum­pli­do todos los obje­ti­vos que nos había­mos mar­ca­do des­de el prin­ci­pio.

La rei­vin­di­ca­ción de la ofi­cia­li­dad ha sali­do refor­za­da y ha que­da­do demos­tra­do que es asu­mi­da por una mayo­ría de la socie­dad vas­ca y cata­la­na. Ya nadie duda de que Eus­kal Herria y Cata­lun­ya son dos nacio­nes dis­pues­tas a rei­vin­di­car la ofi­cia­li­dad de sus pro­pias selec­cio­nes depor­ti­vas, a pesar de las tra­bas impues­tas des­de otras ins­tan­cias.

Valo­ra­mos tam­bién muy posi­ti­va­men­te nues­tra pre­sen­cia en dife­ren­tes ins­ti­tu­cio­nes y sobre todo en el Con­gre­so de Dipu­tados de Madrid jun­to a las pla­ta­for­mas pro-selec­cio­nes cata­la­na y galle­ga y con el apo­yo de AMAIUR, CIU, ERC, BNG y ICV.

Igual­men­te valo­ra­mos muy posi­ti­va­men­te el com­por­ta­mien­to de los juga­do­res de ambos equi­pos y con­cre­ta­men­te el deta­lle que tuvie­ron los juga­do­res de Barça de unir la iku­rri­ña y la sen­ye­ra como sím­bo­los de dos nacio­nes uni­das por una mis­ma rei­vin­di­ca­ción, la ofi­cia­li­dad de nues­tra pro­pias selec­cio­nes nacio­na­les.

Por tan­to, la repre­sen­ta­ción ins­ti­tu­cio­nal del esta­do que nos impi­de tener selec­cio­nes ofi­cia­les, ha teni­do oca­sión de ver in situ a dos nacio­nes que quie­ren que sus rela­cio­nes con el esta­do y su iden­ti­dad nacio­nal se rigan de una mane­ra sime­tri­ca, bajo para­me­tros de reco­no­ci­mien­to y res­pe­to mutuo. Enten­de­mos que el deba­te sobre el res­pe­to a nues­tra iden­ti­dad nacio­nal es inelu­di­ble a día de hoy.

Ante esta situa­ción, el esta­do tie­ne dos opcio­nes.

La pri­me­ra, seguir negan­do la exis­ten­cia de una pro­ble­má­ti­ca basa­da en la rela­ción y tra­to que dis­pen­sa hacia sim­bo­los iden­ti­ta­rios vas­cos, y de ese modo per­pe­tuar un esta­tus en el que rijan para­me­tros como el del sabo­ta­je, nega­ción, ultra­je y menos­pre­cio hacia sim­bo­los iden­ti­ta­rios vas­cos.

Es en este con­tex­to de nega­ción, que tie­ne como obje­ti­vo elu­dir abor­dar el pro­ble­ma de fon­do, situa­mos nume­ro­sos de los ele­men­tos de ana­li­sis rela­cio­na­dos con la final de la copa. Las decla­ra­cio­nes de la pre­si­den­ta de la Comu­ni­dad de Madrid, Espe­ran­za Agui­rre, la mani­fes­ta­ción orga­ni­za­da por Falan­ge, el plan­tea­mien­to de gue­rra sono­ra con­tra­tan­do 100.000 W de soni­do, la que­re­lla de DENAES, así como los ata­ques lle­va­dos a cabo por fun­cio­na­rios poli­cia­les con­tra diver­sos sím­bo­los de iden­ti­dad nacio­nal vas­ca y sus por­ta­do­res.

En este sen­ti­do que­re­mos hacer una men­ción espe­cial al com­por­ta­mien­to que tuvie­ron la Guar­dia Civil y Poli­cía Nacio­nal ponien­do con­tro­les y mul­tan­do a los afi­cio­na­dos que se diri­gían a ver la final por lle­var sím­bo­los vas­cos. Y espe­cial­men­te, la requi­sa a ESAIT por par­te de agen­tes del CNP de 5.000 pros­pec­tos de pro­pa­gan­da anun­cian­do el par­ti­do de la selec­ción feme­ni­na de Eus­kal Herria con­tra Eslo­va­quia que se juga­rá el día pró­xi­mo 23 de junio en el esta­dio de Anoe­ta de Donos­tia, con fra­ses como que se “lle­va­ban la basu­ra” y argu­men­tan­do que Eus­kal Herria “era ile­gal”. Un esta­do en el que un fun­cio­na­rio poli­cial deci­de decla­rar ile­gal un ter­mino reco­gi­do como deno­mi­na­dor ofi­cial en un esta­tu­to de auto­no­mía con ran­go de ley orgá­ni­ca, sin que haya media­do ni dis­po­si­ción legal, ni auto, ni sen­ten­cia judi­cial, y deci­de requi­sar publi­ca­cio­nes que de nin­gún modo pue­den ser ilí­ci­tas, no pue­de ser cata­lo­ga­do como demo­crá­ti­co.

La segun­da opción, par­ti­ría del reco­no­ci­mien­to de la exis­ten­cia de dis­tin­tas iden­ti­da­des nacio­na­les ade­más de la espa­ño­la, y como con­se­cuen­cia, arti­cu­lar una polí­ti­ca basa­da en la sime­tría, en el res­pe­to y acep­ta­ción de dichas reali­da­des como la iden­ti­dad nacio­nal vas­ca, dejan­do se sabo­tear, inter­po­ner recur­sos, tor­pe­dear, en defi­ni­ti­va, impe­dir, un desa­rro­llo nor­ma­li­za­do de la iden­ti­dad vas­ca.

Enten­de­mos que solo des­de la base del res­pe­to y acep­ta­ción mutuas, se pue­de garan­ti­zar que jamas vuel­va a suce­der algo simi­lar a lo acon­te­ci­do en los pro­le­go­me­nos y a lo lar­go de la final de copa.

Es por ello por lo que que­re­mos empla­zar al gobierno espa­ñol y diver­sos agen­tes espa­ño­les a que den un giro a su polí­ti­ca nega­cio­nis­ta y sabo­tea­do­ra de nues­tra iden­ti­dad nacio­nal, y enfo­quen la rela­ción de su iden­ti­tad nacio­nal para con las res­tan­tes, des­de unos pará­me­tros de sime­tría, reco­no­ci­mien­to y res­pe­to.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *